Vagabonds

No sé si os pasará a vosotros, pero los ejemplos de ciencia ficción de origen chino que he leído, me traen un regusto a ciencia ficción clásica pero con algún cambio. He de reconocer que la muestra no es significativa, porque casi todo por no decir todo ha pasado por el filtro de Ken Liu, bien sea seleccionando los relatos de diversas recopilaciones o traduciendo obras como las de Cixin Liu.

Vagabonds no es una excepción. Está traducida por Ken y recuerda a la ciencia ficción clásica, especialmente a Los Desposeídos, con la que comparte más de una similitud. Es una novela situada en un futuro tras la guerra entre la Tierra y Marte, pero aparte del conflicto armado todavía sigue presente el conflicto ideológico, entre el capitalismo y una versión del comunismo sobre la que cabría hacer muchos comentarios. Como hilo conductor y como testigo de los hechos está la figura de Luo Ying, una joven marciana que formó parte de un programa de intercambio por el que pasó cinco años en la Tierra y que ahora vuelve a su lugar de origen. En su nave de regreso también viaja una delegación de la Tierra para negociar acuerdos, junto con un cineasta que tiene protagonismo en la primera parte del libro pero que luego apenas mantiene la importancia.

La especulación social que lleva a cabo la autora es apasionante. No es un libro para leer de forma atropellada, si no para ir reflexionando sobre lo que se propone y si cada sistema sería viable o no a largo plazo. Aunque Hao Jingfang se centra mucho más en la parte marciana, sí que veremos retazos de la vida en la Tierra. Los sistemas sociales que clasifican entre fluidos e inmóviles, la comparación entre ambos, la necesidad de revolución para acabar con las injusticias, el inmovilismo de los que en su momento fueron agentes de cambio pero ahora son escollos en el camino… Muchos temas tratados con sensibilidad.

En el aspecto formal de la escritura, sin embargo, hay algunos elementos que no me han gustado. La figura de Luo Ying parece novata en todo y se utiliza como recurso ese supuesto desconocimiento para tener conversaciones con su tutor que son un infodump en toda regla. También resulta un tanto extraño que mientras toda la novela ha estado basada en las intervenciones de Luo Ying y su entorno, al final se ceda el protagonismo a otros personajes que tienen intervenciones mínimas pero drásticamente influyentes en la toma de decisiones.

La narración de Emily Woo Zeller es correcta, pausada como el propio tono de la novela, pero tiene un defecto que me hace algo incómoda la audición cuando imposta las voces masculinas, ya que tiene un toque que suena a falso, a niño imitando a adulto.

Vagabundos está publicada en español con traducción de Agustín Alepuz Morales.

Invisible planets

invisibleYa antes de conocer a Ken Liu en persona en el Festival Niebla, estaba fascinada por su capacidad de trabajo. Pero es que después de hablar con él y ver todo lo que hace, me parece aún más increíble. No podía dejar pasar la oportunidad de ver su faceta como editor, así que me lancé a la lectura de Invisible Planets.

La idea de presentar diversos relatos de ficción china traducidos al inglés es llamativa desde un principio. Un país tan grande forzosamente tiene que tener perspectivas muy diferentes. Es imposible hacer una selección representativa si en primer lugar no definimos bien los límites. Es por esto que la labor de Liu es ingente:  escoger los relatos, traducirlos, en cierto modo «justificar» su selección… Ahora veremos si ha salido airoso de tan ardua tarea.

Chen Qiufan

The Year of the Rat

Es curiosa esta forma de empezar la antología, con un enfrentamiento cuasimilitar ante unos animales modificados originalmente para ser mascotas adorables pero que consiguen escapar al mundo salvaje.

The Fish of Lijiang

Extraño relato sobre las consecuencias del estrés extremo al que estamos sometidos diariamente y su posible tratamiento.

The Flower of Shazui

Una muestra de cyberpunk, denunciando la obscena proliferación de edificaciones sin espacio para vivir y los abusos machistas a la vez. No me convence el final, pero la lectura merece la pena.

Xia Jia

A Hundred Ghosts Parade Tonight

En un tono marcadamente fantástico, vemos el destino final de los fantasmas que durante un tiempo captaron nuestra atención pero que luego fueron abandonados por otras atracciones.

Tongtong’s Summer

Apelando a los sentimientos familiares y con ideas sobre el tratamiento geriátrico que están cada vez más en boga, este relato llega al corazón. Todo aquel que haya conocido a sus abuelos y haya asistido a su declive se sentirá identificado en la narración.

Night Journey of the Dragon-Horse

Un relato bastante lírico en un mundo postapocalíptico donde solo quedan restos de las civilizaciones pasadas.

Ma Boyong

The City of Silence

¿Cuántas veces se puede hablar de las appropriate authorities en un relato? Muchas más de las que pensáis. Este relato protesta contra el pensamiento único y también contra la homogeneización del lenguaje puede resultar algo pesado, pero no por ello invita menos a la reflexión.

Hao Jingfang

Invisible Planets

Me encantan estos homenajes a Calvino donde los autores dejan libertad a su imaginación para describir nuevos mundos durante breves espacios de tiempo.

Folding Beijing

Entiendo este relato como una parábola sobre las desigualdades sociales y un aviso sobre la necesidad de reaprovechar los recursos naturales, pero en su desarrollo no me parece tan brillante como para haber ganado un premio Hugo.

Tang Fei

Call Girl

Aunque en principio podemos pensar que estamos ante una sórdida historia de prostitución juvenil, la narración cambia por otros derroteros fantásticos inesperados.

Cheng Jingbo

Grave of the Fireflies

Muy en la línea de la tradición aleccionadora de los cuentos más antiguos, una historia de amor imposible a lo largo del tiempo y el espacio.

Liu Cixin

The Circle

Esta pequeña adaptación de un capítulo de The three-body problem puede servir para conocer al autor. Si te gusta, no dudes en lanzarte a por la trilogía de los tres cuerpos.

Taking Care of God

Cuando los dioses desembarcan en la Tierra buscando el cobijo de sus hijos, surgen los inevitables conflictos generacionales.

En este relato destaca especialmente la crítica del tratamiento que la sociedad actual tiene hacia los mayores, un desentendimiento que se está expandiendo también en una cultura tan tradicional como la china. Aunque creo que ésta es la idea principal del relato, no hay que ignorar la idea de la inseminación de la Tierra como “inversión para el futuro”.

Me encanta este relato en español, en inglés o como sea.

El libro se completa con una serie de ensayos sobre la ciencia ficción china sin duda esclarecedores, pero que no hacen si no aumentar mi curiosidad por este nuevo mundo. ¿Para cuándo Invisible Planets 2?