Nominados a los WSFA Small Press Awards

Se han anunciado los finalistas a los WSFA Small Press Awards dedicados a la ficción especulativa en formato corto publicada por editoriales independientes. Son los siguientes:

“Astrophilia” de Carrie Vaughn, publicado en Clarkesworld Magazine, editado por Neil Clarke (Julio 2012).

“The Bookmaking Habits of Select Species” de Ken Liu, publicado en Lightspeed Magazine, editado por John Joseph Adams (Agosto 2012).

“Bottled Spirits” de Pamela K. Kinney, publicado en Buzzy Mag, editado por  Laura Anne Gilman (Junio 2012).

“Coca Xocolatl” de Lawrence M. Schoen, publicado en ReDeus: Divine Tales, editado por Robert Greenberger y Aaron Rosenberg (Crazy Eight Press 2012).

“Good Hunting” de Ken Liu, publicado en Strange Horizons, editado por Brit Mandelo (Octubre 2012).

“Mornington Ride” de Jason Nahrung, publicado en  Epilogue, editado por Tehani Wessely (Fablecroft Publishing Junio 2012).

“The Six Million Dollar Mermaid” de Hildy Silverman, publicado en Mermaids 13: Tales from the Sea, editado por John L. French (Padwolf Publishing Inc. Diciembre 2012)

Os he puesto los nominados que  están disponibles online para que os hagáis una idea. Yo nominé “Astrophilia” para los premios Hugo, así que os la recomiendo especialmente.

Ganadores Science Fiction and Fantasy Translation Awards

El fin de semana pasado se anunciaron los ganadores, así como las menciones honoríficas; de los Premios de Traducción de Ciencia Ficción y Fantasía. Es importante reconocer la labor de las personas que permiten que leamos las obras de los idiomas que no conocemos.

Ganador formato largo

«Atlas: The Archaeology of an Imaginary City» de Kai-cheung Dung, traducido del chino por Anders Hansson, Bonnie S. McDougall, y el autor (Columbia University Press)

Menciones honoríficas formato largo

«Belka, Why Don’t You Bark?» de Hideo Furukawa, traducido del japonés por Michael Emmerich (Haikasoru)

«Kaytek the Wizard» de Janusz Korczak, traducido del polaco por Antonia Lloyd-Jones (Penlight)

«Roadside Picnic» de Arkady y Boris Strugatsky, traducido del ruso por Olena Bormashenko (Chicago Review Press)

Ganador formato corto

“Augusta Prima” de Karin Tidbeck, traducido del sueco por la autora (Jagannath: Stories, Cheeky Frawg)

Menciones honoríficas formato corto

“Every Time We Say Goodbye” de Zoran Vlahović, traducido del croata por Tatjana Jambrišak, Goran Konvićni, y el autor (Kontakt: An Anthology of Croatian SF, Darko Macan y Tatjana Jambrišak, editores, SFera)

“A Hundred Ghosts Parade Tonight” de Xia Jia, traducido del chino por Ken Liu (Clarkesworld #65)

“A Single Year” de Csilla Kleinheincz, traducido del húngaro por el autor (The Apex Book of World SF #2, editor Lavie Tidhar, , Apex Book Company)

¡Enhorabuena a los ganadores!

Interview with Max Gladstone

Some days ago we published the review of «Three parts dead» by Max Gladstone and today we bring you an interview with him. The interview is very interesting, hope you enjoy it!. You can read this entry in Spanish.

When did you know you wanted to become a writer? Which other authors have influenced you? Is there any current writer that you admire?

Right in with the easy questions, I see!  I’ve always loved storytelling.  Writing has let me tell stories at my pace, which is fast.  I was trying to write before I could talk—my parents remember me scribbling inside the lines of their notebooks.  My first favorite toy was a toy car, but my next was an old travel typewriter.  I loved the feeling of striking keys.

As for author influences, Roger Zelazny is a huge one.  I’ve read his book «Lord of Light» about twenty times, and basically everything else he’s written, though I’m still working my way through his short fiction.  Other immensely important writers for me growing up include Robin McKinley, Ursula K Leguin, Dorothy Dunnett, and, honestly, William Shakespeare.

As for current writers—some of the writers on the list above still live, so they count.  Also, while I didn’t find John Crowley‘s writing until college, when I did, it impressed me immensely.  «Little, Big» is both The Great American Novel and The Great American Fantasy Novel.  I don’t know anyone else who can make that claim.

Why did you choose to study Chinese? What can you tell us about your life there, especially  in the Xiuning Middle School?

I started to study Chinese because, after a trip there in high school to study taiji, I was awed by the sheer amount of material there was to the language and culture.  I could study it for my entire life and barely scratch the surface.  What I didn’t really understand at the time, was that I could study it my entire life and barely scratch the surface!  Fortunately I learned some amazing things in the process of barely scratching the surface.

AnhuiXiuning Middle School is a tiny magnet middle school in the middle of southern Anhui, which is tea country.  The village across the street from the middle school had a few hundred people, and the nearest larger town was about ten minutes’ fast bike ride away.  Outside of that, around us we had tea and canola fields, and water buffalo.  Misty mountains in the distance.  Chickens everywhere.  Enterprising rats in the fields, Odin the One-eyed Cat guarding the trash heap behind the school, egret swarms in spring (chased off the school grounds by hirelings with illegal guns), Ming-dynasty watchtowers leaning over to fall, and of course classes full of some of the brightest young students who have ever been forced through a disgustingly intense standardized testing regime.  Teachers struggling to teach under the same sick testing mandates.  Communist Party officials hanging around challenging us to drinking contests.  And wherever I went, being instantly recognized, since our arrival was televised—even if the Stars Align and I suddenly catapult to JK Rowling levels of success I never will be so singled out as I was on any given Xiuning streetcorner.  Wherever I went in school, students following me with cries of «Hello, MAX!»  Teaching students the Twist at New Year’s Eve parties.  Hearing about kids’ hopes for their lives; introducing some to rock & roll.  Coming home one day to find our house draped in banners and covered in graffiti saying ‘TIBET IS AN INDISPUTABLE PART OF CHINA.’  I could write books and books about those two years.  Maybe one day I will.

What do you think of the current situation of science fiction and fantasy in China? I have read Cixin Liu’s short stories and think they’re great. Are there more authors that need to be translated?

ciulixinEmbarrassing confession time: I’m not very up on Chinese genre fiction outside of the great classics of Wuxia, the home-grown historical kung fu mythosphere that more than matches the Knights-and-Wizards Western European mythosphere for quantity and quality of writing.  Genre is a cult of secret knowledge in all meridians—people rely on local masters (of whatever gender) to tell them what they should be reading.  I never found someone to do that for me in China, so I’m restricted to the big names like Liu Cixin.  If you find Jin Yong’s novels in translation, read them.  There are good (and recently reworked) translations of Journey to the West, which if you’re a fantasy fan and you haven’t yet read I suggest you rectify that at your earliest opportunity.  But modern stuff, I’m as in the dark as anyone.  I appreciate any recommendations!

Have you read Barry Hughart’s stories placed in China (such as Bridge of Birds)? What do you think about them?

I’ve only read «Bridge of Birds» a few months back, and I loved it so much I’m saving the rest for some day when I really, really need a good new book.  Amazing.  I have no idea how «Bridge of Birds» is as good as it is.  It has no right to be.  It’s a surprise and a gift.  The only weakness I can think of is that it’s a little short on female characters, but for a book that revolves around boys, men, power, and growth, and the ways these things can inflict terrible damage on the world in general and women specifically, maybe that’s not a surprise.  Anyway.  He’s great.

How did you work with the idea of mixing magic, economy and law in “Three parts dead”?

With great difficulty!

No, seriously, they all go together so well.  Law and economy is easy—there’s a whole school of legal thought called «law and economics» for that reason.  And then, well, magic.  On the one hand we have transactions of invisible power that affect the spiritual environment and rely on the faith of all those concerned, and on the other hand we have… economics.  Meanwhile, law and magic both use dead languages (and ancient civilizations!), contracts, bargains, loopholes, confrontations, human sacrifice, and mountains upon mountains of books.  They married quite well together.

Have you ever been contacted by some Spanish publisher to translate your books?

No, but I’m interested!  Let me know! 

What can you tell us about your new projects?

twoserpents_The next book, «Two Serpents Rise», is set in the same world as «Three Parts Dead».  Decades after a desert city kicked out its gods, they’re struggling on the edge of survival.  Someone’s poisoned their water supply, and Caleb, risk manager and descendant of the banished high priests, needs to figure out why, and stop them.  Chinatown meets Legend of Korra in Aztec-influenced psudoLA.  Kinda sorta.

Are social networks important for you relationships with other authors and with your readers?

 I like my social face to face, but I’m slowly learning the ropes of social media.  The catch is that, of course, I want to spend most of my time writing—and twitter pings & the like do interrupt the flow.

Does fencing help you with action scenes?

Yes, ish.  Fencing, like any martial art, controls its conditions.  You’re on a ~2m wide strip, about 14m long, and your strikes score under particular circumstances—so if you try to craft realistic fight scenes with fencing as your sole referent, you’ll get a lot wrong.  That said, fencing is a great way to learn the experiences of time dilation, of decision-making under pressure, of threat and compensation, ambition and danger, and the sleight-of-hand of combat, without actually going out and getting into fights.  i’ve trained in a number of martial arts, and in some ways they’re all useful for action scenes, but only when I roll them together with the straight-up fistfights I got into as a kid, and the few-pads sparring I tried later.

I wish to thank again Max for his answers and recommend you his book «Three parts dead».

UPDATE: Somehow we lost one question. Here it is.

How do you document yourself?

I use a lot of different sources when I’m researching a book.  Wikipedia is a good start, but only if you know where to look, and even then, there’s a lot of context you can’t get from an article.  I’m fortunate to live in a place with a great public library ILL system, which is a lifesaver for research projects; good used bookstores can also turn up surprising details and new bits of knowledge.  Still, there’s a limit to the written word.  At some point you have to talk to people.  That’s the best way to get the story through their eyes.

Entrevista a Max Gladstone

Hace unos días publicamos la reseña de «Three parts dead» de Max Gladstone y hoy publicamos una entrevista que nos ha concedido el propio Max. Dice unas cosas muy interesantes, os invitamos a leerla y a comentar lo mucho que dice. Puedes leer esta entrevista en inglés.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Qué otros autores te han influenciado? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

¡Veo que empezamos con las preguntas fáciles! Siempre me ha gustado contar historias. Escribir me ha permitido contar historias a mi ritmo, que es rápido. Intentaba escribir antes de poder hablar – mis padres me recuerdan garabateando entre las líneas de sus blocs de notas. Mi juguete favorito era un coche, pero el segundo era una máquina de escribir antigua. Me encantaba la sensación de golpear teclas.

Sobre la influencia de escritores, Roger Zelazny me influyó enormemente. He leído su «Señor de la Luz» unas veinte veces, y básicamente todo lo que ha escrito, a pesar de que aún no he acabado con su ficción corta. Otros autores inmensamente importantes para mí en mi juventud fueron Robin McKinley, Ursula K. Leguin, Dorothy Dunnett, y, de verdad, William Shakespeare.

En cuanto a escritores actuales, algunos de los de la lista anterior aún viven, así que cuentan. También, aunque no encontré a John Crowley hasta la universidad, cuando lo hice me impresionó mucho. «Pequeño, grande» es a la vez La gran novela americana y La gran novela de fantasía americana. No conozco a nadie más que pueda decir lo mismo.

¿Por qué decidiste estudiar chino? ¿Qué puedes contarnos de tu vida en China, especialmente en la Xiuning Middle School?

Empecé a estudiar chino porque después de una visita en el instituto para estudiar taiji, quedé asombrado por la enorme cantidad de material que había sobre lenguaje y cultura. Podría estudiarlo toda la vida y apenas habría empezado a rascar la superficie. Lo que no entendí en su momento, es que ¡podría estudiarlo toda la vida y apenas habría empezado a rascar la superficie! Afortunadamente he aprendido cosas asombrosas en el proceso de rascar la superficie.

AnhuiLa Xiuning Middle School es una escuela pública especializada en mitad de Anhui, que es una zona de cultivo de te. El pueblo cruzando la calle desde la escuela tenía unos pocos cientos de habitantes, y la ciudad más grande más cercana estaba a unos diez minutos en bici a buen ritmo. Aparte de eso, a nuestro alrededor teníamos campos de te y colza, y búfalos de agua. Montañas brumosas en la distancia. Pollos por todas partes. Emprendedoras ratas en los campos, el gato tuerto Odín protegiendo la pila de basura detrás de la escuela, garzas en primavera (perseguidas en los patios de la escuela por mercenarios con pistolas ilegales), torres de vigía de la dinastía Ming casi cayéndose, y por supuesto clases llenas de algunos de los más brillantes jóvenes estudiantes forzados a pasar por un régimen de pruebas tan intensamente estandarizado que resulta desagradable. Profesores luchando por enseñar bajo las mismas exigencias enfermizas. Oficiales del Partido Comunista a nuestro alrededor retándonos en concursos de bebida. Y, dondequiera que fuera, era inmediatamente reconocido, porque nuestra llegada fue televisada – incluso si las estrellas se alinearan y consiguiera de repente los niveles de éxito de J.K. Rowling nunca sería tan conocido como lo fuí en cada esquina de Xiuning. Fuera donde fuera en la escuela, los estudiantes me seguían con gritos: «Hello, MAX!» . Enseñé a los estudiantes a bailar el twist en las fiestas de Año Nuevo, escuché sus esperanzas en la vida, les introduje en el rock and roll. Llegar a casa un día para encontrar nuestra casa envuelta en pegatinas y cubierta de graffitis que rezaban «TIBET IS AN INDISPUTABLE PART OF CHINA.« Podría escribir libros y libros sobre esos dos años. Quizá algún día lo haga.

¿Qué te parece la situación actual de la ciencia ficción y la fantasía en China? He leído las historias de Liu Cixin y me encantan. ¿Hay más autores que necesitan ser traducidos?

ciulixinEs el momento de las confesiones embarazosas: no tengo mucha idea de la ficción de género en China aparte de los grandes clásicos de Wuxia, la mitosfera histórica del país basada en el kung fu que más se parece a la mitosfera europea de magos y caballeros en calidad y cantidad. El género es un culto de conocimiento secreto en todos los meridianos – la gente confía en los “maestros locales” (de cualquier género) para que les digan qué deberían estar leyendo. Nunca encontré a nadie que hiciera eso por mí en China, así que solo conozco a los famosos como Liu Cixin. Si encuentras las novelas de Jin Yong, léelas. Son buenas (y las han remozado recientemente) traducciones de Journey to the West, que si eres un fan de fantástico y no has leído te sugiero hagas a la menor oportunidad. Pero sobre temas modernos, ni idea. ¡Agradezco recomendaciones!

¿Has leído las historias de Barry Hughart situadas en China (como «Bridge of birds»)? ¿Qué opinas de ellas?

Solo leí «Bridge of birds» hace unos meses, y me gustó tanto que estoy guardando el resto para algún día cuando realmente necesite un buen libro nuevo. Asombroso. No tengo ni idea de por qué «Bridge of birds» es tan bueno como es. No es justo. Es una sorpresa y un regalo. La única debilidad en la que puedo pensar es que tiene pocos personajes femeninos, pero para ser un libro que gira en torno a niños, hombres, poder y crecimiento y las formas en que estas cosas puede infligir terribles daños al mundo en general y a las mujeres en particular, quizá no es una sorpresa. De todas formas, es magnífico.

¿Cómo trabajaste con la idea de mezclar magia, economía y derecho en “Three parts dead”?

¡Con gran dificultad!

No, de verdad, se mezclan bien. Con las leyes y la economía fue fácil – existe incluso una escuela de derecho llamada law and economics por esta razón. Y bueno… la magia. Por una parte tenemos transacciones de poder invisible que afecta al entorno espiritual y se basan en la fe de aquellos involucrados, y por otra parte tenemos la economía. Mientras tanto, el derecho y la magia utilizan lenguas muertas (¡y civilizaciones antiguas!), contratos, tratos, bucles, confrontaciones, sacrificios humanos y montañas y montañas de libros. Casan bastante bien.

¿Se ha puesto en contacto contigo alguna editorial española para traducir tus libros?

No, pero me interesa. ¡Házmelo saber!

¿Qué puedes decirnos de tus nuevos proyectos?

twoserpents_El siguiente libro, «Two Serpents Rise», está situado en el mismo mundo que «Three Parts Dead». Décadas después de que una ciudad del desierto expulsara a sus dioses, se encuentran luchando en el filo de la supervivencia. Alguien ha contaminado su suministro de agua, y Caleb, un gestor de  riesgos y descendiente de los expulsados altos prelados, necesita averiguar por qué y detenerlos. Mezcla Chinatown con Legend of Korra en una pseudoLA con influencias aztecas. Más o menos.

¿Las redes sociales son importantes en tus relaciones con otros autores y con tus lectores?

Me gustan las relaciones cara a cara, pero poco a poco me voy haciendo con las redes sociales. El problema es que, por supuesto, quiero pasar la mayor parte de mi tiempo escribiendo, y los sonidos del twitter y demás, me interrumpen.

¿La esgrima te ayuda con las escenas de acción?

Sí y no. La esgrima, como cualquier arte marcial, controla sus condiciones. Estás en una pasarela de dos metros de ancho y unos catorce de largo y tus golpes cuentan bajo una serie de circunstancias particulares- así que si tratas de crear escenas de lucha realistas tomando solo como referencia la esgrima, saldrán mal. Dicho esto, la esgrima es una gran manera de aprender las experiencias de dilatación del tiempo, de toma de decisiones bajo presión, de miedos y compensaciones, ambiciones y riesgos, y la prestidigitación del combate, sin tener que verte envuelto en peleas reales con tus puños. He entrenado diversas artes marciales, y de alguna manera son útiles para las escenas de acción. Pero solo cuando las mezclo con las peleas en las que tomé parte de niño (sin guantes) y las veces que he hecho de sparring.

Deseo agradecer de nuevo la gentileza de Max al contestar a nuestras preguntas y volver a recomendar su libro «Three parts dead».

ACTUALIZACIÓN: Nos habíamos dejado una pregunta en el tintero, pero aquí está.

¿Cómo te documentas?

Utilizo muchas fuentes distintas cuando me documento para un libro. La Wikipedia es un buen comienzo, pero solo si sé dónde mirar, e incluso entonces, hay mucho contexto que no puedes conseguir en un artículo. Por fortuna vivo en un lugar con un gran sistema de bibliotecas públicas y de préstamos interbibliotecario, que es todo un salvavidas para proyectos de búsqueda. Las librerías de segunda mano también pueden sorprenderte con detalles y nuevo datos. De todas formas, hay un límite a la palabra hablada. En algún momento tienes que hablar con la gente. Es la mejor manera de conseguir que la historia les guste.

Lectura conjunta: Seven Beauties, capítulo 7

Se acerca el final del verano y se acerca el final de nuestra lectura conjunta. Seguimos con la lectura conjunta del libro “Seven Beauties of science fiction”, en esta ocasión desde el blog El almohadón de plumas, Félix nos habla sobre la technologiade.

Podéis leer la “convocatoria” para la lectura conjunta aquí, el artículo sobre la introducción aquí, el del primer capítulo aquí (recomendado por Aliette de Bodard), el segundo capítulo, el tercero, el cuarto, el quinto y el sexto.

Como siempre, os animamos a participar en la lectura conjunta y expresar vuestras opiniones en los artículos y en la discusión que está teniendo lugar en el facebook del Fantascopio. Este es uno de los capítulos más interesantes, así que esperamos vuestros comentarios.

Nominados a los premios David Gemmell

Se han dado a conocer los nominados a los premios David Gemmell de fantasía, son los siguientes:

Legend Award (Mejor novela)

Joe Abercrombie: Red Country (Gollancz)
Jay Kristoff:
Stormdancer (Pan Macmillan UK)
Mark Lawrence:
King of Thorns (HarperCollins/Voyager)
Helen Lowe:
The Gathering of the Lost (Orbit)
Brent Weeks:
The Blinding Knife (Orbit)

Morningstar Award (Mejor primera novela)

Saladin Ahmed: Throne of the Crescent Moon (Gollancz and DAW)
Miles Cameron:
The Red Knight (Gollancz)
John Gwynne:
Malice (Pan Macmillan UK)
Aidan Harte:
Irenicon (Jo Fletcher Books)
Jay Kristoff:
Stormdancer (Pan Macmillan UK)

Ravenheart Award (Mejor portada)

Didier Graffet y Dave Senior, por Red Country de Joe Abercrombie (Gollancz)
Dominic Harman, por
Legion of Shadow de Michael J. Ward (Gollancz)
Clint Langley, por
Besieged de Rowenna Cory Daniells (Solaris)
Silas Manhood, por
The Blinding Knife de Brent Weeks (Orbit)
Colin Thomas, por
Stormdancer de Jay Kristoff (Pan Macmillan UK)
Stephen Youll, por
The Black Mausoleum de Stephen Deas (Gollancz)

¡Enhorabuena a los nominados! En octubre conoceremos a los ganadores.

Lectura conjunta : Seven Beauties, capítulo 6

Seguimos con la lectura conjunta del libro “Seven Beauties of science fiction”, en esta ocasión desde el blog El almohadón de plumas, Yolanda nos habla sobre lo grotesco.

Podéis leer la “convocatoria” para la lectura conjunta aquí, el artículo sobre la introducción aquí, el del primer capítulo aquí (recomendado por Aliette de Bodard), el segundo capítulo, el tercero, el cuarto y el quinto.

Como siempre, os animamos a participar en la lectura conjunta y expresar vuestras opiniones en los artículos y en la discusión que está teniendo lugar en el facebook del Fantascopio. El trabajado artículo de Yolanda merece nuestra atención.

El día D ¿Quién mató al presidente?

DiaDpresidenteHace poco comenté la primera entrega cronológicamente hablando de la serie el Día D, aunque no fue la primera publicada en España, ya que este honor lo tuvo el volumen del que voy a hablar ahora, Día D ¿Quién mató al presidente?.

He de decir que una vez leída entiendo la decisión editorial que hizo que se publicara en primer lugar, este tebeo tiene mucha más garra que el anterior y esperemos que sea una muestra representativa de lo que está por venir.

El punto Jonbar en esta ocasión está claramente definido como en la anterior, el cambio es que el presidente elegido por los estadounidenses no es Kennedy sino Nixon, algo que bien pudiera haber sucedido habida cuenta del estrecho margen de diferencia en los votos que le dio la victoria a JFK en la realidad.

Sin embargo, la historia no gira sobre la presidencia de Nixon, aunque este telón de fondo y su reelección durante varias legislaturas son el detonante de los hechos que se relatan. El personaje principal es un motorista de los Ángeles del Infierno de ascendencia francesa reconvertido en combatiente en la guerra de Vietnam, embrutecido por por estos hechos y que solo conoce la violencia como forma de vida. Él será el encargado de llevar a cabo una tarea que parece la solución a los problemas mundiales.

El dibujo cumple su función de manera notable, como en la entrega anteriormente reseñada, pero me gustaría hacer hincapié en el color aplicado a las viñetas, especialmente a las de guerrilla nocturna en Vietnam. Lanzallamas devastando los alrededores de los soldados que evocan ese imaginario colectivo que tenemos de las escenas de esa guerra.

En definitiva esta entrega es bastante mejor que la de ¡Los rusos llegan a la Luna!

Creo que volveré a darle una oportunidad a este Día D con el siguiente tomo que se publique en España.

Adrift on the Sea of Rains

Adrift_ebook_cover_mSi buscáis un ejemplo de ciencia ficción hard con buenas ideas pero con profundidad psicológica ahora mismo no se me ocurre mejor ejemplo que «Adrift on the Sea of Rains» de Ian Sales.

Esta novela corta, nominada al premio BSFA de historia corta nos transporta a una realidad alternativa donde se ha desencadenado la Tercera Guerra Mundial y la Tierra ha quedado convertida en un yermo estéril. Los únicos supervivientes son los astronautas destinados a la base lunar que contemplan desde la lejanía su antiguo planeta destruido por la sinrazón.

Resulta difícil imaginar la claustrofobia y el desamparo de los supervivientes, pero Sales lo describe con una prosa muy bella. Sin embargo, hay una ventana para la esperanza. En la Luna se estaban llevando a cabo una serie de experimentos con un artefacto nazi llamado The Bell, capaz de transportar a los usuarios a mundos paralelos. Utilizando este recurso pero sin explicarlo (lo cual es mejor para la credibilidad de la historia) los habitantes de la Luna intentan llegar a algún lugar donde la Tierra aún exista. Pero los recursos son escasos y puede que no sean suficientes para conseguir su objetivo.

La narración está dividida en dos partes, lo que ocurre en la Luna y una serie de flashbacks que nos ponen en situación de la escalada bélica que ocurre en la Tierra para llegar a la situación de guerra total. Estos flahsbacks también permiten al autor trazar un perfil psicológico del protagonista que resultará determinante en el sorprendente final de la historia.

Es muy de agradecer el glosario de términos adjunto a la edición del libro, ya que la profusión de siglas en la lectura puede llegar a apabullar.

En definitiva, un relato que se lee en un suspiro y que merece muchísimo la pena. Dentro de poco leeré la siguiente parte del Apollo Quartet en el que se circunscribe este «Adrift on the Sea of Rains».

ACTUALIZACIÓN : Ian Sales me ha hecho saber que esta novelette ha ganado el BSFA y que es finalista en el Sidewise.

Strings on a shadow puppet

soaspfinalUna de las sorpresas que me he llevado por el hecho de tener un blog sobre la literatura que me gusta es que gracias a las recomendaciones de otros apasionados lectores he podido descubrir nuevos autores y libros que nunca habría conocido de otra forma.

En uno de los artículos temáticos que he publicado, concretamente en el de Espionaje de género comenté que me llamaba la atención el libro “Strings on a Shadow Puppet”, de T. L. Evans.

El autor amablemente puso a mi disposición un ejemplar para que lo reseñara y tras una serie de avatares acabó en mis manos y he de decir que la espera ha merecido la pena.

En esta primera novela T.L. Evans mezcla de forma calculada la ciencia ficción militarista con las intrigas políticas y de espionaje que tanto me gustan dando lugar a una combinación en la que es casi imposible dejar de leer.

La historia está localizada en un futuro lejano en el Imperio Sophyan, donde los jerarcas genéticamente modificados ejercen su poder de forma más o menos democrática. Hace apenas una generación el Imperio no era tal, si no que la forma de gobierno era una república en la que existían tres grupos: los Federalists, los Imperialist y los Egalitist, cada uno con distintas interpretaciones sobre la forma de gobierno y sobre todo sobre el tratamiento de los alienígenas no humanos. Me resultó difícil entender como se pudo llegar a una situación imperial sin una guerra civil de por medio, pero salvando este escollo el escenario es creíble. Supongo que el hecho de que el autor sea un renombrado arqueólogo le habrá facilitado la tarea de crear el mundo sobre el que se desarrolla la acción.

En este contexto, una patrulla compuesta por varios miembros de distinta extracción han de investigar a un grupo terrorista, dirigido por el Dalang, que destaca especialmente por la crueldad de sus ataques a objetivos civiles.

El punto de vista de la narración se va alternando entre los terroristas y los distintos miembros de la patrulla, dando así mucho ritmo a la narración que en ningún momento se queda estancada.

Las escenas de acción no resultan confusas en ningún momento, se nota que están muy trabajadas aunque a veces tenía problemas con las siglas de los cargos militares y el armamento (XO, CO, TOMO, AFRG…)

Los distintos hilos narrativos se acaban uniendo en un clímax final que no deja cabos sueltos, si no que planta las semillas para una continuación que me encantará leer. Definitivamente muy recomendable.