Solaris publicará tres nuevas novelas cortas de Adrian Tchaikovsky

¡Hola! Soy Leticia Lara. Quizá me recuerden de otros anuncios de publicaciones nuevas de Adrian Tchaikovsky. Tal vez les sorprenda saber que este blog todavía no se ha convertido en un monográfico sobre el autor, pero no es algo que se descarte.

Sobre estos nuevos libros de Adrian hay poquita información, ya que están planificados para su publicación en 2021, 2022 y 2023. Pero de la primera obra al menos conocemos el título, se llamará One Day All This Will Be Yours. Seguiremos informando.

The Doors of Eden

Aunque hace algún tiempo que un libro nuevo de Adrian Tchaikovsky ha dejado de ser noticia por lo habitual de sus publicaciones, poder leer un libro del prolífico autor siempre es bienvenido. Además, si es una novela de ciencia ficción sobre mundos paralelos qué queréis que os diga, la emoción va subiendo.

Tchaikovsky vuelve a hacer gala de su deslumbrante imaginación y de sus conocimientos de biología en una novela estructurada en dos partes que parecen estar diferenciadas, pero que acabarán uniéndose. Por un lado, tendremos acceso a los extractos de una obra denominada Other Edens: Speculative Evolution and Intelligence de la profesora Ruth Emerson de la Universidad de California. Y por otro lado tenemos el centro de la novela, también con hilos independientes en un principio que poco a poco se van uniendo conforme los protagonistas se van conociendo y estableciendo relaciones entre ellos.

Personalmente, me he sentido fascinada por los extractos de la supuesta obra de divulgación, por las muchísimas posibilidades que el autor nos expone cambiando tan solo un poco las condiciones de la Tierra hace millones de años y viendo cómo la ciega evolución crea y destruye vida al azar. Esta parte del libro me parece sencillamente espectacular, un ensayo sobre posibles caminos que hubiera podido tomar la vida en nuestro planeta.

La otra parte es más convencional y aunque me haya resultado menos atractiva no por ello deja de ser interesante. Tchaikovsky nos narra una trama de espionaje y conspiraciones de consecuencias inesperadas. Aunque he de reconocer que algunas de las «sorpresas» que nos aguardan a lo largo de las páginas son algo previsibles según qué bagaje lector tengamos, los capítulos están escritos con buen ritmo y apenas hay momentos de descanso. Merece la pena resaltar el tratamiento de la orientación sexual de algunos de los personajes y cómo se hace uso de ella para subyugarles y obligarles a realizar acciones contra su voluntad. El hecho de que con la increíble variedad de posibles protagonistas que tenía a su disposición el escritor haya decidido tomar un camino eminentemente antropocentrista resulta algo decepcionante.

El autor experimenta hacia el final del libro con el lector ofreciéndole información que puede parecer contradictoria, aunque luego todo quede explicado. Esta parte final quizá pueda resultar algo tramposa y es otro de los pocos defectos que le veo al libro.

Con The Doors of Eden Adrian Tchaikovsky se postula como un claro contendiente para las nominaciones de premios del año que viene. Espero no equivocarme en mi vaticinio.

Anunciadas dos nuevas novelas cortas de Adrian Tchaikovsky

A este ritmo, voy a tener que hacer un concurso para escribir las entradillas a los anuncios de nuevas publicaciones de Adrian Tchaikovsky, porque mi imaginación tiene un límite. Afortunadamente, hoy contamos con la colaboración de Jordi Balcells para esta dura tarea.

Dos nuevas novelas cortas del autor que deja a Sanderson a la altura de Martin o Rothfuss en velocidad. Y ojito, Lope de Vega, que tú eres el siguiente.

Jordi Balcells, grinch profesional

A principios de 2021, verán la luz dos nuevas obras de Adrian Tchaikovsky. Se trata de la continuación de The Expert System’s Brother, que tendrá por título The Expert System’s Champion.

Pero quizá la más interesante sea la otra obra, titulada Elder Race. Esta es la sinopsis:

Elder Race tells the story of Lynesse, the (low ranking) Fourth Daughter of the queen.

Although no-one else appears to agree, she believes that the only way to rid her land of the demon that terrorizes it is to invoke the pact between her family and the Elder sorcerer who has inhabited the tower for as long as her people have lived here. Hundreds of years, at least. Maybe more.

She’s told she mustn’t. She does so, anyway.

But Elder Nyr isn’t a sorcerer. He has power, to be sure, but he shouldn’t even be speaking with these people, for fear of breaching an ancient directive. Nevertheless, he decides to accompany Lynesse on her quest for what his knowledge of science tells him cannot possibly be a demon…

Y mi traducción:

Elder Race cuenta la historia de Lynesse, la Cuarta Hija de la Reina, un rango inferior.

Aunque nadie está de acuerdo con ella, cree que la única manera de librar su tierra del demonio que la aterroriza es invocar el pacto entre su familiar y el Anciano Hechicero que ha vivido en la torre desde que su gente vive allí. Al menos siglos, quizá más.

Le han dicho que no debe hacerlo. Lo hace igualmente.

Pero el Anciano Nyr no es un hechicero. Tiene poder, pero ni siquiera debería estar hablando con ella, por temor a romper una antigua directiva. A pesar de todo, decide acompañar a Lynesse en su aventura para enfrentarse a aquello que su conocimiento científico niega que pueda ser un demonio…

Made Things

No creo que sorprenda a nadie si empiezo mi reseña comentando lo prolífico que es Adrian Tchaikovsky. Es un autor con una gran capacidad de trabajo y en ocasiones resulta difícil seguirle la pista a todas sus publicaciones, pero con Made Things lo tuve claro desde un principio, su escasa longitud y esa maravillosa portada me convencieron para darle una temprana oportunidad.

Made Things es una novela corta en la que prevalece el mundo sobre la historia, aunque esto pueda parecer contradictorio precisamente cuando hay tan pocas páginas para describir el escenario y se espera que todo se centre en la acción. Sin embargo, Adrian consigue con algunas descripciones y muchos atisbos que deja a la imaginación del lector adentrarnos en un mundo que quizá podría dar más de sí en otras narraciones. Sirve como muy buen ejemplo de la versatilidad de un autor que es capaz de tocar todos los palos y lo hace generalmente de forma exitosa.

Se trata de una historia bastante tópica, con una ladrona que sobrevive en los bajos fondos de la ciudad como puede, pero que en un golpe de suerte consigue aliarse con unos extraños seres que parecen marionetas animadas, insufladas de vida. Lo que más llama la atención son los distintos tipos de marioneta, definidos por su materia prima, ya sea madera, metal, cera… Cada uno de ellos tiene unas características peculiares debidas a este origen, pero también su propia personalidad. Las fuerzas del orden tienen fichada a la protagonista y no le quitan ojo para que no cometa más fechorías, pero el conflicto no se desencadena precisamente por ahí. No quiero comentar más del relato, que como ya digo no es excesivamente novedoso, pero creo que merece la pena leerlo para ver otro despliegue de imaginación del autor que con algo tan banal como una muñeca de trapo puede construir todo un mundo que se sostiene por sí mismo.

Anunciado Firewalkers de Adrian Tchaikovsky

Bienvenidos a nuestro recordatorio mensual sobre los libros nuevos que va anunciando Adrian Tchaikovsky, un autor con el que es muy difícil estar al día si no es con dedicación exclusiva.

Su nuevo libro se titulará Firewalkers y se publicará en mayo de 2020.

Esta es la sinopsis:

Firewalkers are brave. Firewalkers are resourceful. Firewalkers are expendable.

The Earth is burning. Nothing can survive at the Anchor; not without water and power. But the ultra-rich, waiting for their ride off the dying Earth? They can buy water. And as for power?

Well, someone has to repair the solar panels, down in the deserts below.

Kids like Mao, and Lupé, and Hotep; kids with brains and guts but no hope.

The Firewalkers.

Mi traducción:

Los Firewalkers son valientes. Los Firewalkers tienen muchos recursos. Los Firewalkers son prescindibles.

La Tierra está ardiendo. Nada puede sobrevivir al Anchor, no sin agua ni electricidad. ¿Pero los ultraricos que están esperando para huir de la Tierra moribunda? Ellos pueden comprar agua. ¿Y qué pasa con la electricidad?

Bueno, alguien tendrá que reparar los paneles solares en el desierto.

Niños como Mao y Lupé y Hotep; niños con cerebro y agallas pero sin esperanza.

Los Firewalkers.

Esta es la portada:

Portada de The Doors of Eden

Id preparando vuestros ojos para la nueva novela de Adrian Tchaikovsky que Pan McMillan ha anunciado para el 28 de mayo del año que viene. El título será The Doors of Eden, y esta es la sinopsis:

Lee’s best friend went missing on Bodmin Moor, four years ago. She and Mal were chasing rumours of monsters when they found something all too real. Now Mal is back, but where has she been, and who is she working for?

When government physicist Kay Amal Khan is attacked, the security services investigate. This leads MI5’s Julian Sabreur deep into terrifying new territory, where he clashes with mysterious agents of an unknown power ­who may or may not be human. And Julian’s only clue is some grainy footage ­– showing a woman who supposedly died on Bodmin Moor.

Khan’s extradimensional research was purely theoretical, until she found cracks between our world and countless others. Parallel Earths where monsters live. These cracks are getting wider every day, so who knows what might creep through? Or what will happen when those walls finally come crashing down . . .

Mi traducción:

La mejor amiga de Lee desapareció en Bodmin Moor hace cuatro años. Mal y ella estaban investigando los rumores de monstruos cuando encontraron algo demasiado real. Ahora Mal ha vuelto pero, ¿dónde ha estado y para quién está trabajando?

Cuando atacan a la físico del gobierno Amal Khan, los servicios de seguridad investigan. Esto lleva al agente del MI5 Julian Sabreur a un terrorífico lugar desconocido, donde se enfrenta a misteriosos agentes con poderes desconocidos que puede que sean humanos… o puede que no. Y la única pista de la que dispone Julian es un vídeo antiguo que muestra a una mujer que supuestamente murió en Bodmin Moor.

La investigación extradimensional de Khan era puramente teórica, hasta que encontró grietas entre nuestro mundo e incontables otros. Tierras paralelas donde los monstruos viven. Estas grietas se van haciendo más grandes cada día, así que… ¿quién sabe qué podrá venir de allí? ¿O qué pasará cuando los muros se derrumben?

Esta es la portada, con arte de Blacksheep y diseño de Neil Lang:

Cage of Souls

Adrian Tchaikovsky es un autor tan prolífico que algunas veces hay títulos suyos que pasan algo más desapercibidos, no sé si por el marketing o porque simplemente es difícil leer todo lo que publica. Creo que esto es algo que ha sucedido con Cage of Souls, una obra de la que he oído hablar poco pero de lectura más que recomendable.

El sol es un astro moribundo que apenas calienta la ciudad de Shadaprur, último lugar habitable para la humanidad, construida sobre las ruinas de incontables civilizaciones. El protagonista de la historia es Stefan Advani, que en una primera persona muy atractiva y con una voz narrativa ciertamente peculiar, nos va contando sus aventuras y principalmente, sus desventuras.

Por la propia estructura del libro, nos encontramos ante unas memorias escritas, así que el relato no es necesariamente pormenorizado, dando mucha más importancia a unas secciones que a otras (¿he oído por ahí narrador no confiable?). Quizá nos hubiera interesado indagar más en algunos aspectos de la ciudad que en otros, pero Stefan es un guía tirano que nos muestra lo que le interesa. El hecho de que a veces rompa la cuarta pared no hace si no aumentar nuestra relación con Advani.

Sin embargo, su vocación científica nos permite asistir a un asombroso despliegue de imaginación. Tchaikovsky lo mismo nos sorprende con una clase de biología (quizá esto sea menos sorprendente viniendo de quien viene) que con un tratado sobre arqueología. La panoplia de personajes de los que hace uso también es tan variada como atractiva, aunque en cierto modo están supeditados a la propia visión de Advani, consiguen robarle el protagonismo en más de una ocasión.

Se puede leer la obra en clave admonitoria sobre los riesgos del cambio climático, aunque me resisto a encasillar esta obra como clifi. Para mí, es claramente ciencia ficción aunque en algunos lugares la he visto reseñada como fantasía. Quizá sea la propia valía del autor la que hace difícil la descripción de Cage of Souls.

La prosa, aunque algo enrevesada, se lee de forma rápida y consigue que la lectura avance de forma bastante veloz, aunque algunos de los necesarios flashbacks que se introducen durante la narración nos dejen con la miel en los labios de lo que iba ocurriendo para insertar otros datos quizá no tan necesarios. En ocasiones los capítulos pueden llegar a hacerse densos por la cantidad de ideas por párrafo que Adrian va mostrándonos, pero no por ello deja de resultar apasionante.

Walking to Aldebaran

La última obra que ha caído en mis manos de Adrian Tchaikovsky no es una lectura fácil. La estructura escogida, un soliloquio de un personaje cuya estabilidad mental deja bastante que desear es de por sí complicada, pero es que además el autor ni quiere ni puede desvelar parte de la historia al principio de la obra, dejándonos un poco perdidos. Cuando empieza a usar flashbacks la fotografía comienza a revelarse ante nosotros y ayudados por la escasa longitud de Walking to Aldebaran conseguimos alcanzar un final satisfactorio, aunque el camino haya sido tortuoso.

Quizá debería haberme dado cuenta antes porque hay bastantes pistas sobre cuál es el principal referente de esta novela corta, pero el autor sabe cómo narrar para que lleguemos a empatizar con el protagonista, a pesar de las acciones que lleva a cabo. Un aspecto muy conseguido de la obra es la ambientación, extremadamente agobiante, con los pasos del protagonistas llevándole a través de un laberinto físico que asemeja al laberinto mental en el que se encuentra. También es capaz de hacer referencias a casi todos los terrores que comúnmente se asocian al espacio exterior y los extraterrestres, con mandíbulas, intestinos, ácidos estomacales y bastante casquería.

En el libro también podemos ver algo de crítica a la sociedad actual y a los enfrentamientos de los políticos por «ponerse la medalla», pero es solo una pequeña pátina que enluce el resultado final.

Lo que no me esperaba son los toques de humor que aparecen en la narración, a pesar del tono general de Walking to Aldebaran. Es un gran mérito del autor conseguir que este párrafo, por ejemplo, no desentone para nada en el libro:

“I was also one of the pilots, although space piloting is one of those situations where they should really equip you with a dog, so your job is to feed the dog and the dog’s job is to bite you if you touch any of the expensive equipment.”

Quizá estos toques de comedia oscura son lo que más me ha sorprendido de la obra, que resulta un poco difícil de comentar sin destriparla. Así que será mejor que la leas directamente, para que podamos conocer tu opinión.

2001: An Odyssey in Words

Cuando desde Cuentos para Algernon me ofrecieron la oportunidad para colaborar en un pequeño proyecto, ni siquiera me lo pensé. Siendo una de las páginas más importantes del panorama español, no me cabía duda de que la idea sería atractiva. Gracias a Marcheto por darme esta oportunidad.

La idea que relaciona todos los relatos comprendidos en 2001: An Odyseey in Words es tan sencilla como que todos tengan 2001 palabras. El punto de partida es sencillo, pero la ejecución no lo es tanto. Veremos qué han conseguido los autores.

Golgotha – Dave Hutchinson

Un inicio fuerte para la colección de relatos, con un visitante alienígena en conversaciones con un sacerdote. La posibilidad de la existencia de un Mesías cetáceo da pie a Hutchinson para dudar de la fe.

The Monoliths of Mars – Paul McAuley

Un relato muy evocativo sobre uno de los grandes iconos de la ciencia ficción de Arthur C. Clarke, con los monolitos marcando las distintas paradas en el camino hacia la elevación espiritual.

Murmuration – Jane Rogers

Un relato con regusto a ciencia ficción clásica sobre los viajes de colonización a otras planetas y los posibles encuentros con alienígenas. Recomendable.

Ouroboros – Ian R MacLeod

La vida cambia para un hacker cuando recibe la visita de un monje con una extraña proposición. Lo que en principio me había parecido un homenaje a «Los nueve mil millones de nombres de Dios» acaba tomando caminos más metafísicos.

The Escape Hatch – Matthew De Abaitua

Una puerta a un nuevo mundo se abre en una autovía y quienes la cruzan tienen la sensación de que todo es mejor en el otro lado. Aunque la premisa es interesante, el desarrollo de la historia no lo es tanto.

Childhood’s Friend – Rachel Pollack

Pollack ha escrito lo que parece más el comienzo de una novela que un relato por sí mismo, empezando con el nacimiento de unos bebés con «capacidades especiales».

Takes from the White Hart – Bruce Sterling

Un relato que no deja de ser una charada de Sterling homenajeando a un homenaje de Arthur C. Clarke pero sin llegar a ningún sitio.

Your Death, Your Way, 100% Satisfaction Guaranteed! – Emma Newman

Un cuento sobre lo que dejamos atrás cuando morimos. Lo que creemos que dejamos y lo que realmente hacemos.

Distraction – Gwyneth Jones

Una crítica a uno de los pasajes más polémicos de Cita con Rama.

Dancers – Allen Stroud

Una investigación de sucesos violentos en la nueva Estación Espacial desvelará un culpable inesperado. Entretenido.

Entropy War – Yoon Ha Lee

Muy curioso este relato de Yoon Ha Lee sobre la entropía del universo presentándolo como un reglamento de juego de mesa, basado principalmente en el azar.

The Ontologist – Liz Williams

Este cuento versa sobre la clasificación de todas las cosas, labor realizada por un ontologista. Pero, ¿qué ocurre cuando se encuentra con algo inclasificable?

Waiting in the Sky – Tom Hunter

Homenaje a David Bowie y a su relación con la ciencia ficción, me ha dejado pensando bastante rato.

The Collectors – Adrian Tchaikovsky

Maravilloso relato razón de esta colaboración entre Cuentos para Algernon y Fantástica Ficción. Aprovechad que lo tenéis en español a vuestro alcance para disfrutarlo.

I Saw Three Ships – Phillip Mann

Lo que comienza como un homenaje a un astronauta que se va a retirar finaliza de una forma un tanto abrupta.

Before They Left – Colin Greenland

Entiendo que la longitud de estos relatos constriñe en cierto modo a los autores, pero mientras que muchos de ellos nos ofrecen historias completas, este de Colin Greenland deja una muy rara sensación de vacío, de que falta algo. La historia de una niña que desea viajar a Marte y así se lo solicita a nuestros Overlords alienígenas.

Drawn From the Eye – Jeff Noon

El verdadero poder de una lágrima desvelado en un cuento que hará aflorar nuestras emociones.

Roads of Silver, Paths of Gold – Emmi Itäranta

Mitología finlandesa que aparece un tanto fuera de lugar en esta antología, la verdad.

The Fugue – Stephanie Holman

Un alien enviado a la Tierra como infiltrado para investigar nuestra civilización que se olvida de su misión principal.

Memories of a Table – Chris Beckett

Un recurso válido como los atisbos del pasado recuperados como grabación sirve para contar una historia sentimental

Child of Ours – Claire North

Cuando los robots estudian si reproducirse tiene sentido, les resulta difícil llegar a un consenso sobre cuáles serían las capacidades más deseables para la criatura.

Would-Be A.I., Tell Us a Tale! #241: Sell ’em Back in Time! by Hali Hallison – Ian Watson

Una broma de Watson a base de juegos de palabras y con cierta obsesión por los pechos femeninos.

Last Contact – Becky Chambers

A pesar de entrar en contradicción con en propio nombre del relato, lo que Chambers nos cuenta aquí es un «primer contacto» de forma física. Me gusta la idea de la comunicación a través de feromonas y creo que el relato tiene la longitud adecuada para la idea que quiere transmitir.

The Final Fable – Ian Whates

Una aproximación a la paradoja de Fermi con un cierto regusto a ciencia ficción clásica.

Ten Landscapes of Nili Fossae – Ian McDonald

Un relato muy visual sobre descripciones de arte aplicadas a la llegada del hombre a Marte. Destaca más por su lirismo que por su contenido y me ha recordado algo a Before Mars.

Child – Adam Roberts

Partiendo de la base de un hecho improbable que homenajea 2001, Roberts relata un escenario apocalíptico de final imprevisible.

Providence – Alastair Reynolds

Un final muy adecuado para la parte de ficción de la antología, con un viaje de colonización que no consigue llegar a su destino pero que sin embargo busca aprovechar en lo posible su situación.

2001: A Space Prosthesis – The Extensions of Man – Andrew M. Butler (no ficción)

Curioso ensayo sobre la versión cinematográfica de 2001 con algunas referencias al libro que la inspiró.

On Judging The Clarke Award – Neil Gaiman (no ficción)

Anécdotas sobre la participación de Neil Gaiman como jurado en la concesión de los premios Arthur C. Clarke.

Once More on the 3rd Law – China Miéville (no ficción)

Complejo estudio sobre la literatura de ciencia ficción relacionándola con la tercera Ley de Clarke. Me encanta la conclusión:

It is, though, profoundly exciting to consider that any sufficiently advanced literature must be indistinguishable from science fiction.

De nuevo, gracias a Marcheto por animarme a participar en este proyecto conjunto.

Made Things: nueva novela corta de Adrian Tchaikovsky

Ya lo vaticinábamos, tres libros en el mismo año era poca cosa para Adrian Tchaikovsky, y ya se ha anunciado una nueva novela corta para noviembre, de la mano de Tor.com

El título será Made Things y la premisa es muy atractiva, como podéis ver en la sinopsis:

She was good at making friends.

Coppelia is a street thief, a trickster, a low-level con artist. But she has something other thieves don’t… tiny puppet-like friends: some made of wood, some of metal. They don’t entirely trust her, and she doesn’t entirely understand them, but their partnership mostly works.

After a surprising discovery shakes their world to the core, Coppelia and her friends must reexamine everything they thought they knew about their world, while attempting to save their city from a seemingly impossible new threat.

Mi traducción:

Se le daba bien hacer amigos.

Coppelia es una ladrona callejera, una timadora de bajo nivel. Pero tiene algo que otros ladrones no tienen… pequeñas marionetas amigas. Algunas están hechas de madera, otras de metal. No se fían totalmente de ella y ella no los comprende totalmente, pero su alianza va tirando.

Después de un sorprendente descubrimiento que remueve los cimientos de su mundo, Coppelia y sus amigos deben ver con otros ojos todo lo que sabían, mientras intentan salvar a su ciudad de una nueva amenaza aparentemente imposible.

Aquí tenéis la portada, con arte de Red Nose Studio y diseño de Christine Foltzer: