The wandering Earth y otros relatos (y II)

Debido a la extensión de la reseña, he tenido que dividirla. Aquí podeis ver la reseña de los cinco primeros relatos.

curseCurse 5.0

Esta historia contiene una broma autorreferencial del propio Liu Cixin.

La maldición de la que habla el título se trata de un virus informático, bastante inocuo en su inicio, supuestamente creado tras una decepción amorosa. Lo que en un principio no pasaba de ser una pequeña molestia, a través de las diferentes versiones que se van creando afectan cada vez más a las personas. Y la culpa de todo la tienen los comodines de MSDOS.

El hecho de que el autor aparezca en el relato puede ser para quitar hierro a una historia que sería escalofriante si no fuera por este contrapunto cómico. Aún así, se puede también interpretar como un alegato contra la excesiva tecnificación de la sociedad en la que vivimos, como algunos de los relatos que aparecían en Wastelands.

microageThe Micro-Age

Aunque las historias de este autor están plagadas de ideas, es cierto que en algunas ocasiones se ve un patrón, algunos temas recurrentes. En relatos comentados con anterioridad aparecía la desaparición de la vida en el planeta Tierra causada por el Sol y eso es lo que se prevé en el principio de The Micro-Age.

Es por esta causa que se mandan naves en busca de planetas adecuados para la colonización pero la empresa fracasa y el último superviviente de una de estas naves regresa a la Tierra para encontrarla calcinada… pero no deshabitada.

La idea subyacente en este relato coincide con la expuesta en el relato News from a dwarf universe de Danut Ungureanu, comentado aquí, aunque el giro final de la historia de Liu Cixin es mucho mejor.

devourerDevourer

Una nave espacial tipo Galactus se dirige a la Tierra para esquilmar todos sus recursos. La humanidad dispone de unos cientos de años para prepararse pero se ven incapaces de hacer frente a estos saqueadores debido a su superior tecnología. Aún así, el enfrentamiento entre ambas civilizaciones se finalizará con una victoria pírrica en la que no queda muy claro si salen mejor parados los vencedores o los vencidos.

Me ha gustado especialmente el final de la historia con un último sacrificio que da luz a una nueva esperanza de vida.

careofgodsTaking care of gods

Este relato lo nominé para los premios Hugo y al volver a leerlo no hago sino reafirmarme en mi decisión.

Cuando los dioses desembarcan en la Tierra buscando el cobijo de sus hijos, surgen los inevitables conflictos generacionales.

En este relato destaca especialmente la crítica del tratamiento que la sociedad actual tiene hacia los mayores, un desentendimiento que se está expandiendo también en una cultura tan tradicional como la china. Aunque creo que ésta es la idea principal del relato, no hay que ignorar la idea de la inseminación de la Tierra como “inversión para el futuro”.

withhereyesWith her eyes

Éste es el relato más flojo de toda la recopilación, lo cual no quiere decir que sea malo, solo que no brilla tanto como los anteriores.

En el futuro existe una nueva clase de “turismo solidario”. Las personas que viajan por la Tierra utilizan la última tecnología para mandar lo que ven a los desplazados en el espacio por razones de trabajo. A pesar de ser un método intrusivo, muchos están dispuestos a utilizarlo para abaratar los costes de los viajes. Pero, ¿cómo vería las maravillas de la naturaleza alguien que espera no volver a verlas?

longestfallThe longest fall

Esta última historia me parece un magnífico colofón a los relatos recopilados.

El creador de un nuevo material que se está probando en bombas atómicas descubre que está enfermo de leucemia y decide criogenizarse, dejando que mujer se ocupe del cuidado de su hijo pequeño. Al despertar, décadas después, descubre que su hijo ha cambiado la faz (y el interior) de la Tierra, aunque no parece que haya sido para bien y es el objeto de la venganza de los damnificados por estas acciones.

Me parecen espectaculares las ideas asociadas a esta historia y cómo la enlaza con la anterior, dándole un nuevo significado.

Me gustaría recomendar este “The wandering Earth” a cualquier aficionado a la ciencia ficción, todos los relatos son de altísimo nivel y claros representantes de lo que es “literatura de ideas”. Estoy deseando que caiga en mis manos “The three body problem”.

Lectura conjunta : Seven Beauties, capítulo 4

Seguimos con la lectura conjunta del libro “Seven Beauties of science fiction”, en esta ocasión desde el blog La Biblioteca de Illium, el nominado a los Ignotus Miquel nos habla sobre la ciencia imaginaria, elemento básico de la ciencia ficción.

Podéis leer la “convocatoria” para la lectura conjunta aquí, el artículo sobre la introducción aquí, el del primer capítulo aquí (recomendado por Aliette de Bodard), el segundo capítulo aquí y el tercero aquí.

Como siempre, os animamos a participar en la lectura conjunta y expresar vuestras opiniones en los artículos y en la discusión que está teniendo lugar en el facebook del Fantascopio. La labor de nuestro bibliotecario favorito ha sido impresionante.

El día D ¡Los rusos llegan a la Luna!

Día DHace poco se publicaron en España los tebeos de la serie Día D, en los que se explora qué hubiera ocurido si ciertos acontecimientos claves de la historia del siglo pasado hubiera sucedido de otra manera. Ante una idea tan sugerente como esta ucronía no pude resistirme y me hice con dos de ellos.

Me extrañó que el primero de ellos fuera en realidad el volumen 5 de lo publicado en Francia, pero como cada entrega es independiente supuse que sería debido al mayor tirón que pueda tener la entrega en la que Kennedy no muere asesinado que la conquista de la Luna por parte de los rusos. Aún así, decidí leerlo en el orden original y la primera entrega es esta “¡Los rusos llegan a la Luna!”.

Es un hecho constatado que cuando Armstrong puso el pie en la Luna la Unión Soviética abandonó una carrera espacial que era ruinosa ya que el “gran objetivo” se les había escurrido entre los dedos. En este tebeo, en cambio, son los soviéticos los que primero llegan a la Luna y ambas superpotencias establecen una pequeña colonia en nuestro satélite, donde se cree que ocurre una versión en miniatura de la Guerra Fría.

Cuando la trama llega a la base lunar me encontré con un problema que hizo que mi suspensión de la incredulidad cayera por los suelos y creo que esto ha influido negativamente en mi valoración del trabajo de los guionistas Fred Duval y Pécau. Se supone que los astronautas no se cortan el pelo porque los restos provocaban averías en todos los aparatos de la estación. De acuerdo con esto, pero, ¿por qué entonces están fumando durante la mayoría de las viñetas? ¿Es que la ceniza no provoca problemas? Este pequeño (o no) detalle hace que la lectura la haya realizado desde un punto más crítico. El giro final también parece más que obvio y la idea con la que los astronautas y cosmonautas piensan que pueden acabar con la Guerra Fría está extraída directamente de la serie V, como recordarán los más viejos del lugar.

El apartado gráfico está bien cubierto por un solvente Phillipe Buchet que muestra su versatilidad en los distintos escenarios en los que se desarrolla la historia y que capta a la perfección los rasgos característicos de los personajes históricos para que sean inmediatamente reconocibles. Es de agradecer el no muy velado homenaje a Stanley Kubrick y a su 2001.

En definitiva un tebeo que podía haber sido más interesante y que se queda en un mero pasatiempo. Espero que las otras entregas sean mejores.

Desvelada la portada de Words of Radiance

No vamos a descubrir aquí al gran escritor que es Brandon Sanderson, uno de mis autores favoritos. Lo que sí se ha dado a conocer hace poco es la portada de la nueva entrega de su saga La guerra de las tormentas, que se llamará “Words of Radiance”.

Aquí la tenéis:

WordsOfRadiance_CoverHe de reconocer que a primera vista no me apasiona, la postura del protagonista me parece muy forzada y me recuerda, salvando las distancias, a Pájaro de Trueno, de los X-Men. ¿Qué os parece a vosotros?

La leyenda de Broken

brokenMe resulta difícil enmarcar este libro en un género determinado, pues aunque en un principio pensé que era fantasía por la colección en la que se publica y por contar la historia de un reino que nunca existió, en realidad se podría clasificar como novela de fantasía histórica.

El autor Caleb Carr es historiador militar, y no pierde oportunidad de hacernos ver sus extensos conocimientos en este campo a lo largo de todo el libro. La abundancia de información llega hasta límites insospechados, como esas más de doscientas notas al pie de página que utiliza y que resultan claramente desproporcionadas.

El manuscrito que cuenta “La leyenda de Broken” cae en primer lugar en manos del historiador Edward Gibbon, que lo remite por carta a su colega Edmund Burke. Este procedimiento de legitimación de la historia de Broken recuerda al utilizado por Umberto Eco en “El nombre de la rosa”, pero con menos éxito.

El núcleo del relato es la existencia del reino de Broken, un lugar perdido en las montañas alemanas en el que se lleva a cabo una estricta política de selección humana. Cualquier descendiente con alguna tara física o psíquica es desterrado de la ciudad tallada en la montaña y enviado al exilio con los Bane, un pueblo formado con los defectuosos de Broken. La tensión entre ambos pueblos no para de crecer, ya que responden a los ultrajes del enemigo con nuevos ataques más exacerbados.

Sin embargo, ninguno de estos enfrentamientos es importante en comparación con lo que se avecina, una plaga de grandes proporciones que pondrá en peligro la forma de vida de toda la región.

El ritmo es lento y por momentos se hace exasperante, además el autor gusta de regodearse en los orígenes etimológicos de los nombres de los personajes, algo que no aporta nada a la narración y que ralentiza el ritmo de la historia.

Lo peor de todo es que a pesar de la longitud del libro (estamos hablando de casi 900 páginas en español) al final te da la impresión de que la parte que podría ser más interesante queda sin explicar.

“La leyenda de Broken” es un libro muy largo al que hay que acercarse sabiendo lo que hay. No esperéis encontrar aquí magia o héroes, más bien lo contrario. Todo lo que ocurre tiene una explicación más o menos racional y por momentos te parece estar leyendo un thriller médico de Robin Cook, cosa que no tiene por qué estar mal, si es eso lo que buscas.

Libro gratis : Entropic Angel

garethlpowellEl autor Gareth L. Powell ha recopilado cuatro de sus historias cortas y tres extractos de sus novelas en un libro, “Entropic Angel” que está disponible para su descarga gratuita.

Los contenidos son:

  • Entropic Angel (historia corta)
  • Distant Galaxies Colliding (historia corta)
  • The Last Reef (historia corta)
  • Sunsets and Hamburgers (historia corta)
  • Extracto de The Recollection
  • Extracto de Ack-Ack Macaque
  • Extracto de Silversands

Nominados a los premios Campbell 2013

Tras haber leído todo lo que venía en el Hugo Voter Packet para votar el premio John W. Campbell me he dado cuenta de dos cosas; hay mucho talento entre los escritores noveles y es muy difícil comparar trabajos de distinta extensión.

Esta segunda puntualización que hago es para aclarar que aunque me han gustado los relatos cortos que he leído de Zen Cho y Mur Lafferty, su longitud apenas permite vislumbrar su estilo o sus ideas, mientras que los nominados que ya tienen novelas parten con la ventaja de que la “muestra” de su trabajo es más extensa.

Es por esto que mi votaciones quedan así:

  1. Chuck Wendig, la fantasía cruda y descarnada que nos ofrece en “Blackbirds” me ha conquistado.
  2. Max Gladstone, espero con impaciencia su segundo libro “Two serpents rise” y si sigue la estela del anterior, lo nominaré al Campbell y quién sabe si algo más. Su “Three parts dead” es muy recomendable.
  3. Stina Leicht, leí el año pasado “Of blood and honey” y a pesar de ciertas inexactitudes históricas y algunos momentos de confusión en la narración, merece esta posición. Me hubiera gustado que se hubiera incluido “Blue skies from pain” para haber visto su evolución como escritora, pero no ha sido así.
  4. Zen Cho, dentro de la fantasía con toques orientales que parece que está en boga últimamente, Cho destaca por el delicado tratamiento de los sentimientos familiares.
  5. Mur Lafferty, es la que menos sobresale de todos los nominados, lo que no quiere decir que sea mala escritora. Su “The Shambling Guide to New York City” me llama la atención.

¿Habéis leído los Campbell? ¿Qué os han parecido?

Lectura conjunta: Seven Beauties, capítulo 3

Seguimos con la lectura conjunta del libro “Seven Beauties of science fiction”, en esta ocasión desde el blog Leemaslibros, el nominado a los Ignotus Pedro nos habla sobre la ciencia ficción y la historia futura.

Podéis leer la “convocatoria” para la lectura conjunta aquí, el artículo sobre la introducción aquí, el del primer capítulo aquí (recomendado por Aliette de Bodard) y el segundo capítulo aquí.

Como siempre, os animamos a participar en la lectura conjunta y expresar vuestras opiniones en los artículos y en la discusión que está teniendo lugar en el facebook del Fantascopio. Este completísimo artículo lo merece.

Three parts dead

ThreepartsdeadLas mayores alegrías de las lecturas de los nominados a los Hugo me las estoy llevando con los Campbell. A la excelente “Blackbirds” se une esta entretenidísima obra de fantasía que es “Three parts dead” de Max Gladstone.

Una novela que empieza con un prólogo en el que muere un Dios (Kos Everburning) y que ya en los primeros párrafos del capítulo está a punto de matar a la protagonista lanzándola al vacío desde una ciudad flotante se puede decir que empieza fuerte. Y aunque hay algunos altibajos en el ritmo de la historia, por lo general es trepidante y el último tercio del libro te atrapa de tal forma que no puedes dejar de leer.

Aunque está narrado desde varios puntos de vista, el personaje principal es Tara Abernathy, una estudiante de magia (llamada Craft) que a pesar de ser expulsada (defenestrada) de las Hidden Schools recibe una oferta de trabajo de la firma Kelethras, Albretch y Ao para que trabaje para ellos. Su primera tarea: resucitar a un Dios.

Resulta muy curioso el sistema de magia que utiliza el autor en la novela, basado en transacciones de poder. Los cultos de cada Dios firman contratos con las partes interesadas de forma que “prestan” el poder y a cambio reciben de vuelta este mismo poder con intereses. Una visión muy mercantil de la adoración a los dioses, que puede causar problemas cuando se presta más de lo que se tiene. También me ha llamado la atención que se organice la información de estas transacciones en la tercera forma normal y que se hable de capas de abstracción para facilitar la consulta de estos datos mediante magia. Creo que es la primera vez que veo términos informáticos mezclados con la fantasía y la magia de esta manera (será que no he leído a Charles Stross y sus Atrocity Archives).

A pesar de que está claro quién es el personaje principal, también hay un reparto coral que añade profundidad a la historia con los que nos podemos sentir más identificados. Abelard es un monje del culto de Kos que estaba presente cuando su Dios murió y Cat es una amiga suya que sufre una extraña adicción. Ambos jugarán un papel fundamental en la historia aunque quizá la más interesante sea Lady Kevarian, que será la tutora de Tara en su primer encargo.

Me gustaría destacar también esa tendencia actual que se da en los libros de fantasía a dejar caer referencias de hechos pasados que no se explican pero que causan en el lector varios efectos que le interesan al autor; curiosidad por conocer estas historias, “sensación de profundidad” en el escenario, motivaciones de los personajes que no hay que explicar detalladamente…

El libro es autoconclusivo, pero deja abiertas las puertas a la continuación, que se publicará en octubre de este año bajo el título “Two serpents rise” y que tengo intención de leer.