Portada de The Quantum War

Derek Kunsken sigue caminando con paso firme en su saga Quantum Evolution y nosotros tan contentos de seguir leyéndole. Hace poco se ha dado a conocer cuál será la portada de la tercera entrega, titulada The Quantum War. Solo tenemos que esperar al 12 de octubre para echarle el guante.

Aquí la sinopsis:

The Union-Congregate war rages onward and the Union’s premier fighter pilots, the Homo Eridanus, start encountering deadly resistance from strange pilots on the Congregate side. Among wreckage, they find that new Congregate pilots aren’t human, but Homo quantus, with strange wiring and AI connections. 

At the same time, the Puppets come to the Union with offers of an alliance for a dangerous price: the rescue of the geneticist Antonio Del Casal who is a captive at Venus, with over a hundred Homo quantus. 

The only one who might be able to break through the Congregate defences at Venus is a con man who has given up his profession.

Mi traducción:

La guerra entre la Unión y el Congregado continúa y los mejores pilotos, los Homo Eridanus, empiezan a encontrar una resistencia mortífera por parte de unos pilotos desconocidos del lado del Congregado. Entre los restos del combate descubren que los pilotos no son humanos, si no Homo Quantus con conexionados extraños y conexiones con inteligencias artificiales.

Simultáneamente, los Puppets ofrecen una alianza a la Unión, pero exigen un precio: el rescate del investigador genético Antonio Del Casal, prisionero en Venus juntos con una centena de Homo Quantus.

El único que podría introducirse entre las férreas defensas del Congregado en Venus es un timador que dejó atrás su profesión.

Nominados a los premios Nébula 2020

Se han anunciado los nominados a los premios Nébula de este año. Son los siguientes:

NOVELA

Piranesi, Susanna Clarke (Bloomsbury US; Bloomsbury UK)

The City We Became, N.K. Jemisin (Orbit US & UK)

Mexican Gothic, Silvia Moreno-Garcia (Del Rey; Jo Fletcher)

The Midnight Bargain, C.L. Polk (Erewhon)

Black Sun, Rebecca Roanhorse (Saga; Solaris)

Network Effect, Martha Wells (Tordotcom)


NOVELA CORTA

“Tower of Mud and Straw”Yaroslav Barsukov (Metaphorosis)

FinnaNino Cipri (Tordotcom)

Ring Shout, P. Djèlí Clark (Tordotcom)

“Ife-Iyoku, the Tale of Imadeyunuagbon”, Ekpeki Oghenechovwe Donald (Dominion: An Anthology of Speculative Fiction from Africa and the African Diaspora, Aurelia Leo)

The Four Profound Weaves, R.B. Lemberg (Tachyon)

Riot Baby, Tochi Onyebuchi (Tordotcom)


RELATO LARGO

“Stepsister”, Leah Cypess (F&SF 5-6/20)

“The Pill”, Meg Elison (Big Girl, PM Press)

“Burn or the Episodic Life of Sam Wells as a Super”, A.T. Greenblatt (Uncanny 5-6/20)

“Two Truths and a Lie”, Sarah Pinsker (Tor.com 6/17/20)

“Where You Linger”, Bonnie Jo Stufflebeam (Uncanny 1-2/20)

“Shadow Prisons”, Caroline M. Yoachim (serializado en la serie Dystopia Triptych “The Shadow Prison Experiment”, “Shadow Prisons of the Mind”, y “The Shadow Prisoner’s Dilemma”, Broad Reach Publishing + Adamant Press)


RELATO CORTO

“Badass Moms in the Zombie Apocalypse”, Rae Carson (Uncanny 1-2/20)

“Advanced Word Problems in Portal Math”, Aimee Picchi (Daily Science Fiction 1/3/20)

“A Guide for Working Breeds”, Vina Jie-Min Prasad (Made to Order: Robots and Revolution, Solaris)

“The Eight-Thousanders”, Jason Sanford (Asimov’s 9-10/20)

“My Country Is a Ghost”, Eugenia Triantafyllou (Uncanny 1-2/20)

“Open House on Haunted Hill”, John Wiswell (Diabolical Plots 6/15/20)

PREMIO NEBULA ANDRE NORTON NEBULA PARA FICCIÓN INFANTIL Y JUVENIL

RaybearerJordan Ifueko (Amulet)

Elatsoe, Darcie Little Badger (Levine Querido)

A Wizard’s Guide to Defensive Baking, T. Kingfisher (Argyll)

A Game of Fox & Squirrels, Jenn Reese (Holt)

Star Daughter, Shveta Thakrar (HarperTeen)

GUIÓN DE JUEGOS

Blaseball, Stephen Bell, Joel Clark, Sam Rosenthal (The Game Band)

Hades, Greg Kasavin (Supergiant) 

Kentucky Route Zero, Jake Elliott (Cardboard Computer)

The Luminous Underground, Phoebe Barton (Choice of Games)

Scents & Semiosis, Sam Kabo Ashwell, Cat Manning, Caleb Wilson, Yoon Ha Lee (Self)

Spiritfarer, Nicolas Guérin, Maxime Monast, Alex Tommi-Morin (Thunder Lotus Games)


PREMIO NEBULA RAY BRADBURY PARA REPRESENTACIÓN DRAMÁTICA

Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn, Christina Hodson, Warner Bros. Pictures (Clubhouse Pictures/DC Entertainment/Kroll & Co. Entertainment/LuckyChap Entertainment)

The Expanse: “Gaugamela”, Dan Nowak, Amazon Prime (Alcon Entertainment/Alcon Television Group/Amazon Studios/Hivemind/Just So)

The Good Place: “Whenever You’re Ready”, Michael Schur, NBC (Fremulon/3 Arts Entertainment/Universal)

Lovecraft Country, Season 1, Misha Green, Shannon Houston, Kevin Lau, Wes Taylor, Ihuoma Ofordire, Jonathan I. Kidd, Sonya Winton-Odamtten, HBO Max (Bad Robot/Monkeypaw Productions/Warner Bros.Television)

The Mandalorian: “The Tragedy”, Jon Favreau, Disney+ (Golem Creations/Lucasfilm)

The Old Guard, Greg RuckaNetflix (Skydance Media/Denver and Delilah Productions/Marc Evans Productions)

¡Enhorabuena a los nominados!

Contenidos de la antología Multispecies Cities

Se ha anunciado la publicación de la antología de Multispecies Cities: Solarpunk Urban Futures, una recopilación de relatos con un marcado carácter optimista.

Estos son los relatos que tiene:

​»Listen: A Memoir» de Priya Sarukkai Chabria
«By the Light of the Stars» de N. R. M. Roshak
«Old Man’s Sea» de Meyari McFarland
«Deer, Tiger, and Witch» de Kate V. Bui
«Vladivostok» de Avital Balwit
«The Exuberant Vitality of Hatchling Habitats» de D.A. Xiaolin Spires
«Untamed» de Timothy Yam
«It is the year 2115» de Joyce Chng
«A Rabbit Egg for Flora» de Caroline M. Yoachim
«Iron Fox in the Marble City» de Vlad-Andrei Cucu
«Mariposa Awakening» de Joseph F. Nacino
«A Life With Cibi» de Natsumi Tanaka, traducido por Toshiya Kamei
«Children of Asphalt» de Phoebe Wagner
«Down the River» de Eliza Victoria
«Becoming Martians» de Taiyo Fujii, traducido por Toshiya Kamei
«Abso» de Sarah E. Stevens
«In Two Minds» de Joel R Hunt
«Arfabad» de Rimi B. Chatterjee
«The Mammoth Steps» de Andrew Dana Hudson
«Wandjina» de Amin Chehelnabi
«The Streams Are Paved With Fish Traps» de Octavia Cade
«Crew» de E.-H. Nießler
«The Songs That Humanity Lost Reluctantly to Dolphins» de Shweta Taneja
«The Birdsong Fossil» de D.K. Mok

Esta es la portada:

Doors of Sleep

En esta ocasión disfrutaremos de la reseña de la última obra de Tim Pratt de la mano de un auténtico experto en el tema, Antonio Díaz. Muchas gracias a Antonio por hacernos un hueco en su agenda para comentar este libro. Espero que disfrutéis de sus comentarios.

Nadie que me conozca quedará sorprendido si digo que soy un gran fan de Tim Pratt, tanto en su obra corta (tan prolífica como variada y excelente), como en su obra larga. Cuando anunció que publicaría una novela basada en un personaje que había protagonizado varios de sus mejores relatos del 2019 me subí inmediatamente al tren del hype.


La sinopsis de Doors of Sleep no puede ser más atrayente: Zax es un humano normal y corriente que, cada vez que duerme, cambia de universo. No sabe dónde va y no parece que pueda controlar su destino. El potencial narrativo es, por su propia definición, infinito. Genera una incertidumbre, no sólo en el propio Zax, sino también en el lector, no saber cuál será ese próximo destino. Incluso aunque el cruce entre universos se dé en unas circunstancias controladas, al girar la página podemos encontrarnos en lugares muy dispares, fruto de una imaginación muy viva. Al menos esto es lo que me digo para justificar que me ventilé la novela en tan sólo dos días (acabando uno de ellos a una hora indecente).


Cuando Pratt decidió escribir Doors of Sleep, no desperdició ni una palabra y canibalizó los relatos que ya había escrito para tejerlos dentro del nuevo texto. En mi opinión es todo un acierto ya que su calidad es innegable. También decidió explorar los límites del poder del personaje para sentar unas reglas claras: cambia de universo cuando pierde la consciencia, no sólo cuando duerme; cuando llega a un nuevo destino siempre es a un lugar donde no se encuentre en un peligro inmediato y define las condiciones que se tienen que cumplir para que una persona puede decidir acompañarle en su viaje astral.


La novela está escrita como si fuera el diario personal de Zax, con la salvedad de que no siempre se encuentra escrito por él. Es un recurso curioso que permite a Pratt una cierta flexibilidad para jugar con el punto de vista manteniendo un estilo cercano a Zax. A pesar de llevar un tiempo viviendo de una forma tan extrema, sin establecerse en ningún lugar, dificultando todas sus relaciones personales, sin elegir a donde va, sin poder repetir universo, viviendo de lo que puede forrajear en los lugares más benignos (un destino sin peligro inmediato no te asegura que haya algo comestible); Zax es un idealista. En su mundo original era un trabajador social que resolvía los conflictos entre las personas mediante la empatía y la diplomacia y eso lo convierte en un adalid del buen rollo.


Éste carácter generalmente bondadoso e indudablemente honesto e idealista provoca que esta novela se parezca más a Heirs of Grace que a la saga de Marla Mason (que es más cruda y definitivamente más bruta). Esta decisión choca hasta cierto punto con el germen de la novela: saltar de universo en universo sin tener ningún control llevaría a cualquiera a la desesperación más absoluta. Eso no quiere decir que no pasen cosas malas (ni mucho menos), pero Doors of Sleep puede encuadrarse sin dudar en el movimiento hopepunk. Puede que haya momentos de miseria pero siempre se encaran con un cariz positivo. En cualquier caso es una novela ‘100% Pratt’ y rebosa su estilo por los cuatro costados.


Debido al constante salto entre universos y las dificultades para transportar gente con él (gente que jamás podría volver a su universo original) el plantel de personajes secundarios no es especialmente grande. Eso permite a Pratt dedicar más tiempo en escena para estar bien perfilados y logra que nos encariñemos de ellos o los odiemos respectivamente.

Mi principal crítica iría dirigida a un último acto algo desigual, con una recta final cerrando el nudo principal del libro de forma algo apresurada y con un último capítulo que abre claramente la puerta a una continuación (o continuaciones). Hubiera preferido, sino una obra autoconclusiva, sí que Pratt hubiera dedicado alguna página más a perfilar el desenlace para que llenase algo más al lector. Las prisas por desencadenar una tensión creciente le han jugado una mala pasada.


Sin embargo, después de la decepción que me supuso The Wrong Stars, la primera novela de su trilogía de ciencia ficción Axiom, y a pesar de las buenas sensaciones de los relatos seminales, me enfrenté a esta novela con una cierta cautela. He de decir que he quedado muy satisfecho con Doors of Sleep que, sin dejar de ser una novela ligera y más orientada como divertimento, he disfrutado sin ambages.

Machinehood

No conocía la obra de S.B. Divya pero me parecía muy atractiva la premisa sobre la que se basa su novela Machinehood, tratando temas tan actuales como los distintos caminos para la mejora del ser humano, ya sea mediante modificaciones cibernéticas o medicación. El hecho de que no existan apenas trabajos estables y que la economía se base en pequeños encargos es una realidad patente hoy en día, con la precariedad instalada en muchos hogares. Divya va un paso más adelante habiendo implantado el trabajo robótico en muchas áreas, con la consiguiente reducción del empleo del personal menos cualificado. En una carrera sin visos de terminar, los humanos han de utilizar todo tipo de suplementos y drogas para conseguir alcanzar el nivel de las inteligencias artificiales «débiles», que van mejorando progresivamente.

En este contexto seguiremos los pasos de Welga Ramírez, una guardaespaldas con pasado en las fuerzas armadas, que se encuentra involucrada en una de las primeras actuaciones de la autodenominada Machinehood, una oscura organización que promulga la desaparición de las pastillas y la igualdad de derechos de las inteligencias artificiales.

A pesar de que las ideas del libro me han parecido muy interesantes, lo cierto es que la trama y la ejecución no están a la altura de lo que esperaba. Me interesaba el diálogo entre hombre y máquina, pero me he encontrado con una filosofía neobudista un tanto superficial. Además, el principal «enemigo» con el que se quiere relacionar Machinehood desde el principio, el califa que está unificando el Magreb, parece un villano de opereta, colocado en un pedestal para atraer la atención. Su lema de no agresión provoca mi incredulidad, cuando no ataca a nadie pero es que capaz de ir estrechando el cerco de los refugiados en el límite de sus fronteras, atacando centros neurálgicos necesarios para la vida.

También son necesarias varias casualidades para que Welga se encuentre metida de lleno en una operación para desmantelar la Machinehood. No solo que esté presente en el ataque mencionado anteriormente, a esto hay que unir una grabación que justo llega a sus manos con información relevante, su pasado como operativo contra el califa… En fin, todo muy preparado, demasiado.

Machinehood es un ejercicio de especulación que parte de una buena base pero que va perdiendo fuelle por el camino. Se lee con rapidez, pero apenas deja poso. Un poco como su portada que podría ser atractiva pero es demasiado fría.

Contenidos de The Year’s Best Science Fiction 2

El minimalismo y el recuerdo de la época de los 8 bits con Richard Yoo ha llegado a la portada de The Year’s Best Science Fiction 2, editado por Jonathan Strahan, que publicará Saga Press en septiembre de este año.

Aquí os traigo también los relatos que contendrá:

  • “The Bahrain Underground Bazaar” de Nadia Afifi
    The Magazine of Fantasy and Science Fiction, 11/12/20
  • “If You Take My Meaning” de Charlie Jane Anders
    Tor.com, 2/12/20.
  • “It Came From Cruden Farm” de Max Barry
    Slate Future Tense, 2/29/20.
  • “The Final Performance of the Amazing Ralphie” de Pat Cadigan
    Avatars Inc.
  • “An Important Failure” de Rebecca Campbell
    Clarkesworld Magazine, 8/20
  • “Schrödinger’s Catastrophe” de Gene Doucette
    Lightspeed Magazine, 11/20
  • “Midstrathe Exploding” de Andy Dudak
    Analog: Science Fiction and Fact, 3-4/20
  • “The Pill” de Meg Elison
    Big Girl Plus… (PM Press)
  • “GO. NOW. FIX. “ de Timons Esaias
    Asimov’s Science Fiction, 1-2/20
  • “Drones to Ploughshares” de Sarah Gailey
    Motherboard Vice, 4/02/20
  • “The Transition of OSOOSI” de Ozzie M. Gartrell
    Fiyah Lit Magazine of Black Speculative Fiction Issue #13
  • “Burn or The Episodic Life of Sam Wells as a Super” de A.T. Greenblatt
    Uncanny Magazine, 5-6/20
  • “How Quini the Squid Misplaced His Klobučar” de Rich Larson
    Tor.com, 1/15/20
  • “The Mermaid Astronaut” de Yoon Ha Lee
    Beneath Ceaseless Skies 298
  • “50 Things Every AI Working with Humans Should Know” de Ken Liu
    Uncanny Magazine, 11-12/20
  • “Beyond These Stars Other Tribulations of Love” de Usman T. Malik
    Wired, 12/11/20
  • “Yellow and the Perception of Reality” de Maureen McHugh
    Tor.com, 7/22/20
  • “A Mastery of German” de Marian Denise Moore
     Dominion: An Anthology of Speculative Fiction from Africa and the African Diaspora
  • “Father” de Ray Nayler
    Asimov’s Science Fiction, 7-8/20
  • “How to Pay Reparations: a Documentary” de Tochi Onyebuchi
     Slate Future Tense, 8/29/20
  • “Don’t Mind Me” de Suzanne Palmer
    Entanglements: Tomorrow’s Lovers, Families, and Friends (MIT Press)
  • “A Guide for Working Breeds” de Vina Jie-Min Prasad
    Made to Order: Robots and Revolution
  • “Polished Performance” de Alastair Reynolds
    Made to Order: Robots and Revolution
  • “The Suicide of Our Troubles” de Karl Schroeder
    Slate Future Tense, 11/28/20
  • “Airbody” de Sameem Siddiqui
    Clarkesworld Magazine, 4/20
  • “Sparklybits” de Nick Wolven
     Entanglements: Tomorrow’s Lovers, Families, and Friends (MIT Press)
  • “The Search for [Flight X]” de Neon Yang
    Avatars Inc.

Persephone Station

En algunas películas pasa, pero es rara la ocasión en la que los personajes secundarios se comen cada escena en la que aparecen en un libro, ya que se supone que el autor tiene más control sobre lo que escribe. Sin embargo, en Persephone Station me llamaban mucho más la atención las tramas secundarias que la historia principal, aunque esta no careciera de interés. Y tampoco os dejéis engañar por el título, porque lo que es en la estación espacial propiamente dicha tampoco es que transcurra la mayor parte del libro.

Sentía mucha curiosidad por el salto a la ciencia ficción de Stina Leitch, una autora hasta ahora más centrada en la fantasía. Y no le ha sentado nada mal el cambio, porque consigue ofrecernos una obra muy entretenida con personajes con los que empatizar y cierto aire de western fronterizo espacial que es de agradecer.

Uno de los aspectos destacables de la panoplia de personajes que Leitch despliega ante nosotros son sus variadas orientaciones sexuales, algo que está tratado con total naturalidad y se integra de forma orgánica en la narración. El hecho de que se cuente desde tres puntos de vista diferentes que se van entrelazando también favorece el ritmo de lectura, aunque he de reconocer que no todas las narradoras tenían el mismo interés para mí, porque una de ellas en particular destaca especialmente sobre todas las demás. No sé si será porque su intrahistoria está más trabajada o simplemente resulta más interesante, pero es algo que merece la pena destacar.

Persephone Station se puede enmarcar dentro de la corriente de ciencia ficción optimista que parece ser tendencia en estos momentos. Por supuesto que hay confrontación, enfrentamientos militares y alguna que otra muerte, pero el tono general es esperanzador, como si las buenas acciones que se llevan a cabo pudieran desequilibrar la balanza hacia el lado de la comprensión y la aceptación de las diferencias inherentes a una cultura alienígena.

Porque sí, también hay aliens en este libro, además de alguna que otra sorpresa que no desvelaré pero que es totalmente de mi gusto. El hecho de que estos aliens tengan una biología un tanto atípica y moldeable permite a Leitch jugar con las relaciones con los demás personajes, bastante facilitadas por su capacidad de tomar formas humanas. En este caso es la otra especie la que se adapta a nosotros para facilitar la comunicación.

Aunque no he encontrado ninguna referencia sobre si este libro es el primero de una serie o no, no me importaría volver a ver a estos personajes en acción. Es una novela perfectamente auto-conclusiva, no me malinterpretéis, pero se les coge cariño a los protagonistas, por lo que otra historia con estos tendría una buena acogida.

Finalistas de los premios Compton Crook 2021

Se han anunciado los finalistas de los premios Compton Crook 2021, con algunos títulos que he leído y que son bastante potentes. Recordemos que los premios se entregan a las mejores primeras novelas de ciencia ficción, fantasía u horror.

•    Architects of Memory de Karen Osborne
•    Axiom’s End de Lindsay Ellis
•    Bone Shard Daughter de Andrea Stewart
•    Docile de K.M Szpara
•    The Nameless Queen de Rebecca McLaughlin
•    The Space Between Worlds de Micaiah Johnson

El ganador se dará a conocer en la Balticon virtual de este año, en el fin de semana del 28 al 31 de mayo.

A Desolation Called Peace

Había mucha expectación alrededor de la publicación de la continuación de la flamante ganadora del premio Hugo, A Memory Called Empire. En este sentido, Arkady Martine no decepciona, ya que nos trae una novela que continúa con las andanzas de los personajes de la anterior entrega, pero que cambia tanto el escenario como el foco.

Me parece especialmente destacable la forma «realista» (dentro de lo que cabe) con la que se afronta un primer contacto con una especie extraterrestre que se considera una amenaza. El enfoque principal que se utiliza es el lingüístico, intentando establecer puentes entre los negociadores mediante repetición de sonidos o representaciones gráficas. Es muy interesante cómo los encargados de las negociaciones se enfrentan a la dificultad inherente de conocer al otro, cuando no hay apenas puntos en común. También se aprovecha el estudio de la biología, que tendrá un papel fundamental en el desarrollo de la novela, por motivos que se irán desvelando a partir de la tercera parte del libro y que me han recordado por momentos a Peter Watts o Tade Thompson.

Pero A Desolation Called Peace no sería un digno miembro de la saga Teixcalaan si no tuviéramos intrigas políticas. No temáis, aquí las tendréis a raudales. Cada personaje se encuentra a veces manejado por los hilos invisibles de sus superiores o controladores en una recreación bastante correcta de una trama de espionaje a la antigua usanza. Ya sea en las relaciones entre el Imperio y las colonias o dentro de la propia flota militar del Imperio, cada acción tiene detrás una reflexión destinada a colocar las piezas en los lugares más aventajados para el golpe final. Aunque resulta muy entretenido ver cómo se van desarrollando los acontecimientos, en determinadas ocasiones el ritmo de la novela se resiente precisamente por esta preparación tan exhaustiva. Este es el principal problema que le he encontrado al libro, que en ocasiones se vuelve demasiado moroso en su avance.

Me gusta mucho cómo se hace hincapié en la cultura de los «imagos», esos implantes mentales que permiten crear una continuidad de los conocimientos que se van pasando de unas personas a otras mediante un implante que permite fusionar la personalidad del donante con la del receptor. De una forma bastante inteligente, Martine vuelve a hablarnos sobre conciencias colectivas desde otros puntos de vista distintos. Espero que este extremo se explore en mayor profundidad en la siguientes entregas de la saga.

En definitiva, estamos ante uno de los libros destinados a ser un éxito en 2021.