Archivo de la etiqueta: Pablo Bueno

La Hora de los Desterrados

Uno de tantos proyectos con los que empecé el año era leer más producto nacional y aunque mi lista de lectura me indica que estoy fracasando estrepitosamente en este aspecto, no por ello voy a dejar de intentarlo.

La Hora de los Desterrados es el segundo libro de Pablo Bueno, nominado a los Ignotus por su primera obra La Piedad del Primero que ya reseñamos aquí. La novela es continuación de la anterior y me temo que adolece mucho del síndrome del segundo libro.

El planteamiento de la novela es claramente una road-movie, con constantes viajes a lo largo y ancho del mundo. En este sentido se agradece la presencia de un mapa para seguir las andanzas de Marc y sus acompañantes. Por tanto, te tiene que gustar este tipo de lectura, que realmente no es de mis favoritas. Me gustaría pensar que cada desplazamiento tiene un significado claro, pero algunas veces me parece que la compañía va dando tumbos en busca del siguiente momento de interés.

Por contra, la prosa de Pablo ha evolucionado bastante. No sé si se podría describir como un castellano antiguo adaptado a los tiempos modernos o como un castellano moderno arcaizado, pero recorre esta fina línea de una manera firme y segura. Se adapta a la narración y en ningún momento chirría. Un gran logro.

La presencia de la magia es más patente en esta segunda entrega, y aunque algunas soluciones se las saca de la anchísima manga del deus ex machina (o lupus ex machina o pater ex machina o insértese aquí lo que toque ex machina), dentro de lo que cabe están entroncadas con la historia que ya conocemos. Me hubiera gustado que la narración fuera más consecuente con la presencia de la Voluntad, ya que sigue siendo un recurso infrautilizado.

También me hubiera gustado que le hubiera metido algo más de tijera al libro. Creo sinceramente que un poco de labor editorial hubiera adelgazado La Hora de los Desterrados
y así, se hubiera librado de algunos de estos pasajes de la Guía Michelín que aportan poco a la novela.

Otros aspectos positivos son el desarrollo de los personajes, a los que Pablo va dotando de más profundidad y trasfondo. Veremos cómo se desarrollan las relaciones interpersonales y cómo elementos del pasado vienen a influir en lo que pasará en el futuro. Esta continuidad incrementa mi interés por la siguiente entrega.

Ciertamente, la novela tiene fallos, pero no por ello puedo dejar de recomendarla. Pablo, ¿para cuándo el siguiente?

Crónica Niebla 2016

Desde el 30 de septiembre al 2 de octubre tuvo lugar la primera edición del Festival Niebla Salamanca, al que tuve el honor de asistir. Voy a relatar mis impresiones, aunque el resumen podría ser un : ¡viva la Niebla!

El viernes no pude asistir al principio de los actos programados porque la distancia desde mi ciudad de origen es bastante grande, pero afortunadamente llegué a tiempo para asistir al encuentro con Ken Liu. De la mano de los VerdHugos Miquel Codony y Elías Combarro pudimos conocer de primera mano la labor de este maravilloso autor.

wp_20160930_20_06_22_proPero, como suele acontecer en muchos de estos encuentros, el mejor momento llegó después, cuando pudimos compartir cena y charla con Ken Liu. Mientras él disfrutaba de la gastronomía española, atendió amablemente todas nuestras preguntas, con una humanidad y una humildad que es difícil asociar con una persona con un éxito profesional como el suyo.

El día siguiente sí que pude asistir a gran parte del programa e incluso intervenir en algunas de las charlas. El ambiente distendido de todo el festival se puso de manifiesto tanto entre el público, que fue abundante en todo momento, como entre los integrantes de las mesas. Me gustaría destacar el nuevo encuentro con Ken Liu en el que tuve el honor de participar, en esta ocasión centrado en su obra corta y  su labor como traductor. De las muchas ideas que se pudieron extraer de su conversación, me resultó especialmente atractiva su afirmación de que el traductor debe añadir algo a la obra, no solo transcribir las palabras, para que el espíritu del original aparezca en la traducción.

Creo que es importante destacar la abnegada labor de los organizadores, que sin duda perdieron varios kilos corriendo de un lado a otro para que todo estuviera en perfecto orden de revista. Sin olvidar a los demás, quiero agradecer especialmente su atención constante a Pablo Bueno y a sus clones de otra realidad (sin recurrir a universos alternativos es difícil comprender cómo pudo estar en tantos sitios) .

Me gustaron especialmente las charlas sobre la distopía y la ciencia ficción actual, aunque por regla general todas las mesas redondas me permitieron aprender algo más sobre mis géneros favoritos. Encontrarte con gente con la que hablas habitualmente por las redes sociales pero que nunca has podido desvirtualizar es la mejor excusa para asistir a este tipo de reuniones, pero si encima aprendes algo, eso que te llevas en la mochila. Algunas de estas interesantes charlas estarán disponibles en el canal YouTube de SoW, así que aprovechad también para verlas.

La piedad del primero

lapiedaddelprimero-1024x437

Durante demasiado tiempo he tenido pendiente la primera novela de Pablo Bueno, pero al fin he conseguido encontrar el tiempo para ponerme con ella.

La piedad del primero es la novela de debut del autor y, aunque no exenta de fallos, me hace albergar esperanzas sobre su carrera literaria.

Se trata de una novela de fantasía situada en un mundo pseudomedieval, con algo de magia y bastantes escenas de acción. Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. Quizá esa sea la principal crítica que le puedo hacer al libro, que me recuerda demasiado a otras lecturas. No obstante, Pablo consigue encontrar su propio camino.

Me gusta el lenguaje que utiliza, llano cuando hace falta y “cortesano” en otras circunstancias. La adaptación de la prosa a cada situación es la correcta.

Su formación como músico es evidente en la relación de la novela con la música, sutil pero importante (al menos a mi entender). Imagino que muchos de los símiles usados podrían tener cabida perfectamente en una clase, pero también son adecuados en este libro.

La parte más tópica de la novela se sitúa al principio, con unas figuras malvadas arrebatando a un niño de los brazos de su madre para lanzarlo a un duro entrenamiento del que solo sobreviven los mejores. Esto es casi el arquetipo del origen de un protagonista de una novela de fantasía épica o de espada y brujería.

No obstante, conforme va evolucionando la historia nos vamos separando un poco de esta historia típica. Me hubiera gustado que el cambio hubiera sido más radical, pero es posible que esta nueva senda la veamos en la segunda entrega de la trilogía. Yo por lo menos tengo intención de leerla.

En un ejercicio que cada vez me está gustando más, he compartido esta lectura. Es algo que os aconsejo si no lo habéis hecho nunca, ya que aporta otro punto de vista y dota de más valor al placer de la lectura.