The Rush’s Edge

La portada de The Rush’s Edge me llamó la atención desde un principio y la sinopsis disponible también me pareció atractiva, así que decidí darle una oportunidad a esta autora con su primera novela. Lo cierto es que esta publicación de Angry Robot no es muy novedosa en su planteamiento, pero está escrita con gracia y aunque camine por rutas ya transitadas, resulta agradable leerla.

En el universo que ha creado Ginger Smith, hay humanos de primera y de segunda categoría, porque algunos son creados ex profeso como carne de cañón, con una esperanza de vida bastante limitada y condicionamiento genético para la búsqueda de un chute de adrenalina. Si esto os trae a la cabeza la palabra «replicante» no iréis muy desencaminados.

Esta injusticia subyacente al modelo de vida humano es la fuerza motor que impulsa hacia delante toda la narración. Cuando estos soldados terminan su periodo obligatorio de servicio en la guerra, han de luchar contra sus propios instintos, en un tratamiento muy similar al que hemos visto en otras ocasiones con el estrés post traumático de los veteranos militares, pero corregido y aumentado por las necesidades inherentes a su morfología.

Lo que me convenció definitivamente con The Rush’s Edge fueron los personajes, ya que aún siendo un poco maniqueos exhalan empatía por los cuatro costados y resulta muy fácil encariñarse con ellos. Es que son buenas personas y esto no es tan fácil de encontrar en la ciencia ficción habitualmente. También es de agradecer el giro un tanto inesperado que provoca la aparición de un nuevo factor en la nave en la que transcurre la mayoría de la acción, para añadir algo de sabor a una novela correcta aunque un tanto plana.

Las escenas de acción están bastante bien narradas, tanto los enfrentamientos cuerpo a cuerpo como las escaramuzas espaciales. Y también es muy de agradecer que se trate de una obra auto conclusiva, aunque la autora ha dejado varias tramas que pueden ser continuadas si así se requiriera. Nos encontramos por tanto ante una novela que no cambiará la literatura, pero que tampoco lo pretendía.

Portadas de The Phlebotomist y The Rush’s Edge

Aquí os traigo las portadas de los dos nuevos lanzamientos de Angry Robot, que se publicarán en otoño del 2020.

The Phlebotomist, de Chris Panatier, verá la luz el 8 de septiembre.

Esta es la sinopsis:

In a near future where citizens are subject to the mandatory blood draw, government phlebotomist Willa Wallace witnesses an event that makes her question her whole world.To recover from a cataclysmic war, the Harvest was created to pass blood to those affected by radiation. But this charitable act has led to a society segregated entirely by blood type. Patriot thanks and rewards your generous gift based on the compatibility of your donation, meaning that whoever can give to the most, gets the most back. While working as a reaper for the draw, Willa chances upon an idea to resurrect an obsolete collection technique that could rebalance the city. But in her quest to put this in motion, she instead uncovers a secret that threatens her entire foundations…

Mi traducción:

En un futuro cercano donde los ciudadanos están obligados a donar sangre, la flebotomista del gobierno Willa Wallace presencia un hecho que le hace cuestionarse su mundo por completo. Para recuperarse de una guerra terrible, se ha creado la Cosecha, para donar sangre a aquellos afectados por la radiación. Pero este acto en principio noble ha segregado a la población por su tipo de sangre. Agradecimientos patrióticos y recompensas por este generoso regalo se basan en la compatibilidad de tu donación, lo que significa que el que más da, obtiene más a cambio. Mientras trabaja en la Cosecha, a Willa se le ocurre una idea para reutilizar un viejo método de recolección que puede equilibrar la ciudad. Pero mientras intenta poner su plan en marcha, descubre un secreto que hará temblar sus cimientos.

Esta es la portada, con arte de Chris Panatier y diseño de Glen Wilkins.

La otra novedad es The Rush’s Edge de Ginger Smith, que se publicará el 13 de octubre.

Esta es la sinopsis:

With the help of his commanding officer, a genetically engineered ex-soldier fights back against the government that created him and others like him to be expendable slaves.

Halvor Cullen, a genetically-engineered and technology implanted ex-solider, doesn’t see himself as a hero. After getting out of the service, all he’s interested in is chasing the adrenaline rush that his body was designed to crave. Hal knows he won’t live long anyway; vat soldiers like him are designed to die early or will burnt out from relentlessly seeking the rush. His best friend and former CO, Tyce, is determined not to let that happen and distracts him by work salvaging crashed ships in the Edge. But after a new crewmember—hacker-turned-tecker, Vivi—joins their band of misfits, they find a sphere that downloads an alien presence into their ship…

Mi traducción:

Con la ayuda de su oficial al mando, un exsoldado genéticamente modificado lucha contra el gobierno que le creó a él y a otros como él para ser esclavos prescindibles.

Halvor Cullen no se ve como un héroe. Tras dejar el servicio, todo lo que le interesa es el subidón de adrenalina que el diseño de su cuerpo necesita. Sabe que no vivirá mucho de todas maneras, los soldados creado como él están diseñados para morir pronto o quemarse en esta búsqueda de adrenalina. Su mejor amigo y antiguo superior, Tyce, no quiere que esto suceda y le distrae con trabajos de recuperación en naves estrelladas en el Filo. Pero cuando un nuevo miembro de la tripulación se une a la banda, encuentran una esfera que contiene una presencia alienígena…

La portada es de Kieryn Tyler.