Tangle’s Game

Me llamó mucho la atención el anuncio de esta novela en su momento, así que culpo a los malvados estrategas de marketing de haberme leído la novela.

Hotston escoge el camino del thriller futurista aunque bastante verosímil en sus comienzos, con la implantación generalizada del «crédito social», un medidor de la confianza que se puede tener en cada persona basándose en su historial. Algo que vemos cada vez más cerca y que puede dar lugar a interesantes discusiones, tomando como premisa la necesidad individual frente a la colectiva, por ejemplo. O la pérdida de privacidad, sin ir más lejos. Sin embargo, la novela no sigue esos derroteros. La protagonista, una banquera con un crédito impecable, recibe de parte de un antiguo novio un disco duro que puede alterar el equilibrio de la política mundial y se ve envuelta en una huida hacia delante mientras piensa qué hacer con semejante problema.

La ejecución del libro deja bastante que desear, no sé si por la excesiva ingenuidad de la protagonista o por el imprescindible ejercicio de suspensión de la incredulidad para que el lector acepte que las distintas agencias y poderes fácticos implicados en la trama no escojan una solución más «directa» para hacerse con lo que necesitan y ansían.

Los demás personajes tampoco es que aporten mucho a la trama, salvo algún momento trágico que parece realmente impostado. Quizá sea por la decepción de quien espera otro resultado, pero no puedo recomendar este libro para nada.

Anunciada la publicación de Tangle’s Game

Rebellion publicará en mayo Tangle’s Game, una novela de Stewart Hotston, un autor al que no conozco. Aunque la sinopsis es realmente corta, lo que me ha llamado mucho la atención es la portada, que os traigo.

La sinopsis:

Nowhere to run. Nowhere to Hide

Yesterday Amanda Rack’s life was flawless: the perfect social credit score, the perfect job, the perfect home.

Today. Amanda is a target, an enemy of the system holding information dangerous enough to disrupt all the world’s all consuming tech – a fugitive on the run.

But in a world where an un-hackable blockchain links everyone and everything, there is nowhere left to run…

Y mi traducción:

Ningún lugar al que huir. Ningún lugar en el que esconderse.

Hasta ayer, la vida de Amanda Rack era perfecta: el crédito social perfecto, el trabajo perfecto, la casa perfecta…

Pero hoy Amanda es un blanco, un enemigo del sistema que tiene información lo suficientemente peligrosa para interrumpir toda la tecnología del mundo. Es una fugitiva.

Pero en un mundo con tecnología inhackeable gracias a blockchain, no queda ningún lugar al que huir.