Desvelada la portada de Repo Virtual

Ya habíamos hablado sobre la publicación de la primera novela de Corey J. White, que se titulará Repo Virtual. Pero ahora, disponemos de más datos e incluso sabemos cuál será la portada.

Esta es la sinopsis:

Corey J. White’s debut novel Repo Virtual blurs the lines between the real and virtual in an action-packed cyberpunk heist story.

The city of Neo Songdo is a Russian doll of realities — augmented and virtual spaces anchored in the weight of the real. The smart city is designed to be read by machine vision while people see only the augmented facade of the corporate ideal. At night the stars are obscured by an intergalactic virtual war being waged by millions of players, while on the streets below people are forced to beg, steal, and hustle to survive.

Enter Julius Dax, online repoman and real-life thief. He’s been hired for a special job: stealing an unknown object from a reclusive tech billionaire. But when he finds out he’s stolen the first sentient AI, his payday gets a lot more complicated.

Mi traducción:

La primera novela de Corey J. White, Repo Virtual, difumina las líneas entre lo real y lo virtual en una historia cyberpunk llena de acción.

La ciudad de Neo Songdo es una muñeca rusa de realidades con espacios aumentados y virtuales anclados en la realidad. La ciudad inteligente está diseñada para ser accesible a la visión de las máquinas mientras que la gente solo ve la fachada aumentada, el ideal corporativo. Por la noches no se ven las estrellas, oscurecidas por una guerra intergaláctica virtual jugada por millones de personas, mientras que en las calles la gente se ve forzada a pedir, robar y otras cosas para sobrevivir.

El protagonista es Julius Dax, repoman online y ladrón en la vida real. Le han contratado para un trabajo especial: robar un objeto desconocido a un billonario tecnológico que vive recluido. Pero cuando descubre que ha robado la primera inteligencia artificial sentiente, cobrar le resultará mucho más complicado.

Esta será la portada:

Static Ruin

En esta última publicación de su Voidwitch Saga, Corey J. White aprovecha para atar los cabos sueltos que había ido dejando en las dos entregas anteriores, cerrando de manera bastante correcta una trilogía que estaba algo desequilibrada desde un principio por los increíbles poderes de la protagonista.

White escarba un poco en el pasado que todavía desconocíamos de Mars Xi, cuando va a buscar sus auténticos orígenes para lo que debe ponerse en contacto con su padre.

Static Ruin está menos centrada en la acción que las anteriores y tiene algunos pasajes reflexivos muy interesantes sobre la manipulación genética y los límites de la exploración científica, pero tampoco ahonda lo suficiente en este dilema moral como para distraernos de la principal función de esta publicación, que es cerrar la historia con un final aceptable, dejando abierta la posibilidad de una continuación.

El autor busca una carga emocional que en las entregas anteriores ya se vislumbraba pero que aquí alcanza su cénit. Me gustan algunas pequeñas pinceladas que añaden algo de humor a una historia que de por sí es terriblemente oscura y creo que Corey J. White es un autor interesante al que seguir. Como pronto volveremos a tener noticias suyas, es probable que vuelva a visitar el blog.

Tor.com publicará la primera novela de Corey J. White

Se ha anunciado la adquisición por parte de la editorial Tor.com de Repo Virtual, la primera novela de Corey J. White, al que ya conocemos por su obra Killing Gravity y Void Black Shadow.

Sobre Repo Virtual sabemos que es una historia cyberpunk sobre la persecución a través de realidades virtuales de la primera IA auténtica. Y aunque suena muy interesante, no os hagáis ilusiones: ¡la publicación no está prevista hasta 2020!

 

Void Black Shadow

La mayor parte de Void Black Shadow transcurre en una prisión, así que sería fácil definirlo como drama carcelario. Ciertamente, algunos de los métodos utilizados para quebrantar la voluntad de los prisioneros no parecen haber cambiado a pesar de que la acción esté situada en un futuro lejano en el que la humanidad ha colonizado la galaxia. Duras imágenes como los manguerazos con agua fría, la privación de alimento o directamente la tortura física nos harán pensar que realmente el ser humano apenas ha evolucionado.

La cárcel, sin embargo, resulta un entorno muy adecuado. Al hecho de estar situada en un remoto planeta lejos del espacio habitado, se le une que los guardias de seguridad no se encuentran físicamente en el lugar, si no que ejercen sus funciones a través de avatares robóticos que controlan desde un cuerpo celeste cercano (el nivel de las telecomunicaciones en el futuro es excelente, aquí ni problemas de tiempo de convergencia de redes ni nada). Y unos collares bomba que pueden explotar si hay algún intento de fuga tampoco es malo para la seguridad, qué queréis que os diga.

Este escenario que podría resultar muy interesante, se desperdicia un poco por la propia naturaleza de la protagonista. Mars es tan poderosa que por sí sola es capaz de desequilibrar cualquier batalla, independientemente del número de efectivos enemigos a los que se enfrente. Cuando la diferencia es tan acusada, los enfrentamientos pierden interés y en una historia de ciencia ficción con un tono marcadamente militar, es una lástima que las batallas sean intrascendentes. White se aplica en la descripción de la lucha y en los detalles más sangrientos, pero no consigue compensar esta marcada desigualdad.

Espero que Corey encuentre alguna forma de equilibrar la balanza en la siguiente entrega de Voidwitch, porque tiene los elementos para crear un relato memorable.

Killing Gravity

Últimamente me encuentro con libros que aún siendo correctos no me deslumbran, me parecen convencionales. No sé si será debido a la «Adacción» de la que ya hablé hace un tiempo o a la experiencia lectora, pero no acabo de sorprenderme con según qué libros.

Killing Gravity es un buen ejemplo. Tiene elementos interesantes, una protagonista con un pasado cuando menos intrigante, un escenario espacial atractivo y un desarrollo correcto, pero que me recuerda demasiado a otras obras.

Otro problema que le veo al libro es que no acaba de decidirse entre ser un primer capítulo de una novela más larga o un relato contenido en sí mismo. Tiene comienzo, nudo y desenlace pero como historia individual queda un poco endeble y como primera entrega de una saga se ventila de un plumazo los orígenes del personaje principal. Me temo que juega a abarcar mucho, pero se queda en tierra de nadie.

No obstante, tiene algunos elementos que me gustan. Principalmente, la figura de Seven, ese acompañante «felino» que seguro que dará juego en el futuro y algunos personajes secundarios que pueden llegar a desarrollarse de una forma atractiva.

La prosa es directa y sin concesiones. Las descripciones de los entornos son como instantáneas que nos permiten hacernos una composición de lugar. Por contraste, los combates están narrados con gran crudeza pero con una cualidad casi cinemática, muy visual. Y tiene algunos toques de humor bastante negro que le vienen bien a la narración.

No quiero decir que sea la enésima repetición de la «fugitiva entrenada para ser una asesina perfecta» porque hay otros elementos en la coctelera de Corey J. White como para salirse del camino habitual, pero la narración se tendría que desarrollar más para que veamos la auténtica valía de la saga. Afortunadamente, dentro de poco se publicará Void Black Shadow, la siguiente entrega que nos sacará de dudas.