Portada y sinopsis de Slow bullets

Ya conocemos la que será portada del nuevo lanzamiento de Alastair Reynolds, titulado Slow bullets.

Aquí os dejo la imagen y la sinopsis:

From the author of the Revelation Space series comes an interstellar adventure of war, identity, betrayal, and the preservation of civilization itself.
A vast conflict, one that has encompassed hundreds of worlds and solar systems, appears to be finally at an end. A conscripted soldier is beginning to consider her life after the war and the family she has left behind. But for Scur—and for humanity—peace is not to be.
On the brink of the ceasefire, Scur is captured by a renegade war criminal, and left for dead in the ruins of a bunker. She revives aboard a prisoner transport vessel. Something has gone terribly wrong with the ship.
Passengers—combatants from both sides of the war—are waking up from hibernation far too soon. Their memories, embedded in bullets, are the only links to a world which is no longer recognizable. And Scur will be reacquainted with her old enemy, but with much higher stakes than just her own life.

20141026-200109.jpg

Space Opera

spaceoperaLa space opera fue un género denostado que hace algunos años, gracias al impulso de figuras como Iain M. Banks, ha tomado nuevos bríos. La interesante, aunque muy breve introducción que hace Rich Horton a este volumen me ha abierto los ojos a obras que yo no consideraba pertenecientes al subgénero o que directamente no conocía (aumentado mi ya de por sí exuberante pila de libros que quisiera leer).

Sin embargo, el relato corto pone unas restricciones en el tratamiento de la space opera que hacen que a priori sea más difícil prodigarse en esa longitud. Las aventuras espaciales parecen demandar páginas y páginas de descripciones de razas alienígenas y viajes incesantes. Con esta duda (¿se adaptará bien la space opera al formato corto?), comencé la lectura de la antología.

“The knight of chains, the deuce of stars” de Yoon Ha Lee

Existe un lugar en el que se almacenan todos los juegos que alguna vez han existido, desde los más simples hasta los de complejidad planetaria. El lugar está protegido por un guardián con un arma que nunca falla, así los peregrinos llegan pero no obtienen lo que buscan. Hasta que llega una muy especial.

No sé si la historia está planteada como un homenaje a Iain M.Banks y su Player of Games, aunque podría serlo perfectamente. Me gusta mucho cómo escribe esta autora y esa mezcla de sus temas fetiche (música, matemáticas, lenguaje y guerra) también está presente en este relato, que constituye una buena forma de empezar la antología.

“The wreck of the godspeed” de James Patrick Kelly

Una historia que quiere ser trascendente pero que se mezcla con impulsos juveniles y algunas gracietas insulsas quedándose a medio camino de todo. La colonización de nuevos mundos mediante naves exploradoras que van a un tercio de la velocidad de la luz pero a las que se pueden teletransportar humanos en cualquier momento no es una buena base para un relato, ya que no tiene mucho sentido.

“Saving Tiamaat” de Gwyneth Jones

Confusa historia repleta de pseudónimos en la que Gwyneth Jones nos presenta a unos mediadores en conflictos de razas pseudohumanas con capacidades casi sobrenaturales.

Resulta muy difícil seguir el hilo de la historia y la moraleja final es previsible. No me ha convencido.

“Six lights off green scar” de Gareth L. Powell

Una pequeña historia de redención tras un acto de cobardía. El relato es muy apresurado y no deja poso.

“Glory” de Greg Egan

Las bases que utiliza Greg Egan para un relato darían para muchos libros, de eso estoy segura. En “Glory”, solo el primer capítulo está dedicado a explicar un viaje casi a la velocidad de la luz para que dos exploradoras puedan investigar los resultados matemáticos de una raza extinta. Y hay ocho capítulos, así que imaginad lo que se nos viene encima.

A pesar de no ser de sus mejores cuentos (no resiste la comparación con muchos de los incluídos en Axiomático) no deja de ser interesante. Ahora bien, no me entra en la cabeza que a esto se lo considere space opera. Me temo que Rich Horton y yo tenemos una definición muy distinta para el término.

“The mote dancer and the firelife” de Chris Willrich

Mezclar el dolor por la pérdida de un ser querido con una historia de fantasmas parece bastante adecuado, pero hacerlo con un más allá alienígena es un poco extremo. La idea de los equipos guerreros formados por Don Quijotes (línea de ataque) y Sancho (escudero) es buena, aunque está desaprovechada en este relato. Y podría seguir con los fallos y aciertos de Willrich pero en definitiva, mezclando algunas cosas buenas con otras no tanto lo que obtenemos es un resultado irregular.

“On rickety thistlewaite” de Michael F. Flynn

Con unos pequeños toques galácticos para hacerlo ciencia ficción, pero realmente ésta es una historia de fantasía sobre la pesada responsabilidad del gobierno y cómo no todo el mundo está preparado para ello. Algunas frases son realmente jocosas, pero por lo demás, es un relato del montón.

“War without end” de Una McCormack

Una historia sobre el revisionismo histórico y si merece la pena remover viejas heridas con el fin de que la verdad vea la luz. McCormack deja a nuestro juicio la decisión.

“Finisterra” de David Moles

Aunque la historia no está relacionada, no he podido evitar acordarme de The algebraist y sus habitantes de los gigantes gaseosos cuando estaba con “Finisterra”. Nos encontramos con una novela de aventuras con algo de ingeniería y diversas religiones, una mezcla que no acaba de resultar buena.

“Seven years from home” de Naomi Novik

Me ha gustado bastante esta historia de una guerra en el mismo planeta. El punto de vista es el de un agente imperial enviado por una fuerza extraplanetaria para intentar prolongar el enfrentamiento y conseguir que los adversarios se anexionen al imperio por puro agotamiento. Lo más llamativo es la forma de desarrollar la guerra por parte de uno de los bandos, basada en la evolución de la propia biosfera, pero el mensaje de fondo que yo veo es la asimilación de la cultura por parte del agente a fuerza de convivir con los habitantes del planeta.

Pretender cambiar al otro puede llevarte a tu propio cambio.

“Plotters and shooters” de Kage Baker

Imagina la típica historia de instituto americano con los atletas y los empollones enfrentados.

Sitúala en una plataforma de seguimiento y eliminación de meteoritos. Introduce un elementosorpresa y tendrás esta historia de Kage Baker. No pasa de un simple entretenimiento.

“The muse of empires lost” de Paul Berger

Dotar de personalidad y vida a los orbitales y naves espaciales creadas por el hombre como si fueran criaturas sentientes es lo mejor de esta historia, que lamentablemente se queda corta después, cuando finaliza de forma precipitada. Aun así, merece la pena leerlo.

“Boojum” de Elizabeth Bear & Sarah Monette

Cuando las naves espaciales son seres vivos con sus propias necesidades, utilizarlas para una vida de piratería espacial no parece lo más adecuado, pero este es el principal uso que tienen las naves Boojum de Bear y Monette. No está mal como historia pero no es memorable.

“Lehr, Rex” de Jay Lake

En este complejo juego de trampas mentales y subterfugios es el lector el principal implicado ya que cada uno dará una interpretación distinta a lo que ha leído. Me gustaría conocer la vuestra, porque yo no lo tengo claro.

“Cracklegrackle” de Justina Robson

Muchas ideas muy bien llevadas a cabo para narrar una historia dura sobre la pérdida y cómo afrontar el dolor y también sobre el racismo. Me parece especialmente interesante la existencia de una criatura capaz de verlo todo provista de la circuitería mental necesaria para interpretarlo, aunque esto sea una tecnología tan avanzada que sea casi indistinguible de la magia.

“Hideaway” de Alastair Reynolds

Una historia por la que merece la pena la antología. Esto sí es space opera con mayúsculas.

Una raza perseguida a través de años luz, tecnologías alienígenas que se han de estudiar para seguir adelante, conocimientos del pasado que se pueden utilizar en el futuro, un toque hard que se agradece mucho. Alastair en su máxima expresión. Imprescindible.

“Isabel of the fall” de Ian R. MacLeod

En esta fábula aparecen elementos de alta tecnología que han caído en la incomprensión pero que se siguen usando como artefactos religiosos que permiten seguir con el funcionamiento de la vida. A modo de hagiografía, conocemos las distintas versiones sobre Isabel, que no tenía nada de especial pero que cambió el mundo. Me ha gustado sobre todo la forma de tratar el sentimiento religioso y los enfrentamientos entre las distintas iglesias. Los castigos que sufren aquellos que van en contra de lo dictado superan la crueldad del más encallecido torturador.

“Precious mental” de Robert Reed

Compleja y absorbente historia. Las décadas pasan como suspiros cuando se dispone de la inmortalidad, pero las cuestiones metafísicas siguen acechando a cualquier ser de la galaxia.

“Two sisters in exile” de Aliette de Bodard

En este corto relato tenemos un atisbo del universo de Xuya creado por la autora francovienamita. Aunque no es tan excelente como los que escribe habitualmente, ver cómo afrontan la pérdida dos civilizaciones siempre resulta interesante.

“Lode stars” de Lavie Tidhar

Cada vez que leo algo de Lavie Tidhar me quedo con una sensacion agridulce. Me parece que escribe con una prosa muy llamativa pero me resulta muy confuso. Con esta historia de posibles viajes a través de horizontes de sucesos me sucede exactamente lo mismo.

“Silent bridge, pale cascade” de Benjanun Sriduangkaew

Creo que ésta fue una de las primeras historias que leí de Benjanun (la primera fue Courtship in the country of the machine-gods) y me fascina el tratamiento que hace esta autora con la ciencia ficción. La idea de una hegemonía capaz de reescribir las memorias de cada persona resulta inquietante contrastando con el desarrollo subyacente de la historia, tan delicado. Imprescindible.

“The tear” de Ian McDonald

En este relato se combinan ideas tan interesantes como las personalidades múltiples y las persecuciones a través de milenios luz para llevar a cabo una venganza. La propia grandiosidad del escenario creado y la increíble longitud temporal de la historia juegan en su contra. La trama interactúa directamente con nuestro sentido de la maravilla exigiendo al lector una concentración tan alta que en ocasiones llega a divagar.

En resumen, el tomo recopilatorio Space Opera contiene algunos relatos muy buenos, que sin embargo no entran dentro de la definición más conocida del término. También ha dado cabida a relatos que no tienen la calidad necesaria. El tamaño de la antología hace recomendable su lectura en pequeñas dosis para no empachar, pero no es un libro que de fácil lectura y no lo recomendaría a todo el mundo.

Libro gratis : Subterranean Press Magazine Summer 2014

STPSummer2014-425x561Ya está disponible el nuevo número de Subterranean Press Magazine con relatos de Harlan Ellison y Alastair Reynolds, entre otros.

Aquí tenéis los contenidos:

«Pushing the Sky Away (Death of a Blasphemer)» de Caitlín R. Kiernan
«The Last Log of the Lachrimosa» de Alastair Reynolds
«The Very Fabric» de Kat Howard
«The Things We Do For Love» de K. J. Parker
«West to East» de Jay Lake
«What There Was to See» de Maria Dahvana Headley
«Grand Jeté (The Great Leap)» de Rachel Swirsky
«The Black Sun»
 de Lewis Shiner
«He Who Grew Up Reading Sherlock Holmes» de Harlan Ellison®

Contenidos de Reach for Infinity

ReachForInfinity-195x300Jonathan Strahan ha hecho pública la tabla de contenidos de su nueva recopilacion «Reach for infinity». Si habéis leído los interesantísimos post de Sense of Wonder sobre autores de relatos, parece que Strahan y Odo tienen un gusto similar, lo que es marchamo de calidad.

Aquí os pongo los relatos y los autores:

  • “Report Concerning The Presence of Seahorses On Mars”, Pat Cadigan
  • “The Dust Queen”, Aliette de Bodard
  • “Break My Fall”, Greg Egan
  • “Wilder Still, the Stars”, Kathleen Ann Goonan
  • “Amicae Aeternum”, Ellen Klages
  • “Hiraeth: a tragedy in four acts”, Karen Lord
  • “The Entire Immense Superstructure’: An Installation”, Ken Macleod
  • “The Fifth Dragon”, Ian McDonald
  • “Attitude”, Linda Nagata
  • “Invisible Planets”, Hannu Rajaniemi
  • “In Babelsberg”, Alastair Reynolds
  • “Trademark Bugs: A Legal History”, Adam Roberts
  • “Kheldyu”, Karl Schroeder
  • “Hotshot”, Peter Watts

La verdad, tiene una pinta estupenda. ¿Cuánto falta para junio?

Other worlds than these (III)

Debido a la extensión de la reseña, he decidido dividirla. Podéis leer las anteriores entregas aquí y aquí.

[the ghost samba] de Ian McDonald

Las dos novelas que he leído de este autor (El río de los dioses y Brasyl) me han parecido geniales. Esta historia también se desarrolla en el país sudamericano y también es muy buena.

Un crítico musical consigue los restos del último álbum del músico Seu Alejandro, la música se intuye maravillosa, pero no deja de tener huecos que le llenan de una gran tristeza por ver el trabajo del artista sin acabar. Casualmente, durante un partido de fútbol sala, un compañero experto en física cuántica le pide los datos de la música por si “puede hacer algo”. Y parece que sí, que puede.

Me gusta como trata McDonald la computación cuántica y la explica a bajo nivel para que se pueda entender. Un relato muy bueno.

The Cristóbal Effect de Simon McCaffery

Enmascarada en universos paralelos, lo que reamente nos cuenta McCaffery es una historia de viaje en el tiempo, donde se quiere cambiar un evento del pasado para conseguir riqueza con el contrabando.

El punto de inflexión o punto Jonbar es el accidente de coche que le costó la vida a James Dean. El “contrabandista” que protagoniza esta historia impide que el actor muera, de forma que en el universo paralelo en que se encuentran Jimmy puede seguir su carrera como actor.

Pero, como se descubre a veces es mejor dejar los mitos tal y como son, pues muchas veces descubrimos que nuestros ídolos son gigantes con los pies de barro. Muy bueno.

Beyond porch and portal de E. Catherine Tobler

Este relato lo protagoniza una sobrina de Edgar Allan Poe, que recibe una extraña visita que le informa de que su tío está a punto de morir. Es una explicación sobre las fuentes de inspiración del famoso escritor, pero no me ha convencido en absoluto.

Signal to noise de Alastair Reynolds

Alastair Reynolds compaginó durante años su trabajo en la ESA con su labor como escritor, y aunque ahora solo se dedica a sus libros, ese poso científico se nota en cada una de sus líneas.

En esta ocasión, la conexión entre los mundos paralelos se realiza a través de un sofisticado enlace que dura un tiempo determinado. Se pueden mandar datos a través de él, y gracias a otra tecnología desarrollada en el mundo, que permite utilizar los cuerpos de otras personas como si fueran el tuyo propio (con restricciones), es posible la inmersión total en el otro universo.

La primera vez que se va a utilizar toda esta tecnología servirá para que un marido  pueda pasar un poco más de tiempo con su esposa recién fallecida, aunque sea con otra versión de esta misma persona en el universo paralelo.

Está muy bien escrito y me parece que con alguna de las ideas que aquí se tratan de pasada se podrían escribir muchos más relatos.

Leyendo esta historia no he podido dejar de acordarme de “Flores para Algernon”, uno de mis libros favoritos así que éste me ha gustado mucho.

Porridge on Islac de Ursula K. Le Guin

Ursula K. Le Guin es una de las mejores escritoras que jamás ha tenido el género y eso se nota, incluso en una nimiedad como este relato de apenas cinco páginas es capaz de tratar con universos alternativos, con el riesgo de la genética y la necesidad de una conciencia ecológica sin despeinarse y con una prosa perfecta. Precioso.

Mrs. Todd’s shortcut de Stephen King

Aunque Stephen King tiene una forma de escribir muy amena y que engancha mucho este relato es un simple entretenimiento. Nos cuenta como una veraneante de Maine está obsesionada con ganar tiempo en sus viajes en coche y como va encontrando atajos imposibles.

The ontological factor de David Barr Kirtley

David Barr Kirtley es el copresentador del podcast Geek’s guide to the galaxy del que ya hablamos aquí. Su ficción corta aparece en muchas antologías, sin ir más lejos su Power Armor: A love story fue una de mis nominadas a los premios Hugo. En esta ocasión, el protagonista de la historia se hace cargo de la herencia de su tío, una misteriosa casa con puertas que llevan a otros lugares, que pueden ser mas o menos reales que nuestro mundo dependiendo de su factor ontológico. Entretenido.

Oferta de libros Peter F. Hamilton

Para mí en la actualidad hay una trinidad de autores de space opera en el Reino Unido de los que me gusta casi todo lo que escriben (Peter F. Hamilton, Alastair Reynolds y el tristemente noticia Iain Banks). Es por esto que no he dejado pasar la ocasión de hacerme con algunos de estos libros de Hamilton que no tenía y que están en oferta en Amazon (a 5,64 euros cada uno, mientras que antes valían unos 11 euros).

The Night’s Dawn Trilogy

The Reality Dysfunction
The Neutronium Alchemist
The Naked God

The Commonwealth Saga

Pandora’s Star
Judas Unchained

The Void Trilogy

The Dreaming Void
The Temporal Void
The Evolutionary Void

A Second Chance at Eden

Manhattan in Reverse

Fallen Dragon

Misspent Youth

The Greg Mandel Series

Mindstar Rising
A Quantum Murder
The Nano Flower

Armored (II)

Debido a la longitud de la reseña, he tenido que dividirla. Aquí podéis leer la primera parte.

Field Test de Michael A. Stackpole

Cuando se escribe ciencia ficción en un futuro cercano, existe el riesgo de que los acontecimientos de la realidad sobrepasen a la ficción y este ha sido el caso de Field Test, ya que estaba situado en una Libia bajo el control de Gadaffi.

En cuanto a la historia no destaca por nada en particular. Una operación secreta de los EE.UU. que no acaba bien en la que el rescate es ayudado por una armadura de combate.

Trauma pod de Alastair Reynolds

Alastair Reynolds es un autor que me gusta, especialmente cuando escribe space opera.

No cabe duda de que este relato es de ciencia ficción, pero inextricablemente unido al horror. Y ése es un campo que yo no llevo bien.

¿Qué pasa cuando se confunde el humano y la cápsula con la que se le mantiene con vida? ¿Qué separa la humanidad de la inteligencia artificial?

Contained vacuum de David Sherman

En esta historia los marines abordan un navío espacial que parece abandonado que esconde una trampa, pero gracias a su buen hacer (¡somos marines!) consiguen llevar la misión a buen puerto. Muy previsible.

You do what you do de Tanya Huff

Una revisitación al tema tratado en Trauma pod, con un final similar. No entiendo cómo dos historias tan parecidas han entrado en la recopilación, además la de Reynolds me parece mejor.

Nomad de Karin Lowachee

Este relato sí que me ha gustado. Los humanos y las armaduras adaptables se fusionan creando un nuevo ser, pero persiste la individualidad de cada uno. El problema viene cuando uno de los dos muere.  ¿Se busca la fusión con otro o se vuelven nómadas?

En esta historia de amor y traición, el final no será el que esperamos, pero es el más lógico.

Human Error de John Jackson Miller

Una guerra casi imposible de ganar sería aquella que nos enfrentara con una plaga que no piensa, pero que fagocita todo lo que se pone en su camino y que alcanza otros planetas a través del espacio. Los humanos en coalición con otras especies desarrollan una forma de eliminación quirúrgica de la plaga mediante soldados con armaduras especiales. El problema viene con los errores burocráticos, ya que alguien manda el equipamiento inadecuado y la armadura que se recibe es para otra especie no humanoide.

La historia de la plaga no es original (en los libros de Alastair Reynolds ya está presente) pero la forma de utilizar los recursos disponibles, sí.

Transfer of ownership de Christie Yant

Uno de los relatos más cortos de la recopilación, pero no por ellos menos interesante. Cuando muere el ocupante de un exoesqueleto e intentan volver a utilizarlo a la fuerza, ¿podrá resistirse o no tendrá voluntad de existir?

De implantes y cyborgs

cyborg_logoEn las noticias aparece últimamente Oscar Pistorius por razones muy diferentes a las que le hicieron famoso en primer lugar. Su presencia mediática me ha dado la idea para este artículo, en el que comentaré algunos libros sobre las mejoras mecánicas a las que se podrían someter los humanos en un futuro.

A nuestro alrededor podemos observar que vivimos permanentemente conectados. Esta idea ya aparecía en libros como “Neuromante” de Gibson y “True Names” de Vinge, pero dentro del ámbito de este post entrarían las mejoras como las lentillas para Realidad Aumentada, postuladas por Vernor Vinge en “El final del arcoiris” que es una ampliación del mundo creado en “Acelerados en el Instituto Fairmont”. Estas lentillas no son muy intrusivas, pero son solo el primer paso. Continuar leyendo «De implantes y cyborgs»