Entrevista a Adrian Tchaikovsky

En colaboración con @mertonio y @odo, en esta ocasión hemos tenido la suerte de poder entrevistar a Adrian Tchaikovsky, para celebrar su reciente publicación en español y a la espera de la salida de Spiderlight. Podéis leer esta entrevista en inglés en Sense of Wonder, gracias a Elías.

Tu novela Children of Time ha sido publicada en España como Herederos del tiempo y en el futuro también veremos por aquí Spiderlight. ¿Qué te parece ser publicado en nuestro país? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

Estoy totalmente encantado de que me hayan publicado en España y es especialmente guay ver que Spiderlight está recibiendo bastante atención. Visité España hace unos años para el festival Celsius y me encantó el entusiasmo y la energía de los fans españoles, y estaba deseando que me publicaran en vuestro país desde entonces.

Recientemente has anunciado el comienzo de tu carrera como escritor a tiempo completo. ¿Cómo podías escribir tanto mientras seguías trabajando como abogado? ¿Has notado alguna diferencia en la manera en que escribes ahora?

Creo que mi estilo natural de escritura es bastante económico, en el sentido de que no hago varios borradores ni reescribo mucho, si no que hago toda la labor posible de preparación previa antes de escribir. De esta manera, espero usar mi tiempo de forma eficiente. También tengo la suerte de poder escribir hasta bien entrada la noche.

Este año vas a publicar tres libros (que sepamos). …): Cage of Souls , Children of Ruin y Walking to Aldebaaran. (En serio, ¿cuándo inventaste la máquina de viajar en el tiempo?). Quizá el más esperado es la secuela de Children of Time, pero… ¿qué nos puedes decir de los tres?

Children of Ruin es la secuela de Children of Time, y parte del gancho que dejé en el epílogo del libro, con una expedición hacia otro planeta terraformado. Cage of Souls es un libro muy diferente y el resumen que mi editor ha publicado en Amazon quizá sea mejor que cualquier cosa que yo pueda decir, pero es un libro situado en un futuro lejano en el que el mundo está simultáneamente muriendo y creando nueva vida. El héroe es un disidente político en una cárcel localizada en la jungla más hostil y desde este puesto ver cómo el mundo se destruye. Todo eso aderezado con monstruos, duelos y asesinatos. Walking to Aldebaaran es una novela corta sobre un astronauta al que mandan como parte de un equipo a investigar un extraño objeto alienígena en la órbita de Plutón, y que acaba perdido en su interior, desafiando el tiempo y el espacio. Intenta volver a casa pero empieza a comprender que si lo consiguiera, ni él ni su hogar serían los mismos.

Algunos de tus libros tienen versión en audio. Por ejemplo, Guns of the Dawn lo narra la maravillosa Emma Newman. ¿Qué te parece esta forma de leer?

Soy un gran fan de los audiolibros y he tenido la suerte de que todos los seleccionados para interpretar mis obras han hecho un muy buen trabajo. Los audiolibros son una manera estupenda de volver a experimentar libros que he leído en papel por que la voz del narrador añade mucho contexto.

¿Son las arañas tu marchamo como escritor? Aparecen de muchas formas en varios de tus libros.

Me encantan las arañas, aunque me gustan los artrópodos en general y los pulpos, reptiles… casi todo lo que al resto de la gente no le gusta. Las arañas son una herramienta especialmente útil para escribir porque, de todas las criaturas, quizá son las más odiadas por más gente. Por lo tanto, si necesitas un atajo para crear un extranjero o algo inhumano, las arañas son una apuesta segura.

En Spiderlight tomas las preconcepciones que muchos autores tienen sobre una partida clásica de D&D y las retuerces con la introducción de un comodín. En Redemption’s Blade la historia empieza en un punto inusual: el Malvado Tirano (TM) ya ha sido derrotado y los personajes buscan un propósito para sus vidas. Ambos conceptos distan mucho de lo que uno puede esperar habitualmente del género fantástico. ¿Qué pretendes conseguir introduciendo estos cambios en las historias fantásticas tradicionales?

Bueno, en primer lugar, la forma habitual de contar fantasía épica (el Bien derrota al Mal en una batalla campal) se ha utilizado muchísimo y yo lo que quiero aportar es originalidad. Por lo tanto, amo la fantasía, pero quiero darle mi propio toque. También es cierto que la fantasía tradicional (al menos la ola post-tolkeniana de los ochenta y los noventa) tiene muchas obras que no examinan las implicaciones de los mundos que estaban creando. Caracterizarlo todo como Bueno o Malo implica que el bueno puede dedicarse a destruirlo todo sin sentir remordimiento alguno. Tanto en Spiderlight como en Redemption’s Blade quería deconstruir la tradición del género e incluso desafiarla.

Dogs of War y Ironclads son dos obras situadas en un futuro cercano. Ambas presentan al lector posibles problemas relacionados con la tecnología de aplicación militar. Children of Time, sin embargo, está situada en un futuro lejano. La Tierra no es un escenario relevante y el foco se comparte entre un grupo variopinto con los restos de la Humanidad y una nueva especie en su camino evolutivo. ¿Qué tipo de ciencia ficción prefieres escribir?

Honestamente, todo se reduce a que el concepto clave del libro me diga cuál es el escenario correcto. Children of Time solo podía ocurrir en un futuro lejano porque la evolución de las arañas necesitaba tiempo. Dogs of War y Ironclads son sobre el presente. Nuestras actitudes hacia la riqueza y el privilegio, las diferencias de clase y de servicio y el futuro inmediato de la humanidad, así que si las hubiera situado en un futuro muy lejano no hubieran tenido el mismo impacto.

Has escrito libros muy  distintos, como el anteriormente mencionado Guns of the Dawn (una mezcla de Pride, Prejudice y Women at War), la trilogía Echoes of the Fall y la impresionante saga Shadows of the Apt (10 novelas y muchos relatos cortos). A este ritmo acabarás escribiendo en cualquier formato sobre cualquier tema de ciencia ficción y fantasía. ¿Cómo es que tu rango es tan amplio?

Hasta el momento, he permanecido dentro del género y me gustaría expandirme dentro del propio género. No suelo escribir terror (aunque algunas secciones de algunos de mis libros se adentran en ese terreno). En ocasiones he pensado en géneros vecinos  como la ficción histórica o el thriller, pero no creo que cambiar de estilos sea tan fácil y sé que necesitaría un periodo de aclimatación antes de intentarlo.

Quizá no sea muy conocido que eres un jugador habitual de juegos de mesa. ¿Crees que algunas de tus historias podrían servir como base para el desarrollo de un juego? ¿Qué tipo de juegos son tus favoritos?

¡Me encantaría que un juego de mesa (o cualquier tipo de juego) se basara en mi trabajo! Me definiría como un jugador de eurogames y me gustan los juegos que generan una historia emergente tan solo con la interacción de las reglas y los jugadores.

¿Qué nos puedes decir de tus nuevos proyectos?

Acabo de mandar a mi agente el manuscrito de un libro llamado The Brain Garden (aunque puede que le cambie el nombre cuando sea publicado) que es una gran historia acerca de líneas del tiempo paralelas y evolución y muchas más cosas. También hay una novela corta que acabo de terminar que es en parte sobre magos y en parte sobre salud mental, algo sobre lo que me interesaba escribir. Todavía no sé cómo llamarla.

Muchas gracias tanto a Elías como a Antonio por su ayuda y sobre todo a Adrian por responder tan rápido.

Entrevista a Max Gladstone

En colaboración con el blog Sense of Wonder (donde podéis leer la entrevista en inglés) os traemos esta entrevista a Max Gladstone, al que en fechas cercanas podremos al fin leer en español. Espero que os guste y que os entre el gusanillo por The Craft Sequence y por disfrutar de La primera y la última nieve.

Estamos muy contentos con la publicación en España de La primera y la última nieve. ¿Qué te parece que en España se publique The Craft Sequence en orden cronológico? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

The Craft Sequence es una historia de gente que vive en un mundo que acaba de pasar por un siglo de cambios calamitosos. De esta manera, los principales personajes de la historia se parecen mucho a nosotros, aunque algunos de ellos sean magos, esqueletos o algunos estén hechos de piedra. Quería contar esa historia como lo hacía Terry Pratchett con su Mundodisco, moviéndome entre perspectivas diferentes y dando más importancia a la gran cantidad de relatos diferentes que podría contener el mundo. Así que, aunque escribí las historias fuera del orden cronológico, lo que quería es que cada lector las pudiera leer como prefiriera (aunque hay algunas opciones de orden de lectura que tienen más sentido que otras). ¡Es fascinante ver cómo afecta el relato a los lectores que lo comienzan por el “principio”! Aunque como todos sabemos, no hay ni principios ni finales en la Rueda del Tiempo.

No he estado muy involucrado en el proceso de traducción al español, aunque he estado disponible para responder cualquier pregunta que ha surgido.

Se dice que la narrativa en libros y videojuegos es diferente. ¿Cómo te apañaste para escribir no uno si no dos videojuegos en la Craft Sequence?

¡Con un poco de sudor y mucha mecanografía! Para ser sinceros, la narrativa de los videojuegos y la forma “tradicional” lineal de contar las cosas tienen mucho en común. En cada escena, necesitas averiguar lo que quiere el personaje en respuesta a las condiciones externas. Esta elección te muestra quién es el personaje y lo lleva al conflicto con su entorno de forma muy interesante. En una narrativa lineal, el escritor controla al personaje y el lector puede especular qué significan las elecciones de la protagonista (¿por qué besó a su amiga en vez de abrazarla o darle una palmada en la espalda?). En una historia interactiva, tienes que ofrecer a los jugadores una serie de opciones para elegir qué quieren hacer y después continuar con lo que pueda conllevar esa elección. Puede parecer que los juegos ofrecen libre albedrío, pero es dentro de unos límites específicos, y los diseñadores han tenido en cuenta (casi) todas las posibilidades. Así que… ¿es realmente libre albedrío? Esa pregunta se la dejaremos a la teología. Personalmente, me encantó el desafío de dejar a los lectores que forjaran su propio camino en la Craft Sequence.

¿Qué nos puedes decir sobre tu colaboración con with Amal El-Mohtar en This Is How You Lose the Time War? ¿Escribisteis cada parte por vuestra cuenta o el proceso fue más complejo?

Los personajes principales de This Is How You Lose the Time War son Rojo y Azul, agentes secretos enfrentados en una guerra en el tiempo. Al principio son enemigos, luchando a lo largo de la Historia, que empiezan a escribirse cartas como una forma de desafío, pero mientras su peligrosa correspondencia se hace más profunda se dan cuenta de que tienen mucho en común, siendo como son ambos guerreros en lo más profundo de la guerra. Amal y yo escribimos a cada uno de los personajes y sus cartas, las historias se iban entrelazando conforme las íbamos escribiendo. Durante la mayor parte del proceso estábamos sentados uno enfrente del otro. ¡Fue realmente eléctrico!

En 2019 se publicará Empress of Forever. Se ha descrito como un relato de ciencia ficción, “unos Guardianes de la Galaxia feministas mezclados con Star Wars”. Pero he de reconocer que mi parte favorita es cuando la han comparado con los libros de Iain M. Banks. ¿Es un tributo a su figura o es una influencia más sutil?

¡Me encanta Banks! Soy un gran fan de su trabajo y me parece que su pregunta central, el gran “¿qué pasaría si ganáramos?” es fascinante. ¿Cómo sería una cultura (o Cultura) si tuviéramos todo lo que quisiéramos en un mundo sin restricciones materiales? ¿Qué historias contaríamos? ¿Cómo se relacionaría con el resto del universo? Creo que Empress of Forever toma un giro más oscuro, una visión de hacia dónde nos podrían conducir el poder y la lógica posthumana. También tiene mucho amor y muchas explosiones. No diría que me senté a escribir una novela tipo Banks pero mi admiración por su trabajo es evidente en el libro. E incluso hay un huevo de pascua escondido, pero no te lo voy a contar.

La última vez que hablamos, eras un escritor novel comenzando su carrera y ahora has publicado varias novelas (y relatos cortos, videojuegos, seriales…). ¿Ha cambiado tu forma de escribir? ¿Te resulta más fácil?

Ciertamente el hecho de escribir no ha cambiado. Todavía tengo que sentarme al teclado y hacer aparecer las palabras en orden. Pero creo que mi estilo ha cambiado. Ahora planifico más, porque tengo que escribir más rápido y las consecuencias de cometer un error son peores. No me importaba mucho pasarme meses persiguiendo carreteras sin retorno narrativas, pero ahora tengo fechas de entrega. Siento que debo tener cierto nivel de consistencia, así que hago todo lo posible como trabajo previo, exploro estos caminos de manera abstracta y cuando me pongo a escribir sé que los cimientos son firmes.

Algunas partes son mucho más fáciles. Sé que cuando llego a los dos tercios del libro voy a sentir una gran desesperación. Me pasa todas las veces. Sabiéndolo, puedo prepararme para salir de este problema. Pero, por otro lado, cuando me siento a escribir una escena en particular, me preocupan otras versiones de esa misma escena que ya he escrito antes. Esto me ralentiza mientras busco la forma de hacerlo mejor esta vez, o al menos hacerlo diferente. Es divertido buscar el equilibrio.

¿Te gusta ir a festivales literarios como la Worldcon? ¿Qué es lo que más te gusta hacer en estos sitios?

Me encantan los grandes festivales literarios. Se pueden tener conversaciones de alto nivel, con gente de diferentes orígenes y estilos de vida, que comparten su interés por los libros. Mi convención ideal es una gran conversación continuada, viendo amigos, atendiendo a nuevas propuestas, encontrando a nuevos artistas y aprendiendo sobre lo que une a la gente.

¿Qué nos puedes decir que tus nuevos proyectos?

No tanto como me gustaría. Creo que puedo decir que estoy trabajando en un gran final para la Craft Sequence, pero más allá de esto… mis labios están sellados.

Quiero agradecer especialmente a Max su predisposición para la entrevista y a Elías su colaboración para publicarla de forma conjunta.

Minientrevista a Kameron Hurley

Durante el festival Celsius tuve la oportunidad de entablar conversación con Kameron Hurley, solo unas pocas preguntas improvisadas, pero creo que merece la pena poner por escrito lo que me contestó esa fuerza de la naturaleza convertida en escritora. Cualquier problema con la traducción es mío y no pude tomar notas mientras hablaba, así que puede que haya huecos. Aún así, espero que os guste.

¿Qué nos puedes decir sobre The Light Brigade?

Es un libro con una guerra en el sistema solar, se enfrentan la Tierra y Marte. Se podría definir como Starship Troopers con viajes en el tiempo. Se “cumplen” las leyes de la física, no se puede viajar más rápido que la luz, pero se puede utilizar el teletransporte. La protagonista empieza a tener problemas con los viajes porque recuerda cosas que en realidad no han sucedido… todavía. Cuando se lo enseñé a mi editora en España inmediatamente lo quiso publicar así que pronto lo tendréis por aquí.

¿Está terminada la tercera entrega de The Mirror Empire?

Es en lo que estoy trabajando en la actualidad. Tengo como fecha de entrega al editor el quince de diciembre, así que espero que se publique a mediados del año que viene porque esta editorial publica relativamente rápido. Me está costando trabajo terminarlo y espero que no haya retrasos.

Te quería agradecer personalmente el que nos dieras tu permiso para traducir “We have always fought”.

KH: Creo que es muy importante que el mensaje de ese ensayo llegue a todas partes así que por eso permití todas las traducciones sin ánimo de lucro. Hay traducciones a muchos idiomas: inglés, chino… Me da la impresión de que fue una forma muy clara de explicar el mensaje y es buena noticia que siga teniendo continuidad años después.

Espero que os haya gustado la entrevista y muchas gracias a Kameron por su amabilidad.

Entrevista a Caroline M. Yoachim

Hoy me siento muy honrada de colaborar con mi amigo Elías Combarro para realizar una entrevista que espero os resulte muy interesante. Los fallos en la traducción son todos míos.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora? ¿Qué autores te han influido más? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Escribí ficción cuando era pequeña, pero lo dejé de lado cuando empecé el instituto. En aquel entonces pensaba que escribir no era algo que la gente normal hiciera – sabía que los libros los escribía gente, obviamente, pero no conocía a ningún autor, así que me imaginé que yo no podía hacerlo. Muchos años después un amigo mencionó casualmente que estaba escribiendo un libro, y me di cuenta de que si él podía hacerlo, ¡quizá podría hacerlo yo también!

Crecí leyendo mucha ciencia ficción clásica – Asimov, Clarke, Niven. Me encantaba la vasta escala y el sentido de la maravilla que evocaban, pero nunca me vi como parte de una de esas historias. En algún momento descubrí a Octavia Butler, una de mis autoras favoritas de todos los tiempos. Amo sus ideas y sus personajes.

Admiro a demasiados escritores actuales como para mencionarlos a todos, pero algunos de mis favoritos son: N.K. Jemisin, Ken Liu, Nalo Hopkinson y Ted Chiang.

¿Tus estudios de psicología te ayudan a escribir?

¡Efectivamente! Creo que la mente humana es fascinante, y muchas de las ideas para mis historias vienen de mis estudios de psicología. “Five Stages of Grief After the Alien Invasion” está inspirada en el modelo Kübler-Ross, que se utilizó originalmente para describir las emociones experimentadas por los pacientes terminales. “Four Seasons in the Forest of Your Mind” incorpora descripciones detalladas de las neuronas. También tengo muchas historias que examinan la naturaleza de la identidad humana, ¿qué nos define como individuos y qué nos hace ser lo que somos?

Muchas de tus historias son sobre la familia y la aflicción. ¿Convertirte en madre ha influido en tu forma de escribir?

Incluso antes de tener hijos la familia y la aflicción eran temáticas que aparecían en mi trabajo. Me gusta explorar las relaciones entre personajes y cómo esas mismas relaciones van cambiando a lo largo del tiempo. Tener un hijo es comenzar una nueva relación, una que en sus comienzos es extremadamente asimétrica porque los bebés nacen con un conocimiento muy limitado del mundo a su alrededor. Pero conforme van creciendo, los niños a menudo se convierten en los cuidadores de sus padres. Aceptar la pérdida de un ser querido es casi una extensión de ese foco en las relaciones, una manera de ver qué ocurre cuando acaba la relación.

Tener hijos no introdujo estos temas en mi escritura, pero creo que ser madre me da una comprensión más profunda de la relación paterno filial, porque he visto ambos extremos.

Te gusta utilizar estructuras especiales en tus historias, como los flashmash o los elige tu propia aventura. ¿Podrías explicarnos qué es un flashmash y cómo lo utilizas en tu obra? ¿Escribir en un formato particular influye en la forma en que trabajas? ¿O es el tema sobre el que quieres escribir el que te lleva a elegir un formato determinado?

Mi tendencia natural es escribir historias muy cortas de unas 750 palabras. Una de las que cosas que hago para alargar los relatos es escribir una serie de historias muy cortas (flash stories) interrelacionadas, que posteriormente uno en una historia más larga. El primer flashmash que escribí fue “Five Stages of Grief After the Alien Invasion,”, que es una serie de cinco flash stories, cada una enfocada en una de las fases del tratamiento del duelo (negación, ira, negociación, depresión, aceptación) desde la perspectiva de un personaje distinto.

Cuando escribo un flashmash, lo primero que se me ocurre es la estructura y posteriormente genero una idea que la acompañe. En algún momento hice una lista de cosas que podría usar para crear secciones de una flashmash, y muchas de ellas se han convertido en historias: piedra, papel, tijera; las cuatro estaciones; las cinco etapas del duelo; las siete maravillas del mundo…

Para la mayoría de mis otras historias, incluso la reciente con estructura de elige tu propia aventura, primero viene la idea y después la estructura que creo que se ajustará a lo que quiero contar.

Además de escribir, también eres fotógrafa. El hecho de ver el mundo a través de las lentes de una cámara ¿cambia tu visión de los mundos que creas (haciéndolos más visuales, por ejemplo)? ¿Crees que todas las artes están relacionadas de alguna manera y que hay técnicas que se puede utilizar en varios campos?

Creo que una de las razones por la que la fotografía me atrae tanto es porque no soy una persona visual. Los elementos visuales de mi memoria no son muy claros ni vívidos en mi mente, por eso las fotografías a veces son herramientas para recordar detalles que no tengo en la memoria. No soy consciente de que ser fotógrafa influya en mi escritura, pero no tengo ninguna manera de saber cómo sería mi escritura si no pasara tanto tiempo mirando el mundo a través del objetivo de mi cámara. He oído decir que las historias son como instantáneas y ciertamente tengo tendencia a escribir cosas cortas.

Creo que hay técnicas similares entre la fotografía y la escritura. Por ejemplo, el uso de la perspectiva. Un objeto familiar observado desde una perspectiva inusual puede funcionar bien tanto en una fotografía como en un relato. El encuadre es importante también. ¿Cuáles son los límites de la foto/historia? ¿Dónde empieza y dónde acaba? ¿Qué parte de la foto/historia debe resaltarse y cuál quedar como trasfondo?

Muchas de tus historias exploran la idea de identidad y su relación con nuestro cuerpo, con nuestra forma física, refiriéndote en varias ocasiones a problemas filosóficos como la paradoja de Teseo. ¿Crees que la ciencia ficción y la fantasía son especialmente adecuadas para explorar este tipo de preguntas?

El barco de Teseo es mi paradoja filosófica favorita. Para cualquiera que no esté familiarizado con la paradoja, en su forma básica responde a la siguiente pregunta: Si tienes un barco y vas cambiando sus planchas, de una en una, mientras sigue navegando, ¿seguirá siendo el mismo barco? Y si utilizas todas estas planchas para crear otro barco, ¿cuál sería el auténtico barco de Teseo?

Me gusta la paradoja incluso cuando habla de barcos, pero creo que cuando se torna realmente interesante es cuando se aplica a personas. Si coges a alguien y reemplazas cada célula de su cuerpo de forma gradual, ¿seguirá siendo la misma persona? ¿Qué tendríamos que cambiar para vernos forzados a afirmar que ya no es la misma persona o que ni siquiera sigue siendo humano?

La ciencia ficción y la fantasía son especialmente aptas para explorar este tipo de preguntas, porque me permiten transformar a los personajes de muchas formas. He creado personajes de azúcar que se disuelven y se vuelven a formar, personajes que cambiar de cuerpos viejos a nuevos y personajes que dejan atrás por completo su cuerpo. Mi objetivo habitualmente es crear estas cuestiones en la mente del lector, más que responderlas. Espero que mis historias hagan a la gente pensar en qué nos hacer ser quiénes somos.

Escribes tanto ciencia ficción como fantasía, incluso algo de terror. ¿Crees que en la actualidad las fronteras entre los géneros se vuelven difusas? ¿Hay algún género con el que te sientas más cómoda?

Creo que las fronteras entre géneros se puede difuminar. A veces juego con la idea de fantasía postapocalíptica (que está en algún lugar entre la ciencia ficción y la fantasía) y algunas de las obras de mi fantasía más oscura tiene elementos de terror. Dicho esto, estoy mucho más cómoda escribiendo ciencia ficción y fantasía que terror.

Has escrito historias humorísticas para antologías como las UFO de Alex Shvartsman. ¿Es difícil combinar humor y ciencia ficción?

Durante mucho tiempo asumí que no podía escribir historias graciosas, pero en algún momento Alex me dijo que algunas de las historias más graciosas que le mandan para sus antologías UFO vienen de autores que no creen que puedan escribir humor. Así que decidí probar y mandé un relato a UFO3. Alex aceptó el relato para la antología y desde entonces he escrito un puñado de relatos humorísticos.

Combinar humor y ciencia ficción resultó ser más fácil de lo que esperaba, pero solo para un pequeño subconjunto de temas – impuestos, investigación de tesis, clínicas médicas… En general, no se me ocurren muchas ideas que me lleven al humor, pero disfruto escribiéndolas.

¿Qué piensas de la situación de la mujer y de las personas de color en el género?

Tiendo a ser bastante optimista y me siento respaldada por las cosas que están ocurriendo en la actualidad en el género. Se publican historias contadas desde muchas perspectivas y es cada vez más fácil para gente de grupos marginales verse reflejada en las historias, como protagonistas y héroes.

Todavía existe la tendencia de que los escritores por defectos son hombres blancos y todo lo demás son excepciones. Cuando la gente hace listas de lectura, normalmente no son igualitarias. Las listas de lectura con todos los autores hombres se llaman “mejores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos” pero una lista solo con mujeres se llamará “mejores escritoras de ciencia ficción”.

¿Son las redes sociales importantes para tu relación con otros autores y con tus lectores?

¡Por supuesto! Escribir es una tarea solitaria, y las redes sociales son una herramienta fantástica para conectar con otros escritores y lectores. Mantengo amistad con escritores de todos el mundo y tener la posibilidad de permanecer en contacto con ellos online es muy valioso para mí. Facebook y Twitter me permiten mantener a mis lectores al día sobre mi trabajo. El truco para usar estos medios es encontrar el equilibrio, creo que es bueno pasar algo de tiempo allí para mantenerte conectada, pero si paso demasiado tiempo, no escribo nada.

¿En qué estás trabajando? ¿Puedes decirnos algo sobre tus futuros proyectos?

Mi historia fantástica “Carnival Nine” se publicará a finales de primavera en Beneath Ceaseless Skies. Es mi favorita de las que escribí el año pasado.

También he escrito muchos relatos para antologías últimamente. Tengo unas cuantas en las que los contenidos no se han anunciado aún, pero si puedo hablar de una. “Dreams as Fragile as Glass” aparecerá en The Sum of Us (http://laksamedia.com/the-sum-of-us-an-anthology-for-a-cause-2/), una antología benéfica con historias sobre cuidadores.

¿Dónde pueden nuestros lectores aprender más sobre ti y tu trabajo?

En mi web: http:carolineyoachim.com y en twitter como @CarolineYoachim

¿Algo más que quieras añadir?

Gracias por invitarme a la entrevista, ¡las preguntas han sido fantásticas!

 Muchas gracias a Caroline por su amabilidad al contestar a nuestras preguntas.

Reseña-entrevista de Cenital, de Emilio Bueso: el caleidoscopio del fin de los días

Uno de los libros de ciencia ficción española de los que más he oído hablar últimamente ha sido Cenital, la novela postapocalíptica de Emilio Bueso y la primera novela que leo del autor. No será la última. Lo he devorado en poco más de dos días y me hace mucha ilusión reseñarlo, más ahora que ha ganado el Premio Celsius 2012 en La Semana Negra de Gijón. Tiene virtudes, defectos, y todo aquello que me hace disfrutar cuando me siento a escribir una reseña. En este caso, además, la ilusión es doble porque Emilio Bueso ha accedido a responder algunas preguntas sobre el libro, así que más que una reseña esto es una entrevista/reseña. A ver cómo sale. Ya adelanto que mi reseña tiende claramente a lo positivo pero parece que los astros se han confabulado y Pedro, a.k.a Leemaslibros, ha sacado al mismo tiempo una reseña que parece un reflejo especular negativo de la mía. Podéis leer aquí. Qué puedo decir… él se equivoca y yo no 😉

Cenital

La premisa de Cenital es tan sencilla como aterradora: en 2014 se agotan las reservas de combustibles fósiles del mundo y con ello se derrumba de forma catastrófica el dominio de la cultura humana sobre el planeta. Es aterradora por la proximidad del fin, por la intensidad del planteamiento de Bueso y por el barniz de verosimilitud que consigue darle al sembrar el texto de referencias a autores y documentos, publicados en nuestra realidad, que ya hoy predicen un fin muy similar al de la novela. Me parece que “conspiranoico” describe bien el tono de Cenital, por más que Bueso confiese no compartir esa manera de ver la realidad:

Yo no creo en las teorías de la conspiración. Entre otras cosas porque si lo del cenit del petróleo fuera una de ellas a mí no me habrían permitido acercarme a una tercera edición de Cenital.

Yo, personalmente, y aunque haga entre poco y nada para prepararme, creo que Cenital habla de una crisis que acabará por llegar… aunque espero que las consecuencias sean algo menos dramáticas, o mucho menos, que en la novela. Bueso, ante la pregunta de si cree que estamos cerca de la situación que describe en Cenital, nos dice:

Las existencias de hidrocarburos disponibles son un activo estratégico para todos y cada uno de los principales exportadores. Hablo de países como Irán  Venezuela, Rusia, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos… Unos estados criminales y/o criminalizados, nada transparentes, a menudo considerados como poco democráticos y cuya solvencia y fuentes de financiación a futuros dependen de las reservas declaradas.

Con todo resulta imposible saber cuánto petróleo queda a ciencia cierta, incluso para los hombres más poderosos del mundo. Algunos analistas dicen que ya casi no queda petróleo barato, que tanto secretismo es en parte debido a que la mayor parte de los pozos han superado su cénit de producción. Y el hecho parece ser que los principales yacimientos, como Campo Ghawar, que es de donde ARAMCO obtiene el 65% de sus exportaciones, están ya más secos que un Martini.

Continuar leyendo “Reseña-entrevista de Cenital, de Emilio Bueso: el caleidoscopio del fin de los días”

Entrevista a Alex Shvartsman

Como parte de nuestro especial dedicado al humor en la ciencia ficción y fantasía hemos entrevistado al editor de Unidentified Funny Objects, Alex Shvartsman, que nos habla de su vida y obra y cómo vivir jugando a las cartas, algo que muchos quisieran y pocos consiguen. De nuevo agradezco la colaboración de Odo de Sense of Wonder, sin cuya ayuda (¡y paciencia!) no serían posibles ésta ni otras muchas entrevistas.

alg-magic-shvartsman-jpg¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Qué autores te han influido? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Supe que quería escribir ficción a la tierna edad de 10 años. Empecé creando algunas historias muy malas y posiblemente habría seguido este camino de no ser porque mi familia emigró desde Ucrania unos años después. Me di por vencido en mis aspiraciones literarias porque nunca esperé manejar lo suficientemente bien el inglés como para escribir ficción. Tardé 20 años, pero afortunadamente me demostré a mí mismo que estaba equivocado.

Crecí con una dieta constante de Clifford Simak, Mike Resnick, Bob Sheckley, Harry Harrison, Bob Silverberg, Edmund Hamilton y Fredric Brown. Su ficción corta influye en la mía de forma notoria.

Entre los escritores más modernos o contemporáneos, algunos de mis favoritos son Ken Liu, John Scalzi y Simon R. Green. No podrían ser más diferentes, pero me gusta su trabajo y quisiera ser un poco como ellos como escritor, si consigo algún día madurar.

Continuar leyendo “Entrevista a Alex Shvartsman”

Entrevista a Jeff Salyards

En colaboración con Odo de Sense of Wonder os ofrecemos esta entrevista con Jeff Salyards, un autor que creemos dará mucho que hablar en la fantasía. En este enlace podéis leer la entrevista en inglés.

¿Hay algún escritor actual al que admires?

No leo tanto como solía leer. Entre estudiar libros legales todo el día para mi trabajo y apurar el tiempo para poder escribir por la noche, la mayor parte del tiempo libre la utilizo en no mirar más palabras. Dicho esto, hay muchísimos escritores asombrosos que crean material increíble. Daniel Abraham es uno de esos escasos escritores igualmente aptos para brillar en fantasía o ciencia ficción bajo pseudónimo. El debú de Zachary Jernigan, No Return, es una buena mezcla, fusionando elementos de ambos géneros de forma interesante, profana y llena de habilidad. Realmente, podría añadir un montón de escritores de Night Shade (lo que muestra mi partidismo, pero al fin y al cabo es mío): Stina Leicht, Kameron Hurley, Courtney Schafer, Betsy Dornbusch. Sin olvidar la invasión británica: Mark Lawrence, Joe Abercrombie, Richard K. Morgan, KJ Parker.

Y hay muchos más escritores que me gustaría leer pero no he tenido la oportunidad aún, como John Gwynne, Moses Siregar, Patrick Rothfuss (lo sé, soy la última persona del mundo que no lo ha leído), Miles Cameron, Brian McClellan, y así podríamos seguir.
Todo esto, hablando solo de género de ciencia ficción y fantasía. Hay muchos más fuera de estos campos.

Bien. Ahora estoy deprimido por el poco tiempo que tengo para leer. Continuar leyendo “Entrevista a Jeff Salyards”