Galactic Empires

He tardado muchísimo en terminar de leer Galactic Empires, no por falta de interés, si no por el tamaño desmesurado de la recopilación. Algunos relatos ya los había leído, pero la mayoría no.

“Winning Peace” de Paul J. McAuley

Una historia algo tópica para dar comienzo a la antología, sobre cómo intentar recuperar un antiguo objeto valioso sin arriesgar la propia vida, utilizando esclavo.

“Night’s Slow Poison” de Ann Leckie

Pequeña historia situada en el universo de Ancillary Justice, sobre el exceso de confianza en las situaciones de poder. Como historia de espías no es muy recordable.

«All the Painted Stars” de Gwendolyn Clare

Relato sobre la posibilidad de adaptación a una nueva tarea cuando se está tan identificado con el trabajo anterior que casi casi define tu personalidad. Me ha gustado.

“Firstborn” de Brandon Sanderson

Este cuento es muy inocente, demasiado. Las aspiraciones de un «hermano menor» que nunca es capaz de alcanzar las cuotas de su antecesor y cosecha fracaso tras fracaso. Esconde una lección moral, pero es poco creíble.

“Riding the Crocodile” de Greg Egan

Con el asombroso escenario que nos suele regalar Egan, asistimos a una historia de búsqueda de nuevos objetivos para luchar contra el aburrimiento, toda vez que la vida se ha convertido en una repetición de hechos totalmente previsible.

“The Lost Princess Man” de John Barnes

Engaños envueltos en engaños, lo que en un principio pudiera parecer un relato medieval se transforma en una operación a gran escala. Divertido y sorprendente, merece la pena.

“The Waiting Stars” de Aliette de Bodard

Una de las primeras obras que leí de Aliette de Bodard y una excelente muestra de lo que puede dar de sí el Universo de Xuya.

“Alien Archeology” de Neal Asher

Un relato relacionado con la trilogía Transformation que me sirvió de puerta de entrada a la obra de Neal Asher. Vemos una historia de Penny Royale antes de que se desarrollen los acontencimientos de Dark Intelligence y sus continuaciones. Anecdóticamente es llamativo, pero no sé si su lectura sería completa sin conocer el resto de la historia.

“The Muse of Empires Lost” de Paul Berger

Mezcla entre space opera y cuento de control mental, con aspectos biológicos así como tecnológicos, curioso relato sobre una civilización perdida.

“Ghostweight” de Yoon Ha Lee

Esta es la historia de una venganza llevada hasta extremos insospechados, pero también lo es de las traciones que más duelen, que son las que nos hacemos a nosotros mismos.

Lo primero que llama la atención poderosamente en la prosa de este escritor es la cadencia pausada de las frases, aún las utilizadas para describir actos atroces. Las raíces coreanas del autor se hacen patentes en el uso de animales, tapices y símbolos como abstracciones para las interfaces de uso de las armas. También se aprecian pequeños toques matemáticos y computacionales para aderezar el relato. En conjunto, el resultado es muy bueno.

“A Cold Heart” de Tobias S. Buckell

Con un original uso de la segunda persona para narrar la historia y un curioso trasfondo de satrapías espaciales, el autor caribeño nos embarca en una aventura ágil aunque previsible que deja un buen sabor de boca.

“The Colonel Returns to the Stars” de Robert Silverberg

Cuando has dedicado toda tu vida a un trabajo en concreto, cuando llega el retiro hay veces en que es imposible sustraerse a la fuerza de la costumbre. Un relato entretenido pero que deja poco poso.

“The Impossibles” de Kristine Kathryn Rusch

Situado en el universo de The Disappeared en esta ocasión la autora se centra más en los entresijos legales de los casos en los que se ven inmersos varias especies alienígenas. Divertido y con un toque de profundidad que me ha gustado.

“Utriusque Cosmi” de Robert Charles Wilson

Especies en busca de la trascendencia que dedican su existencia a recoger a otro seres en peligro de extinción y embarcados en una lucha constante contra un enemigo incognoscible. Complejo relato en el que el punto de vista humano nos ayuda a comprender parte de la historia.

“Section Seven” de John G. Hemry

Aventuras de una sección secreta encargada del trabajo sucio del Imperio, me gusta cómo trata los temas de la estandarización y la normalización, algo muy importante en el mundo de la ingeniería.

“The Invisible Empire of Ascending Light” de Ken Scholes

Una aproximación diferente al tema de la divinidad y su continuidad en el poder. Bastante apreciable.

“The Man with the Golden Balloon” de Robert Reed

En la línea de los relatos de Robert Reed, se tratan escalas de tiempo increíblemente grandes. Y sin embargo, contrasta con la historia narrada, que es casi una fábula local.

“Looking Through Lace” de Ruth Nestvold

Me ha entretenido mucho este acercamiento al estudio de la lingüística de mundos desconocidos, pero en cierta manera comprensibles. Aunque los giros finales son previsibles, como es previsible la mezquindad humana, no deja de ser una aproximación distinta y por lo tanto apreciable.

“A Letter from the Emperor” de Steve Rasnic Tem

Las dificultades de comunicación en un imperio enormemente grande y los huecos que se producen en esta situación dan lugar a una historia íntima y tierna.

“The Wayfarer’s Advice” de Melinda M. Snodgrass

Bastante previsible esta historia de amor que fue supedita al deber y al que la casualidad da una nueva posibilidad, aunque breve.

“Seven Years from Home” de Naomi Novik

Muy chulo este relato contra el colonialismo, con una tecnología biológica respetuosa con el medio ambiente que me ha maravillado.

“Verthandi’s Ring” de Ian McDonald

De gran escala temporal y poder lírico, es un gran final para una antología un tanto irregular.

Esta recopilación de Neil Clarke, parte de una definición un tanto laxa de imperio galáctico para dar cabida a muchos relatos. Aunque se me haya hecho larga, no puedo negar su interés.

Bridging Infinity

bridgingLa serie Infinity de Jonathan Strahan me parece apasionante, pero esta nueva entrega le va a la zaga a las anteriores.

Sixteen Questions for Kamala Chatterjee de Alastair Reynolds

Espectacular comienzo de la antología, con un proyecto de ingeniería de inmensas proporciones y con una escala temporal también grande. Y sin embargo, todo se reduce a 16 preguntas en la defensa de una tesis doctoral y en otro momento temporal. Grandioso.

Six Degrees of Separation Freedom de Pat Cadigan

Maravillosa la aportación de Pat Cadigan a esta antología. Para colonizar el sistema solar, el ser humano inevitablemente tendrá que adaptarse a condiciones distintas a las que se dan en la Tierra. ¿Quiénes serán los valientes que darán el paso? Me encanta la mezcla entre oficial de reclutamiento e ingeniera que relata la historia.

The Venus Generations de Stephen Baxter

Una familia caracterizada por sus increíbles proyectos de ingeniería para el avance de la humanidad y su relación con Venus. Científicamente apasionante, pero frío en las relaciones interpersonales.

Rager in Space de Charlie Jane Anders

Este relato no tiene ni pies ni cabeza. Esas frases maternales que todos hemos escuchado pero en un contexto post-singularidad podría haber dado mucho más de sí.

The Mighty Slinger de Tobias S. Buckell & Karen Lord

No me parecía posible hablar de canción protesta en el espacio, pero todos los días nos sorprendemos por algo.

Ozymandias de Karin Lowachee

Aunque divertido en un principio y con el fundamento de la soledad de los enviados a supervisar puestos lejanos, la historia se queda en muy poca cosa al final.

The City’s Edge de Kristine Kathryn Rusch

Otra historia que se queda incompleta, con un giro final cuando menos insólito en la explicación de la desaparición de una gran superestructura.

Mice Among Elephants de Gregory Benford & Larry Niven

Me temo que este relato también deja una sensación de trabajo sin finalizar. Una idea interesante, unas explicaciones científicas de esas de tener que pararte a pensar, un gran objeto desconocido que explorar… y un final abrupto que te deja con mal sabor de boca.

Parables of Infinity de Robert Reed

Robert Reed no defrauda para nada con sus relatos inabarcables en el tiempo, pero es que en esta ocasión también consigue que sea bello. Dotar de inteligencia a las herramientas con las que se construye el futuro es una buena idea, pero que además conserven memorias del pasado puede resultar vital.

Monuments de Pamela Sargent

El cambio climático como elemento para la reflexión.

Apache Charley and the Pentagons of Hex de Allen M. Steele

Quizá de los mejores relatos de la antología, al menos por cómo se ajusta a la idea de una estructura grandiosa para la colonización del espacio. Me gustan las historias de esferas de Dyson y está es de las buenas.

Cold Comfort de Pat Murphy & Paul Doherty

Otro ejemplo de lucha contra el cambio climático, con una solución tardía pero adecuada y con una alabanza a la economía colaborativa para soslayar las trabas burocráticas. Muy entretenido.

Travelling into Nothing de An Owomoyela

Otro relato que se queda a medias. Interesante la idea de una nave totalmente autosuficiente para ocultarse del enemigo, aunque las inevitables imperfecciones la obligan a reabastacerse de vez en cuando.

Induction de Thoraiya Dyer

Esperaba más variedad en cuanto a temas, pero está claro que el cambio climático es una preocupación generalizada. Aún teniendo en cuenta las relaciones familiares presentes en el relato, me parece algo vacío.

Seven Birthdays de Ken Liu

Gran final para una antología que se me antoja mucho más irregular de lo que Strahan acostumbra. En una nueva muestra de la amplitud de su capacidad creativa, Liu nos regala una historia con un marco temporal casi inalcanzable capaz de aunar las preocupaciones familiares con el futuro de la humanidad. Espléndido.

Me parece que Bridging Infinity tiene historias magníficas por las que merece la pena leerla, pero también me parece que algunas son fácilmente prescindibles.

The Year’s Best Science Fiction & Fantasy Novellas 2016

YBSFFNovellas2016-600Como algunas de las novellas incluidas en esta recopilación ya habían aparecido en el blog he preferido enlazar las reseñas correspondientes para centrarme en las que son nuevas para mí.

“Binti” de Nnedi Okorafor

“The Citadel of Weeping Pearls” de Aliette de Bodard

Espectacular epopeya de una de mis autoras favoritas, capaz de aunar la lealtad filial y la política cortesana en una investigación policíaca que puede tener terribles consecuencias para el imperio. Aliette sigue explorando Xuya y ofreciéndonos más piezas de ese universo que tanto nos gustaría ver en novela. Mención especial merece el momento Hope que tiene uno de los personajes.

“Gypsy,” de Carter Scholz

Maravillosa historia de exploración espacial contada desde diversos puntos de vista y que parece desde un principio condenada al fracaso a pesar del genio de los instigadores de la misión. Puro sentido de la maravilla.

“The Pauper Prince and the Eucalyptus Jinn,” de Usman Malik

“What Has Passed Shall in Kinder Light Appear” de Bao Shu, traducido por Ken Liu

La idea de una flecha del tiempo que funciona de manera inversa a nuestro flujo temporal me ha parecido apasionante, aunque por su propia naturaleza se va agotando poco a poco conforme avanza la historia. Tras una corta charla con mi amigo Elías, conseguí ver que el punto fuerte de este relato no era esta idea (aún teniendo su importancia) si no más bien la comparativa con la situación de hastío e impotencia de la población bajo algunos regímenes políticos. Para reflexionar.

“The Last Witness” de K. J. Parker

“Inhuman Garbage,” de Kristine Kathryn Rusch

Situado en el mismo universo que The disappeared, adolece de las mismas características que esta novela. Suena a ciencia ficción demasiado antigua para mí, aunque sea entretenida.

“The Bone Swans of Amandale” de C.S.E. Cooney

Del mismo modo que en el anterior me parecía ciencia ficción de hace décadas, este relato me ha parecido un homenaje a los cuentos fantásticos más antiguos y macabros, antes de la versión edulcorada de Disney.

“Johnny Rev” de Rachel Pollack

Fantasía urbana que mezcla diversas mitologías en un cóctel que no ha resultado totalmente exitoso.

Leer este recopilatorio me ha servido para reflexionar sobre la nueva tendencia de publicación de novellas, un formato que de antemano parece idóneo para un lector apresurado. Desde el punto de vista económico, es una recopilación que sale realmente barata en comparación con comprar todas las historias individualmente. Ahora bien, mi problema quizá haya sido leer de forma continua todo el volumen, con lo cual he salido bastante empachada del formato. ¿Qué os parece a vosotros? ¿Es interesante reunir una selección de publicaciones agrupadas solo por su extensión? El debate queda abierto.

Contenidos de The Year’s Best Science Fiction & Fantasy Novellas 2016

Ya conocemos cuáles serán las novellas incluídas en The Year’s Best Science Fiction & Fantasy Novellas 2016, editado por Paula Guran.

“The Citadel of Weeping Pearls” de Aliette de Bodard (Asimov’s, Oct/Nov 2015)
“The Bone Swans of Amandale” de C.S.E. Cooney (Bone Swans, Mythic Delirium Books)
“Binti” de Nnedi Okorafor (Binti, Tor.com)
“The Last Witness” de K. J. Parker (The Last Witness, Tor.com)
“Johnny Rev” de Rachel Pollack (F&SF, Jul/Aug 2015)
“Inhuman Garbage,” de Kristine Kathryn Rusch (Asimov’s March 2015)
“Gypsy,” de Carter Scholz (F&SF, Nov/Dec 2015)
“The Pauper Prince and the Eucalyptus Jinn,” de Usman Malik (The Pauper Prince and the Eucalyptus Jinn, Tor.com)
“What Has Passed Shall in Kinder Light Appear” de Bao Shu, traducido por Ken Liu (F&SF, Mar/Apr 2015)

Y aquí tenéis la portada, de Julie Dillon:

YBSFFNovellas2016-600

The disappeared

The-Disappeared-ebook-cover-web-200x300El comienzo de este libro fue tan parecido a un telefilme de los de Antena 3 en la sobremesa de los fines de semana que a punto estuve de dejarlo de lado. La ausencia de otra cosa que leer en ese momento hizo que siguiera con The disappeared, de la premiada  escritora Kristine Kathryn Rusch.

La premisa de The disappeared es muy curiosa. En un mundo futuro, las relaciones con otras razas alienígenas están a la orden del día, y existe una ley interestelar para dirimir los problemas que puedan surgir. Aunque para nosotros sea inconcebible, otros seres consideran un castigo justo para un acto criminal quitar la custodia del primogénito del culpable. Como quien hace la ley hace la trampa, también existen unos servicios especiales que permiten a los culpables «desaparecer», en plan protección de testigos pero a mayor escala.

Sin embargo este escenario, que podría parecer prometedor, se desdibuja mucho cuando seguimos con el hilo de la historia. Una pareja de policías se encuentra de repente con tres casos aparentemente inconexos pero que parecen implicar a personas que han utilizado estos servicios. Las tres razas alienígenes presentadas tratan de distinta forma a los que quebrantan sus leyes, pero aparte de esto y de otros datos accesorios como su tratamiento de lo que es  la verdad, están poco desarrolladas. Casi parecen intercambiables.

Hay poca ciencia ficción en esta historia, solo el escenario (colonias en la Luna) y la necesaria presencia de los extraterrestres. Se trata más bien de un procedimental entre lo policial y la abogacía, y como tal, tampoco sobresale. Indudablemente está escrita con oficio y le valió a su autora un premio Endeavour, pero no tengo gran interés en seguir con la serie Retrieval Artist, que ya va por su décima entrega.