Entrevista a Peter F. Hamilton

Para los que seáis más de leer que de escuchar, aquí os dejo la transcripción de la entrevista que le hicimos en Tryperion a Peter F. Hamilton.

Afortunadamente vamos a poder leerte de nuevo en español gracias a la publicación de Salvation por parte de Orok Editorial. Y es que han pasado unos cuantos años desde que La Factoría de Ideas publicase varias de tus novelas anteriores. 

Es genial estar de vuelta. Creo que mi última editorial en castellano tuvo algunos problemas financieros y obviamente tuve que moverme a una distinta. Me han publicado en varios idiomas a lo largo de los años y es fantástico poder llegar a una audiencia tan amplia. Parece que la ciencia ficción es algo que gusta a todo el mundo y es algo que me alegra especialmente porque uno de los temas más importantes de mis libros es la del optimismo a largo plazo. Y esto parece interesar independientemente de la cultura de la que provengas. 

Así que sí, ¡es genial estar de vuelta!

Una de las características más representativas de tus novelas es la enorme escala de tiempo que utilizas. Esto es normal cuando hablamos de viajes por el espacio con sus increíbles distancias. Pero, ¿cómo mantiene la coherencia de todos los escenarios y las líneas temporales? ¿Utilizas una hoja de cálculo o algo así o lo llevas todo en la cabeza?

No tengo todo en la cabeza, porque no es lo suficientemente espaciosa. En Salvation hay distancias muy, muy grandes. Tienen que viajar a lo largo de muchísimos años luz. Todo está planificado con antelación, no puedo empezar a escribir algo con una estructura tan compleja y esperar que salga bien, tiene que estar preparado de antes. No utilizo hojas de cálculo pero tomo muchísimas notas para evitar cualquier error. Las repaso rigurosamente antes de comenzar a escribir para comprobar que las distancias, los tiempos y la estructura se corresponden correctamente. 

Con esto que nos cuentas, hay ciertos autores que crean incluso una wikipedia sobre la que incluir toda esta información. ¿Has pensado alguna vez en ello?

No, la verdad es que no. Como digo, preparo una gran cantidad de notas en distintos archivos. Escribo con tres pantallas delante de mí. Una sería la principal, con el manuscrito y luego las otras con el resto de notas y apuntes. 

Como comentabas al inicio, eres un autor principalmente optimista con las posibilidades de la humanidad para superar las distintas amenazas que se presenten. 

Soy optimista a largo plazo. No suelo leer libros sobre distopías porque me deprimen. Creo que con la cantidad de malas noticias que hay en los medios de comunicación, televisión o internet, especialmente con lo revuelta que está la situación ahora mismo, resulta difícil encontrar buenas noticias o descubrimientos que nos van a resultar beneficiosos. Sin embargo, están ahí. Incluso en estos momentos hay ciertos indicadores que son positivos, como la cada vez mayor concienciación sobre la ecología y las energías verdes. Hay un gran movimiento detrás de esto. 

Es evidente que llevará mucho tiempo y tendrá un coste que nadie quiere, pero creo que hemos comenzado ese camino y es algo que terminará por cumplirse. Con suerte seremos testigos de ello. Es un camino difícil, pero podemos hacer las cosas bien y esa es la opción de ver la vida que yo he escogido. La space opera trata sobre nosotros siendo capaces de llegar al espacio. Por supuesto que habrá cosas que saldrán mal, pero al final es todo para nuestro propio beneficio. 

¿Tienes planeado volver al universo de la Commonwealth?

He escrito siete novelas en el universo de la Commonwealth y esa es la razón por la que necesitaba hacer algo diferente: no podía seguir escribiendo en el mismo escenario. Y no, no tengo planes para volver a escribir en este universo, pero si en algún momento surge una trama que se ajuste a él, lo escribiré. Ahora mismo estoy escribiendo una trilogía sobre una arcología espacial que va a salir en formato audio. Está escrito en primera persona, que es algo bastante novedoso para mí y con un protagonista juvenil. Este es mi objetivo actual. Creo que el primer volumen será publicado en marzo, aunque ya he escrito el segundo y estoy trabajando en el tercero. Después tengo otro proyecto del que no puedo hablar y tras esto escribiré un libro sobre el Santuario, situado en el universo de Salvation. Es una forma un poco larga de decir que sí, que voy a volver al universo de Salvation, pero dentro de un tiempo. Tras esto, ¿quién sabe?

Eres bien conocido por tu ciencia ficción pero también has tenido la oportunidad de escribir fantasía, como en la trilogía The Queen of Dreams

Sí, fue un libro para niños de en torno a los 10 años de edad. Es una serie de fantasía mágica al estilo de Harry Potter y fue un buen descanso entre otras obras. Tiene bastantes reminiscencias de los que fueron los primeros libros de la saga de J.K. Rowling, aunque en realidad es bastante distinto. Es el tipo de público al que va dirigido lo que es realmente similar.

Fue divertido hacer algo tan distinto. No solo porque sea fantasía sino, por el cambio de audiencia, el cambio de estilo, etc. No puedo escribir siempre sobre el mismo universo, me gusta cambiar y creo que fue una buena oportunidad. 

¿Qué te parece la space opera que se escribe en la actualidad? ¿Es más popular que antes o sigue teniendo la misma audiencia?

No estoy seguro. Cuando voy a algunas firmas de libros y a otros actos de este tipo, no puedo decir quién acabará yendo a verme. Es una audiencia muy amplia, con gente mayor que yo y también gente muy joven, tanto hombres como mujeres. Sea lo que sea lo que llama la atención de la space opera, termina llegando a muchos lugares. Afortunadamente hay una audiencia joven que lee ciencia ficción, así que no puedo afirmar que el público haya ido cambiando, pero sí que va acogiendo nuevos miembros. Lo que sí puedo decir es que la naturaleza de la space opera, así como la de la ciencia ficción, ha cambiado y se ha expandido. Hay tantas subdivisiones en el género que hay mucho donde escoger. Si no te gusta lo que yo escribo, puedes escoger lo que escriben otros autores. Espero que sea mejor que la space opera original, la de los años 30 y 40, que me encantaba cuando era joven, pero que no creo que aguantara una relectura por mi parte.

Hablando de tu nueva saga, Salvation. Tanto para los viejos como para los nuevos lectores que se acerquen a tu obra ¿qué pueden esperar de esta nueva saga? 

Estos libros forman parte de un universo completamente nuevo. Los viejos lectores encontrarán algunos temas familiares, como el caso del conflicto a gran escala que se van a encontrar. Está contado de una manera muy distinta, sobre todo el primer libro. Es algo que copié de Geoffrey Chaucer, quien escribió una historia estructurada de forma que un grupo de gente se encuentra en un viaje y cada uno de ellos te cuenta su historia, lo cual es perfecto para una historia de ciencia ficción, dado que te permite dar el trasfondo de cada uno de los personajes. Desde ese punto de vista es muy distinto, pero encontrarán un desafío inmenso al que enfrentarse y el final puede ser algo inesperado. 

Como digo, no me gusta repetir lo mismo dos veces. Por tanto, los viejos lectores se encontrarán en un territorio distinto, pero conocido al mismo tiempo. De cara a nuevos lectores, además, espero que el tipo de mundo, cómo se estructura y cómo los personajes son presentados les resulte atractivo. 

¿Cuál es tu personaje favorito de Salvation?

Callum. Al principio es muy joven. Como hemos dicho antes, las novelas transcurren en un largo espacio de tiempo. Cuando lo conocemos está en plenitud de sus facultades, hace un trabajo de emergencias con vertidos tóxicos y es la persona a la que hay que recurrir cuando no se sabe qué hacer y él lo soluciona todo. Es un chico para todo. Y después, de repente, su mundo se derrumba de la forma más inesperada posible. No solo la vida a su alrededor, sino la política y la economía del mundo entero. De repente ya no es tan importante y tiene que hacer frente al futuro como la gente normal. Se vuelve mucho más cínico, probablemente sea una copia de mí mismo, pero su desarrollo como personaje creo que será muy atractivo para los lectores, especialmente para los más maduros.

Siendo Salvation una saga completamente nueva tengo curiosidad por conocer cómo te enfrentas a un lienzo en blanco y cuál es el punto que da inicio a la historia y cómo te vas enfrentando a ella según la escribes. 

Salvation, y sus tres libros, me llevó unos cuatro años desde que firmé el contrato. Los seis primeros meses los dediqué por completo a tomar notas. Empecé con la idea general de que los extraterrestres aparecen desde el inicio y también del “ten cuidado en quién confías”. Ese fue el inicio de todo. 

A partir de aquí empecé a pensar en el tipo de sociedad que estos extraterrestres iban a encontrar. La parte política y económica, qué nivel tecnológico iba a poseer esta sociedad y cómo los distintos aspectos se habrán desarrollado. Y con esto escogí el tipo de gente que quería que formase parte de este mundo. Por eso elegía, como te decía, a Callum, el “hombre para todo” y uno de los personajes desde el que quería contar la historia. También pensé en qué tipo de trabajo quería que tuviese y construir el resto desde ahí. Me tomé bastante tiempo para preparar las notas. 

También tenía que saber cómo terminaba la historia. No podía preparar una historia en esta escala sin tener claro cuál sería el final de la misma. Hay muchas cosas que se van incorporando durante el proceso de escritura, lo que hace que tengas que reescibrir algunas de las notas, pero el final siempre fue el mismo, aunque la trama principal fuese variando por momentos.

Tus libros podrían ser definidos como “tochos” debido a su longitud. Nos preguntamos cómo es tu proceso de escritura, si tienes un objetivo diario de palabras…

No tengo una meta diaria de palabras de forma deliberada. Algunos días fluye de forma fácil y otros días es una pesadilla, porque no puedes forzar la escritura. Teóricamente, siempre sé adónde quiero llegar en una sesión, pero nunca se cumple. A pesar de todo, normalmente escribo unas dos mil palabras al día. Conforme se acerca la fecha de entrega trabajo más horas e incluso los fines de semana, de una forma un tanto frenética y consigo más que esas dos mil palabras. Pero la norma general suele ser esa. Si la cosa se me está dando bien, sigo escribiendo. Ahora tengo una familia y una vida real, así que no puedo quedarme hasta las tres de la mañana escribiendo porque tengo que llevar a los niños a clase al día siguiente. Así que hay aspectos prácticos sobre la escritura que he de tener en cuenta, pero intento conseguir ese objetivo. Si no lo consigo, tampoco me fustigo. Y si lo supero, pues eso que me encuentro.

Light Chaser, la novela corta que has escrito junto a Gareth L. Powell supone una manera distinta de plantear una obra. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Especialmente hablando de mí, hay que decir que se trata de una novella, una novela corta. Por lo que no es muy larga. 

Ya había tenido una experiencia de este tipo anteriormente. Escribí un par de historias cortas hace unos años junto a Graham Joyce, quien falleció hace unos años. Pero esta es la primera vez que realmente me siento a planear la historia. En el caso de las que hice con Joyce, ambos teníamos unas ideas que no terminaban de funcionar y nos las intercambiamos. 

Con Gareth lo hicimos de forma muy diferente. Él vino a mí con una idea ya definida, pero le propuse hacer unos cambios para que funcionara. Se vino una mañana a mi casa y nos sentamos a planear toda la historia. Nos llevamos cada uno una copia y escribimos la historia en capítulos alternos. Luego lo pulimos juntos. Estoy contento con el resultado final. Es, seguramente, algo que no hubiera escrito por mí mismo y tampoco creo que en su caso, por lo que es puramente una colaboración al cincuenta por ciento. 

Teniendo en cuenta que llevas escribiendo ciencia ficción desde hace 30 años, ¿hay alguna idea sobre la que escribieras en el pasado que se haya hecho realidad o se vaya a hacer pronto?

Gracias por recordarme cuánto hace que escribo. Hay algunas bastantes obvias, como en los libros de Greg Mandel, donde usaba un cyberfax que es básicamente un MacBook Pro actual. Pero lo más interesante es algo muy prometedor: los tatuajes de circuitería orgánica, algo que inventé para el universo de la Commonwealth. El nombre es bastante descriptivo, tienes un circuito integrado tatuado en tu piel, algo que tiene muchas aplicaciones en el mundo de la ciencia ficción. En la actualidad he visto estudios online, con transferencias electrónicas en la piel, cada vez más parecidas a los tatuajes, con estructuras moleculares que pueden generar electricidad desde el cuerpo, así que nos estamos acercando a mi idea. Supongo que la primera aplicación será en el campo de la medicina. Será muy útil tener estos medios en nuestra piel. El siguiente paso podría ser el de las pulseras de actividad que miden nuestro pulso, pero creo que la primera aplicación de consumo masivo sería tener algo como un móvil impreso en la palma de la mano. Es algo que está avanzando y que creo que puede ser real en unos años, aunque no me lo reconozcan.

Hace un par de años se emitió la serie Love, Death and Robots en Netflix. En ella se incluía un episodio que adapta tu historia Sonnie’s Edge. ¿Hasta qué punto estuviste involucrado en el proceso? ¿Qué te ha parecido el resultado?

En realidad, mi participación es muy simple y rápida de explicar: muy poca. Básicamente, solo tuve que decir “sí” a la propuesta. El director era alguien reconocido, Tim Miller, quien había dirigido Masacre y la última película de Terminator. Se realizó en los Blur Studios y no me había dado cuenta hasta ese momento de cuánto había avanzado el mundo de la animación por ordenador. Tuve suerte de que me fueran enviando algunas partes de lo que iban haciendo, así que en parte fui testigo de cómo se iba desarrollando. 

Fui a Londres con Alastair Reynolds para la premiere. Había visto parte de ello anteriormente, pero ver el capítulo en pantalla grande es algo increíble. Creo recordar que este episodio se proyectó junto a otro de Reynolds, además de otros cinco o seis en total. La adaptación es completamente fiel a la historia, lo cual siempre es genial, y la parte visual era impresionante. Estoy muy contento con el resultado.

Creo que están preparando una segunda temporada donde, lamentablemente, no hay ninguna adaptación mía, pero espero que si hacen una tercera me vuelvan a llamar. Fue una experiencia distinta y, hasta donde sé, ha sido un éxito. 

Tras el éxito de series de televisión como The Expanse, ¿crees que algunos de tus libros se podrían adaptar a la gran pantalla? (¿O a la pequeña?)

Los derechos de un par de ellas que no puedo desvelar están adquiridos por algunas productoras. Es algo que suena apasionante, pero que no lo es porque estas cosas van muy despacio ya que el productor tiene que tener un guión y moverlo para obtener financiación… Así que desde hace 10 años esto ha sido una constante en mi vida. Creo que las historias que escribo, debido a su tamaño, son más adecuadas para adaptarlas a una serie de televisión que a una película, principalmente por la cantidad de tramas que escribo y todo lo que habría que recortar.

Cerramos la entrevista preguntándote por algún libro que hayas leido ultimamente y que nos puedas recomendar.

La primera recomendación que me viene a la cabeza es Las Primeras Quince Vidas de Harry August escrito por Claire North. Un libro de ciencia ficción muy distinto que creo que está siendo adaptado a película. Lo recomiendo sin duda. Claire es una escritora genial.

Gideon La Novena de Tamsyn Muir es también es uno de los que más disfruté el año pasado. Y añado uno más, que sería la serie de Luna de Ian McDonald, la trilogía situada en la Luna. Ian es un escritor excelente y creo que esta es una obra magnífica. 

Entrevista a Nick Martell

Me hace mucha ilusión poder compartir con vosotros esta entrevista a Nick Martell, el autor de The Kingdom of Liars y The Two-Faced Queen, dos de las novelas de fantasía más interesantes de los últimos tiempos y que me parece que están pasando un poco desapercibidas por aquí. Como siempre, al final podréis ver la entrevista en inglés, para no sufrir mi traducción.

¿Cuál sería tu frase para vender Kingdom of Liars?

Sería la siguiente: “Situada en una ciudad donde el precio de la magia es la memoria, un noble caído en desgracia debe engañar a todos los que están a su alrededor para averiguar si su padre asesinó al príncipe niño”. Obviamente, hay algunos detalles que se han quedado fuera – como la luna destrozada- que un lector solo descubrirá cuando empiecen a leerlo, pero esa frase fue el inicio de todo para mí, con un personaje enfrentado a la ciudad en la que nació y cómo se amolda o reniega de las creencias con las que ha crecido.

¿Quién es tu personaje favorito del libro?

Mi personaje favorito es Naomi Dexter. Es muy divertido escribir sobre ella, sobre su brusquedad, su actitud y su forma de ver la vida, así que tanto sus diálogos como sus características fluyen en la página. Y el hecho de que de forma constante le chille al personaje principal, Michael Kingman, por todo lo que hace es la guinda del pastel.

¿Qué nos puedes decir sobre tu nuevo libro The Two-Faced Queen?

The Two-Faced Queen continúa la historia del infame Michael Kingman mientras gestiona los cambios en su vida tras volverse Mercenario y descubrir la verdad sobre la muerte de su padre. Contiene toneladas de amor, incluyendo pero no limitándose a: asesinos en serie, sistemas de magia expandidos, misterio, amor catastrófico y monstruos mágicos. Estoy muy orgulloso del libro. Creo que es lo mejor que he escrito hasta ahora.

En tus libros hay diferentes tipos de magia, cada una con su coste asociado. ¿Tienes un libro de notas con las peculiaridades de cada sistema? ¿Cómo se te ocurrió que el precio de la magia fueran las memorias?

¡Sí! En el segundo libro The Two-Faced Queen (cuidado pequeños spoilers) se desvela que más variantes de magia en el mundo aparte de las Fabricaciones que Michael conoce en primer lugar. Cada una de ellas tiene un precio que pagar con sus reglas y habilidades asociadas de las que he tenido que llevar cuenta entre bambalinas para saber qué se puede y qué no se puede hacer. Era muy importante para mí cuando empecé a escribir la serie que Michael y sus compañeros no conocieran cómo funciona la magia desde un principio. Pensaba que esto encajaba perfectamente con la idea de que el coste de la magia fueran las memorias de los que la usaban y que precisamente los que ostentan el poder se encontraran en la situación de haber perdido su memoria de tanto usar la magia. Después de todo, ¿por qué querrían los poderosos que la gente supiera cómo funciona la magia? Eso haría que las rebeliones fueran más probables. Por ello, Michael y sus amigos tienen que desvelar los misterios de la magia y sus interconexiones de forma lenta pero segura.

La idea de que el precio de la magia sea la pérdida de la memoria se me ocurrió cuando intentaba saber qué es lo peor que le puedes hacer a un personaje sin llegar a matarlo. Reducirlos a meros fantasmas de sus yos anteriores y quitarles los fundamentos mismos de su personalidad me pareció una buena idea en su momento. Y realmente me da mucho juego para jugar con la forma en que actúan y hablan. Michael probablemente sea mi obra maestra de lo que he tratado de hacer con las pérdidas de memoria y cómo afectan a las personas. Su inmadurez quizá sea lo que más llama la atención cuando ves lo que estoy haciendo con él como personaje. ¿Es Michael inmaduro de por sí o es inmaduro porque no puede dejar el pasado atrás debido a que la magia ha borrado sus memorias?

Esto lo dejo a la interpretación del lector.

Hay cierta controversia sobre la figura del protagonista, Michael Kingman. O le amas o le odias. ¿Por qué crees que sucede esto?

Esta es una buena pregunta, nadie me la había hecho antes. Lo voy a intentar explicar de la manera más concisa posible.

De forma simple, Michael es una persona rota mentalmente. Se ha criado en una sociedad muy manipuladora que le odiaba solo por tener el valor de existir y le forzó a desarrollar mecanismos de adaptación para sobrevivir. Ser respondón, insubordinado y cierta obsesión con algo que no merece pero a lo que se aferra como si fuera a salvarle de todo el odio a su alrededor.

Cuando escribo a Michael, lo trato como alguien que se odia a sí mismo y que piensa que no merece la comprensión de los demás y esto queda reflejado en la narrativa. No intenta que el lector se sienta como él o que le tenga lástima, solo quiere que comprenda por qué hizo lo que hizo. Me parece que estar en la cabeza de alguien así puede ser difícil para el lector. En un nivel muy básico, queremos empatizar y estar a favor de los personajes sobre los que estamos leyendo, pero Michael, como personaje, no quiere justificar sus acciones porque sabe que son egoístas y erróneas. Solo quiere algo de paz y felicidad para sí mismo.

Las elecciones narrativas que escogí para Michael siempre iban a depender de cuánto confiaba el lector en mí como escritor. Si no lo hacen, creerán que cometí un error con Michael. Que debería haberle hecho más empático. Y aquellos que confíen en mí hasta cierto punto, verán más allá de lo que dice Michael y se fijarán en lo que oculta. Michael miente mucho, pero sobre todo mediante omisiones. Así pues, los detalles sobre los que no habla son más importante que aquellos sobre los que sí lo hace. Siempre he sabido que contar una historia en primera persona alienaría a algunos lectores y hacerlo en tercera persona les allanaría el camino a estos lectores pero… quería contar el relato de Michael de una forma determinada. Creo que los personajes con fallos son divertidos e interesantes.

Y, para ser honestos, normalmente no me gustan los protagonistas, así que, ¿por qué no crear al protagonista más odiado de todos los tiempos?

La familia, el honor y la amistad son muy importantes para el protagonista de tu serie. ¿Por qué decidiste que estas fueran las principales motivaciones de Michael Kingman?

Cuando estaba creando a Michael, estaba muy interesado en huir del típico protagonista de saga fantástica como su historia de paso a la madurez que no se detiene ante nada para conseguir lo que desea. Venganza, poder y un deseo de cambiar el mundo es lo que mueve a estos personajes normalmente, así que Michael se creó de forma opuesta estos estereotipos. Dato curioso: Dark es casi la representación perfecta de lo que estaba tratando de evitar con Michael y es el favorito de muchos lectores. ¿A que es divertido?

De todas formas, la familia y los amigos de Michael son importantes para él, pero como mucha gente de su edad con su nivel de madurez sabe cuáles son las palabras adecuadas pero no siempre le siguen las acciones correctas. Mientras se va desarrollando, siempre quise que Michael tuviera un punto hipócrita y que madurara en alguien que personificara aquello sobre lo que hablaba más que justificar sus acciones cuando hace algo que va contras sus creencias más profundas. Para todo el odio que recibe, siempre me sorprende que nadie mencione que no deja que este odio le consuma. Y, honestamente, creo que eso es algo especial y extraño. Ser capaz de perdonar no es algo que se valore tanto como debería.

Tu primera novela se publicó cuando tenías 26 años. ¿Crees que es más difícil que te publiquen siendo tan joven?

Creo que como todas las cosas tiene sus ventajas y sus desventajas. Es agradable estar haciendo esto tan joven de forma que puedo crecer constantemente, aprender y mejorar mi escritura con gente muy experimentada en el negocio para guiarme. Y con tanto tiempo, sé que lo que estoy escribiendo ahora mismo solo es la superficie de lo que seré capaz de hacer en el futuro.

Pero al mismo tiempo, puede ser estremecedor. Entrar en el mundo de la publicación tan joven y sin mucha experiencia en el negocio me hizo pensar que todo era de color de rosa y no fue así. En un negocio como otro cualquiera y eso significa que hay muchas cosas malas que aparecen en otros negocios también existen aquí (celos, politiqueo, mezquindades, favoritismos, camarillas…) pero cuando se deshace de todo esto y es solo gente hablando de sus historias favoritas y animando a los demás las partes malas son menos importantes.

Respecto a si es más difícil que te publiquen siendo joven o no… es difícil de decir. Tuve suerte. Mi agente también lo cree. Le mandé la historia correcta en el momento correcto y quién sabe dónde estaría yo si hubiera mandado la novela un año antes o un año después. Y da igual lo bueno que seas, muchas veces todo se reduce a una cuestión de suerte. Para aquellos que quieran hacer lo mismo que yo, les animo a seguir intentándolo. Seguid leyendo y escribiendo. Solo hace falta una persona que crea en tu trabajo y lo conseguirás también. O intentar la autopublicación. Este camino es más recomendable ahora que nunca.

Tus libros tienen una versión en audiolibro. ¿Qué opinas de esta forma de leer?

¡Me encantan los audiolibros! No los escucho mucho en la actualidad porque ahora no viajo apenas, pero me encanta ponerme uno para un largo viaje en coche, en tren o en avión o incluso cuando hago tareas de casa. Escuchar las voces de actores talentosos cuando les dan vida a mis personajes es estupendo. Me emociono cada vez que pasa. Es poder volver a disfrutar de una historia de nuevo y es raro porque cuando un libro se publica puede que ya lo haya leído cientos de veces.

¿Te ha contactado alguna editorial española interesada en tu trabajo?

Desgraciadamente no ha sido así de momento. Me encantaría ver mi libro en español, pero eso escapa de mi control. ¡Esperemos que sea posible algún día! Quizá cuando las cosas se calmen en el panorama internacional.

¿Sueles ir a convenciones? ¿Qué te parecen?

Las convenciones son maravillosas y agotadoras al mismo tiempo. Me encanta interactuar con otros autores, lectores, gente del mundillo y estar en mesas redondas para hablar de fantasía, películas, juegos y cualquier cosa de la que tenga oportunidad. Aunque siempre me parece que al final necesito una buena siesta o tres. Pero voy siempre que tengo oportunidad porque he conocido a mis mejores amigos en el mundo editorial en ellas. ¡Incluso conocí a mi agente en una! No puedo recomendar lo suficiente asistir a convenciones, de ser posible. No digo que te arruines para ir solo porque pienses que te va a dar una puerta de entrada en la industria. Hay muchos otros métodos para eso en la actualidad.

¿Hay algo más que nos quieras comentar? ¿Qué nos puedes decir sobre tus nuevos proyectos?

Sí, lo siguiente en lo que estoy trabajando es el libro 3 de Legacy of the Mercenary Kings. Estoy muy emocionado con escribir este libro porque por fin saldremos de la ciudad de Hollow y verán el mundo exterior. Esto es algo de lo que solo hemos tenido indicios hasta ahora y va ser espectacular mostrar por fin qué más hay: estatuas en el mar, bestias extrañas, más sistemas mágicos, ruinas apocalípticas y algún que otro nuevo inmortal. Espero que le guste a todo el mundo.

Aparte de esto, gracias por entrevistarme. Me lo he pasado muy bien. Espero que lo podamos hacer otra vez cuando salga el tercer libro.

Muchas gracias de nuevo a Nick por contestar a nuestras preguntas. Os recomiendo mucho sus libros. A continuación podréis leer la entrevista en inglés.

What would be your sales pitch for Kingdom of Liars?

So, the sales pitch for The Kingdom of Liars was “Set in a city where magic costs memories to use, a disgraced noble must deceive all around him to determine whether his father murdered the child prince.” Obviously, there are some details I’m leaving out—like the shattered moon—that a reader will only discover once they start it, but that sentence really was what started it all for me with it being a character against the city they were born in and how they shape or reject what they’ve grown up believing in.

Who is your favourite character from this book? 

My favourite character from the book is Naomi Dexter. She’s such a fun character to write in terms of her bluntness, attitude, and overall outlook on life that her words and characteristics always flew onto the page for me. And the fact she routinely yells at Michael Kingman, the main character, for his actions is just the icing on top of the cake for me.

Can you tell us something about your new book The Two-Faced Queen?

The Two-Faced Queen continues story of the infamous Michael Kingman as he deals with the changes in his life after becoming a Mercenary and discovering the truth about his father’s death. There’s tons to love in it—including and not limited to—serial killers, expansive magic systems, mystery, catastrophic love, and magical monsters. I’m incredibly proud of the book. I think it is the best thing I’ve written so far.

In your books there are very different kinds of magic, each of them with a cost. Do you have a “guidebook” with the rules of each magic system? How did you come with the idea of paying magic with memories?

Yes! So—and this is light spoiler territory—it is revealed in The Two-Faced Queen that there are multiple variations of magic in the world besides Fabricating that Michael learns about in the first. Each of them has a unique cost with rules and abilities that I have been keep track of behind the scenes to dictate what the characters can and can’t do with their magic. It was important to me when I started writing the series that Michael and his friends were never going to have complete knowledge of how their magic—and other magic worked—until much later on. I always thought this kind of fit well with the world they lived in being influenced by those in power that lost their memories the more they used it. After all, why would people in control want other people to know how magic worked? Rebellions would be more likely. And so, Michael and friends slowly but surely try to unravel the mysteries of magic and how it all connects.

The idea of magic costing memories was pretty much created because I tried to think of the worst thing I could do to a character without killing them. Reducing them to shells of their former selves and taking out the building blocks of their personality seemed to be a good idea at the time. And it honestly gives me a lot of room to play around with how characters act and talk. Michael himself is probably the magnus opus of what I’ve tried to do with memory loss and how it affects someone. His immaturity is probably the easiest thing to see when it comes to what I’m doing with him. Is Michael always immature or is he immature because he can’t move on from the past thanks to magic erasing his memories?

I’ll leave that up to the reader to determine.

There is a certain controversy about the figure of the main protagonist, Michael Kingman. Either you love or you despise him. Why do you think this can be happening?

Oh! This is a fun question. No one’s asked me it before. I’ll try to do my best to explain why I think Michael is controversial as concisely as possible.

To put it plainly, Michael is a very broken person mentally. He’s been raised in a manipulative society that hated him just because he had the gall to exist, and it forced him to develop coping mechanisms to survive. Talking back, insubordination, and an obsession with something he doesn’t deserve but clings to as if it’ll save him from all the hate.

When I write Michael, I treat him as someone who hates himself and doesn’t think he deserves sympathy and so that’s reflected in the narrative. He doesn’t try to make the reader like him or feel bad for him, just understand why he did what he did. I think being in the head of someone like that can be jarring for a lot of readers. On a basic level, we want to root for the people we’re reading about but Michael, as a character, doesn’t want to justify his actions because he knows they’re wrong and selfish. He just wants to find some basic level of happiness and peace.

The narrative choices I made for Michael were always going to be dependent on how much the reader trusted me as a writer. If they don’t, they’ll think I made a mistake with Michael. That I should have made him more sympathetic. And those who do trust me some degree, look beyond what Michael’s saying and focus on what he’s not. Michael lies a lot, but a lot of it is through omission. So, the details he doesn’t talk about are more important than what he does. I’ve always known that telling the story in first person would alienate some readers and having it in third person would be easier, but…I wanted to tell Michael’s story a certain way. I think flawed characters are fun and interesting.

And to be honest, I usually dislike main characters anyway so why not create the most hated main character of them all?

Family, honor and friendship are very important for the main character of the series you are writing. Why did you choose to take these three characteristics as the main motivations of Michael Kingman?

When I was creating Michael, I was really interested in trying to get away from the typical fantasy protagonist in a coming-of-age story that stops at nothing to get what they desire. Revenge, power, and a desire to change the world are usually what drives those characters, so Michael was created as an opposition to those kind of stereotypes. Fun fact: Dark is almost a perfect representation of what I was trying to avoid with Michael and he’s a decent amount of reader’s favourite character. Funny, isn’t it?

Anyway, Michael’s family and friends mean a lot to him, but like a lot of people his age and at the same maturity level he knows the right words to say but doesn’t always follow through with the right actions. As he develops, I always wanted Michael to be slightly hypocritical and mature into someone who personified what he talked about rather than justifying his actions when he does something that goes against his core beliefs. For all the hate Michael gets, I was always surprised that no one mentions that at his core he chose not to let hate consume him. And, honestly, I think that’s really special and rare. Forgiveness isn’t something that’s held up to as high standards as it ought to be.

Your first novel was published when you were 26 years old. Do you think it is more difficult to be published being so young?

I think like all things it comes with a unique set of advantages and disadvantages. It’s nice to be doing this so young so that I can constantly grow and learn and improve my craft with so many experienced people in the business to guide me. And with so much time, I know what I’m writing now is just scratching the surface of I’ll be able to do in the future.

But at the same time, it can be jarring. Entering publishing so young and without as much worldly experience as others in business left me thinking it was going to be more rose coloured then it ended up being. It’s a business like anything else and that means all of the nonsense that comes with any other industry is prevalent in this one as well—jealousy, politics, pettiness, favouritism, cliques, etc—but when it breaks away from all that and just becomes people talking about their favourite stories and supporting each other it makes all the bad parts less annoying.

As for it being more difficult to be published young or not…it’s hard to say. I got lucky. My agent will say that as well. I sent him the right story at the right time and who knows if I would be here if I had sent it a year earlier or a year later. And no matter how good you are a lot of it does come down to luck. For those who want to do the same as me, just keep trying. Keep writing and reading. All it takes is one person to believe in your work and champion it for you to end up here as well. Or look into self-publishing. That route is more recommended than ever.

Your books have an audiobook version. What do you think about this way of reading?

I love audiobooks! I don’t listen them to as much anymore due to a lack of commute currently, but I really enjoy turning one on a long car ride, train ride, or plane trip or if I’m doing chores. Listening to talented voice actors bring my characters to life is amazing. I’m in awe every time it happens. It’s kind of like being able to experience the story again which is really rare since by the time a book goes to print I’ve probably read it hundreds of times.

Have you been contacted by a Spanish publisher interested in your work? 

Sadly, not at this moment. I would love to have a Spanish version, but things are out of my control right now. Hopefully one day soon! Maybe once things calm down internationally.

Is there anything else you would like to comment? What can you tell us about your new projects?

Yeah, the next thing I’m working on is book 3 of the Legacy of the Mercenary Kings. It’s an exciting book to write because I finally take the readers out of the city of Hollow and they get to see the greater world for the first time! It’s been something they’ve only really had hints at before now and it’s going to be so cool to finally show what else is out there: seas of statues, weird beasts, more magic systems, apocalyptic ruins, and some new immortals. I hope everyone enjoys it!

Other than that, thanks for having me! This was a really fun interview! Hopefully we get to do it again when the third book comes out.

Do you usually go to conventions? What do you think about them? 

Conventions are wonderful and exhausting all at the same time. I love interacting with other authors, readers, industry folk, and being on panels to talk about fantasy, movies, games, and whatever else I get the chance to. Even though it always seems like by the end I need a good nap or three. But I’ll always go to them when I get the chance because I’ve met some of the closest friends I have in publishing thanks to them. And I met my agent at a convention! I can’t recommend going to them enough if it’s feasible for you. Obviously don’t break the bank to try and get to one just because you think it’ll help you break into the industry. There’s plenty of methods to do that nowadays.

Entrevista a K.J. Parker

Esta semana vamos a hablar y mucho de un autor que nos gusta especialmente en el blog. En colaboración con Marcheto, de Cuentos para Algernon, aquí os traemos la entrevista que nos ha concedico K.J. Parker, alter ego de Tom Holt. Espero que la disfrutéis y que os ayuda a conocer a un interesantísimo escritor. Al final de la página podréis ver la entrevista en inglés.

¿Por qué escogiste usar pseudónimo y por qué K.J. Parker en particular? ¿Cuál fue la razón de desvelar el secreto tan tantos años?

Cuando decidí escribir los libros como K.J. Parker, ya llevaba escribiendo y publicando novelas 16 años, bajo mi propio nombre. Estos libros eran muy distintos de lo que escribo como Parker; son comedias ligeras y frívolas, en ocasiones descritas como «absurdas» y «alocadas», dos adjetivos que odio particularmente, pero dejémoslo. Temía que si publicaba mi material nuevo y menos frívolo bajo mi propio nombre, pasarían dos cosas: a) gente que comprensiblemente se mantendría alejado de algo definido como «absurdo» y «alocado» asumiendo que sería más de lo mismo o b) mis lectores habituales comprarían los nuevos libros esperando cosas «absurdas» y «alocadas» y se llevarían un chasco. Así nació K.J. Parker.

K J eran las iniciales de un buen amigo mío que me enseñó todo lo que sé de ingeniería: era un virtuoso en su terreno y esperaba que K.J. Parker lo fuera también en lo suyo. Parker, porque Parker es un fabricante de plumas de alta calidad y otra forma de decir pseudónimo es «pen name».

Todo esto salió a la luz porque mis editores querían algún gancho publicitario para la publicación serializada de Two of Swords. Al final resultó que no le importaba a nadie, ni mi identidad secreta y ni el propio libro. ¿Se podría culpar a alguien?

¿Cómo fue tu experiencia de publicación en España? ¿Hay alguna posibilidad de volverte a leer en nuestro idioma?

A veces me molesta, aunque solo un poco, que haya más gente que ha leído a K.J. Parker traducido que en inglés. Solo un poco, porque me encanta que cualquiera me lea. Pero también un poco porque la cualidad de la que estoy más orgulloso en el trabajo de K.J. Parker es el estilo (la elección de palabras, el uso de la gramática y la sintaxis, la voz, las cadencias, ese tipo de cosas). Y todo eso se pierde cuando no son mis palabras las que el lector ve. Probablemente mis traductores producen algo igual de bueno, puede que incluso mejor, pero no son mis palabras, esas que he escogido cuidadosamente y sobre las que he sufrido. Los personajes, las tramas, las situaciones se traducen bien pero, ¿las propias palabras? No lo sé. Lo que me hace preguntarme, ¿qué lo que le gusta a mis lectores de mi obra traducida?

Hay una novela corta, una de mis favoritas, que nunca se ha publicado en inglés, solo en chino. Probablemente sea mejor en chino que en inglés.

Algunas de tus obras se pueden enmarcar en mundo del «Sol Invencible». ¿Tienes una cronología de este universo para seguir contando historias relacionadas o es simplemente que te gusta el escenario?

Esta es complicada. Para responder de forma simple: muchos de mis libros y relatos están situados en el mismo mundo, pero a lo largo de un tiempo muy dilatado, del orden de unos dos mi años (más o menos el mismo tiempo que separa la fundaciónde Roma de la caída de Constantinopla). Como la tecnología y la vida material de la gente normal en K. J. Parkerland cambia tanto como cambiaba en la vida diaria de los romanos, es decir, muy poco, hay poca información en los propios libros y relatos para situar el periodo histórico en el que transcurren.

La verdad es que me gusta usar varias cosas, como imperios divididos en dos mitades o ciudades-estado marítimas, o una raza de arqueros a caballo nómadas, o un religión monoteísta como estándares adecuados para mis libros, pero soy demasiado descuidado como para mantener estas referencias consistentes. Escribir un historia alternativa coherente no es lo que estoy tratando de hacer, así que no importa. La única excepción es mi personaje recurrente favorito, Saloninus. Es tan resbaladizo como una anguila, le encanta aparecer en una historia yluego en un relato situado doscientos años después, en un momento en que lo razonable sería pensar que ha muerto.

¿Cuál es tu longitud favorita para contar una historia (novela, novela corta, relato…)?

Depende de la propia historia. Algunas necesitan mucho espacio y a otras les sienta mejor ser concisas y dulces. En términos meramente económicos, me gustan mucho las novelas cortas porque se pagan mejor que las novelas o los relatos. Pero no me gusta restringirme a un solo formato ya sea corto o largo. Me gusta hacer cosas distintas en los tres formatos que uso. Por ejemplo, prácticamente no hay nada mágico ni sobrenatural en mis novelas, pero los relatos cortos son completamente mágicos y supernaturales. En las novelas cortas hay un poco de ambos.

Algunos de tus libros muestran un trasfondo muy detallado en temas muy diversos: tácticas de sitio en Sixteen Ways to Defend a Walled City, metalurgía e ingeniería antigua en la trilogía del ingeniero, diversos tipo de hojas y técnicas de esgrima en Sharps… ¿Haces mucha investigación en estos temas o ya eran de tu interés con anterioridad a decidirte a escribir sobre ellos?

Un poco de ambos. Empiezo con algo que me interese, veo su potencial como material para escribir y comienzo a investigar para el libro. No escribo sobre todo lo que me interesa, pero me interesa todo aquello sobre lo que escribo.

En ocasiones el libro llega antes; aprendí sobre la creación de armaduras para ser capaz de escribir sobre ello y ahora es uno de mis pasatiempos favoritos. Del mismo modo, hay un par de cosas sobre las que he escrito que no he hecho, sabía que tenía que haber una caza del jabalí en la trilogía del ingeniero, pero soy demasiado mayor para hacerlo a la forma tradicional, con perros y lanzas, así que me fie del testimonio de dos buenos amigos míos, ambos experimentados e intrépidos cazadores, que fueron capaces de relatarme con todo detalle cómo se hace y qué se siente. La mayoría de las veces, sin embargo, hago mi propia investigación.

¿Te gustan los audiolibros? ¿Crees que tus novelas se adaptan a este formato?

Me encantan. Es mi forma favorita de experimentar mi propio trabajo.

Parece que te gusta mucho la figura del narrador no confiable. ¿Cómo desarrollas este personaje, sabiendo que tienes que ocultarle información al lector pero seguir interesándole?

La gente miente, es una parte fundamental de la naturaleza humana. La clase de gente sobre la que me gusta escribir son propensos a mentir a otra gente, al lector, a sí mismos. Juegan con la verdad incluso cuando no están directamente mintiendo, porque jugar con la verdad es una buenísima definición de la escritura de novela y relatos. Sobre todo, me gusta escribir sobre personas intersantes y complicadas, que se encuentran con problemas que ellos mismos han provocado.

Muchas gracias a Tom Holt por ser tan amable al contestar nuestras preguntas. Espero que os haya interesado la entrevista. A continuación, la podéis leer en inglés.

K.J. Parker interview

Why did you choose to use a pseudonym and why K.J. Parker in particular? Why come out after all those years?

When I decided I wanted to write the K J Parker books, I’d already been writing novels for about 16 years, and publishing them (under my own name, naturally). Those books were very different from the KJP stuff ; they were light-hearted, frivolous comedies – described in reviews as ‘wacky’ and ‘zany’ (two adjectives I’ve always particularly hated, but never mind). I was afraid that, if I published my new, rather less frivolous stuff under my own name, (a) people who quite understandably steer clear of anything branded ‘wacky’ and ‘zany’ would assume it was just more of the same tripe, from an established tripe-peddler (b) my existing readers would buy the new books expecting wackiness and zaniness and would, understandably, be disappointed. So K J Parker was born.

K J were the initials of a good friend of mine who taught me everything I know about engineering; he was a supreme craftsman in his field, and I hoped KJP would turn out to be similarly craftsmanlike in his. Parker, because Parker is (in the UK) a manufacturer of high quality pens, and another term for pseudonym is ‘pen name’.

I came out because my publishers wanted some sort of publicity hook for the publication of the serialised version of Two of Swords. In the event, it turned out that nobody was particularly interested, either in my true identity or the Two of Swords. And who can blame them?

How was your experience of being published in Spain? Is there any chance that we will see again your work translated into Spanish?

It sometimes irks me, ever so slightly, that more people have read K J Parker in translation than in English. Only ever so slightly, because I’m delighted and grateful that anyone reads my stuff at all. But ever so slightly nevertheless, because the thing about the K J Parker stuff I’m personally the most proud of is the style – choice of words, use of grammar and syntax, the voice, the cadences, that sort of thing. All that goes by the board, of course, when it’s not actually my words that the reader gets to see. Probably the people who translate my stuff produce something that’s just as good, and quite possibly better; but it’s not my words, the words I’ve carefully chosen and agonised over. Characters, plots, situations &c translate just fine, but the words themselves? I honestly don’t know. Which makes me wonder what it is about my stuff, in translation, that people like?

There’s one novella – one of my favourites – that’s never been published in English, only in Chinese. It’s probably better in Chinese than English.

Some of your works can be related to the «Invincible Sun» world. Do you have a chronology of this world to keep telling us stories about it or it is just that you like the setting?

This is complicated. To try and keep it simple; a lot of my books and stories are set in the same world, but spaced out over a very long time, something in the order of 2,000 years (roughly the same timespan that separates the foundation of Rome from the fall of Constantinople). Because technology and the material life of ordinary people in K J Parkerland changes about as much as everyday life did under the Romans – ie very little – there’s little in the books and stories themselves to show what time period they’re set in.

The real truth is that I like to use various things, such as an empire divided into two halves, or a seagoing mercantile city-state, or a race of nomadic horse-archers, or a monotheistic religion, as standard fixtures and fittings in my books, but I’m too careless to keep the references to them consistent. Writing a coherent consecutive alternative history isn’t what I’m aiming to do, so it doesn’t really matter. The only exception to that is my favourite recurring character, Saloninus; who, being slippery as an eel, takes great pleasure in appearing in one story and then in another one set two hundred years later, by which time he really ought to be safely dead

What is your favorite lenght to tell a story (novella, novelette, novel)? What is your favorite short story?

It all depends on the story. Some stories need a lot of space and scope, others need to be kept short and sweet. In real-life terms, I’m rather fond of novellas, because (in terms of dollars per hour) they pay better than either novels or short stories. But I wouldn’t want to be restricted to any one form, short, medium or long. I like to be able to do different things in the three different forms I use. For instance, there is practically no magic or supernatural stuff in the novels; the short stories are almost entirely magic and the supernatural; the novellas are a mix of both.

In some of your books show a very detailed background in the most various topics: siege tactics on Sixteen Ways to Defend a Walled City, metalwork and antique engineering in the Engineering Trilogy, various types of blades and fencing techniques in Sharps and so on. Do you do a lot of research for those or are these topics in which you have a keen interest and decide to write on them?

A bit of both. I start off with an interest in something, realise its potential for being written about, and then get into it further for the purposes of the book. I don’t write about everything that interests me, but I’m interested in everything I write about.

Occasionally the book comes first; I learnt about making armour so as to be able to write about it, and now it’s a favourite hobby of mine. Likewise, there are one or two things I’ve written about that I haven’t actually done myself; I knew I had to have a wild boar hunt in the Engineer trilogy, but I’m far too old and timid to go hunting wild boar the old-fashioned way, with dogs and spears, so I relied on the testimony of two good friends of mine, both of them experienced and intrepid hunters, who were able to give me full and reliable accounts of how it’s done and what it’s like. Mostly, though, I do all my own stunts.

You seem to like a lot the unreliable narrator figure. How do you develop this character, knowing that you have to conceal information from the reader and at the same time keep interesting them?

People lie; it’s a fundamental part of human nature. The kind of people I like to write about are very likely to tell lies – to other people, to the reader, to themselves. They play games with the truth even when they aren’t flat-out lying, and I like that, because playing games with the truth is as good a definition of writing novels and stories as you’re likely to get. Above all, I like writing about interesting, complicated people who find themselves in trouble of their own making.

Do you like audiobooks? Do you think is a format suitable for your novels?


Absolutely. It’s my favourite way of experiencing my own work.

Mañana seguiremos con la semana dedicada a K.J. Parker con una reseña de un nuevo colaborador del blog.

Entrevista a Adrian Tchaikovsky

En colaboración con @mertonio y @odo, en esta ocasión hemos tenido la suerte de poder entrevistar a Adrian Tchaikovsky, para celebrar su reciente publicación en español y a la espera de la salida de Spiderlight. Podéis leer esta entrevista en inglés en Sense of Wonder, gracias a Elías.

Tu novela Children of Time ha sido publicada en España como Herederos del tiempo y en el futuro también veremos por aquí Spiderlight. ¿Qué te parece ser publicado en nuestro país? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

Estoy totalmente encantado de que me hayan publicado en España y es especialmente guay ver que Spiderlight está recibiendo bastante atención. Visité España hace unos años para el festival Celsius y me encantó el entusiasmo y la energía de los fans españoles, y estaba deseando que me publicaran en vuestro país desde entonces.

Recientemente has anunciado el comienzo de tu carrera como escritor a tiempo completo. ¿Cómo podías escribir tanto mientras seguías trabajando como abogado? ¿Has notado alguna diferencia en la manera en que escribes ahora?

Creo que mi estilo natural de escritura es bastante económico, en el sentido de que no hago varios borradores ni reescribo mucho, si no que hago toda la labor posible de preparación previa antes de escribir. De esta manera, espero usar mi tiempo de forma eficiente. También tengo la suerte de poder escribir hasta bien entrada la noche.

Este año vas a publicar tres libros (que sepamos). …): Cage of Souls , Children of Ruin y Walking to Aldebaaran. (En serio, ¿cuándo inventaste la máquina de viajar en el tiempo?). Quizá el más esperado es la secuela de Children of Time, pero… ¿qué nos puedes decir de los tres?

Children of Ruin es la secuela de Children of Time, y parte del gancho que dejé en el epílogo del libro, con una expedición hacia otro planeta terraformado. Cage of Souls es un libro muy diferente y el resumen que mi editor ha publicado en Amazon quizá sea mejor que cualquier cosa que yo pueda decir, pero es un libro situado en un futuro lejano en el que el mundo está simultáneamente muriendo y creando nueva vida. El héroe es un disidente político en una cárcel localizada en la jungla más hostil y desde este puesto ver cómo el mundo se destruye. Todo eso aderezado con monstruos, duelos y asesinatos. Walking to Aldebaaran es una novela corta sobre un astronauta al que mandan como parte de un equipo a investigar un extraño objeto alienígena en la órbita de Plutón, y que acaba perdido en su interior, desafiando el tiempo y el espacio. Intenta volver a casa pero empieza a comprender que si lo consiguiera, ni él ni su hogar serían los mismos.

Algunos de tus libros tienen versión en audio. Por ejemplo, Guns of the Dawn lo narra la maravillosa Emma Newman. ¿Qué te parece esta forma de leer?

Soy un gran fan de los audiolibros y he tenido la suerte de que todos los seleccionados para interpretar mis obras han hecho un muy buen trabajo. Los audiolibros son una manera estupenda de volver a experimentar libros que he leído en papel por que la voz del narrador añade mucho contexto.

¿Son las arañas tu marchamo como escritor? Aparecen de muchas formas en varios de tus libros.

Me encantan las arañas, aunque me gustan los artrópodos en general y los pulpos, reptiles… casi todo lo que al resto de la gente no le gusta. Las arañas son una herramienta especialmente útil para escribir porque, de todas las criaturas, quizá son las más odiadas por más gente. Por lo tanto, si necesitas un atajo para crear un extranjero o algo inhumano, las arañas son una apuesta segura.

En Spiderlight tomas las preconcepciones que muchos autores tienen sobre una partida clásica de D&D y las retuerces con la introducción de un comodín. En Redemption’s Blade la historia empieza en un punto inusual: el Malvado Tirano (TM) ya ha sido derrotado y los personajes buscan un propósito para sus vidas. Ambos conceptos distan mucho de lo que uno puede esperar habitualmente del género fantástico. ¿Qué pretendes conseguir introduciendo estos cambios en las historias fantásticas tradicionales?

Bueno, en primer lugar, la forma habitual de contar fantasía épica (el Bien derrota al Mal en una batalla campal) se ha utilizado muchísimo y yo lo que quiero aportar es originalidad. Por lo tanto, amo la fantasía, pero quiero darle mi propio toque. También es cierto que la fantasía tradicional (al menos la ola post-tolkeniana de los ochenta y los noventa) tiene muchas obras que no examinan las implicaciones de los mundos que estaban creando. Caracterizarlo todo como Bueno o Malo implica que el bueno puede dedicarse a destruirlo todo sin sentir remordimiento alguno. Tanto en Spiderlight como en Redemption’s Blade quería deconstruir la tradición del género e incluso desafiarla.

Dogs of War y Ironclads son dos obras situadas en un futuro cercano. Ambas presentan al lector posibles problemas relacionados con la tecnología de aplicación militar. Children of Time, sin embargo, está situada en un futuro lejano. La Tierra no es un escenario relevante y el foco se comparte entre un grupo variopinto con los restos de la Humanidad y una nueva especie en su camino evolutivo. ¿Qué tipo de ciencia ficción prefieres escribir?

Honestamente, todo se reduce a que el concepto clave del libro me diga cuál es el escenario correcto. Children of Time solo podía ocurrir en un futuro lejano porque la evolución de las arañas necesitaba tiempo. Dogs of War y Ironclads son sobre el presente. Nuestras actitudes hacia la riqueza y el privilegio, las diferencias de clase y de servicio y el futuro inmediato de la humanidad, así que si las hubiera situado en un futuro muy lejano no hubieran tenido el mismo impacto.

Has escrito libros muy  distintos, como el anteriormente mencionado Guns of the Dawn (una mezcla de Pride, Prejudice y Women at War), la trilogía Echoes of the Fall y la impresionante saga Shadows of the Apt (10 novelas y muchos relatos cortos). A este ritmo acabarás escribiendo en cualquier formato sobre cualquier tema de ciencia ficción y fantasía. ¿Cómo es que tu rango es tan amplio?

Hasta el momento, he permanecido dentro del género y me gustaría expandirme dentro del propio género. No suelo escribir terror (aunque algunas secciones de algunos de mis libros se adentran en ese terreno). En ocasiones he pensado en géneros vecinos  como la ficción histórica o el thriller, pero no creo que cambiar de estilos sea tan fácil y sé que necesitaría un periodo de aclimatación antes de intentarlo.

Quizá no sea muy conocido que eres un jugador habitual de juegos de mesa. ¿Crees que algunas de tus historias podrían servir como base para el desarrollo de un juego? ¿Qué tipo de juegos son tus favoritos?

¡Me encantaría que un juego de mesa (o cualquier tipo de juego) se basara en mi trabajo! Me definiría como un jugador de eurogames y me gustan los juegos que generan una historia emergente tan solo con la interacción de las reglas y los jugadores.

¿Qué nos puedes decir de tus nuevos proyectos?

Acabo de mandar a mi agente el manuscrito de un libro llamado The Brain Garden (aunque puede que le cambie el nombre cuando sea publicado) que es una gran historia acerca de líneas del tiempo paralelas y evolución y muchas más cosas. También hay una novela corta que acabo de terminar que es en parte sobre magos y en parte sobre salud mental, algo sobre lo que me interesaba escribir. Todavía no sé cómo llamarla.

Muchas gracias tanto a Elías como a Antonio por su ayuda y sobre todo a Adrian por responder tan rápido.

Entrevista a Max Gladstone

En colaboración con el blog Sense of Wonder (donde podéis leer la entrevista en inglés) os traemos esta entrevista a Max Gladstone, al que en fechas cercanas podremos al fin leer en español. Espero que os guste y que os entre el gusanillo por The Craft Sequence y por disfrutar de La primera y la última nieve.

Estamos muy contentos con la publicación en España de La primera y la última nieve. ¿Qué te parece que en España se publique The Craft Sequence en orden cronológico? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

The Craft Sequence es una historia de gente que vive en un mundo que acaba de pasar por un siglo de cambios calamitosos. De esta manera, los principales personajes de la historia se parecen mucho a nosotros, aunque algunos de ellos sean magos, esqueletos o algunos estén hechos de piedra. Quería contar esa historia como lo hacía Terry Pratchett con su Mundodisco, moviéndome entre perspectivas diferentes y dando más importancia a la gran cantidad de relatos diferentes que podría contener el mundo. Así que, aunque escribí las historias fuera del orden cronológico, lo que quería es que cada lector las pudiera leer como prefiriera (aunque hay algunas opciones de orden de lectura que tienen más sentido que otras). ¡Es fascinante ver cómo afecta el relato a los lectores que lo comienzan por el “principio”! Aunque como todos sabemos, no hay ni principios ni finales en la Rueda del Tiempo.

No he estado muy involucrado en el proceso de traducción al español, aunque he estado disponible para responder cualquier pregunta que ha surgido.

Se dice que la narrativa en libros y videojuegos es diferente. ¿Cómo te apañaste para escribir no uno si no dos videojuegos en la Craft Sequence?

¡Con un poco de sudor y mucha mecanografía! Para ser sinceros, la narrativa de los videojuegos y la forma “tradicional” lineal de contar las cosas tienen mucho en común. En cada escena, necesitas averiguar lo que quiere el personaje en respuesta a las condiciones externas. Esta elección te muestra quién es el personaje y lo lleva al conflicto con su entorno de forma muy interesante. En una narrativa lineal, el escritor controla al personaje y el lector puede especular qué significan las elecciones de la protagonista (¿por qué besó a su amiga en vez de abrazarla o darle una palmada en la espalda?). En una historia interactiva, tienes que ofrecer a los jugadores una serie de opciones para elegir qué quieren hacer y después continuar con lo que pueda conllevar esa elección. Puede parecer que los juegos ofrecen libre albedrío, pero es dentro de unos límites específicos, y los diseñadores han tenido en cuenta (casi) todas las posibilidades. Así que… ¿es realmente libre albedrío? Esa pregunta se la dejaremos a la teología. Personalmente, me encantó el desafío de dejar a los lectores que forjaran su propio camino en la Craft Sequence.

¿Qué nos puedes decir sobre tu colaboración con with Amal El-Mohtar en This Is How You Lose the Time War? ¿Escribisteis cada parte por vuestra cuenta o el proceso fue más complejo?

Los personajes principales de This Is How You Lose the Time War son Rojo y Azul, agentes secretos enfrentados en una guerra en el tiempo. Al principio son enemigos, luchando a lo largo de la Historia, que empiezan a escribirse cartas como una forma de desafío, pero mientras su peligrosa correspondencia se hace más profunda se dan cuenta de que tienen mucho en común, siendo como son ambos guerreros en lo más profundo de la guerra. Amal y yo escribimos a cada uno de los personajes y sus cartas, las historias se iban entrelazando conforme las íbamos escribiendo. Durante la mayor parte del proceso estábamos sentados uno enfrente del otro. ¡Fue realmente eléctrico!

En 2019 se publicará Empress of Forever. Se ha descrito como un relato de ciencia ficción, “unos Guardianes de la Galaxia feministas mezclados con Star Wars”. Pero he de reconocer que mi parte favorita es cuando la han comparado con los libros de Iain M. Banks. ¿Es un tributo a su figura o es una influencia más sutil?

¡Me encanta Banks! Soy un gran fan de su trabajo y me parece que su pregunta central, el gran “¿qué pasaría si ganáramos?” es fascinante. ¿Cómo sería una cultura (o Cultura) si tuviéramos todo lo que quisiéramos en un mundo sin restricciones materiales? ¿Qué historias contaríamos? ¿Cómo se relacionaría con el resto del universo? Creo que Empress of Forever toma un giro más oscuro, una visión de hacia dónde nos podrían conducir el poder y la lógica posthumana. También tiene mucho amor y muchas explosiones. No diría que me senté a escribir una novela tipo Banks pero mi admiración por su trabajo es evidente en el libro. E incluso hay un huevo de pascua escondido, pero no te lo voy a contar.

La última vez que hablamos, eras un escritor novel comenzando su carrera y ahora has publicado varias novelas (y relatos cortos, videojuegos, seriales…). ¿Ha cambiado tu forma de escribir? ¿Te resulta más fácil?

Ciertamente el hecho de escribir no ha cambiado. Todavía tengo que sentarme al teclado y hacer aparecer las palabras en orden. Pero creo que mi estilo ha cambiado. Ahora planifico más, porque tengo que escribir más rápido y las consecuencias de cometer un error son peores. No me importaba mucho pasarme meses persiguiendo carreteras sin retorno narrativas, pero ahora tengo fechas de entrega. Siento que debo tener cierto nivel de consistencia, así que hago todo lo posible como trabajo previo, exploro estos caminos de manera abstracta y cuando me pongo a escribir sé que los cimientos son firmes.

Algunas partes son mucho más fáciles. Sé que cuando llego a los dos tercios del libro voy a sentir una gran desesperación. Me pasa todas las veces. Sabiéndolo, puedo prepararme para salir de este problema. Pero, por otro lado, cuando me siento a escribir una escena en particular, me preocupan otras versiones de esa misma escena que ya he escrito antes. Esto me ralentiza mientras busco la forma de hacerlo mejor esta vez, o al menos hacerlo diferente. Es divertido buscar el equilibrio.

¿Te gusta ir a festivales literarios como la Worldcon? ¿Qué es lo que más te gusta hacer en estos sitios?

Me encantan los grandes festivales literarios. Se pueden tener conversaciones de alto nivel, con gente de diferentes orígenes y estilos de vida, que comparten su interés por los libros. Mi convención ideal es una gran conversación continuada, viendo amigos, atendiendo a nuevas propuestas, encontrando a nuevos artistas y aprendiendo sobre lo que une a la gente.

¿Qué nos puedes decir que tus nuevos proyectos?

No tanto como me gustaría. Creo que puedo decir que estoy trabajando en un gran final para la Craft Sequence, pero más allá de esto… mis labios están sellados.

Quiero agradecer especialmente a Max su predisposición para la entrevista y a Elías su colaboración para publicarla de forma conjunta.

Preguntas y respuestas sobre Wayward Children

Hace unos días Seanan McGuire dedicó un hilo de Twitter a contestar algunas dudas sobre su serie Wayward Children, dando información jugosa e interesante para sus seguidores. Aquí os la traigo traducida:

Why did you write the first book?

I wrote a song several years ago, called «Wicked Girls Saving Ourselves.» It’s the title song of my second «serious» CD, which got nominated for a Hugo Award. It was about all the girls from portal fantasies who got a raw deal.

When @LeeAHarris at @TorDotComPub asked me for a novella, I thought of that song, and how much I wanted to write the story that went with it, but how much I didn’t want to be locked into those unhappy endings. The story followed.

¿Por qué escribiste el primer libro?

Escribí un canción llamada «Wicked Girls Saving Ourselves» hace ya bastantes años. Es incluso el título de mi segundo álbum «serio», que llegó a estar nominado para el premio Hugo. Hablaba sobre las chicas de los portales fantásticos que reciben un trato injusto.

Cuando Lee Harris (editor senior de Tor.com) y Tor.com me pidieron una novella, me acordé de esa canción y de cuánto quería escribir la historia que la acompañaba, pero tampoco quería verme atrapada en esos finales infelices. Y así continuó la historia.

Where did you write the first book?

About half of it was written in the sewing room of my friends Teddy and Tom, in London. The rest was written in the dining room of my beloved @taliskimberley. It’s a book with deep roots in British children’s literature.

It seems fitting, because of that, that it was largely written in England.

¿Dónde escribiste el primer libro?

Escribí aproximadamente la mitad en la habitación de costura de mis amigos Teddy y Tom, en Londres. El resto, en el comedor de mi querida @taliskimberley. Es un libro con raíces profundas en la literatura infantil inglesa.

Debido a esto, parece apropiado que se escribiera en Inglaterra en su mayor parte.

Did you always know that it would be a series?

If you’ve met me, you’re aware that I think of everything as a potential series. Everything. Yes, even that. I don’t always get my way, but I’m always plotting.

¿Siempre supiste que iba a ser una serie? 

Cualquiera que me conozca sabe que pienso en todo como una serie en potencia. En todo. Si, incluso eso. No siempre lo consigo, pero siempre lo intento.

Why is the series structures so weird?

The Wayward Children books alternate one past with one present. So one book set at the school and after Every Heart a Doorway, one book set in the background of a character or characters we’ve already met.

Doing it this way keeps me interested, which produces better books–like most people, I do my best work when I genuinely care–and also allows me to deepen and expand upon themes that may not have time to breathe on their first appearance.

¿Por qué la estructura de la serie es tan extraña?

Los libros de la serie alternan una historia del pasado con una del presente. Así que el primer libro está situado en la escuela y después de Every Heart a Doorway, uno para indagar en profundidad la historia de un personaje o personajes ya conocidos.

Haciéndolo de esta manera, la serie me sigue interesando, lo que hace que los libros sean mejores (como la mayoría de la gente trabajo mejor en algo que realmente me interesa) y también me permite profundizar y expandir cuestiones para las que no tendría tiempo en otras circunstancias.

Are you planning on an omnibus?

Not to sound crass, but not right now, because I enjoy eating food and having a roof over my head. These books are currently selling really well, and while that’s not why I keep writing them, it’s a wonderful bonus.

Omnibuses are magic, but they usually happen once sales have dropped off, or after the situation has otherwise changed in some monumental way. So this isn’t on the docket currently, since a girl has got to eat. As to the future, who knows?

¿Estás pensando en publicar un ómnibus?

No quiero parecer insensible, pero no quiero hacer eso ahora mismo, porque me divierte comer y tener un techo encima de la cabeza. Los libros están vendiendo bien ahora mismo, y aunque esa no es la razón por la que los sigo escribiendo, es un añadido perfecto.

Los omnibuses son mágicos, pero normalmente se publican cuando las ventas han bajado, o después de que la situación haya cambiado de una forma dramática. Como no es el caso ahora mismo, no tengo pensado hacerlo. En el futuro, ¿quién sabe?

Are you going to write a book about …..?

This is a question that you can sort of answer, because as long as the books keep selling, I’ll keep writing them, and as long as I keep writing them, everyone’s on the table. I want to write all the portal fantasies.

¿Vas a escribir un libro sobre….?

Esta es una pregunta que vosotros mismos podéis responder, porque mientras los libros se sigan vendiendo, los seguiré escribiendo, y mientras los siga escribiendo, hay posibilidades. Quiero escribir sobre todos los portales fantásticos.

Why haven’t you written a book about…?

All things happen in an order. This series is a carefully braided rope of causes and effects, and while I’m happy to tell you what happens next, sometimes we need to follow the right strands to make things count.

¿Por qué no has escrito un libro sobre…?

Todas las cosas suceden en orden. Está serie es una cuerda cuidadosamente trenzada de causas y efectos, y aunque me haga feliz contarte qué pasa después, algunas veces necesitamos seguir las hebras adecuadas para que las cosas valgan la pena.

But you’ll keep going, right?

I absolutely will. In an Absent Dream is book #4. I’m currently committed through book #8. This means two more books at the school (#5 and #7) and two more portal fantasies (#6 and #8), minimum.

¿Pero vas a seguir, verdad?

Por supuesto. In an Absent Dream es el cuarto libro. Estoy comprometida contractualmente hasta el libro 8. Esto significa dos libros más en la escuela (el quinto y el séptimo) y dos más de portales fantásticos (el sexto y el octavo), como mínimo.

Minientrevista a Kameron Hurley

Durante el festival Celsius tuve la oportunidad de entablar conversación con Kameron Hurley, solo unas pocas preguntas improvisadas, pero creo que merece la pena poner por escrito lo que me contestó esa fuerza de la naturaleza convertida en escritora. Cualquier problema con la traducción es mío y no pude tomar notas mientras hablaba, así que puede que haya huecos. Aún así, espero que os guste.

¿Qué nos puedes decir sobre The Light Brigade?

Es un libro con una guerra en el sistema solar, se enfrentan la Tierra y Marte. Se podría definir como Starship Troopers con viajes en el tiempo. Se «cumplen» las leyes de la física, no se puede viajar más rápido que la luz, pero se puede utilizar el teletransporte. La protagonista empieza a tener problemas con los viajes porque recuerda cosas que en realidad no han sucedido… todavía. Cuando se lo enseñé a mi editora en España inmediatamente lo quiso publicar así que pronto lo tendréis por aquí.

¿Está terminada la tercera entrega de The Mirror Empire?

Es en lo que estoy trabajando en la actualidad. Tengo como fecha de entrega al editor el quince de diciembre, así que espero que se publique a mediados del año que viene porque esta editorial publica relativamente rápido. Me está costando trabajo terminarlo y espero que no haya retrasos.

Te quería agradecer personalmente el que nos dieras tu permiso para traducir «We have always fought».

KH: Creo que es muy importante que el mensaje de ese ensayo llegue a todas partes así que por eso permití todas las traducciones sin ánimo de lucro. Hay traducciones a muchos idiomas: inglés, chino… Me da la impresión de que fue una forma muy clara de explicar el mensaje y es buena noticia que siga teniendo continuidad años después.

Espero que os haya gustado la entrevista y muchas gracias a Kameron por su amabilidad.

Entrevista a Caroline M. Yoachim

Hoy me siento muy honrada de colaborar con mi amigo Elías Combarro para realizar una entrevista que espero os resulte muy interesante. Los fallos en la traducción son todos míos.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora? ¿Qué autores te han influido más? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Escribí ficción cuando era pequeña, pero lo dejé de lado cuando empecé el instituto. En aquel entonces pensaba que escribir no era algo que la gente normal hiciera – sabía que los libros los escribía gente, obviamente, pero no conocía a ningún autor, así que me imaginé que yo no podía hacerlo. Muchos años después un amigo mencionó casualmente que estaba escribiendo un libro, y me di cuenta de que si él podía hacerlo, ¡quizá podría hacerlo yo también!

Crecí leyendo mucha ciencia ficción clásica – Asimov, Clarke, Niven. Me encantaba la vasta escala y el sentido de la maravilla que evocaban, pero nunca me vi como parte de una de esas historias. En algún momento descubrí a Octavia Butler, una de mis autoras favoritas de todos los tiempos. Amo sus ideas y sus personajes.

Admiro a demasiados escritores actuales como para mencionarlos a todos, pero algunos de mis favoritos son: N.K. Jemisin, Ken Liu, Nalo Hopkinson y Ted Chiang.

¿Tus estudios de psicología te ayudan a escribir?

¡Efectivamente! Creo que la mente humana es fascinante, y muchas de las ideas para mis historias vienen de mis estudios de psicología. «Five Stages of Grief After the Alien Invasion» está inspirada en el modelo Kübler-Ross, que se utilizó originalmente para describir las emociones experimentadas por los pacientes terminales. «Four Seasons in the Forest of Your Mind» incorpora descripciones detalladas de las neuronas. También tengo muchas historias que examinan la naturaleza de la identidad humana, ¿qué nos define como individuos y qué nos hace ser lo que somos?

Muchas de tus historias son sobre la familia y la aflicción. ¿Convertirte en madre ha influido en tu forma de escribir?

Incluso antes de tener hijos la familia y la aflicción eran temáticas que aparecían en mi trabajo. Me gusta explorar las relaciones entre personajes y cómo esas mismas relaciones van cambiando a lo largo del tiempo. Tener un hijo es comenzar una nueva relación, una que en sus comienzos es extremadamente asimétrica porque los bebés nacen con un conocimiento muy limitado del mundo a su alrededor. Pero conforme van creciendo, los niños a menudo se convierten en los cuidadores de sus padres. Aceptar la pérdida de un ser querido es casi una extensión de ese foco en las relaciones, una manera de ver qué ocurre cuando acaba la relación.

Tener hijos no introdujo estos temas en mi escritura, pero creo que ser madre me da una comprensión más profunda de la relación paterno filial, porque he visto ambos extremos.

Te gusta utilizar estructuras especiales en tus historias, como los flashmash o los elige tu propia aventura. ¿Podrías explicarnos qué es un flashmash y cómo lo utilizas en tu obra? ¿Escribir en un formato particular influye en la forma en que trabajas? ¿O es el tema sobre el que quieres escribir el que te lleva a elegir un formato determinado?

Mi tendencia natural es escribir historias muy cortas de unas 750 palabras. Una de las que cosas que hago para alargar los relatos es escribir una serie de historias muy cortas (flash stories) interrelacionadas, que posteriormente uno en una historia más larga. El primer flashmash que escribí fue «Five Stages of Grief After the Alien Invasion,», que es una serie de cinco flash stories, cada una enfocada en una de las fases del tratamiento del duelo (negación, ira, negociación, depresión, aceptación) desde la perspectiva de un personaje distinto.

Cuando escribo un flashmash, lo primero que se me ocurre es la estructura y posteriormente genero una idea que la acompañe. En algún momento hice una lista de cosas que podría usar para crear secciones de una flashmash, y muchas de ellas se han convertido en historias: piedra, papel, tijera; las cuatro estaciones; las cinco etapas del duelo; las siete maravillas del mundo…

Para la mayoría de mis otras historias, incluso la reciente con estructura de elige tu propia aventura, primero viene la idea y después la estructura que creo que se ajustará a lo que quiero contar.

Además de escribir, también eres fotógrafa. El hecho de ver el mundo a través de las lentes de una cámara ¿cambia tu visión de los mundos que creas (haciéndolos más visuales, por ejemplo)? ¿Crees que todas las artes están relacionadas de alguna manera y que hay técnicas que se puede utilizar en varios campos?

Creo que una de las razones por la que la fotografía me atrae tanto es porque no soy una persona visual. Los elementos visuales de mi memoria no son muy claros ni vívidos en mi mente, por eso las fotografías a veces son herramientas para recordar detalles que no tengo en la memoria. No soy consciente de que ser fotógrafa influya en mi escritura, pero no tengo ninguna manera de saber cómo sería mi escritura si no pasara tanto tiempo mirando el mundo a través del objetivo de mi cámara. He oído decir que las historias son como instantáneas y ciertamente tengo tendencia a escribir cosas cortas.

Creo que hay técnicas similares entre la fotografía y la escritura. Por ejemplo, el uso de la perspectiva. Un objeto familiar observado desde una perspectiva inusual puede funcionar bien tanto en una fotografía como en un relato. El encuadre es importante también. ¿Cuáles son los límites de la foto/historia? ¿Dónde empieza y dónde acaba? ¿Qué parte de la foto/historia debe resaltarse y cuál quedar como trasfondo?

Muchas de tus historias exploran la idea de identidad y su relación con nuestro cuerpo, con nuestra forma física, refiriéndote en varias ocasiones a problemas filosóficos como la paradoja de Teseo. ¿Crees que la ciencia ficción y la fantasía son especialmente adecuadas para explorar este tipo de preguntas?

El barco de Teseo es mi paradoja filosófica favorita. Para cualquiera que no esté familiarizado con la paradoja, en su forma básica responde a la siguiente pregunta: Si tienes un barco y vas cambiando sus planchas, de una en una, mientras sigue navegando, ¿seguirá siendo el mismo barco? Y si utilizas todas estas planchas para crear otro barco, ¿cuál sería el auténtico barco de Teseo?

Me gusta la paradoja incluso cuando habla de barcos, pero creo que cuando se torna realmente interesante es cuando se aplica a personas. Si coges a alguien y reemplazas cada célula de su cuerpo de forma gradual, ¿seguirá siendo la misma persona? ¿Qué tendríamos que cambiar para vernos forzados a afirmar que ya no es la misma persona o que ni siquiera sigue siendo humano?

La ciencia ficción y la fantasía son especialmente aptas para explorar este tipo de preguntas, porque me permiten transformar a los personajes de muchas formas. He creado personajes de azúcar que se disuelven y se vuelven a formar, personajes que cambiar de cuerpos viejos a nuevos y personajes que dejan atrás por completo su cuerpo. Mi objetivo habitualmente es crear estas cuestiones en la mente del lector, más que responderlas. Espero que mis historias hagan a la gente pensar en qué nos hacer ser quiénes somos.

Escribes tanto ciencia ficción como fantasía, incluso algo de terror. ¿Crees que en la actualidad las fronteras entre los géneros se vuelven difusas? ¿Hay algún género con el que te sientas más cómoda?

Creo que las fronteras entre géneros se puede difuminar. A veces juego con la idea de fantasía postapocalíptica (que está en algún lugar entre la ciencia ficción y la fantasía) y algunas de las obras de mi fantasía más oscura tiene elementos de terror. Dicho esto, estoy mucho más cómoda escribiendo ciencia ficción y fantasía que terror.

Has escrito historias humorísticas para antologías como las UFO de Alex Shvartsman. ¿Es difícil combinar humor y ciencia ficción?

Durante mucho tiempo asumí que no podía escribir historias graciosas, pero en algún momento Alex me dijo que algunas de las historias más graciosas que le mandan para sus antologías UFO vienen de autores que no creen que puedan escribir humor. Así que decidí probar y mandé un relato a UFO3. Alex aceptó el relato para la antología y desde entonces he escrito un puñado de relatos humorísticos.

Combinar humor y ciencia ficción resultó ser más fácil de lo que esperaba, pero solo para un pequeño subconjunto de temas – impuestos, investigación de tesis, clínicas médicas… En general, no se me ocurren muchas ideas que me lleven al humor, pero disfruto escribiéndolas.

¿Qué piensas de la situación de la mujer y de las personas de color en el género?

Tiendo a ser bastante optimista y me siento respaldada por las cosas que están ocurriendo en la actualidad en el género. Se publican historias contadas desde muchas perspectivas y es cada vez más fácil para gente de grupos marginales verse reflejada en las historias, como protagonistas y héroes.

Todavía existe la tendencia de que los escritores por defectos son hombres blancos y todo lo demás son excepciones. Cuando la gente hace listas de lectura, normalmente no son igualitarias. Las listas de lectura con todos los autores hombres se llaman “mejores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos” pero una lista solo con mujeres se llamará “mejores escritoras de ciencia ficción”.

¿Son las redes sociales importantes para tu relación con otros autores y con tus lectores?

¡Por supuesto! Escribir es una tarea solitaria, y las redes sociales son una herramienta fantástica para conectar con otros escritores y lectores. Mantengo amistad con escritores de todos el mundo y tener la posibilidad de permanecer en contacto con ellos online es muy valioso para mí. Facebook y Twitter me permiten mantener a mis lectores al día sobre mi trabajo. El truco para usar estos medios es encontrar el equilibrio, creo que es bueno pasar algo de tiempo allí para mantenerte conectada, pero si paso demasiado tiempo, no escribo nada.

¿En qué estás trabajando? ¿Puedes decirnos algo sobre tus futuros proyectos?

Mi historia fantástica «Carnival Nine» se publicará a finales de primavera en Beneath Ceaseless Skies. Es mi favorita de las que escribí el año pasado.

También he escrito muchos relatos para antologías últimamente. Tengo unas cuantas en las que los contenidos no se han anunciado aún, pero si puedo hablar de una. «Dreams as Fragile as Glass» aparecerá en The Sum of Us (http://laksamedia.com/the-sum-of-us-an-anthology-for-a-cause-2/), una antología benéfica con historias sobre cuidadores.

¿Dónde pueden nuestros lectores aprender más sobre ti y tu trabajo?

En mi web: http:carolineyoachim.com y en twitter como @CarolineYoachim

¿Algo más que quieras añadir?

Gracias por invitarme a la entrevista, ¡las preguntas han sido fantásticas!

 Muchas gracias a Caroline por su amabilidad al contestar a nuestras preguntas.

Cristina Jurado entrevista a Carmen Moreno

¡Cómo fatiga luchar contra las normas impuestas por la sociedad! ¡Cómo cansa levantarte cada mañana recordándote que lo que haces importa, que no estás creando en vano, porque te llamas Carmen y has decidido escribir obras en un género en el que las mujeres apenas tienen repercusión! Cuando escribías poesía, oías a otros quejarse de lo difícil que es que reparen en ti, que te hagan caso, que te den una oportunidad. Entonces se te ocurre forjar con palabras las historias que se pelean por salir de tu imaginación, que es como una enfermedad infecciosa y crónica porque, cuando te contagia, caes enfermo y nunca te recuperas. Historias de ciencia ficción y fantasía, de posibles e imposibles, de lo cercano insólito y lo lejano más habitual. Y te ponen etiquetas que tu te despegas, y te dicen que escribas otros géneros, que venden más, pero a ti solo te importa ser fiel a tus historias.

Carmen Moreno

Eres gaditana, nacida en la primera mitad de esa década convulsa que fueron los ´70, filóloga de formación y escritora por vocación. Te interesa tanto el mundo de la literatura que te especializaste en conocerle las tripas al monstruo y sabes de edición, de finanzas y de contabilidad para domarlo. Las letras te persiguen desde pequeña o quizás, seas tú quien las persigas por senderos de locuras poéticas, de revistas “Prometeo-doras”, de antologías relatoras, de innumerables iniciativas culturales en las que dejaste tu entusiasmo, tus valores y tu aliento. Llevas el escribir en el flujo sanguíneo: sangras palabras. No sabes qué otra cosa te podría hacer vibrar como el cabo de un velero, porque vives esas historias, vives en Como el agua a tu cuerpo (Vitrubio), Cuando Dios se equivoca (EH editores) o la primera edición de Principito debe morir (Sportula). A lo mejor es que te bautizaron con el salitre de las aguas de la bahía, o que las olas te enseñaron a reír con su espuma infinita. Quizás es porque tu nombre significa “poema” en Latín y solo podías estar destinada a contar mentiras sinceras. Ahora publicas la nueva versión de Principito debe morir en Lapsus Calami, ampliando la historia porque decidiste cebar al monstruo, y dotarlo de cuernos y escamas.

Continuar leyendo «Cristina Jurado entrevista a Carmen Moreno»

Entrevista a Alex Shvartsman

Como parte de nuestro especial dedicado al humor en la ciencia ficción y fantasía hemos entrevistado al editor de Unidentified Funny Objects, Alex Shvartsman, que nos habla de su vida y obra y cómo vivir jugando a las cartas, algo que muchos quisieran y pocos consiguen. De nuevo agradezco la colaboración de Odo de Sense of Wonder, sin cuya ayuda (¡y paciencia!) no serían posibles ésta ni otras muchas entrevistas.

alg-magic-shvartsman-jpg¿Cuándo supiste que querías ser escritor? ¿Qué autores te han influido? ¿Hay algún escritor actual al que admires?

Supe que quería escribir ficción a la tierna edad de 10 años. Empecé creando algunas historias muy malas y posiblemente habría seguido este camino de no ser porque mi familia emigró desde Ucrania unos años después. Me di por vencido en mis aspiraciones literarias porque nunca esperé manejar lo suficientemente bien el inglés como para escribir ficción. Tardé 20 años, pero afortunadamente me demostré a mí mismo que estaba equivocado.

Crecí con una dieta constante de Clifford Simak, Mike Resnick, Bob Sheckley, Harry Harrison, Bob Silverberg, Edmund Hamilton y Fredric Brown. Su ficción corta influye en la mía de forma notoria.

Entre los escritores más modernos o contemporáneos, algunos de mis favoritos son Ken Liu, John Scalzi y Simon R. Green. No podrían ser más diferentes, pero me gusta su trabajo y quisiera ser un poco como ellos como escritor, si consigo algún día madurar.

Continuar leyendo «Entrevista a Alex Shvartsman»