Millas y millas de musgo dorado

 This is a story about being born.

(Thirteen Ways of Looking at Space/Time — The Melancholy of Mechagirl)

 

Bethany Thomas nacía un sábado cinco de mayo en la costera y musical ciudad de Seattle. Allí creció y, suponemos, adquirió el gusto por la lectura. Se especializó años después en Griego Antiguo, vivió en Japón, trabajó de vidente, de camarera, de actriz. En algún momento optó por dedicarse a la escritura y por vivir en Maine con su marido de ascendencia rusa —ambas cosas no sucedieron necesariamente a la vez. De su pluma fecunda han brotado una docena de novelas e innumerables relatos y poemas, recogidos en las mejores antologías del género. Si los cálculos no me fallan, tiene treinta y cuatro años. En el mundo del libro se la conoce por su pseudónimo: Catherynne M. Valente.

Continuar leyendo «Millas y millas de musgo dorado»

The Bohr Maker, de Linda Nagata (reseñado por Odo)

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Ghosts de Joe Satriani (SpotifyYoutube).

Después de leer The Bohr Maker, la novela con la que Linda Nagata debutó en distancias largas en 1995, no puedo evitar tener la sensación de que éste debería ser un libro mucho más conocido. Y digo mucho más conocido porque, a pesar de haber ganado el Premio Locus a la mejor novela de debut, no es un libro del que habitualmente se oiga hablar o que aparezca en muchas listas de recomendaciones. Y, en mi opinión, lo merecería porque me parece una obra muy relevante, como intentaré justificar en el resto de esta reseña. Continuar leyendo «The Bohr Maker, de Linda Nagata (reseñado por Odo)»

Wolfhound century

wolfhoundComo lectura de ultimísima hora para las nominaciones de los Hugo, @Odo me recomendó este “Wolfhound Century” de un desconocido, al menos para mí, Peter Higgins. Así me gustan las recomendaciones, de libros que nunca hubieras leído si no te los hubieran puesto a tiro pero que luego te encantan.

Lo primero que viene a la mente cuando comienzas Wolfhound es Rusia, aunque el autor en ningún momento utiliza este término. La ambientación eslava es patente en la trama, tanto que el libro se puede considerar una historia alternativa del gigante de los Urales. Se mezclan referencias a la época zarista y la represión de los campesinos con las purgas estalinistas y el terror político, todo aderezado de toques fantásticos típicos del folklore del país. Una mezcla explosiva llevada a buen puerto.

La fantasía en la novela está presente con la inclusión de personajes mitológicos eslavos como la paluba o los gigantes, y también con invenciones propias del autor como los mudjhiks (curiosa la etimología de esta palabra), unos entes terroríficos que una vez decididos a llevar a cabo una acción no cejan en su empeño. La idea de los ángeles caídos que se utilizan como materia prima para diversas invenciones también es original, dando incluso algún toque steampunk (o en este caso, angelpunk) a la historia.

Es sorprendente que esta sea la primera novela de Peter Higgins porque no encontramos ninguno o casi ninguno de los problemas habituales de los escritores noveles. El ritmo se mantiene de forma constante, incluso se podría decir que es trepidante  gracias a la estructura elegida para la narración, basada en capítulos muy cortos con muchos cambios en los puntos de vista del narrador. Hacia el final de la historia esta elección causa algo de confusión cuando se aceleran los acontecimientos y se distancian los personajes, pero el autor consigue salir bien de ello.

La prosa merece una mención aparte, ya que se nota que está muy trabajada, llegando en algunos momentos a alcanzar cualidades poéticas. El autor utiliza en sus exposiciones recursos poco frecuentes, como utilizar los cinco sentidos para situarnos en las escenas. No sólo describe en términos visuales, si no también olfativos o auditivos. Esto dota de profundidad a la historia y nos permite sumergirnos aún más en la ya de por si absorbente narración.

En el apartado negativo de la lectura se encuentra el abrupto final de la novela, que aunque sabemos que forma parte de una trilogía no acaba con cliffhanger ni en un punto especialmente interesante, con lo que nos queda una sensación un tanto extraña. Me gustaría señalar que aunque los personajes son muy interesantes, les falta algo de trasfondo que explique sus actos.  También hay un personaje cuyo uso de la palabra fuck debería glosarse en el libro Guiness de los Récords. Pero esto son sólo detalles que no desmerecen el gran nivel de la obra en conjunto.

La siguiente entrega de la trilogía «Truth and fear» ya está a la venta y no creo que pase mucho tiempo hasta que la lea.

Escribir en colores: Entrevista Sofía Rhei

Sofía Rhei (Madrid, 1978) es poliédrica, una y muchas al mismo tiempo. Esta afirmación no es gratuita, sino que se deduce de una trayectoria que, en realidad son varias, porque todo depende del perfil que adopte esta licenciada en Bellas Artes. Sofía es poeta, ilustradora, traductora, narradora, lectora y scout editorial, tiene el premio literario Zaidín de Poesía Javier Egea en su haber, es una y es otra. Guarda una personalidad ficticia bajo la manga, la de Cornelius Krippa, con la que escribe para Montena la serie de libros infantiles Krippys (Las gafas más raras del mundo, Problemones y Problemazos, Día de lunáticos, El refugio de los monstruitos, y Una misión explosiva). Aunque quizás sea Cornelius la personalidad real y Sofía la ficticia.

Sofía Rhei, en una imagen exclusiva
Sofía Rhei, en una imagen exclusiva para esta entrevista

Sus poesías palpitan desde las páginas de Las flores de alcohol (Ed. La Bella Varsovia), Química (El Gaviero Ediciones), Otra explicación para el temblor de las hojas (Ayuntamiento de Granada), Alicia Volátil (El cangrejo pistolero), Bestiario microscópico (Sportula) o las colecciones de poemas Antolojaja (La flauta mágica), Todo es poesía menos la poesía (Editorial Eneida) y Aldea poética III (Ministerio de Cultura). Las Ciudades Reversibles (UCLM), Flores de la Sombra (Alfaguara Juvenil) y su secuela Savia Negra, El joven Moriarty y el misterio de dodo, El joven Moriarty y la planta carnívora (Fábulas de Albión), Cuentos y leyendas de objetos mágicos (Anaya), son sus incursiones en narrativa, aunque hay relatos suyos en antologías como Más allá de Némesis (Sportula) o la revista Presencia Humana (Aristas Martínez). Continuar leyendo «Escribir en colores: Entrevista Sofía Rhei»

Estudio sobre ciencia ficción feminista

El magazine ADA dedica varios artículos al feminismo en la ciencia ficción. Incluye artículos sobre Octavia Butler, quizá la representante más conocida de esta vertiente de la ciencia ficción y una comparativa sobre los nacimientos en el universo de Miles Vorkosigan y la realidad.

Conservation of Shadows, de Yoon Ha Lee (reseñado por Leticia)

conservationDe un tiempo a esta parte me he descubierto buscando obras de ciencia ficción de autores de orígenes distintos a los típicos estadounidenses o británicos que colmaban mis lecturas, aunque sin renunciar a ellos. Gracias a esta ampliación de campo de lectura, entraron en mi radar mi admirada Aliette de Bodard, Benjanun Sriduangkaew y por último, Yoon Ha Lee. Entre ellas hay bastantes puntos en común salvando las distancias, así que decidí empezar con la recopilación “Conservation of shadows” a ver qué tal.

Continuar leyendo «Conservation of Shadows, de Yoon Ha Lee (reseñado por Leticia)»

Conservation of Shadows, de Yoon Ha Lee (reseñado por Odo)

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Light and Shadow de Vangelis (SpotifyYoutube).

Yoon Ha Lee es, sin duda, una de las autoras de relatos cortos más prolíficas e interesantes de la actualidad. Sus historias muestran la influencia de su origen coreano y de su formación matemática, así como una especial sensibilidad y un gusto por la prosa muy cuidada, rozando lo poético en ocasiones. Para quien no conozca su obra, y para quien quiera profundizar más en ella, Conservation of Shadows es una colección de relatos imprescindible. Continuar leyendo «Conservation of Shadows, de Yoon Ha Lee (reseñado por Odo)»

Conservation of shadows

conservationDe un tiempo a esta parte me he descubierto buscando obras de ciencia ficción de autores de orígenes distintos a los típicos estadounidenses o británicos que colmaban mis lecturas, aunque sin renunciar a ellos. Gracias a esta ampliación de campo de lectura, entraron en mi radar mi admirada Aliette de Bodard, Benjanun Sriduangkaew y por último, Yoon Ha Lee. Entre ellas hay bastantes puntos en común salvando las distancias, así que decidí empezar con la recopilación “Conservation of shadows” a ver qué tal.

Ghostweight

Esta es la historia de una venganza llevada hasta extremos insospechados, pero también lo es de las traciones que más duelen, que son las que nos hacemos a nosotros mismos.
Lo primero que llama la atención poderosamente en la prosa de esta escritora es la cadencia pausada de las frases, aún las utilizadas para describir actos atroces.  Las raíces coreanas de la autora se hacen patentes en el uso de animales, tapices y símbolos como abstracciones para las interfaces de uso de las armas. También se aprecian pequeños toques matemáticos  y computacionales para aderezar el relato. En conjunto, el resultado es muy bueno.

The shadow postulates

Las sombras son un poder persistente en las historias de esta escritora. En esta ocasión, una aspirante a magistrado se esfuerza en demostrar corolarios de los postulados de las sombras, que, a modo de demostración matemática; sirven como base para los desarrollos tecnológicos de su mundo. Dentro de la tradición asiática de combinar los conocimientos (la mente) con el equilibrio físico (el cuerpo), también deberá practicar la danza de espadas.

Aunque las ideas eran curiosas y la ejecución buena, el resultado final me ha parecido un poco precipitado.

The bones of giants

Hay magia en las palabras y en la forma en la que las escribimos. En esta magia se basa el relato “The bones of giants” donde asistimos a la formación de un desesperado joven en el arte de la necromancia.

Me gusta el funcionamiento de la magia y el tratamiento de los ghouls, tan distinto a “Throne fo the Crescent Moon”. Sin embargo, la historia es bastante previsible.

Between two dragons

Me ha gustado mucho esta historia de intrigas palaciegas en el espacio, de traición a los aliados por los afanes expansionistas de una persona, pero el tema principal sobre el que gira es otro. Si existe la posibilidad de reprogramar a alguien para adaptarlo a nuestros deseos, ¿se podría utilizar esta tecnología con antelación para prevenir purgas de poder?

Con tintes a lo «1984» (salvando las distancias) esta historia da mucho que pensar.

Swanwatch

El hecho de que los exiliados deban expiar sus culpas no es nada nuevo, pero sí me lo parece que la forma de hacerlo sea crear una obra de arte. Esta es la premisa de «Swanwatch», donde el exilio consiste en vigilar las naves que parten hacia un agujero negro y el olvido.

La autora utiliza una prosa muy poética para describir lo que realmente puede significar la amistad.

Effigy nights

Me gusta el mensaje que encierra esta historia, en la que los pueblos invadidos deben renunciar a su historia para enfrentarse al enemigo. Tiene incluso un cierto toque de terror hacia el final que no me resulta desagradable en absoluto. La magia de las palabras está presente en muchos cuentos de esta recopilación y en este «Effigy nights» es incluso más palpable.

Flower, Mercy, Needle, Chain

Ya había leído este relato cuando fue seleccionado por John Joseph Adams para su “Other worlds  than these”. Si en aquel  momento me fascinó, he de decir que el relato no pierde con las relecturas, más bien gana profundidad porque entendemos mejor la complejidad implícita.

Iseul’s lexicon

Este cuento ha ido directo a mis nominados para el Hugo, así de impactada me ha dejado. Es un tema recurrente en esta recopilación el uso del lenguaje como arma, pero también su desaparición para reafirmar el poder de los pueblos invasores.  La autora controla perfectamente el tempo de la historia haciendo que no podamos dejar de pasar más y más páginas hasta llegar al final, que resulta adecuado y que trae aparejada una lección que todos deberíamos tener en cuenta, y es que toda acción conlleva una reacción.

Counting the shapes

Dentro de la fantasía más pura, este relato de imágenes deformadas en espejos resulta curioso por las imprecisiones en las que caen los protagonistas por malinterpretar profecías, un tema recurrente en los libros canónicos del género fantástico. Palidece en comparación con los anteriores, pero está bien escrito y es un pasatiempo ligero que apetece leer.

Blue Ink

El problema cuando una antología tiene relatos excelentes como esta, es que los relatos en los que baja el listón destacan más, como es el caso. Esta historia de una batalla en el fin del mundo con reclutas temporales no tiene nada especial que la haga destacar, es correcta pero plana.

The battle of Candle Arc

Esta historia resulta confusa,  la autora desea explicar una batalla y las estrategias desplegadas, pero no acaba de conseguirlo. No quedan claras las maniobras que se utilizan, las unidades involucradas, la magia es voluble… una decepción.

A vector alphabet of interstellar travel

En un estilo similar al “The bookmaking habits of selected species”  de Ken Liu, pero sin alcanzar ese nivel, vemos cómo distintas especies han afrontado la tecnología necesaria para los viajes interesestelares. Formalmente impecable, pero le falta alma.

The unstrung zither

Aunque en un principio la premise del cuento puede resultar interesante (utilizar la música para obtener información del enemigo) me parece que luego la trama se diluye hasta el punto de ser irreconocible.

The black abacus

Un relato sobre los multiples mundos posibles en los que se repite el mismo resultado. No tiene ningún momento especialmente evocador.

The book of locked doors

Este relato sí que tiene un novum original, almacenar personalidades en un libro que luego se puedan utilizar cuando sea necesario para las labores de espionaje. La acción está dosificada de forma elegante y los cambios y giros en el argumento llegan en el momento justo. Muy bueno.

Conservation of shadows

A pesar de dar nombre a la antología, este relato no es el mejor, ni de lejos.

Se trata de volver a contar la historia de la mítica Inanna, de la mitología sumeria. He de reconocer que no capté la referencia, a mí me sonaba más la historia de Démeter y Perséfone. La historia, que quiere ser una mezcla de terror y RPG, no acaba de funcionar.

En resumen “Conservations of shadows” me ha parecido excelente, aunque haya relatos que no me hayan gustado el nivel medio es muy bueno. Recomiendo que cuando lo empieces, tengas en cuenta que al final la propia autora ha anotado cada cuento, con lo que podemos tener acceso a una nueva dimensión de lectura viendo los pensamientos de la autora respecto a cada obra. Es una recopilación muy recomendable.