The Warrior

The Warrior es la continuación de The Coward y también el final de la historia de Kell. Tras los sucesos acontecidos en la primera entrega, Kell es rey de Algany, pero pronto alguien de su pasado volverá para reclamar deudas pendientes y lo cambiará todo.

No quiero entrar mucho en la trama porque inevitablemente llevaría a destrozar la experiencia de lectura del primer libro, así que he pensado que será mejor hablar de las sensaciones que me ha dejado The Warrior.

La última obra de Stephen Aryan es pausada y melancólica, dividida en dos narraciones que tienen distintas velocidades merced a un truco del escritor, pero que le sirve para ralentizar una de las tramas y acelerar la otra de una forma poco sutil para alcanzar un clímax unificado. Precisamente por el uso de este recurso, la impresión en la lectura es que la parte del león se la lleva la trama “ralentizada” mientras que de la trama “acelerada” solo veremos algunos atisbos.

Se trata de una novela eminentemente triste, de pérdida de oportunidades y derrotismo, del fin de una cultura que se encuentra con una amenaza interior a la que no es capaz de hacer frente, una sociedad en la que el pesimismo ha hecho tanta mella en las personas que ya casi ni viven, solo deambulan esperando el final. La pequeña chispa de rebeldía que suponían los actos de dos miembros de esta sociedad se consideran actos de locura imperdonables. Esta sensación de inevitabilidad está maravillosamente conseguida a lo largo de las páginas, pero también hace que la lectura sea morosa y lenta en demasía.

A algunos de los personajes que ya conocíamos de la primera entrega se une dos nuevos que tienen un papel muy desigual en la trama de la novela. Mientras que Odd y sus torturados orígenes gozan de gran importancia, la presencia de Yarra es casi testimonial. No digo que no cumpla su papel, pero parece mucho menos elaborada que Odd, a quien llegaremos a comprender en su ansia.

Como la primera novela, en esta ocasión también asistiremos a un viaje con un objetivo en mente, si bien esta vez no estará tan claro y las dificultades del camino serán mayores, no solo por la orografía del terreno en sí, si no por las luchas interiores que habrán de sobrellevar los miembros de la expedición.

He comentado que había dos puntos de vista en la novela, pero también es cierto que se le da poca importancia a la trama de Sigrid, a pesar de su relevancia en el aspecto político de los Cinco Reinos. Me hubiera gustado que se hubiera desarrollado en mayor profundidad, porque solo asistimos a pequeñas pinceladas del destino que le aguarda a la reina y podría haber sido más interesante centrarnos en ella.

El final, aunque satisfactorio, me parece un poco acelerado.

En definitiva, se trata de un libro de fantasía más lento y melancólico de lo habitual, que puede servir como contrapunto frente a otros autores que se vuelcan más en la acción y en la velocidad de la historia.

Cubierta de Where it Rains in Colors

Ya sabemos cuál será la cubierta de la primera novela de Denise Crittendon, una novela afrofuturista que tendrá como título Where it Rains in Colors.

Esta es la sinopsis:

Lileala has just been named the Rare Indigo – beauty among beauties – and is about to embrace her stardom, until something threatens to change her whole lifestyle and turn the planet of Swazembi upside down.

Swazembi is a blazing, color-rich utopia and the vacation center of the galaxy. This idyllic, peace-loving world is home to waterless seas, filled with cascading neon vapors. No one is used to serious trouble here, especially Lileala, a pampered, young fifty year-old whose radiance has just earned her the revered title of Rare Indigo, the highest and most sacred of honours.

But her perfect lifestyle is shattered when her skin becomes infected with a debilitating disease. The unthinkable happens – Lileala Walata Sundiata loses her ability to shimmer. Where her skin should glisten like diamonds mixed with coal, instead it dulls and forms scar tissue. On top of that, she starts to hear voices in her head, making her paranoid and confused.

But Lileala’s destiny goes far beyond her beauty. Soon, a new power awakens inside her and she realises her whole life, and the galaxy, is about to change…

Mi traducción:

Acaban de nombrar a Lileala Rare Indigo (bella entre las bellas) y está a punto de lanzarse al estrellato cuando algo amenaza con cambiar toda su vida y dar la vuelta del revés al planeta Swazembi.

Swazembi es un mundo utópico, lleno de texturas y colores y el centro vacacional de la galaxia. Este mundo idílico y pacifista es el hora de los océanos sin agua, llenos de cascadas de vapores de neón. Nadie está acostumbrado a tener problemas aquí y mucho menos Lileala, una consentida joven de cincuenta años cuya belleza le acaba de otorgar el título de Rare Indigo, el más alto de los honores.

Pero su estilo de vida se rompe en pedazos cuando cuando enferma y sucede lo impensable, Lileala Walata Sundiata pierde su capacidad para brillar. Cuando su piel debería brillar como diamantes mezclados con carbón, en realidad se convierte en tejido cicatricial sin brillo. Por si fuera poco, comienza a oír voces dentro de su cabeza, volviéndose paranoica y cada vez más confundida.

Pero el destino de Lileala va más allá de su belleza. Pronto, un nuevo poder surgirá de su interior y se dará cuenta de que su vida, y la galaxia están a punto de cambiar…

Esta es la cubierta:

Bluebird

Cuando tuve conocimiento de la existencia de Bluebird, lo primero que me llamó la atención fue la portada, aunque la sinopsis tampoco se quedaba corta. Me animé a leerla y me he encontrado con una aventura espacial que requiere un poco de suspensión de la incredulidad pero que te mantiene entretenida durante sus 400 páginas sobre todo por lo majos que son sus personajes, con sus idas y venidas que realmente llegan a importarte.

El universo en el que se sitúa la obra vive en el enfrentamiento constante de tres facciones desde hace 10000 años (aquí es donde ya tienes que empezar a dejarte llevar) cada una con sus propias particularidades, pero que en general son dirigidas por Malvados Poderes en las Sombras TM que solo buscan mejorar su posición en esta guerra casi eterna. En los pocos intersticios que quedan sobreviven aquellos que no desean pertenecer a ninguna de las facciones y que incluso se enfrentan a ellas para liberar a los subyugados, aunque consigan ser poco más que molestias temporales para las gigantescas corporaciones. También hay distintos tipos de ser humano con características especiales, como cuatro brazos o capacidades telepáticas, aunque no se explora en demasía esto.

Conoceremos a Rig, la protagonista de esta historia, en plena huida de la facción a la que pertenece con un desarrollo armamentístico que podría cambiar la situación de status quo que existe ahora mismo. Y a partir de ahí, seguiremos sus andanzas.

El libro necesita demasiado de las casualidades y, en general, de la buena voluntad y la suerte de los protagonistas para avanzar, pero salvando este obstáculo (que puede ser excesivo para algunos lectores) la narración fluye de una forma muy agradable. Veremos cómo Rig se ve envuelta primero en una persecución, cómo encuentra una aliada inesperada y cómo se precipitan los acontecimientos desde entonces. Un poco alocado, pero muy divertido.

Me gustaría hacer especial hincapié en las relaciones entre los personajes, desde el amor profundo que tiene Rig por su pareja (que pertenece a una de esas odiadas facciones) a la amistad que surge con Ginka casi de casualidad pero que será pivotal para el desarrollo del libro. El libro tiene algunos interludios que van informándonos del pasado para ofrecernos una visión más completa de la historia y también nos va dando atisbos de la avanzada tecnología que permite el control que algunas de las facciones ejercen sobre sus súbditos, aunque las estrategias de “lavado mental” que se utilizan son más viejas que el campo.

Bluebird es un libro profundamente optimista, y se nota en la sensación de bienestar que deja cuando lo estás leyendo. Quizá no sea la cumbre de la originalidad, pero es más que entretenido y cumple perfectamente su función.

Portada de Bluebird

Ya sabemos cuál será la portada de Bluebird, el debut de Ciel Pierlot, que Angry Robot publicará en febrero del año que viene.

Esta es la sinopsis:

A lesbian gunslinger outlaw fights spies in space!

Three factions vie for control of the galaxy. Rig, a gun-slinging, thieving, rebel-with-a-cause, doesn’t give a damn about them and she hasn’t looked back since abandoning them three years ago. That is, until her former faction sends her a message: return what she stole from them, or her twin sister will die.

Rig embarks on a journey across the galaxy to save her—but for once she’s not alone. She has help from her network of resistance contacts, her taser-wielding librarian girlfriend, and a mysterious bounty hunter.

If Rig fails, trillions of lives will be lost—including her sister’s. But if she succeeds, she might just pull the whole damn system down around their ears. Either way, she’s going to do it with Panache and Pizzazz.

Mi traducción:

¡Una pistolera forajida lesbiana que lucha contra espías en el espacio!

Existen tres facciones que pretenden controlar la galaxia. A Rig, una pistolera ladrona rebelde con causa no le importa nada y no ha vuelto la vista atrás desde que los abandonó hace tres años. Hasta que la facción a la que pertenecía le manda un mensaje: devuelve lo que robaste o tu gemela morirá.

Rig se embarca en un viaje a través de la galaxia para salvarla, pero no estará sola. Tendrá ayuda de sus contactos en la resistencia, su novia bibliotecaria y experta en la lucha con táser y un misterioso cazarrecompensas.

Si Rig falla, se perderán trillones de vidas, incluida la de su hermana. Pero si tiene éxito, puede que destroce el sistema actual. Sea como sea, lo hará con Panache and Pizzazz.

Esta es la portada diseñada por Tom Shone:

The Maleficent Seven

La premisa sobre la que se basaba el libro en principio era muy atractiva, un conjunto de villanos que se tienen que unir para hacer frente a un mal mayor, en plan Doce del patíbulo pero con ambientación fantástica. Hay que reconocer que el libro cumple las expectativas, por no es que los protagonistas sean malos, es que son peores. Lo más selecto de cada casa, si la casa está en Elm Street esquina con el inframundo haciendo chaflán.

Nos encontramos ante una obra tan exagerada, con una violencia tan gratuita y tantas salpicaduras de sangre y vísceras que te tienes que reír y te lo pasas estupendamente esperando la siguiente barbaridad que tiene pensada Cameron Johnston. No es un libro para tomárselo en serio, pero teniendo claro este comienzo, es perfectamente disfrutable.

El comienzo se sitúa cuando Black Herran, una demonóloga al mando de sus huestes infernales está a punto de liderar la última batalla contra el bastión defensivo de sus enemigos, rodeada por una serie de capitanes que solo se mantienen a su lado por la codicia y el miedo. Y sin embargo, algo sucede en este último momento que da al traste con las aspiraciones de destrucción de todos.

El libro en sí tiene lugar cuarenta años después de estos sucesos, tras la desbandada del ejército y con una relativa prosperidad en las tierras anteriormente asoladas por las huestes de Black Herran. Pero hay un nuevo poder que va acaparando tierras y sirvientes bajo el estandarte de la luz que amenaza la vida reposada a la que se ha dedicado Black Herran, y tendrá que volver a reunir a sus capitanes para hacerle frente. Solo queda el pequeño problema de que sus antiguos aliados la odian por haberlos dejado en la estacada y que el paso del tiempo no deja a los guerreros igual que estaban antes.

La verdad es que el autor se saca de la manga un repertorio de personajes variopintos que están tan bien dibujados que llevan todo el peso de la obra en sus hombros. Con la fórmula ya conocida de la típica reunión de recursos antes de llevar a cabo un golpe, vamos conociendo poco a poco a estas heces de la sociedad curiosas personalidades, cada cuál con su propia historia y motivación. Un vampiro, una reina pirata, un dios de la guerra sin seguidores… la lista es larga y variadísima. Además, seremos testigos de las interacciones entre ellos que ya os digo que no están basadas en la confianza y el bienestar de los demás, lo que dará lugar a situaciones incómodas… y sangrientas. Lo de sangrienta puede que salga mucho en la reseña.

Es un libro con su buena tanda de páginas, pero os digo yo que se lee en un suspiro, Además, Johnston se guarda algunos ases bajo la manga para crear un final inolvidable y más que adecuado para la historia. Definitivamente recomendable.

Angry Robot anuncia la adquisición de The Village at the Edge of Noon

Angry Robot ha anunciado la adquisición de los derechos de la novela The Village at the Edge of Noon de Darya Bobyleva, que será traducida del ruso por Ilona Chavasse. La publicación tendrá lugar el 11 de octubre de 2022.

Esta es la sinopsis:

 The Village at the Edge of Noon is a “mystical detective story” which follows the residents of a village outside Moscow who wake up to discover that the road out to the motorway has disappeared without a trace and the usual paths into the woods somehow lead back into the village. Anyone who makes it into the trees either vanishes into thin air or returns not quite themselves and the internet, radio and TV have stopped working. There are strange noises and strange visitations. The villagers are plagued by odd thoughts and desires, and quiet but pervasive voices call from the river. The villagers split into factions and odd alliances with the new “neighbours” are formed. Meanwhile the forest looms closer every day. Katya, a solitary young woman, might be the only one beginning to understand what is going on. 

Mi traducción:

The Village at the Edge of Noon es una relato detectivesco mítico que se centra en los residentes de un pueblo a las afueras de Moscú que se despiertan para descubrir qu ela carretera del pueblo ha desaparecido y que loas caminos que llevaban al bosque ahora vuelven a llevar a sus viandantes al propio pueblo. Cualquier persona que se adentre en el bosque o bien desaparece o vuelven “distintos”. No hay internet, ni radio ni televisión y hay ruidos y visitas extrañas. Los habitantes del pueblo tienen pensamientos y deseos extraños, y se oyen voces insistentes desde el río. Los habitantes se dividen en facciones y se crean extrañas alianzas y nuevos barrios. Mientras tanto el bosque se acerca cada día más. Katya, una joven solitaria, puede que sea la única que comprenda qué está sucediendo.

Portada de Spidertouch

Ya sabemos cómo será la portada de Spidertouch, la nueva novela de Alex Thomson que publicará Angry Robot, de quien ya comentamos su primera novela, Death of a Clone.

Esta es la sinopsis:

Enslaved by a mute-race of cruel dictators, Razvan learns their touch-language and works as a translator in order to survive. But war is on the horizon and his quiet life is about to get noisy.

When he was a boy, Razvan trained as a translator for the hated Keda, the mute enslavers of his city, Val Kedi?. They are a cruel race who are quick to anger. They keep a tight hold on the citizens of Val Kedi? by forcing their children to be sent to work in the dangerous mines of the city from the age of eleven until eighteen.

By learning fingerspeak—the Keda’s touch language—Razvan was able to avoid such a punishment for himself and live a life outside the harsh climate of the slums. But the same could not be said for his son.

Now a man, Razvan has etched out a quiet life for himself as an interpreter for the Keda court. He does not enjoy his work, but keeps his head down to protect his son, held hostage in the Keda’s mines. The Keda reward any parental misdemeanors with extra lashings for their children.

Now the city is under siege by a new army who are perhaps even more cruel than their current enslavers. At the same time, a mysterious rebellion force has reached out to Razvan with a plan to utilize the incoming attack to defeat the Keda once and for all. Razvan must decide which side to fight on, who can be trusted, and what truly deserves to be saved.

Mi traducción:

Esclavizado por una raza muda de crueles dictadores, Razvan aprende su lengua mediante el tacto y trabaja como intérprete para sobrevivir. Pero la guerra se aproxima y su tranquila vida se va a volver complicada.

Cuando era un niño, Razvan aprendió a traducir a los odiados Keda, los esclavizadores mudos de su ciudad, Val Kedi. Son un raza cruel predispuesta al enfado. Mantienen a los habitantes de Val Kedi bajo una vigilancia estrecha obligando a sus hijos a trabajar en las peligrosas minas de la ciudad desde los once a los dieciocho años.

Tras aprender la lengua de toque (el lenguaje mediante el tacto de los Keda) Razvan pudo esquivar esta condena y vivir fuera de los arrabales. Pero a su hijo no le pasó lo mismo.

Ahora un hombre, Razvan ha conseguido una vida tranquila como intérprete en la corte de los Keda. No disfruta de su trabajo, pero mantiene su cabeza gacha pensando en su hijo, rehén en las minas. Los Keda recompensan cada mal comportamiento parental con latigazos extra para los hijos.

Ahora la ciudad está bajo sitio por parte de una fuerza que quizá son aún más crueles que los Keda. Simultáneamente, una extraña rebelión se ha puesto en contacto con él para utilizar el ataque contra los Keda y poder derrotarlos. Razvan deberá decidir por qué bando tomar parte, en quién puede confiar y quién merece ser salvado.

Esta es la portada:

The Fallen

The Fallen es la continuación de The Outside, la sorprendente novela de Ada Hoffman que mezclaba horrores lovecraftianos del espacio exterior con personajes neuroatípicos. En esta ocasión, Hoffman deja un poco de lado la space opera para centrar la narración en un solo planeta, que se vio transformado en gran parte por los sucesos acontecidos en la entrega anterior.

The Fallen es una novela de personajes y de sus relaciones. Lo que más me maravilla es el amplio espectro de condiciones neuroatípicas que aparecen durante la lectura, algunas consecuencia de lo que pasa en The Outside pero otras preexistentes. Me parece especialmente encomiable cómo la autora hace hincapié en la adaptación al entorno de estos personajes con características tan particulares y cómo la red de interconexiones creada entre ellos ayuda a cada uno a encontrar su lugar.

La forma escogida para narrar la historia, con relación a los acontecimientos en un pasado reciente y en un pasado remoto me parece también muy acertada, porque así podemos conocer más a fondo a los antagonistas, sus motivaciones y su desarrollo. Lo que quizá era uno de los puntos débiles de The Outside se vuelve uno de los pilares de The Fallen y eso no debe haber sido para nada fácil.

Dentro de mi desconocimiento, me ha dado que pensar el hecho de relacionar los trastornos de personalidad múltiple como precursor de las mentes colmena, algo que tendrá un impacto importante en el desarrollo de la historia.

Una cosa que me resulta difícil de creer es que los dioses permitan una suerte de resistencia pasiva que puede ser el germen que derive en una auténtica revolución, como si les interesara mucho la opinión pública del resto de sectores, mientras que por otro lado sabemos sin lugar a duda que son seres crueles, veleidosos y que conceden una importancia casi nula a los intereses humanos.

The Fallen no es una lectura especialmente fácil, aunque es bastante más asequible que The Outside precisamente porque el mayor esfuerzo de presentación del mundo ya se hizo en la primera novela. No sería justo clasificar este libro como una novela de transición, pero es verdad que deja muchos cabos sueltos destinados (espero) a ser atados en la siguiente entrega.