Anunciada una nueva novela de Alastair Reynolds

Cualquier nueva publicación de Alastair Reynolds es una buena noticia, pero si además os digo que Inhibitor Phase está dentro del universo de Revelation Space, las pulsaciones empiezan a acelerarse hasta alcanzar niveles peligrosos. Así que el 27 de julio del año que viene podremos hincarle el diente a esta nueva historia.

Ahora bien, de momento sobre la novela en sí hay pocos datos, pero para ir abriendo boca os traigo la portada, con diseño de Lauren Panepinto y arte de Shutterstock:

Orbit adquiere los derechos de muchos libros de Alastair Reynolds

Me parece una noticia como para alegrarnos el día que Orbit haya adquirido los derechos de muchas de las obras más antiguas de Alastair Reynolds para que vuelvan a estar disponibles para el gran público. La publicación de los libros electrónicos está prevista para abril, mientras que la de los libros físicos comenzará en junio.

Estos son los títulos que se van a reeditar, aquí hay auténticas joyas de la ciencia ficción:

The Inhibitor Trilogy

Revelation Space

Redemption Ark

Absolution Gap

Chasm City

Century Rain

Pushing Ice

House of Suns

The Prefect Dreyfus Emergencies

Aurora Rising (previously published as The Prefect)

Colecciones de relatos

Diamond Dogs, Turquoise Days

Galactic North

Bone Silence, el nuevo título de Alastair Reynolds

Buscando otra cosa me he encontrado con el anuncio de Bone Silence, la nueva entrega de la saga juvenil de Alastair Reynolds, que se publicará el 30 de enero de 2020.

Esta es la sinopsis:

Return to the Revenger universe, for another thrilling tale set among the stars . . .
Quoins are accepted currency throughout the thousands of worlds of the Congregation. Ancient, and of unknown origin and purpose, people have traded with them, fought for them, and stolen quoin hordes from booby-trapped caches at risk to life and limb throughout the Thirteen Occupations. Only now it’s becoming clear they have another purpose . . . as do the bankers who’ve been collecting them.
The Occupations themselves are another puzzle. The rise and fall of civilisation may have been unevenly spaced across history, but there is also a pattern. Could something be sparking the Occupations – or ending them? And if so, what could it be, lurking far beyond the outermost worlds of the Congregation?
The Ness sisters are being hunted for crimes they didn’t commit by a fleet whose crimes are worse than their own. If they’re to survive, and stay one step ahead of their pursuers – if they’re to answer the questions which have plagued them – it’s going to require every dirty, piratical trick in the book . . .

Esta es mi traducción:

Vuelta al universo de Revenger para otra emocionante aventura entre las estrellas.

Los Quoins son la moneda aceptada entre los miles de mundos de la Congregación. Antiguos, y de origen y propósito desconocidos, la gente los ha intercambiado, ha luchado por ellos y los ha robado de depósitos repletos de trampas a lo largo de las Trece Ocupaciones. Pero solo ahora está quedando claro que tienen otro propósito, como están descubriendo los banqueros que los han coleccionado.

Las Ocupaciones son otro puzle por sí mismas. El ascenso y caída de cada civilización puede estar repartida de forma poco uniforme a lo largo de la historia pero hay un patrón. ¿Puede que algo está dando lugar a las Ocupaciones o acabando con ellas?. de ser así, ¿qué podría ser, esperando pacientemente en los confines de la Congregación?

Las hermanas Ness son perseguidas por crímenes que no han cometido por una flota cuyos crímenes son aún peores. Si van a sobrevivir, y seguir un paso por delante de sus perseguidores, si van a encontrar respuesta a las preguntas que tienen, va a ser necesario usar cada sucio truco pirata que conozcan…

2001: An Odyssey in Words

Cuando desde Cuentos para Algernon me ofrecieron la oportunidad para colaborar en un pequeño proyecto, ni siquiera me lo pensé. Siendo una de las páginas más importantes del panorama español, no me cabía duda de que la idea sería atractiva. Gracias a Marcheto por darme esta oportunidad.

La idea que relaciona todos los relatos comprendidos en 2001: An Odyseey in Words es tan sencilla como que todos tengan 2001 palabras. El punto de partida es sencillo, pero la ejecución no lo es tanto. Veremos qué han conseguido los autores.

Golgotha – Dave Hutchinson

Un inicio fuerte para la colección de relatos, con un visitante alienígena en conversaciones con un sacerdote. La posibilidad de la existencia de un Mesías cetáceo da pie a Hutchinson para dudar de la fe.

The Monoliths of Mars – Paul McAuley

Un relato muy evocativo sobre uno de los grandes iconos de la ciencia ficción de Arthur C. Clarke, con los monolitos marcando las distintas paradas en el camino hacia la elevación espiritual.

Murmuration – Jane Rogers

Un relato con regusto a ciencia ficción clásica sobre los viajes de colonización a otras planetas y los posibles encuentros con alienígenas. Recomendable.

Ouroboros – Ian R MacLeod

La vida cambia para un hacker cuando recibe la visita de un monje con una extraña proposición. Lo que en principio me había parecido un homenaje a «Los nueve mil millones de nombres de Dios» acaba tomando caminos más metafísicos.

The Escape Hatch – Matthew De Abaitua

Una puerta a un nuevo mundo se abre en una autovía y quienes la cruzan tienen la sensación de que todo es mejor en el otro lado. Aunque la premisa es interesante, el desarrollo de la historia no lo es tanto.

Childhood’s Friend – Rachel Pollack

Pollack ha escrito lo que parece más el comienzo de una novela que un relato por sí mismo, empezando con el nacimiento de unos bebés con «capacidades especiales».

Takes from the White Hart – Bruce Sterling

Un relato que no deja de ser una charada de Sterling homenajeando a un homenaje de Arthur C. Clarke pero sin llegar a ningún sitio.

Your Death, Your Way, 100% Satisfaction Guaranteed! – Emma Newman

Un cuento sobre lo que dejamos atrás cuando morimos. Lo que creemos que dejamos y lo que realmente hacemos.

Distraction – Gwyneth Jones

Una crítica a uno de los pasajes más polémicos de Cita con Rama.

Dancers – Allen Stroud

Una investigación de sucesos violentos en la nueva Estación Espacial desvelará un culpable inesperado. Entretenido.

Entropy War – Yoon Ha Lee

Muy curioso este relato de Yoon Ha Lee sobre la entropía del universo presentándolo como un reglamento de juego de mesa, basado principalmente en el azar.

The Ontologist – Liz Williams

Este cuento versa sobre la clasificación de todas las cosas, labor realizada por un ontologista. Pero, ¿qué ocurre cuando se encuentra con algo inclasificable?

Waiting in the Sky – Tom Hunter

Homenaje a David Bowie y a su relación con la ciencia ficción, me ha dejado pensando bastante rato.

The Collectors – Adrian Tchaikovsky

Maravilloso relato razón de esta colaboración entre Cuentos para Algernon y Fantástica Ficción. Aprovechad que lo tenéis en español a vuestro alcance para disfrutarlo.

I Saw Three Ships – Phillip Mann

Lo que comienza como un homenaje a un astronauta que se va a retirar finaliza de una forma un tanto abrupta.

Before They Left – Colin Greenland

Entiendo que la longitud de estos relatos constriñe en cierto modo a los autores, pero mientras que muchos de ellos nos ofrecen historias completas, este de Colin Greenland deja una muy rara sensación de vacío, de que falta algo. La historia de una niña que desea viajar a Marte y así se lo solicita a nuestros Overlords alienígenas.

Drawn From the Eye – Jeff Noon

El verdadero poder de una lágrima desvelado en un cuento que hará aflorar nuestras emociones.

Roads of Silver, Paths of Gold – Emmi Itäranta

Mitología finlandesa que aparece un tanto fuera de lugar en esta antología, la verdad.

The Fugue – Stephanie Holman

Un alien enviado a la Tierra como infiltrado para investigar nuestra civilización que se olvida de su misión principal.

Memories of a Table – Chris Beckett

Un recurso válido como los atisbos del pasado recuperados como grabación sirve para contar una historia sentimental

Child of Ours – Claire North

Cuando los robots estudian si reproducirse tiene sentido, les resulta difícil llegar a un consenso sobre cuáles serían las capacidades más deseables para la criatura.

Would-Be A.I., Tell Us a Tale! #241: Sell ’em Back in Time! by Hali Hallison – Ian Watson

Una broma de Watson a base de juegos de palabras y con cierta obsesión por los pechos femeninos.

Last Contact – Becky Chambers

A pesar de entrar en contradicción con en propio nombre del relato, lo que Chambers nos cuenta aquí es un «primer contacto» de forma física. Me gusta la idea de la comunicación a través de feromonas y creo que el relato tiene la longitud adecuada para la idea que quiere transmitir.

The Final Fable – Ian Whates

Una aproximación a la paradoja de Fermi con un cierto regusto a ciencia ficción clásica.

Ten Landscapes of Nili Fossae – Ian McDonald

Un relato muy visual sobre descripciones de arte aplicadas a la llegada del hombre a Marte. Destaca más por su lirismo que por su contenido y me ha recordado algo a Before Mars.

Child – Adam Roberts

Partiendo de la base de un hecho improbable que homenajea 2001, Roberts relata un escenario apocalíptico de final imprevisible.

Providence – Alastair Reynolds

Un final muy adecuado para la parte de ficción de la antología, con un viaje de colonización que no consigue llegar a su destino pero que sin embargo busca aprovechar en lo posible su situación.

2001: A Space Prosthesis – The Extensions of Man – Andrew M. Butler (no ficción)

Curioso ensayo sobre la versión cinematográfica de 2001 con algunas referencias al libro que la inspiró.

On Judging The Clarke Award – Neil Gaiman (no ficción)

Anécdotas sobre la participación de Neil Gaiman como jurado en la concesión de los premios Arthur C. Clarke.

Once More on the 3rd Law – China Miéville (no ficción)

Complejo estudio sobre la literatura de ciencia ficción relacionándola con la tercera Ley de Clarke. Me encanta la conclusión:

It is, though, profoundly exciting to consider that any sufficiently advanced literature must be indistinguishable from science fiction.

De nuevo, gracias a Marcheto por animarme a participar en este proyecto conjunto.

Permafrost

Me encantan las historias de viajes en el tiempo. Me gusta como los autores van buscando las soluciones a las posibles paradojas temporales o toman el atajo de las realidades alternativas que colapsan cuando los viajeros las abandonas o alguna de las otras posibilidades que van surgiendo.

Es por eso que cuando supe de la publicación de Permafrost por parte de uno de mis escritores favoritos, supe que tenía que leerla cuanto antes. Además, su escasa longitud la hacía un aperitivo delicioso entre lecturas que me iban a consumir más tiempo.

Lo primero que destaca es su ambientación en Rusia, un escenario algo atípico, ya que por suerte o por desgracia estamos acostumbrados a que TODO pase en Estados Unidos. Se agradece un pequeño cambio de localización geográfica, aunque salvo por algunos detalles, no es que influya especialmente en la trama.

Debido precisamente a las pocas páginas que utiliza Reynolds para Permafrost, es difícil de analizar sin caer en el spoiler, algo que siempre me gusta evitar. Podríamos decir que la «teoría del tiempo» no es especialmente novedosa, pero que su solución para las paradojas es coherente con el entramado que crea.

A veces el autor se pone trampas a sí mismo, como con la mención de un aparato que no tiene sentido hasta que, mucho más adelante en la lectura, descubrimos que es imprescindible para que uno de los viajeros en el tiempo se pueda comunicar. Pero si nos habíamos fijado en este detalle, la «revelación» relacionada con este viajero ya no es tal.

También merece especial atención el escenario preapocalíptico en el que comienza el libro, terriblemente verosímil y la causa de que se preparen estos viajes en el tiempo para buscar una solución en la que no parecen tener mucha confianza pero que es su única posibilidad. Este inicio da el grado de tensión suficiente para desencadenar toda la aventura y justificar muchas acciones moralmente reprochables.

De lo que no cabe duda es de que si te gustan los viajes en el tiempo, Permafrost no te defraudará.

Portada de Permafrost

Yo creo que no sorprenderá a nadie que me alegre de una publicación nueva de Alastair Reynolds, pero es que Permafrost tiene muy buena pinta.

La sinopsis:

2080: at a remote site on the edge of the Arctic Circle, a group of scientists, engineers and physicians gather to gamble humanity’s future on one last-ditch experiment. Their goal: to make a tiny alteration to the past, averting a global catastrophe while at the same time leaving recorded history intact. To make the experiment work, they just need one last recruit: an aging schoolteacher whose late mother was the foremost expert on the mathematics of paradox.

2028: a young woman goes into surgery for routine brain surgery. In the days following her operation, she begins to hear another voice in her head… an unwanted presence which seems to have a will, and a purpose, all of its own—one that will disrupt her life entirely. The only choice left to her is a simple one.

Does she resist … or become a collaborator?

Mi traducción:

2080: en un sitio remoto en el filo del Círculo Ártico, un grupo de científicos, ingenieros y físicos se reúnen para apostar el futuro de la humanidad en un último experimento. Su objetivo: hacer una pequeña alteración al pasado para evitar una catástrofe global sin cambiar la historia. Para que el experimento funcione, solo necesitan una última colaboración: una anciana maestra cuya madre muerta era la mayor experta de las matemáticas de la paradoja.

2028: una joven entra en cirugía para una operación cerebral rutinaria. En los días siguientes, empieza a oir otra voz en su cabeza… una presencia no deseada que parece tener un propósito que cambiará su vida. Solo le queda una opción:

¿Resistir o colaborar?

La portada:

Alastair Reynolds publicará una secuela de The Prefect

Una nueva novela de Alastair Reynolds siempre es una buena noticia, y gracias al aviso de @mertonio hemos conseguido saber que el autor publicará una secuela de The Prefect. Esta novela, a mi entender, era una de las más flojas de Reynolds, aunque tenía sus puntos interesantes.

La novela se llamará Elysium Fire y transcurre dos años después de los sucesos acontecidos en The Prefect, aunque Reynolds la ha concebido como una obra de lectura independiente.

Aquí tenéis la portada:

Aprovechando este nuevo lanzamiento, Reynolds ha decidido retitular The Prefect como Aurora Rising, pero solo cambia el nombre no el contenido.

Aquí tenéis la nueva portada también:

Bridging Infinity

bridgingLa serie Infinity de Jonathan Strahan me parece apasionante, pero esta nueva entrega le va a la zaga a las anteriores.

Sixteen Questions for Kamala Chatterjee de Alastair Reynolds

Espectacular comienzo de la antología, con un proyecto de ingeniería de inmensas proporciones y con una escala temporal también grande. Y sin embargo, todo se reduce a 16 preguntas en la defensa de una tesis doctoral y en otro momento temporal. Grandioso.

Six Degrees of Separation Freedom de Pat Cadigan

Maravillosa la aportación de Pat Cadigan a esta antología. Para colonizar el sistema solar, el ser humano inevitablemente tendrá que adaptarse a condiciones distintas a las que se dan en la Tierra. ¿Quiénes serán los valientes que darán el paso? Me encanta la mezcla entre oficial de reclutamiento e ingeniera que relata la historia.

The Venus Generations de Stephen Baxter

Una familia caracterizada por sus increíbles proyectos de ingeniería para el avance de la humanidad y su relación con Venus. Científicamente apasionante, pero frío en las relaciones interpersonales.

Rager in Space de Charlie Jane Anders

Este relato no tiene ni pies ni cabeza. Esas frases maternales que todos hemos escuchado pero en un contexto post-singularidad podría haber dado mucho más de sí.

The Mighty Slinger de Tobias S. Buckell & Karen Lord

No me parecía posible hablar de canción protesta en el espacio, pero todos los días nos sorprendemos por algo.

Ozymandias de Karin Lowachee

Aunque divertido en un principio y con el fundamento de la soledad de los enviados a supervisar puestos lejanos, la historia se queda en muy poca cosa al final.

The City’s Edge de Kristine Kathryn Rusch

Otra historia que se queda incompleta, con un giro final cuando menos insólito en la explicación de la desaparición de una gran superestructura.

Mice Among Elephants de Gregory Benford & Larry Niven

Me temo que este relato también deja una sensación de trabajo sin finalizar. Una idea interesante, unas explicaciones científicas de esas de tener que pararte a pensar, un gran objeto desconocido que explorar… y un final abrupto que te deja con mal sabor de boca.

Parables of Infinity de Robert Reed

Robert Reed no defrauda para nada con sus relatos inabarcables en el tiempo, pero es que en esta ocasión también consigue que sea bello. Dotar de inteligencia a las herramientas con las que se construye el futuro es una buena idea, pero que además conserven memorias del pasado puede resultar vital.

Monuments de Pamela Sargent

El cambio climático como elemento para la reflexión.

Apache Charley and the Pentagons of Hex de Allen M. Steele

Quizá de los mejores relatos de la antología, al menos por cómo se ajusta a la idea de una estructura grandiosa para la colonización del espacio. Me gustan las historias de esferas de Dyson y está es de las buenas.

Cold Comfort de Pat Murphy & Paul Doherty

Otro ejemplo de lucha contra el cambio climático, con una solución tardía pero adecuada y con una alabanza a la economía colaborativa para soslayar las trabas burocráticas. Muy entretenido.

Travelling into Nothing de An Owomoyela

Otro relato que se queda a medias. Interesante la idea de una nave totalmente autosuficiente para ocultarse del enemigo, aunque las inevitables imperfecciones la obligan a reabastacerse de vez en cuando.

Induction de Thoraiya Dyer

Esperaba más variedad en cuanto a temas, pero está claro que el cambio climático es una preocupación generalizada. Aún teniendo en cuenta las relaciones familiares presentes en el relato, me parece algo vacío.

Seven Birthdays de Ken Liu

Gran final para una antología que se me antoja mucho más irregular de lo que Strahan acostumbra. En una nueva muestra de la amplitud de su capacidad creativa, Liu nos regala una historia con un marco temporal casi inalcanzable capaz de aunar las preocupaciones familiares con el futuro de la humanidad. Espléndido.

Me parece que Bridging Infinity tiene historias magníficas por las que merece la pena leerla, pero también me parece que algunas son fácilmente prescindibles.