Redshirts

redshirtsNo había leído ninguna de las novelas nominadas al Hugo para este año y como ya me ha llegado el Hugo Voter Packet me he puesto manos a la obra para poder elegir mis votos con conocimiento de causa.

Decidí empezar con “Redshirts” porque gran parte de lo que he leído de Scalzi es entretenido y se lee volando, así que pensé que sería una buena forma de comenzar con los deberes.

Efectivamente el libro es divertido y se lee realmente rápido, pero me temo que del mismo modo es poco profundo y olvidable.

Redshirt es un término acuñado por los fans de Star Trek. En la serie original, casi siempre que había una misión fuera de la Enterprise en la que participaran alguno de los personajes principales iban acompañados de algún extra, generalmente con uniforme rojo. De forma predecible este personaje acababa muriendo de la forma más absurda para añadir tensión al episodio.

Esta novela nos cuenta la historia de un grupo de estos personajes secundarios que a bordo de la nave Intrepid intentan sobrevivir, generalmente esquivando estas misiones suicidas.

El comienzo de la novela y la presentación de los personajes ya deja entrever qué papeles tendrá asignado cada uno, el inteligente jefe del grupo será Dahl, la necesaria presencia femenina la pondrá Duvall y así hasta completar los cinco personajes sobre los que girará la trama. Hasta aquí nada novedoso.

Quizá la parte original sea el ejercicio metaficcional que realiza Scalzi, ya que todo lo que pasa a bordo del Intrepid es en realidad el resultado de una serie televisiva  del estilo de Star Trek que tiene lugar en nuestra realidad. Cuando los personajes descubren esto, deciden acabar con la serie de alguna forma para alargar su esperanza de vida.

Y ésa es la novela, repleta de tópicos de la ciencia ficción (pero para mí, de la ciencia ficción mala) como viajes en el tiempo, misiones de paz, contactos con alienígenas, ciencia inexplicable…

La historia se salva un poco, pero solo un poco, gracias a las codas que se incluyen al final, donde Scalzi utiliza la primera, la segunda y la tercera persona para ahondar sobre ciertos cabos sueltos que quedan fuera de la trama principal. Me gusta especialmente la tercera, a pesar de ser muy previsible, por la forma de tratar el sentimiento de pérdida y la esperanza.

En resumen, un pasapáginas entretenido para pasar el rato, pero creo que no es merecedor de una nominación a los premios Hugo.

Servant of the underworld

ServantUnderworldQue Aliette de Bodard es una de mis escritoras favoritas no es ningún secreto. Hasta ahora sólo había leído su ficción corta (reseñas aquí y aquí) y su novella On a red station, drifting. Confiaba en que su “Servant of the Underworld” no me decepcionara y mis expectativas se han visto incluso superadas.

Aunque mis principales pasiones literarias sean la ciencia ficción y la fantasía, también me gusta el noir y algo de novela histórica, y en este libro se mezclan todos estos géneros de manera muy efectiva.

La historia se centra en Acatl, High Priest of the Dead (cabeza visible del culto al Dios de los Muertos) que es el encargado de investigar en la ciudad de Tenochtitlan los delitos que tengan que ver con la magia. Acatl no deseaba este puesto, preferiría vivir como prelado en algún otro recóndito lugar porque las luchas políticas no le interesan, pero tal vez por esto se le escogió para el cargo.

Se le encomienda la investigación de la desaparación de Eleuia, sacerdotisa de la diosa de la fertilidad Xochiquetzal. En el lugar de la desaparación, se ha encontrado bañado en sangre y ha sido acusado del crimen el guerrero jaguar Neutemoc, hermano de Acatl. La relación con Neutemoc nunca ha sido fácil pero ello no es óbice para que Acatl se dedique en cuerpo y alma a la resolución del caso. Pero la madeja se irá complicando conforme avance la trama, hasta descubrir un complot que puede cambiar el mundo.

Este planteamiento que podría parecer poco original (las rencillas familiares que se interponen en una investigación, la desaparación que no se sabe si ha sido secuestro o asesinato porque no se encuentra el cadáver) no lo es en absoluto por el maravilloso entorno en el que se desenvuelven los personajes. La historia y mitología azteca, una gran desconocida para mí, constituyen un escenario atrayente que hace que se despierten mis ganas por conocer más del tema. Los dioses de nombre impronunciables (se me ocurren pocas cosas más difíciles que leer en voz alta un Dramatis Personae del libro sin que se trabe la lengua) compiten por la adoración de los mortales, la magia está inextricablemente ligada a los sacrificios de sangre viva que si es humana mejor que mejor, las intrigas políticas y las luchas de poder están a la orden del día, extrañas criaturas atacan a los humanos para alimentarse de sus ojos y sus uñas…

La trama está plagada de detalles que hacen que te metas en el libro, como las maldiciones que lanza Acatl cuando las cosas no salen bien (¡Que la Dualidad te ciegue!), la magia del jaguar de los nacidos en unos determinados días que permiten invocar a esta criatura, la descripción de los frescos de las paredes y muchas cosas más.

Si con todo esto no he conseguido convencerte para que empieces a leer “Servant of the Underworld” no sé cómo podría hacerlo, pero si te pica la curiosidad, aquí Aliette nos deja unos apuntes sobre el mundo azteca escenario de estos libros. Para ir abriendo boca para cuando lo publique RBA.

Nominados Premios Hugo : Short story

Como ya comentábamos en esta otra noticia, ya está disponible el Hugo Voter Packet. Éstas son mis impresiones sobre los nominados a la categoría Short story y el que creo será el orden de mi voto.

mail.google.comImmersion de Aliette de Bodard

Para mí el mensaje de fondo de esta historia es la alienación que puede producirnos el uso excesivo de la tecnología como muleta para suplir nuestras carencias. Esta idea está primorosamente contada, alternando la segunda y la tercera persona en un juego de puntos de vista que podría acabar mal pero que Aliette lleva a cabo con facilidad pasmosa. También puede entenderse el relato como un alegato contra la colonización cultural que sufre nuestro mundo.

De nuevo, como en On a red station, drifting, la autora nos presenta a dos personajes femeninos  que llevarán el peso de la narración, pero que en esta ocasión no hay confrontación si no que hay colaboración mutua.

Éste es el año de Aliette. Con su relato Immersion ya ha ganado el Nébula y tiene muchas posibilidades de conseguir el Hugo. Si quieres conocer algo más sobre ella, échale un ojo a esta entrevista.

kenMono no aware de Ken Liu

El ganador del Nébula, el Hugo y el World Fantasy el año pasado con The paper menagerie vuelve a estar nominado este año con este alegato al héroe tranquilo y silencioso.

La vida en la Tierra va a desaparecer. Es un hecho constatado ya que el meteoro Hammer va a colisionar con nuestro planeta y no se puede hacer nada por evitarlo. Mientras en otros lugares reina la confusión y la violencia, en Japón las familias se preparan ordenadamente para la evacuación en las naves espaciales que el gobierno ha preparado (esta imagen que sería increíble en otras circunstancias ya no nos sorprende después de la encomiable actitud del pueblo japonés frente a la catástrofe de Fukushima).

Todo esto nos lo cuenta Hiroto, que vivió de niño la evacuación del planeta y ahora viaja en la Hopeful, una nave generacional destinada a las estrellas.

La historia se desarrolla en el pasado y en el presente, siempre a través de los ojos de Hiroto, que con su relato sosegado nos deja entrever lo que es el verdadero valor y nos da una lección a todos sobre el sacrificio por el bien común.

kij johnsonMantis wives de Kij Johnson

Éste es el relato que menos me ha gustado, aunque puede ser que no lo haya entendido bien.

Las costumbres de las mantis religiosas, que devoran a sus machos tras copular son desgranadas paso a paso, con un punto que llega a alcanzar el sadismo.

Creo que es revelador que la autora hable de esposas y maridos y no de machos y hembras, pero esto es todo lo que he podido extraer de la lectura.

The winds of Khalakovo

WindsofKhalakovoConocí este libro gracias a que el autor Bradley P. Beaulieu puso a disposición de los posibles votantes a los Hugo su continuación, “The Straits of Galagesh” y cuando me puse en contacto con él me ofreció ambos para poder hacerme una idea completa de la obra.

La ambientación de esta trilogía fantástica es muy llamativa. Unos archipiélagos rodeados de mares inhóspitos, con una estructura feudal similar a la Rusia zarista (con un Gran Duque en vez de un Zar) y unos impresionantes barcos que navegan por el éter. Todo esto aderezado con un sistema de magia complejo, una plaga que ataca a las cosechas y a las personas sin hacer distinción e intrigas políticas de gran calado. A priori, parece muy interesante y lo es, pero a veces resulta  difícil seguir las tramas.

En este extenso libro los puntos de vista se alternan entre tres personajes: Nikandr, hijo del duque de Khalakovo, Atiana, su prometida hija de otro duque rival y Rehada, su amante de clase baja que pertenece a un grupo, los Maharraht, que se rebela contra el poder establecido. Aunque la trama gira en torno a Nikandr, los personajes femeninos son mucho más interesantes. A mí me ha gustado especialmente Atiana, porque Rehada lleva a cabo una acción al principio del libro que soy incapaz de perdonarle.

El conflicto se desencadena cuando el Gran Duque, de visita en los dominios de Khalakovo para reunirse con el resto de la nobleza, muere víctima de un ataque de un espíritu del viento que se cree ha sido invocado por los Maharraht. Aprovechando la ocasión los duques culpan de la conspiración a Nikandr y su familia. La clave de todo puede tenerla Nasim, un joven extraño que se encuentra a caballo entre dos mundos sin pertenecer a ninguno y que tiene una conexión especial con Nikandr.

Aunque es la primera de una trilogía, la novela se cierra de una forma satisfactoria y deja ver atisbos de lo que se narrará en la continuación, pero sin dejar colgado al lector en espera de la siguiente entrega.

Me gustaría resaltar el gran trabajo que ha realizado el autor en los complementos de sus libros, como este mapa interactivo que al consultarlo facilita el posicionamiento dentro de la historia.

De una forma similar a la que utiliza Steven Erikson, Bradley nos sitúa en mitad de la acción sin tener muy claro el contexto y eso ya es un pequeño handicap para la lectura, aunque hacia la mitad de libro ya nos familiaricemos con la terminología rusa un pequeño glosario como éste no hubiera estado nada mal. Del mismo modo, para alcanzar a comprender la magia de este mundo se requiere un esfuerzo activo por nuestra parte, ya que los dos grandes sistemas de magia presentados: las Matri y las invocaciones de elementales, no son explicados en detalle.

Obviando esta posible confusión y ciertas dificultades con el ritmo de la novela, achacables quizá al hecho de ser la primera de este autor, la lectura de Winds es recomendable, ya que nos alejamos algo del camino trillado de la fantasía ubicada en una época pseudomedieval europea. Es por esto que no dudé en apoyar su proyecto en Kickstarter para autopublicar el tercer libro de la trilogía.

Anthology of European SF

anthology-european-sf-cover-2_corrected-1Si os dais prisa este recopilatorio todavía estará disponible para su descarga gratuita.

The dead orchards de Ian R. MacLeod

La ambientación opresiva que ya apareció en “Las edades de la luz” vuelve a estar presente en este relato de horror. En una ciudad donde la podredumbre lo posee todo, el protagonista dedica sus días a viviseccionar a las mujeres a las que paraliza con su magia para que después, aún vivas, sean entregadas a los árboles.

Me ha resultado muy desagradable, aunque creo que este era el objetivo del autor.

Trascendence Express de Jetse de Vries

La idea Negroponte Un portátil para cada niño sirve como base a esta optimista historia donde una científica que consigue el primer procesador cuántico deja toda su investigación de lado para enseñar en una aldea africana. Pero las clases no serán al uso y el objetivo final puede cambiar el rumbo de la Tierra.

Es muy bueno, un relato que ojalá se hiciera realidad.

Memory recall de Regina Catarino

Lo que parece ser un simple trabajo de transporte interestelar para la tripulación de la March Hare 711 se convierte en otra cosa.

Resulta curioso el punto de vista desde el que está escrita la historia, que sin ser original tiene su interés.

Digits are cold, numbers are warm de Liviu Radu

Este magnífico relato ya lo reseñé aquí.

Repeat performance de Carmelo Rafala

El tráfico de niños llevado al siguiente nivel, ya que se utilizan sus cuerpos para horribles transformaciones. Este relato me ha recordado “Veniss Soterrada” de Jeff VanderMeer. El gore está muy presente en estas páginas que me han resultado muy desagradables.

Big bing, Larissa de Cristian Mihail Teodorescu

Esta historia trata sobre un tema de candente actualidad, la evolución de la economía. Desde un punto de vista humorístico pero con retranca, el autor nos cuenta como una madre enseña a su hija los principios de las finanzas. La Holy Bureaucratism Bible o la Accounting Barbie son solo ejemplos de lo que nos podemos encontrar en Big Bing, Larissa.  Estupendo para pasar un buen rato.

Rebellion “A short story from number 9“ de Diana Pinguicha

Una nueva versión del dilema del objetivo inamovible enfrentado con la fuerza irresistible, pero esta vez con personas mejoradas genéticamente para formar un ejército invencible. No me ha parecido muy destacable.

The Server and the Dragon de Hannu Rajaniemi

Como ya sabréis por mis reseñas anteriores (aquí y aquí) Hannu Rajaniemi es un autor complicado, pero que me gusta. Lo que no le conocía era en las “distancias cortas” y estoy muy contenta de habérmelo encontrado en esta recopilación.

Un servidor perdido en la galaxia, que no puede conectarse a la red debido a su lejanía a cualquier otro nodo, decide emplear su tiempo de forma creativa y acaba encontrando la horma de su zapato. Todo un derroche de sentido de maravilla y lírica. Excelente.

The Royal Library (Scroll of the Bards) de Vladimir Arenev

Dentro de la Librería Real (clara deudora de la de la Universidad Invisible) nos encontramos con tres historias cada cual mejor que la anterior, hasta alcanzar la última que simplemente me ha encantado. En la primera el autor nos cuenta la obsesión de Innolt por aprender la lengua Común, perdida en el pasado. En el segundo, de marcado tono humorístico, vemos como el Dios de la Caligrafía prepara a su profeta para llevar su palabra al mundo. Y en la tercera, vemos cómo se escoge el bibliotecario de la Librería Real y cómo siempre tiene el libro adecuado a cada necesidad, hasta la más peregrina y acuciante.

News from a dwarf universe de Danut Ungureanu

Recordando inevitablemente a Matheson, en esta cortísima historia vemos qué ocurre con la humanidad cuando se inventa la Máquina de Encoger y se utiliza de forma masiva.

Only friends de Philip Harris

No he entendido muy bien esta historia sobre cómo dos niños se hacen amigos y van creciendo juntos. O es más trascendental de lo que aparenta o es un poco fallida.

Starsong de Aliette de Bodard

Voy a empezar a plantearme seriamente montar el club de fans de Aliette en España, porque todo lo que leo suyo me gusta. Aunque esta vez no está al nivel que las anteriores, esta yuxtaposición de dos puntos de vista, masculino y femenino en su Universo alternativo donde los aztecas rechazaron a los españoles con ayuda de los chinos no me puede dejar indiferente. Espero leer Obsidian and Blood dentro de poco y quizá tengamos otras noticias sobre ella pronto.

En conjunto me ha parecido una muy buena recopilación, quizá no tanto como la ISF 2012 Annual Anthology, pero es que el listón estaba muy alto. Tengo una pega, pero es con la edición, ya que el PDF en el que he leído las historias no facilitaba esta tarea con los encabezados y los pies de página.

Sherlock Holmes y la sabiduría de los muertos

sabiduria_muertosCon esta entrada Fantástica Ficción participa en el especial Sportula que coordina Sense of Wonder.

Desde antes de que vencieran los derechos de autor sobre el personajes Sherlock Holmes, pero desde entonces con más fuerza, siempre ha habido pastiches que recrean nuevas aventuras del famoso investigador por otros autores que no sean Arthur Conan Doyle.

Esta obra ante la que nos encontramos se enmarca dentro de estos homenajes, pero sin ser una experta en el canon holmesiano, creo que lo hace desde un respeto escrupuloso por el personaje, imitando en todo momento el estilo de narración de Watson y encajando perfectamente en la cronología del detective.

En esta ocasión Holmes debe investigar la desaparación del explorador noruego Sigerson, personaje creado e interpretado por el mismo Holmes durante el tiempo que el mundo lo dio por muerto. Aunque este es solo el comienzo de una búsqueda de un libro perdido, en la que Holmes y Watson tienen que ponerse en contacto con la secta Amanecer Dorado.

Durante esta investigación, Rodolfo Martínez no deja pasar la oportunidad de hacer aparecer en las páginas a personajes históricos de la época, empezando por el propio Doyle y siguiendo por Alesteir Crowley o Lovecraft, pero no el Lovecraft que conocemos si no su padre.

También me gustan las pistas que deja caer sobre otros casos y personajes, que dejan el camino abierto para otras historias que esperan su turno para ser narradas.

La narración sigue su curso hasta que Holmes se ve obligado a decir una de las frases que se te quedan clavadas en la memoria:

—Usted me ha oído decir muchas veces, Watson, que cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que pueda parecer, es la verdad. Pero, ¿qué pasa cuando no se puede eliminar lo imposible?

La única pega que se le puede poner a la historia es su extrema brevedad, que nos deja con ganas de más. Pero esto tiene fácil solución con las otras historias de Holmes que también están disponibles en Sportula.

Como extra a la edición impresa que es la que tengo, se incluyen dos relatos más.

Desde la tierra más allá del bosque

A través de la narración del doctor Watson y del diario del doctor Edwards vemos como Holmes, ayudado por Van Helsing, se enfrenta al mayor peligro que haya podido correr no su cuerpo, si no su alma. Aunque las historias de vampiros no son lo mío, no deja de ser entretenida.

La aventura del asesino fingido

En esta ocasión no hay elemento sobrenatural que intervenga en el misterioso asesinato de una joven que se iba a casar. A pesar de que Holmes está retirado, pide a Watson que investigue y guía sus pasos hasta la resolución del caso.

No puedo más que recomendarte que aproveches la oportunidad que hay este mes para comprar “Sherlock Holmes y la sabiduría de los muertos” por solo 0,99.

Other worlds than these (y IV)

Debido a la longitud de la reseña, he tenido que dividirla. Podéis leer las anteriores entregas aquí, aquí y aquí.

Dear Annabehls de Mercurio D. Rivera

Esta broma en forma epistolar es un buen botón de muestra de lo que la ciencia ficción puede llegar a dar en el terreno humorístico. El autor nos muestra varias cartas escritas a un consultorio llevado por Annabehl, pero lo curioso es la existencia de un elemento, el Snatcher, que permite cambiar entre diferentes realidades, con todas sus consecuencias.

No puedo dejar de mencionar, también en ciencia ficción humorística sobre otros universos, el cuento de Fredric Brown en el que un dibujante de comic viaja al planeta de los monstruos que él mismo ha creado.

The goat variations de Jeff Vandermeer

Hace tiempo reseñé un libro de este autor y ya entonces no me gustó mucho, como tampoco ahora, demasiado desagradable para mí.

¿Qué pasaría si el presidente de los EE.UU. pudiera ver los muchos mundos alternativos que un gran suceso puede desencadenar?

The lonely songs of Laren Dorr de George R.R. Martin

¡Pero qué bien escribe este hombre! George nos cuenta una maravillosa historia de amor entre una viajera entre mundos y el único habitante de uno de esos mundos.

Me recuerda en cierto modo a “Muerte de la Luz”, con su ambientación en un planeta moribundo y su desenlace no por esperado menos dramático.

Of swords and horses de Carrie Vaughn

No estoy segura, pero creo que los lectores de este relato que sean padres lo sentirán de una manera muy distinta a quienes no lo sean.

Una madre quiere compartir con su hija su gusto por las historias de princesas y las películas de Disney, apunta a la niña a esgrima y a equitación, pero lo que no imagina es que todas estas clases serán realmente preparatorias para lo que le espera a su pequeña. Precioso.

Impossible dreams de Tim Pratt

No sé si el mejor, como dice @Odo, pero si uno de los mejores de la antología.

Pete es una aficionado al cine que de repente descubre un videoclub que es una puerta a otro mundo, donde las películas que él conoce se rodaron de otra manera y muchas que no se llegaron a rodar existen. ¡El sueño de cualquier cinéfilo! Pero para disfrutar de estas joyas todo serán problemas, porque la ventana de tiempo en la que puede acceder a este videoclub cada vez más estrecha…

Like minds de Robert Reed

A cambio de tres regalos, un ente denominado La Autoridad ofrece otros tres regalos que suelen ser vivencias del peticionario de cualquiera de los mundos paralelos en los que esta persona existe. Cuando lo tienes todo al alcance de la  mano, el tedio no tarda mucho en instalarse en la vida.

Este relato tiene un intento de moraleja que me parece fallida.

The city of Blind Delight de Catherynne M. Valente

Esta es la primera vez que leo algo de Valente y no cabe duda de que su prosa es muy cuidada, casi poética. Requiere de gran concentración para entenderla o por lo menos para mí es complicada. Pero recompensa por su belleza.

La historia trata sobre un tren que llega a estaciones ocultas y lo que pasa en ellas. Mejor que el relato es la forma de contarlo.

Flower, mercy, needle, chain de Yoon Ha Lee

Es difícil, pero en este relato el autor nos quiere demostrar que puede haber libre albedrío y determinismo al mismo tiempo. El razonamiento es complejo y hacen falta varias lecturas pero son tan pocas páginas que no cuesta esfuerzo.

La existencia de armas que eliminan de la existencia la línea genealógica de la víctima da para mucho juego.

Angles de Orson Scott Card

Aunque Card como escritor ha bajado en mi apreciación en los últimos años, no se puede negar que sabe ejercer su oficio muy bien.

Este relato nos habla sobres los ángulos, los posibles mundos alternativos y como viajar entre ellos, bien con cierta maquinaria, bien de forma automática mediante el pensamiento. Se intesectan varias historias, pero ninguna es especialmente sorprendente.

The magician and the maid and other stories de Christie Yant

En esta fantasía, un joven de baja cuna aspira a ser el mago del rey, pero no conoce más magia que la normal que practican las brujas del pueblo y marcha en un peregrinaje en búsqueda de conocimiento que le llevará otros lugares donde quizá consiga lo que quiere, que no es lo mismo que lo que busca.

Trips de Robert Silverberg

Cerrar una antología de este tipo con todo un Gran Maestro de la Ciencia Ficción es una apuesta segura.

Silverberg nos relata el viaje de Cameron a través de distintos mundos paralelos, algunos totalmente extraños, otros tan familiares que no es fácil encontrar los pequeños cambios que hacen que se de cuenta de que no se encuentra en su hogar. Aunque está bien escrito, como no cabría dudar de este autor, y aunque pretenda dar la imagen de que lo apasionante de la vida es el viaje, en realidad lo que yo entiendo de este relato es que el protagonista está atrapado en una huida hacia delante para evitar el tedio y la repetición, como un niño que quiere probar constantemente cosas nuevas porque no es capaz de apreciar lo que tiene.

En mi opinión esta antología es muy recomendable, la selección es amplia y cuidada y puede contentar a cualquier lector. Me gustan especialmente Impossible dreams, Of swords and horses, The lonely songs of Laren Dorr, [the ghost samba], Signal to noise… y podría seguir porque hay muchos buenos relatos aquí. ¿A qué esperas para hacerte con ellos?

El Héroe (II)

heroe2PortadaAquí podéis leer la reseña del primer tomo.

Me sorprende cómo cambia el tono en esta entrega final de “El héroe”, mucho más oscuro y crepuscular. Sobre todo la escena de comienzo, cuando Heracles se vuelve loco y arremete contra sus hijos hace que se te encoja el corazón. La representación de esta pesada carga, con tres fantasmas que ha de arrastrar tras de sí durante las siguientes viñetas está repleta de simbolismo.

Tras esta barbaridad,  Heracles se retira a una  montaña en el confín del mundo (homenaje al homenaje de las 12 pruebas de Astérix) y el crimen campa a sus anchas por Grecia. Es curiosa la forma de contarlo de Rubín, con entrevistas de televisión a Euristeo e imágenes de las manifestaciones en la calle a favor de su regreso. Éste se produce cuando le encuentra Yolae, figura también importante en los mitos de Hércules, pero bajo el nombre de Yolao.

Euristeo está bajo la constante amenaza de Hera, que lo destruirá si en las últimas prueba no derrota a Heracles.

La historia es bien sabida, pero el diálogo de Heracles con Prometeo y con Atlas cuando busca las manzanas de las Hespérides nos deja muchos puntos para la reflexión. La historia de Prometeo es un homenaje en toda regla a Mr. Freeze de DC y sirve para enlazar con el final de la siguiente tarea.

El descenso de Heracles al inframundo para tomar al can Cerbero ocupa una parte destacada de este último tomo. Hermes le lleva al sitio de descenso en un coche deportivo, como cabría esperar del veloz mensajero de los dioses. Allí habrá de enfrentarse a Medusa, que no supone para nada un obstáculo en su camino y a otros héroes conocidos o no.

Heracles sale victorioso de todas estas pruebas como ya conocemos y la alegría inunda el mundo. Me gusta especialmente el anuncio tipo “Join the Army” para expedición de Jasón, los avances en la ciencia de Prometeo…

Toda esta felicidad es ínfima en comparación con la duración del relato ya que la traición acecha. Hera no está dispuesta a permitir que Heracles sea feliz y conspira desde las sombras para acabar con él.

Los homenajes están presentes en toda la obra, quizá el más claro son las seis viñetas tipo Snoopy de uno de los últimos capítulos, pero en una segunda o tercera lectura seguro que nos damos cuenta de más detalles. Y éste es un tebeo para releer con calma y ambos volúmenes seguidos, ya que la división en cierto modo perjudica a la primera entrega, la obra hay que contemplarla como un conjunto. La verdad es que me ha gustado mucho.

 La historia acaba siendo cíclica y todo fin puede dar lugar a un nuevo comienzo.

Other worlds than these (II)

Debido a la extensión de la reseña, he tenido que dividirla. Aquí tenéis la primera parte.

Ana’s tag de William Alexander

Esta historia es bastante extraña. Nos cuenta como Ana, la niña del título, sigue a su hermano a un mundo terrible de fantasía a través de un graffiti incomprensible. Los amigos de su hermano están allí, pero como todos deberíamos saber, no hay que hacer tratos con las hadas, ya que siempre tienen truco.

No me ha gustado mucho, ya que me ha resultado confuso.

Nothing personal de Pat Cadigan

Este relato es de mayor longitud que los anteriores y esto se nota en el desarrollo, algo más pausado y profundo.

Cuando la detective de homicidios Ruby Tsung alcanza cierta edad, siente una desazón que aumenta en su cuerpo mientras piensa en las pobilidades perdidas. A la vez, tiene que investigar un posible caso de asesinato de una niña que aparece muerta en el tejado de un edificio, hacer frente a la jubilación de su compañera de toda la vida y adaptarse al nuevo compañero que le ha sido asignado. Podría parecer el típico procedimental policíaco pero conforme se va desvelando la trama, aparecen elementos extraños, cuya única explicación nos lleva a la más que satisfactoria conclusión . Muy interesante.

The rose wall de Joyce Carol Oates

A través de los ojos de una niña pequeña, vemos cómo vive en una gran mansión de la que no debe salir, ya que ahí tiene toda su vida y es atendida por los sirvientes, aunque todos hablan en un idioma un tanto extraño y no parecen muy contentos con su trabajo. La rebeldía infantil no tardará en vencer este encierro, pero el final no será el esperado.

La interpretación de este cuento depende del cristal con el que se mire, quizá esta recopilación no era el sitio más adecuado para su publicación. Me ha parecido poco destacable.

The thirteen text of  Arthyria de John R. Fultz

Jeremy March tiene un don para encontrar libros especiales en librerías de viejo, pero según dice, él no encuentra los libros, los libros le encuentran a él. Lo que no podía imaginar es que cuando encuentra “The One True World Volume I : Trascending the Illusions of Modernity and Reason” iba a verse envuelto en una maravillosa aventura en la búsqueda de los siguientes doce volúmenes.

Este relato me ha encantado, no solo por la historia en sí, si no por el mundo que se va desarrollando conforme avanza la lectura, del cual solo tenemos atisbos pero que podría dar para muchos libros. Muy bueno.

Ruminations in an alien tongue de Vandana Singh

Una científica consigue viajar a otro mundo alienígena utlizando resonancias acústicas para abrir una puerta espacial y encuentra allí una máquina, el actualizer, que es capaz de alterar las probabilidades. Los demás utilizan la máquina para saltar a mundos donde han tomado otras decisiones y donde creen que vivirán mejor, pero ella se queda en el mismo sitio, recibiendo una y otra vez la visita de Rudrak, un hombre que busca a la fallecida Ubbiri. Sin embargo, este bucle infinito presenta pequeños cambios que le hacen concebir esperanzas.

El lenguaje es bastante poético y las divagaciones del título me gustan, aunque me parece que la idea original podría haber dado más de sí.

Ten Sigmas de Paul Melko

El protagonista de este relato se denomina a sí mismo un humano masivamente paralelo, ya que es capaz de tomar decisiones basándose en la experiencia de sus muchos yo de otros universos. Su forma de ganarse la vida es copiar las canciones que sus otros yo escuchan en otros mundos y convertirlas en éxitos en el suyo. Pero todo esto cambia cuando decide intervenir para rescatar a una persona secuestrada, ya que las opciones a su disposición son cada vez menores.

Esta historia está bien escrita y mantiene la tensión hasta el último momento, pero al leerla no he podido evitar acordarme de El asesino infinito de Egan, con el que tiene muchos puntos en común, aunque con menos física cuántica.

Magic for beginners de Kelly Link

El surrealismo campa por sus anchas en toda esta novelette que fue nominada al Hugo en el 2006. Aún tomándola con mucha manga ancha, no sé dónde están los mundos paralelos en los que se circunscribe esta antología.

Jeremy Mars es un niño que vive obsesionado con una serie televisiva extraña, que nunca se sabe cuándo se va a emitir y que en cada capítulo cambia los actores que representan los distintos papeles. En el último capítulo que ha visto, parece que la protagonista ha muerto, lo cual causa mucha controversia entre sus amigos y su familia. Simultáneamente, recibe en herencia una cabina telefónica y un capilla de bodas en Las Vegas y su madre decide ir allí a hacerse cargo de la herencia.

 ¿Suena absurdo? Eso es por que es verdaderamente absurdo.

El héroe (I)

elheroeCuando acabé de leer Los Héroes de Abercrombie me di cuenta de que hacía tiempo que daba vueltas por mi casa este tebeo, y nunca acababa de encontrar tiempo para leérmelo, aunque la premisa era más que prometedora, ya que una revisitación de las pruebas de Hércules con algo de ciencia ficción parecía una historia hecha a medida para mí, que tanto me gustan los mitos griegos.

Así que ni corta ni perezosa me senté con este primer tomo entre las manos… y he de decir que no  me levanté hasta que me lo acabé, así de absorbente es la historia. Y no continué con el siguiente porque ya era bastante tarde y el despertador no perdona.

Para cualquier mínimo conocedor de las pruebas de Hércules el argumento no será ninguna sorpresa, el rey Euristeo manda a Heracles diversas tareas para demostrar su valía e intentar eliminarlo, pero nuestro héroe siempre sale exitoso. Hasta aquí todo conocido. Pero, ¿y si os digo que cuando a Euristeo le piden ayuda contra el león de Nemea le muestran la imagen del animal mediante un holograma? ¿Y que tras cortar las cabezas de la Hidra bombardean el lugar desde aviones? La cosa cambia un poco.

El dibujo es muy curioso, es una mezcla de manga con superhéroes que resulta muy adecuada para lo que se quiere narrar. Las referencias a los superhéroes son constantes, Euristeo juega con muñecos de la Liga de la Justicia y Diana de las amazonas es puramente Wonder Woman, por ejemplo.

La narración avanza a través del dibujo. Me parece muy llamativa la persecución de la cierva de Cerinia que en pocas viñetas consigue relatar el paso de las estaciones en la captura del animal. La distribución de las viñetas se ajusta perfectamente a lo que se cuenta y Rubín no pierde oportunidad de mostrarnos diversos encuadres para cada situación, como cuando Heracles y Teseo van en moto a la tierra de las amazonas.

Mención aparte merece el color de la obra. Los tonos vivos que se utilizan refuerzan la historia y permiten al autor jugar con el verde y el rojo como colores fundamentales de Hera y Euristeo y con otros para el resto de los personajes.

También conviene resaltar el uso del mito como producto de masas que se deja entrever en uno de los capítulos, con Heracles anunciando de todo, que creo que será el camino por el que seguirá la segunda entrega del cómic.

Tengo en casa esperándome el segundo tomo y o mucho se tuercen las cosas o va a caer enseguida.