Stormsong

Witchmark fue una agradable sorpresa el año pasado y se ganó por mérito propio algunas nominaciones a premios internacionales. No es de extrañar que la autora decidiera seguir con la historia, aunque en esta ocasión el foco se centrar en un personaje distinto, concretamente en la hermana del protagonista de Witchmark.

Algunas de las características que estaban presentes en la primera entrega de The Kinston Cycle, como la amenaza de las terribles condiciones meteorológicas y las relaciones no heteronormativas siguen presentes aquí, pero es cierto que Stormsong toma un giro decididamente político en su desarrollo. Aunque haya que investigar un misterio, gran parte del desarrollo de la novela se basa en las maniobras que Grace debe llevar a cabo para lograr equilibrar un poco la balanza de la justicia social. E intentar cambiar el sistema desde dentro, pretendiendo que los propios privilegiados que dominan la sociedad recorten sus prebendas es misión harto complicada.

He de decir que lo que más me ha interesado ha sido esta especie de simulación de la lucha de clases, aunque esté diluida en cantidades homeopáticas, porque los otros componentes de la novela flojean bastante. La trama amorosa resulta bastante obvia e incluso algo forzada y los «misterios» que hay que «desentrañar» para llegar a la «gran revelación» son demasiado obvios para mi gusto. Polk lo escribe con oficio, pero parece que la mayor parte de las ideas que tenía las volcó en la primera novela y aquí estira un poco la historia aprovechando el tirón. Puede que estemos ante una víctima más del síndrome del segundo libro, pero con los elementos que tenía a su disponsición la autora, creo que podría haber sacado más rendimiento a la visita de los Amaranthines, que vienen a pedir explicaciones por los sucesos que acontecen en el primer libro y se quedan en poco menos que un precioso adorno.

La narradora del audiolibro es Moira Quirk, que hace un buen trabajo imitando la voz y compostura que se presuponen a la clase alta de un mundo distinto al nuestro pero que es un calco de la alta sociedad británica de principios del siglo pasado.

Desconozco si habrá más entregas de la serie, aunque es lógico pensar que sí las habrá al haberla denominado Cycle. Espero que la autora me ofrezca algo distinto porque con Stormsong me ha dejado bastante fría.

Anunciada la publicación de The Midnight Bargain

Erewhon Books ha anunciado la publicación en otoño de 2020 de The Midnight Bargain, una nueva novela de C.L. Polk, que ya nos sorprendió con Witchmark.

Esta es la sinopsis del libro:

In a world in which married women’s magic is taken from them to protect the lives of their unborn children, a young woman must balance her desire to become the first great female magician against her duty to secure a rich husband who can discharge her family’s debts.

Beatrice Clayborn is a sorceress practicing her magic in secret, terrified of the day she will marry and be locked into a warding collar that will cut off her magic to protect her unborn children from spirit possession. She dreams of becoming a full-fledged Magus, permitted to join the Chapterhouse and pursue magic as her calling just as men do. But her family has traveled to the city for Bargaining Season, when young men and women of means socialize and negotiate to secure the best marriages. The Clayborn family is in severe debt, and she is expected to save them all by making an advantageous match.

In a stroke of luck, Beatrice finds a grimoire that would allow her to summon a Greater Spirit, a dangerous feat which—if successful—would make her a Magus. But before she can purchase it, a rival sorceress swindles the book right out of her hands. Beatrice summons a minor spirit to help her get it back, but the spirit’s price is Beatrice’s first kiss—with the rival sorceress’s brother, the handsome and understanding Ianthe Lavan. As Beatrice becomes more entangled with the Lavans, the choices that once seemed clear become harder: if she attempts the spell to become a Magus, she will devastate her family and destroy her chance to be with the man she loves; but if she marries, even for love, she will lose her magic, her dreams, and everything that makes her who she is. Beatrice must choose one—and regret the other forever.

Esta es mi traducción:

En un mundo en el que la magia de las mujeres casadas les es arrebatada para proteger las vidas de sus hiijos no natos, una joven debe equilibrar su deseo de ser la primera gran maga y su deber de asegurarse un marido rico para que se haga cargo de las deudas de la familia.


Beatrice Clayborn es una hechicera que practica su magia en secreto, horrorizada por la llegada del día en que se case y le impidan acceder a su magia para proteger a sus futuros hijos de la posesión espiritual.Sueña con llegar a ser un Magus completo, para poder unirse al Capítulo y conseguir que la magia sea su vocación, al igual que hacen los hombres. Pero su familia ha viajado a la ciudad para la temporada, donde los jóvenes socializan para asegurarse los mejores matrimonios. La familia Clayborn está muy endeudada y se espera que ella les salve con un emparejamiento favorable.


En un golpe de suerte, Beatrice encuentra un grimorio que le permitirá invocar a un Gran Espíritu, un truco peligroso que en caso de salir bien le permitiría convertirse en un Magus. Pero antes de que pueda comprarlo, una hechicera rival se lo roba de las manos. Beatrice invoca a un espíritu menor para conseguir recuperarlo, pero el precio será el primer beso de Beatrice con el hermano de su enemiga, el atractivo y comprensivo Ianthe Lavan. Conforme Beatrice se relaciona más con los Lavans, las elecciones que tendrá que hacer son cada vez más difíciles: si intenta convertirse en un Magus, destruirá a su familia y su oportunidad de esta con el hombre al que ama, pero si se casa, aunque sea por amor, perderás su magia, sus sueños y todo lo que le hace ser como es. Beatrice deberá elegir una de las opciones y perder la otra para siempre.

Witchmark

Hay algunos libros que cumplen unas determinadas características de ambientación que sería injusto llamar clónicos, pero que sí que recuerdan unos a otros. Es difícil innovar en una historia fantástica situada en la época de la Regencia o en la Victoriana, porque es una escenario sobreutilizado, aún sin llegar a los niveles de la fantasía pseudomedieval.

Y sin embargo, C.L. Polk consigue mostrarnos una narración cautivadora, aunque no sorprendente. Los elementos que se utilizan son conocidos por todos: una sociedad clasista que se perpetúa en el poder utilizando la magia, conflictos familiares irresolubles en los que chocan la búsqueda de libertad y el cumplimiento del deber, seres de inmenso poder que pueden afectar el curso de la historia… Pero todos estos elementos, bien utilizados, dan lugar a un relato coherente y agradable de leer.

En Witchmark se pueden encontrar reminiscencias de muchos autores, desde Susanna Clarke a Zen Cho, pasando por NK Jemisin. Podría ser interesante seguir todas estas referencias, como el uso del éter que recuerda Las edades de la luz de Ian R. MacLeod (salvando las distancias) y si alguno de vosotros leéis esta obra seguro que tendremos una conversación interesante al respecto.

Entonces, ¿qué es lo que hace que Witchmark se diferencia de las otras obras? Para mí, todo gira alrededor de la relación fraternal entre Miles y su hermana Grace, que está tratada con mucho cariño pero también con mucha verosimilitud. Dos hermanos que se quieren, pero que son capaces de hacerse daño mutuamente por sus ideales, que pueden caer en contradicciones pero que se apoyan el uno al otro… Me ha parecido una representación estupenda. Los personajes son muy atractivos, pero creo que esta relación es la más importante del libro, sin desmerecer la que desarrolla Miles con Tristan, que no parece impostada, pero que me interesa menos.

También me gustaría destacar la carga de crítica social que trae el libro, aunque no se cargan las tintas en exceso. No solo se habla de los desastres de la guerra, también de las desigualdades sociales y la explotación de las clases deprimidas a favor de la vida de lujo de los aristócratas. No lo considero el principal objetivo del libro, pero me alegra que aparezca en la historia.

En resumen, Witchmark utiliza piezas muy conocidas para dar lugar a un collage atractivo unido por una prosa musical y agradable cimentada por unos personajes fuertes con relaciones creíbles. Y hay persecuciones en bici. Todo es mejor con persecuciones en bici.