The Apex Book of World SF II

Sigo poniéndome al día con algunas recopilaciones que se escaparon de mi lectura hace un tiempo. Hoy The Apex Book of World SF, editado por Lavie Tidhar, irregular pero con piezas muy interesantes.

Alternate Girl’s Expatriate Life de Rochita Loenen-Ruiz

Rochita mezcla en este relato los sentimientos de los expatriados con las posibilidades de la inteligencia artificial

Mr Goop de Ivor W. Hartmann

Un relato sobre criaturas de compañía en un futuro donde el cambio climático ha hecho estragos. Demasiado corto para dejar huella.

Trees of Bone de Daliso Chaponda

Una historia muy dura sobre si se puede reparar los errores del pasado. El entorno tribal en un futuro cercano lo sitúa un poco alejado de nosotros, pero los horrores del enfrentamiento entre personas son de los que dejan huella.

The First Peruvian in Space de Daniel Salvo

Muy corto pero rebosante de ironía, un alegato contra el colonialismo.

Eyes in the Vastness of Forever de Gustavo Bondoni

No me convence esta mezcla de supersticiones y ritos sobre la colonización.

The Tomb de Chen Qiufan

Me gusta la premisa de los distintos tipos de ceguera que pueden afectar al cerebro pero no me gusta el desarrollo del cuento.

The Sound of Breaking Glass de Joyce Chng

Onírica visión de la relación con las hadas de un anciano.

A Single Year de Csilla Kleinheincz

Otra aproximación a la predestinación. Un poco típico.

The Secret Origin of Spin-Man de Andrew Drilon

Aunque bebe de la tradición de los tebeos de superhéroes, este relato es solo eso, un homenaje a los cómics que no tienen continuidad.

Borrowed Time de Anabel Enríquez Piñeiro

Bonita historia sobre una relación materno-filial afectada por la dilatación temporal de los viajes espaciales.

Branded de Lauren Beukes

No es de mis favoritos de Lauren Beukes, pero es innegable la fuerza con la que escribe esta autora.

December 8th de Raúl Flores

Tan corto como previsible, otra historia más de viajes en el tiempo para obtener beneficio.

Hungry Man de Will Elliott

Relato de terror tan previsible como olvidable.

Nira and I de Shweta Narayan

Me gusta el ambiente exótico, plagado de nieblas que lo cambian todo y la reivindicación de la propia sexualidad que aparece en este relato.

Nothing Happened in 1999 de Fábio Fernandes

Relato muy corto que ha quedado un poco desfasado con el paso del tiempo.

Shadow de Tade Thompson

El concepto de pérdida de la sombra aunado con la ambientación africana podría haber dado lugar una historia interesante, pero el final un tanto abrupto no me convence.

Shibuya no Love de Hannu Rajaniemi

Muy curioso este relato con ambientación japonesa, quizá una crítica velada a la velocidad con la que vivimos en la actualidad nuestras vidas en general y nuestras relaciones en particular.

Maquech de Silvia Moreno-Garcia

Situado en un futuro cercano con muchas restricciones, esta historia de contrabando de animales exóticos guarda más de lo que parece.

The Glory of the World de Sergey Gerasimov

Un alegato que busca la provocación minimizandos las acciones de un supuesto salvador. Prescindible.

The New Neighbours de Tim Jones

Un punto de vista sobre la inmigración en un sitio tan remoto como Nueva Zelanda. Con una resolución demasiado amigable no deja de ser entretenida.

From the Lost Diary of TreeFrog7 de Nnedi Okorafor

Me encanta el relato. No solo por su parte especulativa, con unos exploradores investigando en la selva obteniendo datos sobre la fauna presente, también por su carga humana.

The Slows de Gail Hareven

Buena historia sobre lo que significa ser humano y como los cambios sociales pueden implicar divisiones demasiado profundas como para poder soslayarlas.

Zombie Lenin de Ekaterina Sedia

No me ha convencido para nada esta historia de Sedia. Juega con la percepción y con saber qué es real o no, pero no remata la faena.

Electric Sonalika de Samit Basu

Escrito de una forma muy atractiva y tomando elementos de distintas tradiciones (incluso la Cenicienta), esta fábula sobre la posesión y el dolor, sobre la esperanza y la dominación resulta chocante por su concepción aunque no termina de brillar.

The Malady de Andrzej Sapkowski

Sapkowski nos cuenta una parte del mito de Tristán e Isolda desde un punto de vista bastante particular. Se puede leer como una loa al amor verdadero o como una destrucción de las figuras míticas y sus relaciones.

A Life Made Possible Behind The Barricades de Jacques Barcia

Aunque los protagonistas se salen de lo habitual, la historia no deja de ser tópica hasta decir basta.

The secret history of Moscow

secret historyHace unos días me encontré con diez euros que no esperaba para gastar en amazon y pensé en invertirlos en alguno de esos libros que te llaman la atención pero que no te acabas de comprar quién sabe por qué razón. Uno de ellos fue este «The secret history of Moscow» de Ekaterina Sedia que ya solo por el nombre merece la pena.

Si eres lector habitual del blog sabrás que me gustan mucho los temas mitológicos, pero mis conocimientos se limitan a las historias más trilladas y famosas, por lo que para mí encontrarme con el folclore de la mitología rusa es un bienvenido soplo de aire fresco (y nunca mejor dicho).

Ekaterina nos cuenta cómo una misteriosa serie de desapariciones imposibles de personas (no hay testigos, no hay vías de salida, es como si se hubieran volatilizado) une el camino de Galina, una joven diagnosticada de esquizofrenia que busca a su hermana, Yakov, el policía encargado de la desaparición y Fyodor, un artista callejero que parece saber cómo llegar a lugares insospechados. El trío protagonista guarda historias que iremos descubriendo poco a poco, pero lo mejor del libro, como en una especie de cuentos de las mil y una noches; son los pequeños relatos que cuentan los personajes (mitológicos en su mayoría) que van encontrando por el camino. De hecho ése es uno de los defectos que pueden achacarse a la narrativa de Sedia, ya que el hilo conductor de la historia es en cierto modo laxo y deslavazado, aunque al acercarse al clímax final va mejorando.

En su viaje por el mundo inferior, vemos todo un elenco de personajes de toda extracción temporal y social como Timur el guerrero mongol de la Horda Dorada, Elena la esposa decembrista o Koschey el sin muerte que nos permite ver una representación de la mitología rusa realmente atractiva y que aunque hace que tengas que tirar de wikipedia (algo que a mí personalmente me gusta) pinta una serie de viñetas muy bellas de la historia rusa, aunque casi siempre en clave bélica (¿existe algún país cuya historia no esté escrita con sangre?).

Sedia también describe de forma desapasionada y triste el estado actual de la vida en Rusia, donde los ladrones y la mafia campan a sus anchas, donde los héroes del comunismo son destruídos y donde el alcoholismo parece la única salida. Resulta triste ver esta descripción y en ningún momento vemos una luz de esperanza. Si a esto añadimos el giro final del libro, que se puede interpretar como esperanzador o como irremediable, acabamos la lectura con un sabor agridulce.

La prosa está muy cuidada, el relato es absorbente y salvo pequeños detalles, hace que el libro sea muy difícil de dejar de lado. Si la autora hubiera conseguido hilvanar la historia de una forma más coordinada, estaríamos hablando de un libro redondo. Aún así, es un buen libro.