Lord of All Things

Andreas Eschbach es un autor al que conocí con la fabulosa Los tejedores de cabellos, un libro que nunca se recomendará lo suficiente, pero del que después leí El vídeo Jesús, que fue un batacazo considerable. ¿Qué escritor me encontraría con Lord of All Things? ¿El de la ciencia ficción asombrosa o el de los guiones de película de Antena 3 en la sobremesa?

El resultado se queda a medio camino. Aunque en realidad es una novela de ciencia ficción, durante casi tres cuartas partes del libro se puede leer como un thriller un tanto descafeinado, con esos elementos que caracterizan a las novelas pasapáginas. Constantes cambios de localización a lo largo del globo, intrigas y rencillas personales que se prolongan a lo largo de los años, historias de amor quebradas por las circunstancias… Leer esa parte me ha resultado un poco cansado, no me picaba tanto la curiosidad, quizá también porque los personajes son algo arquetípicos.

El último tramo, cuando ya entramos de lleno en la parte especulativa, incrementa algo el interés. Aunque la solución definitiva resulta ser bastante obvia, entiendo que para una persona no muy ducha en la lectura de ciencia ficción puede resultar sorprendente.

Supongo que es injusto juzgar una obra comparándola con algo tan extraordinario como Los tejedores de cabellos, y he intentado sinceramente que no me influyera tanto en la reseña y en la lectura. Sin tener en cuenta este hecho, el libro se sostiene a duras penas por sí mismo, además de tener algunos aspectos un tanto machistas, como ese momento en una exploración en la que el fotógrafo les pide a las investigadoras que hagan como que están trabajando, para que salgan bien en la foto. En serio…

Por todo esto, no puedo recomendar el libro salvo para fans muy fans del autor o para pasar el rato, ambas opciones perfectamente válidas.

El libro está traducido al inglés por Samuel Willcocks.

Gregory Benford gana el premio Robert A. Heinlein

El veterano escrito Gregory Benford ha ganado el premio Robert A. Heinlein en su edición de este año. El premio está destinado a escritos sobresalientes tanto de ficción como de no ficción que inspiren a la humanidad en la exploración del espacio. En este caso el reconocimiento no es solo por una obra si no por sus 32 novelas y más de doscientos relatos cortos.

Benford recibirá el premio el 24 de mayo, en la ceremonia inaugural de la Balticon 53, que tendrá lugar en Maryland.

Entrevista a Max Gladstone

En colaboración con el blog Sense of Wonder (donde podéis leer la entrevista en inglés) os traemos esta entrevista a Max Gladstone, al que en fechas cercanas podremos al fin leer en español. Espero que os guste y que os entre el gusanillo por The Craft Sequence y por disfrutar de La primera y la última nieve.

Estamos muy contentos con la publicación en España de La primera y la última nieve. ¿Qué te parece que en España se publique The Craft Sequence en orden cronológico? ¿Puedes decirnos algo sobre el proceso de traducción?

The Craft Sequence es una historia de gente que vive en un mundo que acaba de pasar por un siglo de cambios calamitosos. De esta manera, los principales personajes de la historia se parecen mucho a nosotros, aunque algunos de ellos sean magos, esqueletos o algunos estén hechos de piedra. Quería contar esa historia como lo hacía Terry Pratchett con su Mundodisco, moviéndome entre perspectivas diferentes y dando más importancia a la gran cantidad de relatos diferentes que podría contener el mundo. Así que, aunque escribí las historias fuera del orden cronológico, lo que quería es que cada lector las pudiera leer como prefiriera (aunque hay algunas opciones de orden de lectura que tienen más sentido que otras). ¡Es fascinante ver cómo afecta el relato a los lectores que lo comienzan por el “principio”! Aunque como todos sabemos, no hay ni principios ni finales en la Rueda del Tiempo.

No he estado muy involucrado en el proceso de traducción al español, aunque he estado disponible para responder cualquier pregunta que ha surgido.

Se dice que la narrativa en libros y videojuegos es diferente. ¿Cómo te apañaste para escribir no uno si no dos videojuegos en la Craft Sequence?

¡Con un poco de sudor y mucha mecanografía! Para ser sinceros, la narrativa de los videojuegos y la forma “tradicional” lineal de contar las cosas tienen mucho en común. En cada escena, necesitas averiguar lo que quiere el personaje en respuesta a las condiciones externas. Esta elección te muestra quién es el personaje y lo lleva al conflicto con su entorno de forma muy interesante. En una narrativa lineal, el escritor controla al personaje y el lector puede especular qué significan las elecciones de la protagonista (¿por qué besó a su amiga en vez de abrazarla o darle una palmada en la espalda?). En una historia interactiva, tienes que ofrecer a los jugadores una serie de opciones para elegir qué quieren hacer y después continuar con lo que pueda conllevar esa elección. Puede parecer que los juegos ofrecen libre albedrío, pero es dentro de unos límites específicos, y los diseñadores han tenido en cuenta (casi) todas las posibilidades. Así que… ¿es realmente libre albedrío? Esa pregunta se la dejaremos a la teología. Personalmente, me encantó el desafío de dejar a los lectores que forjaran su propio camino en la Craft Sequence.

¿Qué nos puedes decir sobre tu colaboración con with Amal El-Mohtar en This Is How You Lose the Time War? ¿Escribisteis cada parte por vuestra cuenta o el proceso fue más complejo?

Los personajes principales de This Is How You Lose the Time War son Rojo y Azul, agentes secretos enfrentados en una guerra en el tiempo. Al principio son enemigos, luchando a lo largo de la Historia, que empiezan a escribirse cartas como una forma de desafío, pero mientras su peligrosa correspondencia se hace más profunda se dan cuenta de que tienen mucho en común, siendo como son ambos guerreros en lo más profundo de la guerra. Amal y yo escribimos a cada uno de los personajes y sus cartas, las historias se iban entrelazando conforme las íbamos escribiendo. Durante la mayor parte del proceso estábamos sentados uno enfrente del otro. ¡Fue realmente eléctrico!

En 2019 se publicará Empress of Forever. Se ha descrito como un relato de ciencia ficción, “unos Guardianes de la Galaxia feministas mezclados con Star Wars”. Pero he de reconocer que mi parte favorita es cuando la han comparado con los libros de Iain M. Banks. ¿Es un tributo a su figura o es una influencia más sutil?

¡Me encanta Banks! Soy un gran fan de su trabajo y me parece que su pregunta central, el gran “¿qué pasaría si ganáramos?” es fascinante. ¿Cómo sería una cultura (o Cultura) si tuviéramos todo lo que quisiéramos en un mundo sin restricciones materiales? ¿Qué historias contaríamos? ¿Cómo se relacionaría con el resto del universo? Creo que Empress of Forever toma un giro más oscuro, una visión de hacia dónde nos podrían conducir el poder y la lógica posthumana. También tiene mucho amor y muchas explosiones. No diría que me senté a escribir una novela tipo Banks pero mi admiración por su trabajo es evidente en el libro. E incluso hay un huevo de pascua escondido, pero no te lo voy a contar.

La última vez que hablamos, eras un escritor novel comenzando su carrera y ahora has publicado varias novelas (y relatos cortos, videojuegos, seriales…). ¿Ha cambiado tu forma de escribir? ¿Te resulta más fácil?

Ciertamente el hecho de escribir no ha cambiado. Todavía tengo que sentarme al teclado y hacer aparecer las palabras en orden. Pero creo que mi estilo ha cambiado. Ahora planifico más, porque tengo que escribir más rápido y las consecuencias de cometer un error son peores. No me importaba mucho pasarme meses persiguiendo carreteras sin retorno narrativas, pero ahora tengo fechas de entrega. Siento que debo tener cierto nivel de consistencia, así que hago todo lo posible como trabajo previo, exploro estos caminos de manera abstracta y cuando me pongo a escribir sé que los cimientos son firmes.

Algunas partes son mucho más fáciles. Sé que cuando llego a los dos tercios del libro voy a sentir una gran desesperación. Me pasa todas las veces. Sabiéndolo, puedo prepararme para salir de este problema. Pero, por otro lado, cuando me siento a escribir una escena en particular, me preocupan otras versiones de esa misma escena que ya he escrito antes. Esto me ralentiza mientras busco la forma de hacerlo mejor esta vez, o al menos hacerlo diferente. Es divertido buscar el equilibrio.

¿Te gusta ir a festivales literarios como la Worldcon? ¿Qué es lo que más te gusta hacer en estos sitios?

Me encantan los grandes festivales literarios. Se pueden tener conversaciones de alto nivel, con gente de diferentes orígenes y estilos de vida, que comparten su interés por los libros. Mi convención ideal es una gran conversación continuada, viendo amigos, atendiendo a nuevas propuestas, encontrando a nuevos artistas y aprendiendo sobre lo que une a la gente.

¿Qué nos puedes decir que tus nuevos proyectos?

No tanto como me gustaría. Creo que puedo decir que estoy trabajando en un gran final para la Craft Sequence, pero más allá de esto… mis labios están sellados.

Quiero agradecer especialmente a Max su predisposición para la entrevista y a Elías su colaboración para publicarla de forma conjunta.

Fechas de publicación de recomendaciones de VerdHugos

En el último programa de los VerdHugos hablamos sobre las novedades más esperadas de este año 2019, así que me parece interesante ver exactamente en qué fecha se publican estos libros (en el que caso de que se sepa). También las he ordenado por fecha de publicación para facilitar la consulta.

Seanan McGuire In an Absent Dream 8 de enero

Alastair Reynolds Shadow Captain 15 de enero

Marlon James Black Leopard, Red Wolf 5 de febrero

Ken Liu ed. Broken Stars 19 de febrero

Elizabeth Bear Ancestral Night 5 de marzo

Nini Shawl ed. New Suns 18 de marzo

Ian McDonald Luna : Moon Rising 19 de marzo

Alastair Reynolds Permafrost 19 de marzo

Sarah Pinsker Sooner o Later Everything Falls into the Sea 19 de marzo

Kameron Hurley The Light Brigade 19 de marzo

Arkady Martin A Memory Called Empire 26 de marzo

William Gibson Agency 2 de abril

Adrian Tchaikovsky Cage of Souls 4 de abril

Emma Newman Atlas Alone 18 de abril

Chen Qiufan The Waste Tide 30 de abril

Adrian Tchaikovsky Children of Ruin 14 de mayo

Elizabeth Bear The Red Stained Wings 28 de mayo

Adrian Tchaikovsky Walking to Aldebarán 28 de mayo

Fonda Lee Jade War 23 de julio

Emily Davenport  Medusa in the Graveyard 23 de julio

Aliette de Bodard House of Sundering Flames 25 de julio

NK Jemisin The City We Became  5 de septiembre

Joe Abercrombie A Little Hatred  19 de septiembre

Kameron Hurley The Broken Heavens 12 de noviembre

Brandon Sanderson The Lost Metal (retrasado hasta 2021)

¿Qué os parece? Yo diría que el 19 de marzo implosiona el mundo editorial…

They Promised Me the Gun Wasn’t Loaded

Los superhéroes están de moda. Hace ya tiempo que los ingresos por películas superan a los de la venta de los propios tebeos y los temas “superheroicos” están muy presentes en la sociedad, por lo que es normal que la literatura también tenga ejemplos de este tipo. Desde Viciouso la más reciente Vengeful,pasando por Pronto seré invencible o la patria Mundo de Dioses, cada vez hay más novelas que se pueden enmarcar en este género.

Cuando leí They Promised Me the Gun Wasn’t Loaded ni siquiera sabía que se trataba de la segunda entrega de una serie (a veces pasa, se pone una a leer a lo loco y se entera después de las cosas), pero esto no ha sido óbice para disfrutar de la lectura, aunque es posible que me haya perdido referencias. No ha sido importante, pues he disfrutado como pocas veces riendo a mandíbula batiente.

El mundo está poblado por seres superpoderosos de luz (Sparks) y seres malvados de sombra (Darklings) pero no todo es blanco y negro, por supuesto. En un principio pensé que el objetivo de James Alan Gardner, además de ser bastante irreverente, era ignorar todas las leyes de la física cuando no contravenirlas directamente, pero el libro tiene bastante más. Si hace falta, ya vendrá José Manuel Uría a hablarnos sobre la física del universo Gardner y seguro que encuentra alguna forma de justificarlo.

La protagonista, Jools, es una estudiante de biología que ha adquirido recientemente superpoderes junto a sus compañeras de piso debido a… (¡oh, sorpresa!) un accidente en un laboratorio. Parece que todo el libro se reduce a unos conceptos bastante simplistas (luz contra oscuridad, tecnología contra magia, bien contra mal…) pero el autor es capaz de desarrollar una trama bastante alocada con un ritmo envidiable, burlarse de nuestras ideas preconcebidas y de paso, crear una ropa interior de origen orgánico capaz de contener el traje de superhéroe correspondiente y vestir al usuario en menos de dos segundos (eso sí que es tecnología avanzada y lo demás son paparruchas) .

La característica principal del libro es el humor que aparece en muchos de los párrafos especialmente basándose en comparaciones con el mundo animal (al fin y al cabo la protagonista es bióloga) pero también metiéndose con el mundo universitario y, por si no os habíais dado cuenta, con la física.

El ritmo está bien llevado, las referencias a conceptos biológicos se mezclan con las menciones a actores de películas hongkonesas como Iron Monkey, hay incluso algunas pequeñas dosis de reflexión sobre lo que realmente significaría tener este tipo de poder, en una novela equilibrada y principalmente entretenida.

Me he quedado con una muy buena sensación al leerlo y con ganas de coger el primer libro de la serie… y los siguientes también.

Portada de Storm of Locusts

Os traigo la portada de Storm of Locusts, la segunda entrega de la serie The Sixth World de Rebecca Roanhorse (el primer libro se llamaba Trail of Lightning).

Esta es la sinopsis:

Kai and Caleb Goodacre have been kidnapped just as rumors of a cult sweeping across the reservation leads Maggie and Hastiin to investigate an outpost, and what they find there will challenge everything they’ve come to know in this action-packed sequel to Trail of Lightning.

It’s been four weeks since the bloody showdown at Black Mesa, and Maggie Hoskie, Diné monster hunter, is trying to make the best of things. Only her latest bounty hunt has gone sideways, she’s lost her only friend, Kai Arviso, and she’s somehow found herself responsible for a girl with a strange clan power.

Then the Goodacre twins show up at Maggie’s door with the news that Kai and the youngest Goodacre, Caleb, have fallen in with a mysterious cult, led by a figure out of Navajo legend called the White Locust. The Goodacres are convinced that Kai’s a true believer, but Maggie suspects there’s more to Kai’s new faith than meets the eye. She vows to track down the White Locust, then rescue Kai and make things right between them.

Her search leads her beyond the Walls of Dinétah and straight into the horrors of the Big Water world outside. With the aid of a motley collection of allies, Maggie must battle body harvesters, newborn casino gods and, ultimately, the White Locust himself. But the cult leader is nothing like she suspected, and Kai might not need rescuing after all. When the full scope of the White Locust’s plans are revealed, Maggie’s burgeoning trust in her friends, and herself, will be pushed to the breaking point, and not everyone will survive.

Mi traducción:

Han secuestrado a Kai y Caleb Goodacre mientras los rumores de una secta expandiéndose por la reserva llevan a Maggie y Hastiin a investigar un puesto remoto. Lo que encuentren allí desafiará todo lo que conocen en esta secuela cargada de acción de Trail of Lightning.

Han pasado cuatro semanas desde el sangriento enfrentamiento en Black Mesa, y Maggie Hoskie, una cazadora de monstruos Diné, está intentado arreglar lo que puede. Solo que su última búsqueda de recompensa no salió muy bien, ha perdido a su única amiga, Kai Arviso, y de alguna manera ahora es responsable de una niña con un extraño poder de clan.

Entonces los gemelos Goodacre aparecen en su puerta con malas noticias. Kai y el más joven de los hermanos, Caleb, han caído en las garras de una misteriosa secta, liderada por una figura salida de las leyendas navajas llamada White Locust. Los Goodacre están convencidos de que Kai es un auténtico creyente, pero Maggie sospecha que hay algo más en esta repentina conversión. Promete seguir White Locust, rescatar a Kai y hacer las paces.

Su búsqueda la lleva más allá de los Muros de Dinétah, directamente a los horrores del mundo exterior (Big Water). Con la ayuda de una variopinta colección de aliados, Maggie deberá enfrentarse a cosechadores de cuerpos, dios del casino recién nacidos e incluso con el propio White Locus. Pero el líder de la secta no resulta ser como ella creía y es posible que Kai no necesite ser rescatado. Cuando conoce el auténtico alcance de los planes de White Locust, la gran confianza de Maggie en sus amigos será puesta a prueba y no todo el mundo sobrevivirá.

Esta es la portada:

Nominados a los premios Philip K Dick 2019

Ya conocemos las obras nominadas a los premios Philip K Dick este año. Son las siguientes:

  • Time Was de Ian McDonald (Tor.com)
  • The Body Library de Jeff Noon (Angry Robot)
  • 84K de Claire North (Orbit)
  • Alien Virus Love Disasters: Stories de Abbey Mei Otis (Small Beer Press)
  • Theory of Bastards de Audrey Schulman (Europa Editions)
  • Ambiguity Machines and Other Stories de Vandana Singh (Small Beer Press)

El ganador se dará a conocer el 19 de abril en la Norwescon 42, en Washington. El jurado está formado por Madeline Ashby, Brian Attebery, Christopher Brown, Rosemary Edghill y Jason Hough (presidente).

Séptimo aniversario de Sense of Wonder con sorteo de libro firmado

Soy una persona muy afortunada en muchos aspectos, pero quizá uno de los que más me sorprende es contar con la amistad de gente mucho más válida que yo. Uno de estos engañados de la vida es Elías Combarro, al que admiro desde hace tiempo.

Para celebrar el séptimo aniversario de un blog IMPRESCINDIBLE como es el suyo, no hemos puesto de acuerdo en la organización de un pequeño sorteo.

El libro que vamos a sortear es A las puertas de la nada, de Corinne Duyvis. La editorial La estrella azul, en colaboración con la asociación Autismo Ávila, nos ha cedido un ejemplar que, además, está firmado por la autora para que alguno de vosotros, queridos lectores, pueda disfrutarlo como se merece. Participar es muy sencillo: sólo tenéis que dejar un comentario en esta misma entrada o en la correspondiente de Sense of Wonder indicando que queréis entrar en el sorteo. Si dejáis comentario en AMBAS entradas, tendréis dos participaciones en el sorteo en lugar de una sola. El plazo estará abierto hasta el próximo día 31 de enero a las 23:59 (hora de Madrid) y una vez concluido usaremos un sistema como random.org o similar para elegir al ganador o ganadora. Por motivos logísticos, los libros sólo podrán recibirse en una dirección de España. No olvidéis indicar algún modo de contacto (email, nick de Twitter…)

Dice Elías que no es condición necesaria para el sorteo, pero yo creo que su página de Facebook y su canal de YouTube se merecen nuestros likes, así que vamos a repartirle un poco de amor digital (total, siendo una inteligencia artificial, no sé qué otro amor le íbamos a dar).

Anunciada la publicación de una nueva novela de Sarah Pinsker

Bicheando por internet me he encontrado con esta novela de Sarah Pinsker, anunciada para el 3 de septiembre. El título es A Song for a New Day y todavía no hay portada, pero al menos tenemos la sinopsis:

In this captivating science fiction novel from an award-winning author, public gatherings are illegal making concerts impossible, except for those willing to break the law for the love of music, and for one chance at human connection.

In the Before, when the government didn’t prohibit large public gatherings, Luce Cannon was on top of the world. One of her songs had just taken off and she was on her way to becoming a star. Now, in the After, terror attacks and deadly viruses have led the government to ban concerts, and Luce’s connection to the world–her music, her purpose–is closed off forever. She does what she has to do: she performs in illegal concerts to a small but passionate community, always evading the law.

Rosemary Laws barely remembers the Before times. She spends her days in Hoodspace, helping customers order all of their goods online for drone delivery–no physical contact with humans needed. By lucky chance, she finds a new job and a new calling: discover amazing musicians and bring their concerts to everyone via virtual reality. The only catch is that she’ll have to do something she’s never done before and go out in public. Find the illegal concerts and bring musicians into the limelight they deserve. But when she sees how the world could actually be, that won’t be enough.

Y mi traducción:

En esta cautivadora novela de ciencia ficción, las reuniones públicas son ilegales, por lo que los conciertos también lo son, excepto para aquellos que osan quebrantar la ley por amor a la música y por tener la oportunidad de conectar con otros seres humanos.

En el Antes, cuando el gobierno no prohibía las reuniones públicas, Luce Cannon estaba en la cima del mundo. Una de sus canciones estaba teniendo éxito y ella iba de camino al estrellato. Ahora, en el Después, los ataques terroristas y los virus mortales han llevado al gobierno a prohibir los conciertos, y la conexión de Luce con el mundo (su música, su sentido) está cerrada para siempre. Hace lo que tiene que hacer y toca en conciertos ilegales para un comunidad pequeña pero apasionada, siempre evadiendo la ley.

Rosemary Laws apenas recuerda el Antes. Pasa sus días en Hoodspace, ayudando a los clientes a hacer sus pedidos online que luego serán servidos por drones, ya que el contacto humano no es necesario. Por fortuna, encuentra un nuevo trabajo y una nueva vocación: descubrir nuevos músicos y hacer llegar sus conciertos online a todo el mundo mediante realidad virtual. El único problema es que tendrá que hacer algo que no ha hecho nunca y salir ante el público. Encontrar los conciertos ilegales y poner el foco en los músicos que lo merecen. Pero cuándo ve cómo puede llegar a ser el mundo, quizá no sea suficiente.

¿Qué os parece? Muy del estilo de Pinsker, ya que ella misma es música.

William Gibson, nombrado Gran Maestro de la Ciencia Ficción

Justo ayer se dio a conocer el nombramiento de William Gibson como nuevo Gran Maestro de la Ciencia Ficción, uniéndose a nombres tan ilustres como Isaac Asimov o Ursula K. Leguin.

El autor de una obra fundacional como es Neuromante recibirá su merecido galardón en la conferencia de los Nébulas, que tendrá lugar en Los Ángeles, entre el 16 y el 19 de mayo.

Estas son las palabras de la presidenta de la SFWA, Cat Rambo:

William Gibson coined the word cyberspace in his story “Burning Chrome,” expanding on that concept two years later in the novel Neuromancer. He forged a body of work that has played a major part in the coalescing of the cyberpunk movement, influencing dozens of writers of cinema, fiction, and games, among other creatives. Not content to be one of the definitive writers in only one subgenre, he then went on to help engender steampunk with Bruce Sterling in their collaborative work, The Difference Engine. Gibson continues to produce taut, evocative works that reflect the despair and hope of the 21st century. To be a SFWA Grand Master is to be a speculative fiction writer that has shaped the genre and make it what it is today. Gibson fills that role abundantly.

Aquí mi traducción:

William Gibson acuñó el termino ciberespacio en su relato “Quemando cromo” y luego lo expandió dos años después en su novela Neuromante. Ha creado una obra que jugó un papel fundamental en el movimiento cyberpunk, influyendo a docenas de escritores de cine, ficción y juegos además de a otros creativos. No contento con ser uno de los escritores definitorios de un subgénero, también ayudó a la creación del steampunk en colaboración con Bruce Sterling en su obra The Difference Engine. Gibson continúa creando trabajos provocadores y firmes que reflejan la pérdida de la esperanza en el siglo XXI. Ser un Gran Master de la Ciencia Ficción es ser un escritor de ficción especulativa que haya dado forma al género y lo haya conformado tal y como es hoy en día. Gibson cumple este papel perfectamente.