The Quantum Garden

The Quantum Magician fue una más que grata sorpresa en su momento y después de conocer en persona a Derek Kunsken, no podía pasar mucho tiempo hasta que The Quantum Garden cayera en mi poder.

Esta novela sigue la historia de la primera entrega, así que no hace falta ni presentar a los personajes ni establecer una situación de partida, porque ya los conocemos. En este caso la crisis puede desequilibrar los grandes poderes del universo conocido, porque entra en juego un elemento que hasta entonces no se podía concebir. La posibilidad de viajar en el tiempo puede ser real y hay que actuar en consecuencia.

La aproximación que realiza Kunsken a los viajes en el tiempo es quizá la más conocida, tipo Regreso al Futuro, pero sin la fotografía de familia que va desapareciendo que le servía a McFly para saber si iba por buen camino. En este libro, los protagonistas van a ciegas, ya que apenas tienen información del momento en el pasado al que viajan y pronto verán cosas que pueden quebrantar la causalidad, algo que tendría consecuencias desconocidas.

El autor utiliza estos problemas de causa y efecto de forma bastante clásica, pero aún así consigue ir elevando la tensión con gran acierto conforme van avanzando las páginas. Aunque la resolución final no resulte excesivamente sorprendente, es más que correcta. Es cierto que algunas de las líneas de diáologo y descripción que utiliza tienen algo más de tecnojerga que de especulación cuántica, pero son un vehículo necesario para el desarrollo de los acontecimientos.

Sin embargo, lo que más me ha gustado del libro con diferencia es la aparición del Horto Quantus y la belleza con que se describe su existencia. Creados quiza a través de un accidente espacio temporal y con su existencia pendiente de un hilo por su situación en un planeta que puede sufrir radiaciones asesinas, sirven como contrapunto al resto del libro, a la trama en sí con sus intrigas y sus conspiranoicas acusaciones y en general a la complejidad del ser humano en las múltiples variantes que el autor canadiense ha creado para nosotros. Quizá solo por eso, la lectura merecería la pena, pero estamos hablando de un libro más completo que solo esta característica.

Aunque pierde algo de la chispa que tenía en la primera entrega, The Quantum Garden es una gran secuela que gustará a los aficionados a los viajes en el tiempo, que parecen que vuelven a estar de moda si es que alguna vez dejaron de estarlo.

Anunciado Firewalkers de Adrian Tchaikovsky

Bienvenidos a nuestro recordatorio mensual sobre los libros nuevos que va anunciando Adrian Tchaikovsky, un autor con el que es muy difícil estar al día si no es con dedicación exclusiva.

Su nuevo libro se titulará Firewalkers y se publicará en mayo de 2020.

Esta es la sinopsis:

Firewalkers are brave. Firewalkers are resourceful. Firewalkers are expendable.

The Earth is burning. Nothing can survive at the Anchor; not without water and power. But the ultra-rich, waiting for their ride off the dying Earth? They can buy water. And as for power?

Well, someone has to repair the solar panels, down in the deserts below.

Kids like Mao, and Lupé, and Hotep; kids with brains and guts but no hope.

The Firewalkers.

Mi traducción:

Los Firewalkers son valientes. Los Firewalkers tienen muchos recursos. Los Firewalkers son prescindibles.

La Tierra está ardiendo. Nada puede sobrevivir al Anchor, no sin agua ni electricidad. ¿Pero los ultraricos que están esperando para huir de la Tierra moribunda? Ellos pueden comprar agua. ¿Y qué pasa con la electricidad?

Bueno, alguien tendrá que reparar los paneles solares en el desierto.

Niños como Mao y Lupé y Hotep; niños con cerebro y agallas pero sin esperanza.

Los Firewalkers.

Esta es la portada:

Anunciada la venta de un nuevo libro de Tobias S. Buckell

Tobias S. Buckell ha anunciado la venta de un nuevo libro a Audible Originals.

Aunque la nota es muy escueta, sabemos que el título del libro es The Musketrees, y que está basado en un futuro lejando donde la lectura ha sido prohibida por arcángeles mecánicos. La hija de un general y un bibliotecario emprenderán una aventura en busca de los secretos que se encuentran en los tomos perdidos.

Charlie Jane Anders anuncia la publicación de Even Greater Mistakes

Charlie Jane Anders está en racha. Después de ganar el Hugo con su podcast Our Opinions are Correct, ha anunciado la publicación por Tor de Even Greater Mistakes una recopilación de relatos de la autora. La fecha de publicación estimada es principios de 2021.

Los contenidos que se han anunciado, todavía provisionales, son:

As Good As New (6424 words)

Rat-Catcher’s Yellows (4377 words)

The Time Travel Club (9868 words)

Six Months, Three Days (8026 words)

Love Might Be Too Strong a Word (5400 words)

Vampire Zombie vs Fairy Werewolf (6064 words)

Ghost Champagne (6757 words)

My Breath Is a Rudder (4800 words)

Power Couple (3263 words)

Rock Manning Goes For Broke (21404 words)

Because Change Was the Ocean and We Lived By Her Mercy (6682 words)

Captain Roger in Heaven (8569 words)

Clover (6200 words)

This Is Why We Can’t Have Nasty Things (1824 words)

A Temporary Embarrassment in Spacetime (10,500 words)

Don’t Press Charges, and I Won’t Sue (7487 words)

The Bookstore at the End of America (7300 words)

The Visitmothers (1487 words)

The Future of Another Timeline

Los libros de viajes en el tiempo son una de mis debilidades. Me encanta cómo los autores se enfrentan a las paradojas, cómo eligen cuál de las muchas teorías que se pueden tomar como base de partida para «justificar» el viaje en el tiempo y cómo la aplican.

Había mucha expectación con The Future of Another Timeline. Annalee Newitz ya me había convencido cuando escribió Autonomous así que de entrada la novela lo tenía todo para gustarme.

Newitz ha conseguido cumplir mis expectativas. Nos presenta una historia tipo Regreso al Futuro con viajes al pasado para intentar editar los «errores» que puedan dar lugar a futuros distópicos. Con un fuerte componente feminista y unos personajes muy atractivos, las varias líneas temporales que se manejan en la novela confluyen de forma natural y muy estudiada. Pero es que el propio libro ya nos advierte, es el futuro de OTRA línea temporal, así que la situación de partida no es la que conocemos nosotros. Puede que algunas de las referencias que pueblan sus páginas sean basadas en hechos reales o directamente inventadas y queda de nuestra mano realizar alguna investigación para saber qué es verdad y qué no.

Es muy cierto que la novela sufre de un cierto «ombliguismo» en el sentido de que solo parece ser importante la historia de los EE.UU., aún cuando las máquinas que permiten viajar en el tiempo están situadas en varios lugares del mundo. Me hubiera gustado que el alcance del libro hubiera sido mayor, pero me temo que eso sería un objetivo demasiado ambicioso para una sola entrega.

También resulta muy interesante la descripción de la escena punk de principios de los noventa, que influye de manera decisiva en la vida de las dos protagonistas principales de la historia. Ese aire nihilista y subversivo le viene muy bien a la obra.

La autora consigue ser coherente en las distintas «ediciones» que van realizando en la línea temporal, aunque siempre me queda la misma duda en este tipo de libros. Si las máquinas del tiempo siguen funcionando ¿qué impide que el «enemigo» no vuelva a las andadas en cualquier momento y deshaga todo el trabajo realizado? Vale que la existencias de un almacén donde se guarda información a salvo de los cambios temporales provee de una salida de emergencia para mandar información a los posibles futuros, pero no deja de ser un truco sacado de la manga.

Como punto final, destacar precisamente que el alegato feminista es el hilo conductor de toda la novela, con referencias a un futuro aterrador que solo se atisba en algunas conversaciones, pero que puede servir como advertencia para continuar la lucha temporal. Un libro que hay que leer.

Portada de The Doors of Eden

Id preparando vuestros ojos para la nueva novela de Adrian Tchaikovsky que Pan McMillan ha anunciado para el 28 de mayo del año que viene. El título será The Doors of Eden, y esta es la sinopsis:

Lee’s best friend went missing on Bodmin Moor, four years ago. She and Mal were chasing rumours of monsters when they found something all too real. Now Mal is back, but where has she been, and who is she working for?

When government physicist Kay Amal Khan is attacked, the security services investigate. This leads MI5’s Julian Sabreur deep into terrifying new territory, where he clashes with mysterious agents of an unknown power ­who may or may not be human. And Julian’s only clue is some grainy footage ­– showing a woman who supposedly died on Bodmin Moor.

Khan’s extradimensional research was purely theoretical, until she found cracks between our world and countless others. Parallel Earths where monsters live. These cracks are getting wider every day, so who knows what might creep through? Or what will happen when those walls finally come crashing down . . .

Mi traducción:

La mejor amiga de Lee desapareció en Bodmin Moor hace cuatro años. Mal y ella estaban investigando los rumores de monstruos cuando encontraron algo demasiado real. Ahora Mal ha vuelto pero, ¿dónde ha estado y para quién está trabajando?

Cuando atacan a la físico del gobierno Amal Khan, los servicios de seguridad investigan. Esto lleva al agente del MI5 Julian Sabreur a un terrorífico lugar desconocido, donde se enfrenta a misteriosos agentes con poderes desconocidos que puede que sean humanos… o puede que no. Y la única pista de la que dispone Julian es un vídeo antiguo que muestra a una mujer que supuestamente murió en Bodmin Moor.

La investigación extradimensional de Khan era puramente teórica, hasta que encontró grietas entre nuestro mundo e incontables otros. Tierras paralelas donde los monstruos viven. Estas grietas se van haciendo más grandes cada día, así que… ¿quién sabe qué podrá venir de allí? ¿O qué pasará cuando los muros se derrumben?

Esta es la portada, con arte de Blacksheep y diseño de Neil Lang:

A Song for a New Day

Sarah Pinsker es una de las voces más personales que he leído últimamente en la ciencia ficción, con algunos relatos cortos de esos que se te quedan clavados en la memoria y con el divertidísimo «And Then There Were (N-One)» como colofón. Así que cuando tuve la oportunidad de leer su primera novela, A Song for a New Day, no dudé en hacerlo.

A Song for a New Day nos va relatando dos líneas temporales, antes y después de que el temor a atentados terroristas y a infecciones provoque la prohibición de cualquier tipo de reunión. Esto influye en los deportes de masas y sobre todo, en los conciertos en directo, que pasan a ser movimientos clandestinos que se dan a conocer por el boca a boca. Pinsker es música además de escritora y es innegable la pasión con la que hablar de las canciones, de las giras, de la música en general y de los directos en particular. Si asistes o has asistido a conciertos, te hará volver a sentir esa conexión especial que puede dar la música en vivo.

Los dos personajes principales tienen visiones muy distintas de la vida, una desde la perspectiva de alguien que vivió antes de la prohibición (y encima música para más señas) y otra desde la de una joven que solo ha conocido el mundo tal y como es ahora, sin apenas relaciones interpersonales si no son online y con una estricta separación de clases que te impide progresar por más que lo intentes.

Se puede interpretar como una novela con cierto componente distópico, ya que la mayoría de las familias ha ido buscando el aislamiento para protegerse de unos riesgos que tampoco está claro que sigan estando presentes. La sociedad ha cambiado y se prima por encima de todo la conectividad permanente y la inmersión en mundos virtuales, que ofrecen lo que la vida real ya no es capaz de dar.

Es una lectura que da que pensar, comenzando por lo verosímil de la trama, ya que ese aislamiento social está a la orden del día y continuando por el control de una sociedad a la que se le impide reunirse y organizarse, siempre por su bien. Me gusta ver cómo las grandes corporaciones instigan que prosiga el status quo que les reporta pingües beneficios. Quizá la aproximación de Pinsker es un poco ingenua y menos reivindicativa de lo que podría haber sido, pero el mensaje de fondo está ahí para quien quiera verlo.

Sea Change

Nancy Kress escribe en esta ocasión sobre un futuro tan cercano y verosímil que llega a resultar realmente inquietante.

Lo primero que llama la atención de Sea Change es su protagonista, una mujer activista de mediana edad con una tragedia en su pasado que además de su trabajo en un despacho de abogados desarrolla una doble vida como parte de una célula clandestina a favor de las modificaciones genéticas. No nos encontramos ante un joven idealista que lucha contra el sistema, en cambio vemos a una señora que ha sufrido mucho y aún así se sigue arriesgando por lo que considera justo. Me encanta este aspecto, y el valor que la experiencia le da a sus intervenciones.

La investigación de modificaciones genéticas de las plantas y animales está prohibida y se considera terrorismo desde que un error dio lugar a una epidemia localizada. No estamos hablando de un virus que se haya extendido y haya acabado con la humanidad, se podría incluso considerar un hecho aislado, pero las repercusiones son muchas, porque sin modificación genética para mejorar los cultivos, hay gente que pasa hambre.

Me gusta la utilización de técnicas de lo más antiguo para el funcionamiento de la célula y de esta forma esquivar la vigilancia online constante. En ocasiones parecía estar leyendo un relato sobre la Resistencia en la Segunda Guerra Mundial.

Además, Kress es capaz de introducir un nuevo elemento que dota de más originalidad a la obra, ya que parte de la novela corta se desarrolla en una reserva india, con sus particularidades tanto legales como culturales. Me ha sorprendido este giro, y también la protesta velada de la autora sobre la injusta situación de este colectivo.

No podía falta el elemento biológico que está explicado con una claridad pasmosa y que puede dar lugar a un debate bastante encendido sobre la necesidad o no de la modificación genética de los seres vivos y ante todo, sobre quién debería llevar a cabo esta investigación. ¿Solo tenemos en cuenta los objetivos económicos? Parece que esta es un camino destinado al fracaso.

En definitiva Sea Change me parece una lectura más que recomendable, escrita con maestría y que deja paso a la reflexión.