El fin de los sueños, de José Antonio Cotrina y Gabriella Campbell: Here comes dreampunk!

El_fin_de_los_sue_osÚltimamente no hago más que tropezarme con novelas o historias que se basan de una forma u otra en el mundo de los sueños. No sé si hay una conspiración secreta entre los autores de género fantástico para crear el dreampunk. Deben creer, no sé, que hay que poner remedio a la escasez de etiquetas que caracteriza a la literatura fantástica y, je, como el ciberpunk ya estaba inventado pues se cambia el ciberespacio por el mundo de los sueños y ¡voilà! La combinación perfecta entre ciencia ficción y fantasía. Ja. En sus sueños.

Reconozco que el párrafo anterior es algo engañoso. Puede sugerir una crítica negativa a este tipo de historias, cuando nada más lejos de mi intención. Ya veréis, cuando dentro de un momento hable de El Fin de los Sueños, el libro de José Antonio Cotrina y Gabriella Campbell que motiva esta reseña, que mi valoración del mismo es francamente positiva a pesar de algunas reservas muy concretas. Pero no puedo evitar que me llame la atención esta agrupación temática en un tiempo tan limitado: además del presente título, en estos últimos meses he leído los dos volúmenes de Guardianes de Sueños de Ricard Ruiz Garzón y Álex Hinojo —podéis leer mi reseña del primero aquí y no tardaré en escribir la del segundo, mucho más interesante a mi entender— y el título más reciente, el muy recomendable La Parte del Ángel de Santiago García Albás (la tercera de sus Cybersiones publicadas en Sportula). Con la excepción de La Parte del Ángel, el más original de todos ellos, el resto hacen un uso similar de la imaginería onírica y casi podría decirse que plantean un recorrido desde la literatura más fantástica e infantil (en Guardianes de Sueños) hasta la ciencia ficción más adulta (en García Albás). El Fin de los Sueños se situa a medio camino de ambos, tanto en términos del público al que va dirigido (juvenil) como en el uso de los recursos de la fantasía y la ciencia ficción. Es interesante leerlos todos y comparar. Continuar leyendo «El fin de los sueños, de José Antonio Cotrina y Gabriella Campbell: Here comes dreampunk!»

El hombre sin rostro de Luis Manuel Ruiz

luismanuel2

Si tuviera que describir este libro con una sola palabra creo que escogería elegante. Vamos a llamarla novela de aventuras, ucronía, de misterio y policiaca, el resultado es una novela que funciona y que destila inteligencia, humor y como he dicho antes, elegancia. El sevillano Luis Manuel Ruiz no es nuevo en el oficio. El criterio de las moscas (Alfaguara, 1998), consiguió el Premio Novela Corta de la Universidad de Sevilla. Y  Sólo una cosa no hay  (Alfaguara, 2000), recibió en la Feria de Frankfurt de 2001 el Premio Internacional de Novela, Obertura francesa  (Alfaguara, 2002), La habitación de cristal  (Alfaguara, 2004), El ojo del halcón (Alfaguara, 2006) y Tormenta sobre Alejandría (Alfaguara, 2009).

  Continuar leyendo «El hombre sin rostro de Luis Manuel Ruiz»

El show de Grossman de Laura Fernández

GROSSMANportada

He leído poco material publicado en Aristas Martínez, pero casi todo lo que me llega de esta editorial acaba siendo como mínimo sorprendente. Si algo caracteriza al sello es la transgresión de géneros y los lindes de estos con narrativa underground. La revista Presencia Humana Magazine es un claro ejemplo de un experimento que funciona, y proyectos como este le dan a la editorial una imagen muy destacada y fácilmente reconocible. Además sus publicaciones suelen ir acompañadas de ilustraciones. Todo esto se junta en un formato que aboga por la calidad del papel y la tinta. Una vez que tienes uno de estos libros en la mano sabes que es de Aristas Martínez y sabes que lo quieres. La editorial tiene un sello llamado Pulpas que se centra en la literatura fantástica desde una perspectiva weird aprovechando esta nueva corriente para explotar sus conceptos. Continuar leyendo «El show de Grossman de Laura Fernández»

La Trilogía de la Primera Ley, de Joe Abercrombie

Desde El Fantascopio hemos decidido dedicar unas semanas a autores que vayan a tener presencia en la próxima edición del Festival Celsius. Para ellos vamos a rescatar viejas reseñas y escribir otras nuevas. El Celsius es uno de nuestros festivales favoritos (además de ser el escenario en el que varios de los miembros del Fantascopio nos hemos conocido en persona) y cualquier cosa que podamos hacer para animaros a visitarlo nos parece poco. Yo he decido rescatar de la memoria una de las trilogías de fantasía épica que más he disfrutado: La Primera Ley, de Joe Abercrombie. ¡Espero hacerle justicia!

LA VOZ DE LAS ESPADASDe Joe Abercrombie he leído sus primeras tres novelas (la trilogía de La Primera Ley, protagonistas de esta especie de reseña) y la última (la novela juvenil Half a King, reseñada recientemente por mi compañero Elías, que realiza una valoración diametralmente opuesta a la que yo haría). A lo largo de su recorrido como autor entre estos dos puntos y, según oigo, en el resto de su obra, el autor británico demuestra una gran versatilidad y la capacidad de observar su propia obra y aprender de lo que ha hecho. Su leit-motiv parece ser no repetirse, a pesar de lo cual ha conseguido crear una obra con una gran consistencia interna (con la excepción de Half a King, todas sus novelas transcurren en un mismo mundo secundario y comparten algunos personajes). Se le ha considerado uno de los principales adalides del Grimdark, ese movimiento de la fantasía épica interesado en explorar el género a través del realismo y la verosimilitud, en el sentido de huir de maniqueismos y tratar de imaginar la suciedad, la violencia y la amoralidad que la fantasía heroíca a menudo ha rechazado. El propio Abercrombie trató de explicar su visión del tema en su blog, desde un punto de vista más bien irónico que queda bien reflejado en su elección de alias para twitter: Lord Grimdark. Aunque, como sucede siempre en este tipo de debates, la adopción acrítica y dogmática de una etiqueta que no pretende más que aunar (o sea: no inventar) una serie de rasgos y tendencias de un tipo de narrativa no puede ser otra cosa que equivocada y dar pie a nada que no sea una discusión estéril, a nivel personal me parece que el Grimdark es lo mejor que le ha pasado a la fantasía épica en las últimas décadas. Eso, y Joe Abercrombie. De todo esto hablan mucho mejor que yo en Los Heroes: Epic Fail, la magnífica reseña de la novela homónima en El Almohadon de Plumas.

Continuar leyendo «La Trilogía de la Primera Ley, de Joe Abercrombie»

El Reparador de Biblias de Tim Powers

El reparador de biblias de Tim PowersTim Powers es ese autor al que llaman “fundador” del Steampunk. Para mí siempre ha sido una de esas figuras que HAY que leer si te interesa la fantasía y la ciencia ficción de finales del siglo XX. Un autor que tiene una larga trayectoria escritora.

 Este pequeño tomo contiene 4 relatos atemporales de Tim Powers, “Dondequiera que se oculten” (Where they are hid) 1995, “Un alma embotellada” (A soul in a bottle) 2006, “El camino de bajada” (The way down the hill) 1982 y “El reparador de Biblias” (The Bible Repairman) 2005. Cuatro relatos que me han sorprendido gratamente. Continuar leyendo «El Reparador de Biblias de Tim Powers»

Esta noche arderá el cielo de Emilio Bueso

esta_noche_ardera_el_cielo

Hay algo que queda claro tras leer tres novelas de Emilio Bueso, él sabe de que quiere hablar en la novela y como lo va a hacer. En este caso quizá ha sido el ejemplo más obvio, hay una frase que se repite a lo largo de la historia: “El mundo en un puño, y en el puño, el acelerador”.

Acelerando es como empieza la novela, con el gas a fondo, sumergiéndonos en el contexto de la historia, envolviendo el entorno del norte canadiense. La Trans-Taiga, esa dilatada y desolada carretera que cruza un lugar totalmente despoblado, se resiente ante el rugir de los motores de dos custom. Emilio Bueso vuelve a hacerlo, nos suelta en medio de la nada, en medio de un espacio diáfano, extenso y austero. Otro de esos lugares temibles que el planeta Tierra guarda para nosotros. Continuar leyendo «Esta noche arderá el cielo de Emilio Bueso»

Las Puertas de Anubis de Tim Powers

Untitled-1

No es novedad la frase que solemos escuchar, donde se sentencia nuestra falta lecturas clásicas dentro de cualquier género, por más y más que leamos, siempre existirá una persona que sentenciará: “¿No has leído X?” Y apesadumbrados negaremos con la cabeza, o en algunos casos, asentiremos rezando porque nuestro interlocutor no saque a flote algún tema de ese libro o autor. En mi caso, Tim Powers era un autor muy pendiente desde hacía mucho tiempo, y es que ver La fuerza de su mirada, En costas extrañas o  Las puertas de Anubis en numerosas conversaciones sobre género solo hacía que incrementar mis ganas por solucionar mi deuda pendiente con el autor. En gran parte de estos casos (que son muchos) uno necesita más de una motivación de peso para ponerse a ello, en este, fue el festival Celsius232 que se celebra en Avilés. La gota que colmó el vaso y posó sobre mis manos Las puertas de Anubis y el tomo de cuatro relatos que ya reseñé por aquí.

Continuar leyendo «Las Puertas de Anubis de Tim Powers»