Anunciada la publicación de Alias Space and Other Stories de Kelly Robson

Subterranean Press publicará en marzo Alias Space and Other Stories, una recopilación de los mejores relatos de Kelly Robson. Estas son las historias incluidas:

Two-Year Man
A Study in Oils
Intervention
La Vitesse
So You Want to be a Honeypot
Two Watersheds
The Desperate Flesh
Alias Space
Skin City
Waters of Versailles
What Gentle Women Dare
The Three Resurrections of Jessica Churchill
We Who Live in The Heart
A Human Stain

Esta será la portada:

The Book of Dragons

Tenía mucho interés en esta antología, como en casi todo lo que selecciona Jonathan Strahan. La verdad, lo que no me esperaba es la parte de poesía, que no sé si estoy preparada para juzgar ya que es algo que no acostumbro a leer, mucho menos en inglés y ya en audiolibro ni os cuento. También es cierto que al haber escuchado el audiolibro, me he perdido las ilustraciones interiores que creo que merecen la pena.

What Heroism Tells Us de Jane Yolen

No sabía que esta recopilación iba a contener poesía así que, como se suele decir, la primera en la frente. Las dos contribuciones de Jane Yolen son tan cortas como enigmáticas.

Matriculation de Elle Katharine White

Aunque tiene un final un tanto abrupto, me ha gustado mucho el desarrollo de la historia que pide a gritos algo más de longitud para seguir conociendo este mundo mágico donde los vampiros tienen tiendas de empeño en las que cobran en mililitros de sangre.

Hikayat Sri Bujang, or, The Tale of the Naga Sage de Zen Cho

Desde nuestro punto de vista occidental no estamos muy acostumbrados a los dragones de otro tipo que existen en otras culturas, como la asiática. Mi primer encuentro con los naga creo que fue en las novelas cortas de JY Yang y esta siguiente aproximación de Zen Cho me ha entretenido mucho también, tocando temas como la dedicación a la mejoría personal en contraposición con los deberes tradicionales de la familia. Es una historia modernizada y atractiva.

Yuli de Daniel Abraham

Me temo que en este caso, el tema de los dragones está un poco forzado en una de las dos líneas de narración que sigue el cuento, sin llegar a convencerme ninguna.

A Whisper of Blue de Ken Liu

Ken Liu vuelve a sorprendernos con otro relato maravilloso, aunque quizá ya deberíamos estar acostumbrados. Un mundo alternativo en el que los medios de producción están alimentados por dragones que cambian de localización y por lo tanto llevan la abundancia a donde anidan. El giro final es sorprendente y un magnífico colofón a un cuento muy original.

Nidhog de Jo Walton

Este es uno de los poemas que no soy capaz de juzgar debido a mi escaso conocimiento.

Where the River turns to Concrete de Brooke Bolander

Muy curioso este relato de un amnésico que entra al servicio de un mafioso pero a la vez empieza una relación con la madre de un niño al que salva la vida. Me gusta la doble línea temporal en la que relata la historia y creo que el final da para una continuación.

Habitat de K. J. Parker

Después de dedicarle un especial al autor, está claro que me gusta cómo escribe. En esta ocasión el relato es sobre un encargo de capturar vivo a un dragón. El «agraciado» con esta misión utilizará todo su ingenio y su conocimiento para poder llevarlo a cabo, pero resulta más atractiva la intrahistoria y sus contactos que el desarrollo. Y el final es puro K.J. Parker.

Pox de Ellen Klages

Resulta casi más interesante el carnaval culinario al que asistimos en estas páginas que la historia en sí, que es bastante convencional.

The Nine Curves River de R. F. Kuang

No es fácil escribir un relato en segunda persona del singular y tampoco relatar las rivalidades entre hermanas, pero Kuang lo consigue de una forma intensa.

Lucky’s Dragon de Kelly Barnhill

Un curioso relato que mezcla investigadores alienígenas con experimentos realizados con humanos. Promete más de lo que da.

I Make Myself a Dragon de Beth Cato

Otro poema más comprensible sobre la transformación de una persona para ayudar a los demás.

The Exile de JY Neon Yang

Un relato sobre el colonialismo humano de otros lugares sin que nos importen los habitantes previos. Bastante melancólico.

Except on Saturdays de Peter S. Beagle

Una historia de ¿amor? con la última representante de los dragones en Canadá, que no deja poso.

La Vitesse de Kelly Robson

La versión en autobús de Pesadilla a 20000 pies con persecución draconiana.

A Final Knight to her Love and Foe de Amal El-Mohtar

Quizá por recordarme un poco a Rachel Swirsky y su «If you were a dinosaur, my love» este poema de Amal El-Mohtar me ha llenado más que los anteriores.

The Long Walk de Kate Elliott

Me ha encantado este cuento sobre las viudas de la sociedad, que al morir sus maridos deben emprender una larga marcha hacia el olvido ya que no tienen valor para la sociedad, a menos que sus familiares paguen una desorbitada cuota a los monjes. Tras una vida supeditada a los caprichos y veleidades de sus parejas, no hay esperanza para quienes se encuentran en esta situación. ¿O tal vez sí?

Cut Me Another Quill, Mister Fitz de Garth Nix

Con un tono divertido y desenfadado, este relato de corte más tradicional que las mayoría de los reunidos en esta antología habla sobre los planes para conseguir atrapar a un dragón y hacerse con su tesoro. Que uno de los principales protagonistas sea una marioneta encantada le añade el punto justo de picardía.

Hoard de Seanan McGuire

Maravilloso el relato de McGuire, apostando por una de las características más conocidas de los dragones occidentales pero dándole un toque de modernidad con crítica sobre el sistema de casas de acogida. Estupendo.

The Wyrm of Lirr de C. S. E. Cooney

Otro poema para pedir la libertad de los dragones que no estoy segura de haber comprendido totalmente.

The Last Hunt de Aliette de Bodard

En esta precuela de In the Vanisher’s Palace, de Bodard aprovecha para abordar el pasado de uno de los protagonistas de la novela corta. Me gusta la idea de que la experimentación «eleve» a las criaturas implicadas, pero entiendo que el relato se disfrutará más conociendo la historia posterior.

We Continue de Ann Leckie y Rachel Swirsky

La idea de la renovación de un nido de dragones que funciona de una forma similar a un enjambre sirve a las autoras para hacer un paralelismo con la necesidad de cambio en las vidas. La intervención humana sirve como comparación pero tampoco es fundamental.

Small Bird’s Plea de Todd McCaffrey

Es uno de los cuentos más alocados de la recopilación, con humanos supervivientes en zonas nucleares y avatares de astronautas tornados en animales. Demasiado inconexa para mi gusto.

The Dragons de Theodora Goss

Precioso relato sobre acoger con cariño a pequeños perdidos y ajustar tu vida a sus necesidades, no a las tuyas.

Dragon Slayer de Michael Swanwick

Aunque en un principio parecía que se trataba de una historia fantástica de corte clásico, la aparición de viajes en el tiempo hace que se transforme en algo muy divertido y ocurrente.

Camouflage de Patricia A. McKillip

No me convence este relato de una examen final en la escuela de magia con viajes en el tiempo de por medio.

We Don’t Talk About the Dragon de Sarah Gailey

Gailey utiliza la metáfora del dragón en el granero para contar una durísima historia de maltrato infantil, como método de denuncia y superación.

Maybe Just Go Up There and Talk to It de Scott Lynch

Crítica muy ácida sobre la situación política de los Estados Unidos y su abandono de las pequeñas poblaciones a favor de las grandes. Scott Lynch da todo un repaso a la cultura de la violencia y el enfrentamiento, aunque en esta ocasión los enemigos sean dragones.

A Nice Cuppa de Jane Yolen

Un corto final para una antología que he de decir me ha sorprendido.

Como me pasa con casi todas las antologías hay relatos que me han gustado más y relatos que menos, la calidad en general es buena, pero he de admitir que los poemas se me han atragantado un poco.

Gods, Monsters and the Lucky Peach

Sigo con mis lecturas de los nominados a los premios Nébula, y en esta ocasión le tocaba a Kelly Robson con Gods, Monsters and the Lucky Peach.

Me ha costado muchísimo introducirme en la lectura. Hay autores que no te explican nada y te dejan en mitad de la historia para que vayas reconstruyendo la narración con las pistas que te van dando. No estoy en contra de este artificio, pero me parece que Robson ha abusado de este recurso en esta novela corta. La idea es atractiva cuando menos, ya que los protagonistas están en una futura Tierra devastada ecológicamente e intentan llevar a cabo proyectos de terraformación, si me permitís la palabra.

Se habla mucho de gestión de proyectos, de análisis de costes-beneficios y mucha jerga tecnocrática para dotar de consistencia a un entorno que creo que podría haber llegado a resultar interesante, si se hubiera explorado de otra manera.

El mensaje ecologista que la autora nos hace llegar parece bastante claro, las acciones del pasado influyen irremediablemente en el futuro y si no somos capaces de solventar lo anterior, al menos deberemos esforzarnos en el presente para no empeorar más la situación. En este sentido, Robson acierta con el tono, que no es paternalista si no fáctico.

La complicación llega cuando entran en juego los viajes en el tiempo, que una misteriosa organización ofrece para poder obtener datos realistas desde los que extrapolar las necesidades para la restauración del medio ambiente. Parece bastante obvio que si al finalizar el salto atrás en el tiempo la línea creada colapsa, lo que pase en ese escenario no tiene que influir en el futuro.

También resulta muy extraño que los personajes tengan tentáculos o piernas extra u otras modificaciones corporales «por que sí». Desde un principio me chocaba este hecho y no he sido capaz de entender para qué era necesario este detalle.

No he podido disfrutar con lo que me ofrecía Robson con esta obra y por eso no puedo aconsejarla, pero me gustaría conocer vuestra opinión para poder ver qué he pasado por alto.

The best sf and fantasy of the year Vol. 10

FC-BEST-SFF-VOL-10-199x300Un año más Jonathan Strahan nos trae lo mejor del año para nuestro uso y disfrute. Los nombres incluidos en esta selección suelen ser sinónimo de calidad, así que me puse a leer esta antología con muy buena disposición.

“Black Dog”, Neil Gaiman

Una aventura protagonizada por un personaje secundario de American Gods, un libro que no he leído y por lo tanto, no me influye. La historia es bastante típica, aunque bien escrita.

«City of Ash”, Paolo Bacigalupi

Muy corto y quizá por eso más impactante. Bacigalupi continúa explorando ese mundo definido por la sequía en EE.UU.

“Jamaica Ginger”, Nalo Hopkinson & Nisi Shawl

Con toques steampunk, este relato habla sobre las desigualdades y la esclavitud. Le falta algo para ser completo.

“A Murmuration”, Alastair Reynolds

Compleja historia saturada de ironía hacia el mundo académica y sus papers, pero con el casi imprescindible toque científico que Reynolds da a su obra. Se entrevé una profundidad mayor de la que nos cuenta, pero todo queda en manos del lector.

“Kaiju maximus®: ‘So Various, So Beautiful, So New’”, Kai Ashante Wilson

Hay veces que cuando leo relatos no acabo de comprender lo que quiere decir el autor. En ocasiones lo achaco a mi nivel de inglés, pero no estoy segura de que esto sea lo que ha pasado en esta ocasión. El relato me ha parecido innecesariamente complicado y no me ha transmitido nada.

«Emergence”, Gwyneth Jones

Muy buen relato de Jones, sobre los cambios que la humanidad habrá de afrontar para conseguir la inmortalidad. También es importante el concepto de humanidad y libertad de la Inteligencias Artificiales,  con un sistema solar dividido entre la zona exterior, en la que están reconocidas como “seres libres” y la zona interior, donde son solo esclavos.

“Water of Versailles”, Kelly Robson

No se le puede negar la originalidad a este relato que mezcla la depravación cortesana con espíritus acuáticos.

“The Deepwater Bride”, Tamsyn Muir

Tamsyn consigue arrancarnos una sonrisa con esta historia de videntes que asisten a las catástrofes provocadas por los monstruos del averno. Se deja leer.

“Dancy vs. the Pterosaur”, Caitlin R. Kiernan

Lo veo como prólogo o introducción a una historia más larga, pero este relato con tintes apocalípticos se queda corto por sí solo.

“Calved”, Sam J. Miller

Leí este relato como uno de los preferidos por los lectores de Asimov, cosa que no me extraña para nada, ya que representa muy bien el sentimiento de alejamiento que sienten los padres ante sus hijos adolescentes, cuando la barrera generacional que los separa se hace más y más alta.

“Capitalism in the 22nd Century”, Geoff Ryman

Esta reflexión sobre el hecho de estar permanentemente conectados y sus implicaciones me parece muy acertada, aunque temo que peca de breve.

“The Heart’s Filthy Lesson”, Elizabeth Bear

Curiosa historia de investigación y supervivencia que apareció en primer lugar en la antología Old Venus, y que se adapta perfectamente a esa visión pulp, oceánica y salvaje que buscaban los seleccionadores. Por otra parte, es bastante lineal, algo que no es necesariamente malo.

“The Machine Starts”, Greg Bear

Me recuerda a Patchwerk, salvando las distancias. Relato sobre estados cuánticos, es difícil entrar en él pero una vez establecidas las condiciones iniciales se desarrolla con facilidad.

“Blood, Ash, Braids”, Genevieve Valentine

Curioso relato eminentemente femenino sobre el papel desempeñado por la mujer en la guerra, en un escenario al que no estamos acostumbrados.

“Hungry Daughters of Starving Mothers”, Alyssa Wong

No me extraña que este relato haya ganado el premio Nebula, porque tiene imágenes muy potentes. Es demasiado oscuro para mi gusto, pero puedo entender su éxito.

“The Empress in Her Glory”, Robert Reed

Nadie duda de que el empeño secreto de cualquier bloguero es dominar el mundo, es un hecho constatado. Robert Reed utiliza una invasión alienígena como telón de fondo para contar una historia de dominación y popularidad, mejor en su inicio que en su fin pero a pesar de todo meritoria.

“The Lily and the Horn”, Catherynne Valente

Valente no es una de mis autoras favoritas, pero hay que reconocer que en esta narración consigue atraer mi atención con un mundo pseudomedieval donde las guerras se han sustituido por enfrentamientos envenenados.

“The Winter Wraith”, Jeffrey Ford

Uno de los autores favoritos de Marcheto, que sin embargo con este relato no ha conseguido convencerme. No sé si juega la baza del horror cotidiano o pretende ser una alegoría sobre la temporalidad de las cosas y se queda un poco a medio camino.

“Botanica Veneris: Thirteen Papercuts by Ida Countess Rathangan”, Ian McDonald

Con una estructura bastante original, la contribución de Ian McDonald al proyecto Old Venus es una historia de búsqueda, situada en Venus pero que perfectamente podría haber tenido lugar en las junglas terrestres. No resulta fácil entrar en la narración principal porque cada relato son pequeñas pistas que se añaden a la trama, pero una vez que se ve todo el escenario el puzle acaba encajando.

“Little Sisters”, Vonda McIntyre

Me temo que el hecho de que este relato esté encuadrado dentro de otro universo mayor creado por Vonda McIntyre hace que los neófitos en la materia nos encontremos algo perdidos.

“Ghosts of Home”, Sam J. Miller

La segunda contribución de Sam J. Miller a este volumen es totalmente distinta a la anterior, lo que prueba la versatilidad del autor. La premisa es ciertamente sorprendente, ya que el trabajo de la protagonista, de candente actualidad, es mantener contentos a los espíritus de las casas que han sido expropiadas. Posteriormente la historia se desliza por vericuetos más extraños y pierde fuelle, pero no se puede negar lo original del principio.

“The Karen Joy Fowler Book Club”, Nike Sulway

Supongo que quien haya leído The Jane Austen Book Club podrá entrar en el juego metaliterario de Nike Sulway. Como no es el caso, no me ha parecido destacable esta historia apocalíptica.

“Drones”, Simon Ings

Curiosísimo relato con tintes postapocalípticos, en el que una nueva sociedad se ha creado. Los recursos disminuyen y las mujeres son un bien escaso. El comienzo del cambio ocurrió con un hecho que nos parecerá nimio pero no lo es: la muerte de las abejas.

“Oral Argument”, Kim Stanley Robinson

Me ha gustado este relato, por la idea subyacente (aunque esté inspirada en By light alone de Adam Roberts) y por la forma de exponer los argumentos, como si fuera una vista oral de un juicio.

“The Pauper Prince and the Eucalyptus Jinn”, Usman T. Mailk

Creo que este es el cuento que más me ha gustado de la antología, por ese toque de fantasía exótica que el autor le imprime. Además, el trasfondo de los cambios generacionales, del amor interculturas, del ansia por encontrar un significado a los hechos que nos formaron como personas… Me parece que tiene muchos niveles de lectura y lo recomiendo sinceramente.

“The Game of Smash and Recovery”, Kelly Link

Leer a Kelly Link ha sido una montaña rusa. Al principo no entendía nada, luego mejoraba, luego pasaba otra cosa que lograba entender… Mejora indudablemente al final, cuando se decanta por una historia más definida.

“Another Word for World”, Anne Leckie

Un relato muy predecible que cierra una antología demasiado irregular. Me gusta la importancia que se da a la traducción y a sus problemas, ya que muchas veces esto se pasa por alto en las relaciones interespecies. Supongo que Manuel de los Reyes o algún otro traductor tendría más que aportar en este sentido. Por lo demás, se ve venir a la legua.

La selección de este año de Strahan es muy irregular y hay pocos relatos que destaquen. Y no parece que haya sido un año especialmente malo, si tenemos en cuenta las recomendaciones de @odo en su ineludible sección de SuperSonic. Para mí, destacan especialmente “The Pauper Prince and the Eucalyptus Jinn” y “A Murmuration”. Me ha divertido mucho “Water of Versailles” y sigo recomendando leer Meeting Infinity, aunque precisamente los relatos seleccionados por Johathan para este volumen no sean mis preferidos de esa recopilación.