Empire in Black and Gold

Sé que es una tarea casi imposible, pero para este año tenía pensado ponerme al día un poco con la obra de Adrian Tchaikovsky, aunque su ritmo de producción es endiablado y encima tengo muchos libros antiguos pendientes. Así que, como el movimiento se demuestra andando y aprovechando la edición en formato audiolibro de su saga Shadows of the Apt, me puse con la primera entrega Empire in Black and Gold. Además, el rediseño de las portadas también le ha sentado de maravilla a la serie.

A pesar de ser una obra primeriza, ya se notaba que había aquí madera para convertirse en un destacado escritor de fantasía. El worldbuilding es muy extenso y aunque se van explicando cosas a través de las horas y horas que dura el audiolibro, la sensación que te queda es que solo has atisbado la superficie de lo que puede haber por detrás. Supongo que quien lo leyera en el momento de publicación no sabría qué podría dar de sí, pero con la perspectiva de conocer que hay 10 entregas publicadas, resulta bastante lógico. También se pone de manifiesto la formación del autor en zoología, porque las distintas razas que pueblan el mundo están basadas en insectos y tienen características particulares de cada animal. Sabiendo también qué derroteros tomaría la obra de Adrian aquí ya se podía intuir la dirección.

En cuanto al libro en sí, me ha resultado muy entretenido, a pesar de su extensión. Cierto es que la estructura con diversos puntos de vista y los cambios entre capítulos ayudan a mantener el ritmo, pero no es baladí conseguirlo durante tanto tiempo. Resulta curioso también que el autor haya decidido introducir dos clímax en el libro, como en una etapa de montaña ciclista donde se escalan varios picos y aunque pienses que el último tramo puede ser llano el terreno pica hacia arriba y consigue mantener tu curiosidad en la siguiente entrega. Esto denota oficio.

La historia y los personajes no son especialmente revolucionarios, la amenaza de un imperio que desea conquistarlo todo es bastante habitual en la fantasía, así que el hecho de que las avispas vayan anexionando ciudad tras ciudad ante la aparente indolencia de sus vecinos no sorprende a nadie. El núcleo de resistencia, formado por un escarabajo y sus pupilos tampoco parece demasiado preparado para la labor que desean desempeñar, a pesar de los 17 años que transcurren entre el magnífico primer capítulo y el siguiente.

Lo que da muchísimo juego es la trama de espionaje y contraespionaje de la que solo estamos viendo la punta del iceberg, algo en lo que sin duda se profundizará en las siguientes entregas. El hecho de que el imperio de las avispas sea eminentemente militar (la única profesión honorable es ser soldado) y que esté basado en la esclavitud contrasta mucho con el resto de ciudades, que basan su economía en el comercio y en las relaciones amistosas con los demás núcleos de población.

La narración de Ben Allen me parece perfecta, encaja como anillo al dedo con el tono bélico de la mayoría de la obra, que tiene muchos enfrentamientos y representación de batallas.

Entiendo que comprometerse a leer una saga de 10 libros no es un reto demasiado asequible, pero creo que si las siguientes entregas mantienen este nivel lo conseguiré.

Ogres

A estas alturas de la película no creo que sorprenda a nadie afirmando que Adrian Tchaikovsky es un autor extremadamente prolífico y que es difícil seguir su ritmo de publicación, así que si encima pretendemos ponernos al día también con las obras que por alguna razón se han ido quedando atrás, la lectura se convierte en una tarea titánica.

Afortunadamente, también se prodiga escribiendo obras más cortas, como esta Ogres, que ayudan a compensar un poco el atracón de páginas.

Ogres es una novela corta que utiliza la segunda persona para que nos metamos directamente en la piel del protagonista, lo cual tiene un efecto inmediato de inmersión en la historia muy acertado. Además, debido a la longitud de la obra, no pierde su magia a lo largo de todo el volumen. Muy acertada esta elección por parte del autor, que demuestra mucho oficio.

También se puede considerar que la novela corta mezcla géneros, empezando en un entorno fantástico-feudal, con referencia incluso a la leyenda de Robin Hood, pero que luego evoluciona hacia otro tipo de historia, con ciertos toques de miedo, o al menos de truculencia, que se añaden a la mezcla.

Estamos ante una versión muy simplificada de la eterna lucha de clases, esta vez propiciada por una diferencia aún más marcada entre pobres y ricos que la simple economía, pero aunque es ciertamente exagerada no deja de ser una referencia al sistema actual. ¿No es cierto acaso que los hijos de los más pudientes, por el simple hecho de serlo, tienen de partida muchas más oportunidades que los que no lo son? Pues Tchaikovsky parte de esa idea y la lleva hasta el extremo.

Tampoco falta un poco de crítica al belicismo en el libro, con una representación bastante acertada de las batallas en las que los generales enviaban a los soldados a morir casi como en una partida de ajedrez para su regocijo.

Ogres es un libro bastante accesible y recomendable, no es de las mejores obras del autor pero no porque sea mala, si no porque Tchaikovsky alguna vez raya la perfección.

One Day All This Will Be Yours

Sabéis que normalmente siempre ando leyendo novedades, pero me resulta imposible estar al día, es tal la cantidad de libros que se publican que aunque tengas interés siempre se te escaparán más de los que lees. Si a eso añadimos que Adrian Tchaikovsky es un autor especialmente prolífico, apaga y vámonos, alguno se te tiene que escapar. Así que, aunque One Day All This Will Be Yours salió en marzo del año pasado e incluso ya hay disponible una versión en catalán de la mano de Chronos Editorial, yo no le había echado el guante, hasta ahora.

Y eso que One Day All This Will Be Yours tiene viajes en el tiempo, uno de los tropos que más me gustan de la ciencia ficción cuando están bien hechos claro (te estoy mirando a ti como mal ejemplo, A Coin for the Ferryman y a ti como bueno, This is How You Lose the Time War).

La historia que relata Adrian es corta pero completa, lo cual favorece mucho la lectura de la obra. La posibilidad de viajar en el tiempo, en manos de distintos gobiernos provoca una guerra que deja el continuo espacio temporal hecho unos zorros. Solo queda un superviviente de esta masacre, el narrador del relato, que utilizar su capacidad de seguir viajando para situarse en el fin del tiempo y vigilar la presencia de nuevos viajeros que puedan llegar a destrozar las pocas esquirlas de tiempo que continúan vigentes.

La voz del protagonista es profundamente cínica, como correspondería a un veterano de guerra que perdió la poca fe que pudiera tener en las razones para su lucha. También es un sibarita que hace uso de su capacidad para ir a cualquier lugar y momento de la historia para disfrutar de lo mejor en cada momento pero quizá su principal característica es ser un egoísta recalcitrante que solo busca lo mejor para sí mismo, en ese paraíso hecho a medida que se ha montado en el fin del tiempo. Sin embargo, es imposible mantener el status quo para siempre.

El autor utiliza de manera magistral los recursos que tiene al alcance (virtualmente, toda la historia de la humanidad) para dibujar un cuadro bastante pesimista sobre el futuro de la humanidad. Lo salpica de humor y chanzas, pero el libro no deja de ser bastante cruel. Trata de una forma bastante correcta las paradojas temporales y la causalidad, aunque se hace un poco trampas al solitario sobre todo en el tramo final del libro.

Si conseguimos ignorar la horrible portada y nos acercamos a él, nos encontraremos con una novela corta muy entretenida y recomendable, con el sello propio del autor.

Portada de Eyes of the Void

¡Que paren las máquinas! Ya tenemos fecha de publicación para Eyes of the Void, la esperadísima continuación de Shards of Earth. La novela se podrá adquirir el 28 de abril de 2022. Además, también tenemos la sinopsis y la portada (¡triple combo!).

Esta es la sinopsis:

After eighty years of fragile peace, the Architects are back, wreaking havoc as they consume entire planets. In the past, Originator artefacts—vestiges of a long-vanished civilization—could save a world from annihilation. Yet the Architects have discovered a way to circumvent these protective relics. Suddenly, no planet is safe.

Facing impending extinction, the Human Colonies are in turmoil. While some believe a unified front is the only way to stop the Architects, others insist humanity should fight alone. And there are those who would seek to benefit from the fractured politics of war—even as the Architects loom ever closer.

Idris, who has spent decades running from the horrors of his past, finds himself thrust back onto the battlefront. As an Intermediary, he could be one of the few to turn the tide of war. With a handful of allies, he searches for a weapon that could push back the Architects and save the galaxy. But to do so, he must return to the nightmarish unspace, where his mind was broken and remade.

What Idris discovers there will change everything.

Mi traducción:

Tras ochenta años de una paz frágil, los Arquitectos han vuelto, causando el caos conforme van devorando planetas. En el pasado, los artefactos de los Originator, vestigios de una civilización perdida, podían salvar a un mundo de la aniquilación. Pero los Arquitectos han encontrado una manera de esquivar esta protección. Nadie está a salvo.

Enfrentándose a la extinción, las colonias humanas no se ponen de acuerdo. Mientras algunas creen que un frente único es la forma de parar a los Arquitectos, otras insisten en que la humanidad debe luchar sola. Y siempre hay oportunistas que se quieren beneficiar de los problemas, incluso cuando los Arquitectos están cada vez más cerca.

Idris, que ha pasado décadas huyendo de los horrores de su pasado, se encuentra de nuevo en primera línea de batalla. Como Intermediario, puede ser uno de los pocos que haga algo para frenar la guerra. Con un puñado de aliados, buscará el arma que pueda hacer retroceder a los Arquitectos y salvar la galaxia. Pero para ello deberá volver al terrorífico unspace, donde su mente se rompió y se rehizo.

Lo que Idris descubra cambiará todo.

La portada, diseñada por Neil Lang:

Anunciada Ogres, nueva novela corta de Adrian Tchaikovsky

Adrian Tchaikovsky sigue en racha, ya que Rebellion Publishing ha anunciado la publicación de Ogres, una nueva novela corta de prolífico autor que se publicará en marzo de 2022.

Esta es la sinopsis:

It’s always idyllic in the village until the landlord comes to call. Because the landlord is an Ogre. And Ogres rule the world, with their size and strength and appetites. It’s always been that way. It’s the natural order of the world. And they only eat people sometimes…

Mi traducción:

La vida es idílica en el pueblo hasta que el señor llega. Porque el señor es un ogro. Y los ogros controlan el mundo, con su tamaño, fuerza y apetitos. Siempre ha sido así. Es el orden natural del mundo. Y solo de vez en cuanto se comen a la gente…

Esta es la portada de Sam Gretton:

Shards of Earth

Con esta novela Adrian Tchaikovsky da comienzo a una saga de ciencia ficción que se aleja del camino marcada por Children of Time y su secuela Children of Ruin. En esta ocasión nos encontramos con una space opera algo más convencional, con su adecuada ración de razas alienígenas, su consabida intriga política y algún toque de horror cósmico que recuerda a The Outside.

La humanidad tiene algunas colonias repartidas por el espacio que sobreviven con dificultad tras la pérdida de la Tierra y otros planetas a manos de los Arquitectos, unas entidades alienígenas casi incomprensibles que transforman en esculturas planetas habitados, acabando de paso con su población. La guerra se acabó en su momento con la intervención de los Int, humanos desarrollados exprofeso en un duro procedimiento con muy pocas posibilidades de éxito que son capaces de entablar una conversación con los Arquitectos.

En la novela se comparten dos puntos de vista: el de uno de estos Int, llamado Idris, que asqueado tras la guerra pertenece a una variopinta tripulación que va haciendo encargos por la galaxia y Solace, miembro de una sociedad matriarcal exclusivamente femenina, el Parthenon, creada por una investigadora en el pasado para mejorar la humanidad y que se convirtió en el principal ejército humano en la lucha contra los Arquitectos.

Como es natural, existe un elemento desencadenante que romperá con la situación de status quo que se había conseguido hasta el momento. Resulta muy interesante cómo el autor utiliza a los compañeros de tripulación de Idris (humanos y alienígenas) para darnos ejemplos de las distintas posibilidades que pueden dar lugar a un ser “sentiente” ya sea de origen natural o artificial. La tripulación es maravillosa, con una sentimiento de camaradería que infunde esperanza sobre la capacidad de colaboración entre especies. Están caracterizados de una forma estupenda y consiguen despertar nuestra empatía desde el primer momento, así que sufriremos mucho con lo que el destino les depara.

La entrada en la novela no es fácil, con muchos términos y cierta historia previa que no se desvela desde un principio, pero una vez superado este obstáculo, la lectura fluye mucho mejor. También es innegable que es el comienzo de una historia más larga, por lo que hay mucha exposición y en ocasiones acontecen pocas cosas, pero para compensar Tchaikovsky se saca de la manga un híbrido alienígena que reparte cera como Michael “ídem” en Scott Pilgrim y que tiene una resistencia al dolor, la desmembración y en general a cualquier ataque físico con sus poderes de regeneración que deja a Lobezno camino del asilo.

Me gustaría saber cómo se va a seguir desarrollando la historia para poder tener una opinión más completa, pero como primera novela de una narración más larga Shards of Earth me parece recomendable, aunque no exenta de fallos.

Bear Head

He de reconocer que la primera propuesta de Tchaikovsky que he leído este año, que seguramente no será la última, me ha encantado. Aún siendo una continuación de Dogs of War es de lectura independiente y trata temas muy atractivos en la ciencia ficción, como la colonización de Marte, las inteligencias distribuidas y el control mental. Estamos hablando de especulación a alto nivel, pero no solo en el aspecto tecnológico si no también en el sociológico, algo que me resulta aún más interesante.

No me cabe duda de que también ha influido la excelente labor desarrollada por los narradores del audiolibro, William Hope, Laurence Bouvar y Nathan Osgood, que hacen que te sumerjas más en la historia.

La acción tiene lugar en Marte y en la Tierra. Mientras que en el planeta rojo asistimos a los trabajos necesarios para instalar una ciudad allí, llevados a cabos por humanos modificados y bioformas animales, en la Tierra ocurre algo mucho más siniestro. Un político va ascendiendo en el poder a base de medias verdades y populismo, en un reflejo inquietante de lo que está ocurriendo en la realidad. Pero no es solo eso lo preocupante, lo terrible es la inquebrantable lealtad de su círculo interno y cómo la ha conseguido. A veces me parece que el autor carga demasiado las tintas en esto, dejando a las claras la mentalidad casi infantil del malvado, pero también cómo rodeado de un buen equipo es capaz de salirse con la suya.

Me gusta especialmente el tratamiento del dilema del libre albedrío y la asunción de la responsabilidad tal y como lo propone Tchaikovsky. Aderezándolo con un sentimiento religioso, vemos cómo no hacer nada es hacer algo en sí mismo y las consecuencias que esto puede acarrear. Dejar todas las decisiones y por lo tanto la responsabilidad a un entidad superior es una elección cobarde pero cómoda, a la que se acogen algunos de los personajes del libro. Otros no llegan a tener siquiera esa posibilidad de elección.

Hay algunos elementos que se notan algo forzados para conseguir que la acción avance hasta su punto álgido, como el modo casi milagroso en que se consigue salvar información imprescindible para desenmascarar al malvado o la relativa facilidad con que se desmonta su plan debido a una casualidad, pero son detalles menores comparados con la reflexión a la que nos invita el autor. Para mí, la mejor lectura de lo que llevo de año, pero claro, solo estamos empezando.

Portada de Elder Race

Si Adrian Tchaikovksy tuviera que repoblar todos los árboles que se talan para publicar sus libros, antes tendría que inventar una máquina de clonación para que hubiera suficientes personas para llevar a cabo la tarea en un tiempo razonable. Aquí os traigo la que será portada de Elder Race, una novela corta que Tor.com publicará el 16 de noviembre.

Esta es la sinopsis:

A junior anthropologist on a distant planet must help the locals he has sworn to study to save a planet from an unbeatable foe.

Lynesse is the lowly Fourth Daughter of the queen, and always getting in the way.

But a demon is terrorizing the land, and now she’s an adult (albeit barely) and although she still gets in the way, she understands that the only way to save her people is to invoke the pact between her family and the Elder sorcerer who has inhabited the local tower for as long as her people have lived here (though none in living memory has approached it).

But Elder Nyr isn’t a sorcerer, and he is forbidden to help, for his knowledge of science tells him the threat cannot possibly be a demon…

Mi traducción:

Una joven antropóloga en un remoto planeta deberá ayudar a los nativos que ha prometido estudiar para salvarlos de un enemigo imbatible.

Lynesse es la cuarta hija de la reina y siempre está por medio.

Pero cuando un demonio aterroriza la tierra, y ahora que ella es adulta, aunque lo ha sido por poco tiempo y sigue estando siempre por medio, comprende que la única manera de salvar a su gente es invocar el pacto entre su familia y el Antiguo Hechicero que ha habitado la torre desde siempre (aunque nadie recuerda haberse acercado a ella) .

Pero el Antiguo Nyr no es un hechicero y tiene prohibido ayudar, aunque su conocimiento científico le dice que el enemigo no puede ser un demonio…

Esta es la portada, de  Emmanuel Shiu:

The Tales of Catt and Fisher: The Art of the Steal

Hace un tiempo se publicaron dos novelas de distintos autores pero basados en el mismo “universo”, concretamente la maravillosa Redemption’s Blade y la mucho más discreta Salvation’s Fire. El plan en un principio era seguir publicando más novelas, pero supongo que las ventas no apoyaron el proyecto. Sin embargo, ahora se ha publicado una recopilación de novelas cortas tomando como protagonistas a dos personajes secundarios de estas novelas, los doctores Catt y Fisher.

Es una lectura muy entretenida viendo qué giro aporta cada autor distintos a unos personajes que al ser secundarios no estaban diametralmente definidos, pero he de reconocer que la que más me ha gustado es “Belt and Bracers” que escribe su creador original, Adrian Tchaikovsky. Supongo que influirá el hecho de que me gusta mucho cómo escribe y que le tiene cariño a los personajes, pero se trata de un relato divertido, en el que además incluyen algunos personajes del bestiario que nos mostraron en las novelas y le dan una conclusión muy satisfactoria a una de las historias más dolorosas y crueles de los libros.

En el segundo relato, “Secrets and Lights” de Freda Warrington aunque también me gusta, los personajes aparece un poco fuera de papel. Resulta más interesante el relato de la creación del faro en una isla remota obligados por una fuerza superior que la intervención de los doctores, aunque evidentemente esta es indispensable. Incluso me atrevería a decir que la relación paterno filial que aparece representada es bastante atractiva, pero esperaba más protagonismo por parte de Catt y Fisher.

La tercera historia del volumen, “Taking Note” de Juliet E. McKenna, habla sobre la recuperación tras los expolios de la guerra y en este sentido es alentadora, dando esperanzas en la recuperación si se hace el suficiente esfuerzo. Y no está de más la aparición estelar al final del relato que vuelve a hacer referencia a una de las características especiales de los doctores, que fue uno de los giros argumentales de la primera entrega que más me llamaron la atención.

Cerrando la recopilación tenemos “The Unguis of Maug” de K.T. Davies, un correcto colofón al libro, con algunos tintes de terror y que vuelve a mostrar el lado más humanos de nuestros dos coleccionistas.

Entiendo que este volumen tendrá un interés prácticamente nulo para quien no haya leído los volúmenes anteriores y algo más para los que conozcan el mundo, ya que estamos ante un libro complementario que difícilmente aguantaría la lectura por sí mismo.

Portada de Shards of Earth

No hace falta mucho para convencerme de leer lo que escribe Adrian Tchaikovsky, de hecho diría que mi mayor impedimento es LO MUCHO que escribe. Pero es que cuando se anuncia una nueva saga de space opera y con esta belleza de portada, el medidor del hype directamente explota.

Por si la imagen no os había convencido, mirad la sinopsis:

Eighty years ago, Earth was destroyed by an alien ‘Architect’. Some escaped, but millions died. So to protect its colonies, humanity shaped the minds of Idris and others into weapons and sent them into battle. Then the Architects disappeared.

Heroes like Idris have been forgotten, and he’s glad of it. He’d rather retire to a shabby salvage vessel than be anyone’s living weapon. Until this small ship makes a huge discovery.

Hunted by gangsters, governments and spies, Idris and his allies race across the galaxy searching for answers. For they have something of incalculable value that many would kill to obtain. They have proof the Architects are back, and that the war never really ended.

Mi traducción:

Hace ochenta años, la Tierra fue destruida por un alien arquitecto. Algunos escaparon, pero millones murieron. Para proteger sus colonias, la humanidad ha formado las mentes de Idris y otros como armas y los ha mandado a la batalla. Los arquitectos desaparecieron.

Los héroes como Idris han caído en el olvido y a él le parece bien. Prefiere su retiro en una cochambrosa nave de recuperación que ser el arma viviente de nadie. Hasta que su pequeña nave hace un gran descubrimiento.

Perseguido por gánsteres, gobiernos y espías, Idris y sus aliados recorren la galaxia en busca de respuestas, ya que tienen algo de valor incalculable por lo que muchos matarían. Tiene la prueba de que los arquitectos han vuelto y que la guerra nunca llegó a finalizar.

Mi única posible respuesta a esta información sería: ¿cuánto falta para mayo?