Archivo por meses: Junio 2014

All Those Vanished Engines, de Paul Park

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando  Spinning in the Boiler House, con sonido de Stephen Vitiello (Youtube).

Recuerdo haberme sentido muy intrigado por la portada de All Those Vanished Engines, de Paul Park, cuando la vi por primera vez hace unos cuantos meses. Como no había leído nada de Park con anterioridad, tomé nota mental de darle una oportunidad al libro. No me imaginaba lo que se me venía encima.
Sigue leyendo

Fearsome Journeys

fearsomejourneysPara tenerlo en consideración a la hora de votar al mejor editor en formato corto como parte del Hugo Voter Packet venía este Fearsome Journeys de Jonathan Strahan. Aunque nuestros gustos no siempre coinciden, por lo general sus antologías tienen una gran calidad, así que me decidí a leerlo casi en cuanto descargué el HVP.

La nómina de escritores es espectacular, os invito a leer mi opinión sobre cada relato para ver si se han cumplido mis expectativas que ya os digo que eran altas.

“The Effigy Engine: A Tale of the Red Hats” de Scott Lynch

Las mentiras de Locke Lamora fue un libro que me gustó mucho en su momento, se veía que Scott Lynch era un autor muy prometedor. En esta historia tenemos atisbos de lo que nos ofrecía en su primera novela pero debido a su extensión nos quedamos con ganas de más.

Se podría clasificar como perteneciente a la llamada flintlock fantasy, donde en vez del típico escenario medieval fantástico, la tecnología ha avanzado y existen armas de fuego. La combinación entre pólvora y magia da lugar a resultados… ¡sorpresa!… explosivos, todo ello aliñado con el sentido del humor del autor.

La historia me ha gustado mucho por los toques de humor del cronista y por ser una analogía bastante clara de los cambios en las guerras por la llegada de las divisiones acorazadas. Os la recomiendo.

“Amethyst, Shadow, and Light” de Saladin Ahmed

Este relato se encuadra dentro del universo que Saladin creó para Throne of the Crescent Moon, su exitosa primera novela.

La historia del grupo de reclusos unidos a la fuerza para completar una tarea no es original. Es un poco precipitado en su desarrollo, que parece constreñido por la longitud del relato. Y también es previsible, salvo un giro final que lo saca de la rutina.

Podéis leer online otra versión de este mismo relato aquí.

“Camp Follower” de Trudi Canavan

En todas las batallas y guerras han existido personas que ejercen la profesión más antigua del mundo para solaz de los soldados. En este relato, sin embargo, la puta del capitán Reny demuestra ser mucho más de lo que todos pensaban.

La forma de describir la sinrazón de las guerras, la suciedad y el asco que generan hasta en los más curtidos luchadores es muy acertada. Pero la historia de fondo ya la hemos visto muchas veces.

“The Dragonslayer of Merebarton” de K J Parker

Podéis disfrutar de este relato en español gracias a la excelente traducción de Marcheto en Cuentos para Algernon.

Gracias a mis últimas lecturas, veo que resulta muy difícil escribir relatos de humor sin caer en la típica gracieta insulsa. Sin embargo, el misterioso autor K J Parker consigue mezclar humor y drama sin que sobre ni lo uno ni lo otro. Un caballero venido a menos se lanza a la aventura cuando un dragón (resulta que sí existen) asola las tierras de sus vecinos.

Un relato altamente recomendable.

“Leaf and Branch and Grass and Vine” de Kate Elliott

Esta historia, en contraposición con las anteriores, es fallida. Una viuda cuyo marido murió víctima de una guerra civil encubierta se encuentra en la tesitura de ayudar al general que lo llamó a filas.

El viaje en el que se embarca es solo de tres días, pero se me hizo muy largo. Me ha resultado aburrida.

“Spirits of Salt: A Tale of the Coral Heart” de Jeffrey Ford

Esta historia pretende romper con la mitología creada en torno a Ismet Toler, el mejor espadachín de la historia. Y la forma escogida por Jeffrey Ford, la de un estudioso de la figura de Toler es muy acertada, ya que nos permite ver los hechos desde una perspectiva nada edulcorada.

Sin embargo, la narración pronto se pierde con los cambios de estructura, ya que dedica casi más tiempo a hablar de la mentora de Ismet que sobre el propio guerrero. Esto, unido a un final un tanto abrupto, empaña un relato que podría haber dado más de sí, porque tenía ideas interesantes y la prosa resultaba de lectura muy agradable.

“Forever People” de Robert V S Redick

El problema de esta narración es que la ambientación y la leyenda sobre la que gira están bien creadas, pero luego el desarrollo y el final no cumplen las expectativas. También resulta difícil creer en unas elecciones en las que tenga tanto peso el voto de un pueblo alejado de todos los caminos, pero eso es otra historia.

“Sponda the Suet Girl and the Secret of the French Pearl” de Ellen Klages

Dice el refrán que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón. Bien podría aplicarse a esta historia, donde se mezclan las investigaciones alquímicas con un ladrón buscando su fortuna.

Es muy divertida, la narración está bien llevada y los personajes se hacen querer en unas pocas páginas. De las mejores de la antología.

“Shaggy Dog Bridge: A Black Company Story” de Glen Cook

Guardo un buen recuerdo de los primeros libros de La Compañía Negra, de Glen Cook, donde por primera vez vi la perspectiva de “los malos” en una historia de fantasía.

Por desgracia, este relato no es fácil de entender si no se tiene ese conocimiento de la intrahistoria de La Compañía Negra y no pasa de ser una pequeña escaramuza narrada con pericia, pero poco más.

“The Ghost Makers” de Elizabeth Bear

Con una prosa muy ornamentada pero agradable Elizabeth Bear nos cuenta una historia entretenida de compañeros inesperados que aúnan sus recursos para perseguir un mal mayor.

La ambientación es agradable y la aventura, aunque previsible, es entretenida.

“One Last, Great Adventure” de Ellen Kushner y Ysabeau S. Wilce

El recurso de no utilizar nombres propios para referirse a la mayoría de los personajes, como the Hero o the Elector sirve para que los lectores veamos con cierta perspectiva este relato sobre la decadencia de un mercenario. Acostumbrado a arrasar con todos los impedimentos que le surgen al paso poco a poco la fatiga va haciendo mella en él. Cada día le cuesta más trabajo mover sus poderosos músculos, el cansancio mental le hace desear un retiro que no parece llegar. Aunque quizá su oportunidad esté en esta última misión que le han encomendado en un reino lejano.

“The High King Dreaming” de Daniel Abraham

Relato onírico claramente deudor de los mitos artúricos en el que asistimos a la sucesión de una dinastía a través de los ojos del rey que ha muerto. La evolución de la heredera, el declive del uso de las armas a favor de otros medios para instaurar la paz y la mezcla cultural y racial sirven al autor para reflejar la sociedad moderna. Un buen colofón para la antología.

En general, la antología me ha parecido notable. Empieza con mucha fuerza con el relato de Scott Lynch y luego va bajando un poco el nivel, aunque me gustan mucho los de Ellen Klages y KJ Parker. No hay ningún relato que sea malo, aunque sí ha habido algunos que no han sido de mi gusto. Si quieres ver algo de la fantasía moderna que se escribe en la actualidad, Fearsome Journeys es una buena puerta de entrada.

Unidentified Funny Objects One (Reseñado por Leticia)

ufocover5001-200x300Por una de esas casualidades que pasan a veces, leí en primer lugar la segunda entrega de este UFO (Unidentified Funny Objects). Como me gustó, decidí leer la primera parte, que ha resultado bastante decepcionante en comparación. A continuación, comento cada relato de la antología recopilada por Alex Shvartsmandel que pronto tendremos más noticias. Sigue leyendo

Unidentified Funny Objects 1

ufocover5001-200x300Por una de esas casualidades que pasan a veces, leí en primer lugar la segunda entrega de este UFO (Unidentified Funny Objects). Como me gustó, decidí leer la primera parte, que ha resultado bastante decepcionante en comparación. A continuación, comento cada relato de la antología recopilada por Alex Shvartsman del que podéis leer una entrevista aquí.

Timber! de Scott Almes

El relato gira en torno a la protección de un bosque de madera mágica y cómo se intenta burlar a los ecologistas para seguir utilizando este recurso. Me parece una forma un tanto fría de comenzar la antología.

The Alien Invasion as Seen in the Twitter Stream of @dweebless  de Jake Kerr

En pocas páginas el autor pasa por encima de los trolls, Twitter y de paso, Nickelback. Tronchante.

Dreaming Harry de Stephanie Burgis

Tener un hijo con una imaginación muy, pero que muy vívida gracias a un experimento es el día a día de la protagonista de esta historia. Tanto que hay que racionarle los libros a los que tiene acceso para que sus padres puedan dormir por las noches.

La base de la historia es buena, quizá basada en el Cortexiphan de Fringe, pero la resolución no lo es tanto porque  la prosa es un tanto embarullada. Aun así, merece la pena.

James Beamon: Fight Finale from the Near Future

Un relato corto y poco llamativo sobre superagentes especiales con la misión de salvar el mundo. Prescindible.

Temporal Shimmies de Jennifer Pelland

Típico relato de paradojas temporales que juega con cambiar el pasado conociendo el futuro. Es previsible y no excesivamente divertido (¿en qué cabeza cabe cambiar la física por la danza del vientre?).

The Day They Repossessed My Zombies de K.G. Jewell

No es la primera vez y creo que no será la última en la que se utilizan los zombies como sinónimo de trabajadores esclavos, pero al menos en esta ocasión lo hacen en clave de humor, con una historia bien pensada y bien cerrada.

Moon Landing de Lavie Tidhar

El israelí parece especializado en utilizar realidades alternativas en sus narraciones, pero en esta ocasión el hecho que provoca los cambios es algo tan simple como lanzar una moneda al aire para decidir quién será el primer hombre en la Luna. La fértil imaginación de Tidhar pone lo demás.

The Last Dragon Slayer de Chuck Rothman

La receta para “The Last Dragon Slayer” es tomar todos los elementos habituales de la fantasía más clásica (el dragón, el héroe por accidente, el rey…) y darles la vuelta en clave cómica para reírnos de los tópicos. A Chuck Rothman le sale realmente bien.

The Venus of Willendorf de Deborah Walker

Un chascarrillo poco ocurrente sobre las personificaciones de los dioses que no me ha gustado.

Love Thy Neighbors de Ken Liu

Un “alegato” ecologista que canta loas y alabanzas a la recombinación genética desde una perspectiva irónica en una entrevista televisiva. Ken Liu y su amplia variedad de registros escribiendo no deja de sorprenderme.

The Alchemist’s Children de Nathaniel Lee

El enfrentamiento entre la ciencia y la magia en un matrimonio puede dar lugar a diferencias irreconciliables. Me ha encantado esta búsqueda de su padre alquimista por parte de una hija que casi no le recuerda tras la separación. De hecho se me ha hecho muy  corto, es una pena que no siguiera explorando las posibilidades de la historia.

The Fifty-One Suitors of Princess Jamatpie de Leah Cypess

La difícil elección entre los candidatos a casarse con la princesa Jamatpie permite a Leah Cypess desmontar todas las teorías sobre el destino manifiesto de la heredera del reino. Un pasatiempo divertido.

If You Act Now de Sergey Lukianenko

La visita de los extraterrestres con intereses negociadores deja claro las prioridades de las naciones terrestres. Me esperaba más del cuento de Lukianenko, que es bastante previsible.

No Silver Lining de Zach Shephard

Muy corto, un chiste sobre competiciones entre criaturas fantásticas con un punto chisposo al final.

Go Karts of the Gods de Michael Kurland

Este relato me parece directamente malo, buscando casualidades se puede justificar cualquier cosa. No tiene ni pies ni cabeza.

My Kingdom for a Horse de Stephen D. Rogers

Utilizando la típica frase de “¡Mi reino por un caballo!”, el autor nos cuenta una anécdota sobre un vendedor de caballos. Prescindible.

Cake from Mars de Marko Kloos

El gobierno religioso en la Tierra impone severas sanciones a cualquier tipo de conducta impúdica, por lo que cuando el padre del protagonista le pide a su hijo como regalo de cumpleaños una tarta de azúcar gigante con una prostituta dentro, el desafío es de dimensiones planetarias. La idea tiene su aquel y las exageraciones hacen que te rías, pero no tiene nada más.

An Unchanted Sword de Jeff Stehman

Un relato muy corto que se mofa de la profusión de armas encantadas en la fantasía con un toque aleccionador.

The Real Thing de Don Sakers

Una llamada a la protección  medioambiental, pero siempre obteniendo un beneficio.

2001 Revisited via 1969 de  Bruce Golden

Ni lo he entendido, ni tiene gracia.

First Date de Jamie Lackey

Si una noche te encuentras con tu hermano que se ha convertido en hombre lobo, lo mejor que te puede pasar es que te salve un cazador de monstrous. Si encima resulta que el cazador es atractivo, es un valor añadido. Esta curiosa primera cita ha conseguido arrancarme una sonrisa, algo que no pueden decir todos los relatos de esta antología.

One-Hand Tantra de Ferrett Steinmetz

Este relato sí que es divertido por lo original de su planteamiento mágico (que no voy a revelar para no destapar la sorpresa) y además por el desarrollo, lleno de guiños y bromas. Muy divertido.

Of Mat and Math de Anatoly Belilovsky

Este es un relato de difícil comprensión sobre matemáticas y ruso. No me ha hecho gracia y creo que eso es lo peor que se puede decir de un relato incluido en esta antología.

All I Want for Christmas de Siobhan Gallagher

Relato muy cortito que queda en una broma passable.

The Velveteen Golem de David Sklar

Basándose en un juego de palabras irreal nos cuentan la historia de un pueblo judía en la Rusia zarista que recurre a un golem para defenderse.

The Working Stiff de Matt Mikalatos

Divertida historia del hijo de Van Helsing que por suerte o por desgracia no puede seguir los pasos de su padre, pero que se sigue enfrentado a vampiros…o ayudándoles, no queda del todo claro. La segunda entrega de sus aventuras está en UFO 2.

Worm’s Eye View de Jody Lynn Nye

Se ve que el editor ha reservado las mejores historias para el final, porque esta antología que no está resultando muy buena si está teniendo un buen remate. En este caso una policía ha de servir como receptáculo para un alienígena en una investigación por asesinato. La segunda entrega de sus aventuras está en UFO 2 y una vez que conoces a los personajes y su trasfondo, la historia mejora.

The Secret Life of Sleeping Beauty de Charity Tahmaseb

En clave similar a la estupenda Fables de Willingham, aquí tenemos la historia de la Bella Durmiente pero algo cambiada para adoptarla a los nuevos tiempos.

El and Al vs. Himmler’s Horrendous Horde from Hell de Mike Resnick

Mike Resnick se deja llevar en esta historia plagada de burlas a los tópicos de la superioridad de la raza aria, pero sin pies ni cabeza. Esperaba más de este autor.

En general me ha resultado una antología menos divertida que UFO 2, aunque tiene algunos momentos buenos que no consiguen elevar el nivel ramplón del libro del que destaca principalmente por los humoristas gráficos Phil Shelby y Mike Jakobsen.

Comic Blade Runner

BLADE RUNNER 1BLADE RUNNER 2

Nacido en el planeta Krypton hace un buen puñado de años. Ex-miembro de la Patrulla X y agente infiltrado en la T.I.A., dedica sus ratos libres a dibujar cómics cuando el Sindicato del Crimen le deja un rato. Miembro de Viñeta 6 desde sus inicios y colaborador de diversas revistas, entre ellas El Batracio Amarillo y Killer Toons, y periódicos como el Diario Jaén e Ideal. Vive escondido en una viñetita de Chris Ware y sueña con retirarse y surcar los mares con su amigo el Capitan Haddock.

El autor de este cómic es José Santiago Aguilar Sutil. Os recomiendo su blog, Sutilezas.

Este cómic forma parte del Especial Humor organizado por El Fantascopio y Cuentos para Algernon.

Vossoff and Nimmitz: Just a Couple of Idiots Reupholstering Space and Time, de Adam-Troy Castro

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Vote Beeblebrox, de la banda sonora original de la película The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy (SpotifyYoutube).

Adam-Troy Castro no es sólo uno de los escritores de relatos cortos más interesantes de la actualidad, sino que, además, posee una versalitidad realmente asombrosa. Se desenvuelve con igual soltura en la ciencia ficción pura y en el terror clásico, y en cualquier combinación intermedia que a uno se le pueda ocurrir. Pero una de las constantes que se pueden encontrar en casi todas sus obras es el humor. Absurdo a veces, muy negro en otras, pero siempre fresco e inteligente. Buena muestra de ello son, por ejemplo, la divertidísima“My Wife Hates Time Travel” o la ácida The Totals”, y, cómo no, la colección de relatos que hoy nos ocupa: Vossoff and Nimmitz, Just a Couple of Idiots Reupholstering Space and Time.

Sigue leyendo

Cómic Blade Runner

BLADE RUNNER 1BLADE RUNNER 2

Nacido en el planeta Krypton hace un buen puñado de años. Ex-miembro de la Patrulla X y agente infiltrado en la T.I.A., dedica sus ratos libres a dibujar cómics cuando el Sindicato del Crimen le deja un rato. Miembro de Viñeta 6 desde sus inicios y colaborador de diversas revistas, entre ellas El Batracio Amarillo y Killer Toons, y periódicos como el Diario Jaén e Ideal. Vive escondido en una viñetita de Chris Ware y sueña con retirarse y surcar los mares con su amigo el Capitan Haddock.

El autor de este cómic es José Santiago Aguilar Sutil. Os recomiendo su blog, Sutilezas.

Este cómic forma parte del Especial Humor organizado por El Fantascopio y Cuentos para Algernon.

Nominados premios Seiun

Se han dado a conocer los nominados a los japoneses premios Seiun. Aquí os pongo los de obras traducidas:

Mejor novela

  • Incandescence, Greg Egan, traducido por Yamagishi Shin (Hayakawa)
  • Serpent’s Egg, R.A. Lafferty, traducido por Inoue Hisashi (Seishinsha)
  • Embassytown, China Miéville, traducido por Masayuki Uchida (Hayakawa)
  • Kraken, China Miéville, traducido por Masamichi Higurashi (Hayakawa)
  • The Islanders, Christopher Priest, traducido por Furusawa Yoshimi-dori (Hayakawa)
  • Blindsight, Peter Watts, traducido por Yoichi Shimada (Tokyo Somoto-sha)
  • Blackout/All Clear, Connie Willis, traducido por N. Omori (Hayakawa)

Mejor relato

  • “Final Exam”, Megan Akenberg, traducido por Jun Suzuki (Hayakawa SF 9/13)
  • “Vacuum Lad”, Stephen Baxter, traducido por Yagauchi Satoru (Hayakawa SF 9/13)
  • “Christopher Raven”, Theodora Goss, traducido por Jun Suzuki (Hayakawa SF 12/12)
  • “The Man Who Bridged the Mist”, Kij Johnson, traducido por Misumi Kazuyo (Hayakawa SF 1/13)
  • “The Paper Menagerie”, Ken Liu, traducido por Furusawa Yoshimi-dori (Hayakawa 1/13)
  • “Palimpsest”, Charles Stross, traducido por Hiroshi Kaneko (Hayakawa SF 9/13)

También en el enlace están las obras escritas originalmente en japonés, creo (los pictogramas no son lo mío).

Installing Linux on a Dead Badger (and other Oddities), de Lucy Snyder

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Dead Badger, de Ryan McGillicuddy (Spotify).

Todos tenemos un pasado oscuro y el mío incluye un periodo bastante prolongado en el que estuve obsesionado con los HOWTOs de Linux. Me pasaba horas buceando por números antiguos de Linux Gazette, entraba a diario a ver los cambios más recientes en The Linux Documentation Project e imprimía y encuadernaba los documentos más interesantes para poder leerlos y releerlos (hablo de una época en la que no existían tablets ni ebooks y los pocos smartphones que había eran carísimos y funcionaban con Symbian).

Aunque esa etapa, como la de aspirante a guitarrista heavy y otras tantas, ha quedado, por suerte o por desgracia, más que superada, al ver Installing Linux on a Dead Badger (and other Oddities), con su portadita con animal a lo O’Reilly y todo, fui incapaz de resistirme. Ése era un libro que tenía que leer sí o sí, aunque fuera por los viejos tiempos.

Sigue leyendo

Saturn’s children

saturn_700Cuando se anunciaron los nominados a los premios Hugo el plantel de novelas me pareció decepcionante. Ancillary Justice ya lo había leído, y el resto no me llamaba mucho la atención, a excepción de Neptune’s Brood de Charlie Stross. Aunque supuestamente era de lectura independiente, he preferido leer antes Saturn’s Children.

No sé si llamar a Saturn’s Children homenaje o burla a la etapa tardía de Heinlein en la que escribía bajo los efectos de una enfermedad cerebral, donde las referencias sexuales se hacían cada vez más explícitas. El caso es que en Saturn’s Children el sexo es el puntal sobre el que se estructura toda la sociedad, lo que no deja de ser curioso, ya que los humanos no existen.

Un momento, ¿no hay humanos? ¿Qué sociedad es ésta? El escenario de la novela es un sistema solar colonizado al estilo de 2312 pero los habitantes son los robots que crearon los humanos antes de extinguirse. Estos robots, sujetos a una variación de las leyes de Asimov, siguen con su vida en una especie de sociedad feudal donde los individuos con menos capacidades empáticas esclavizan a los otros. Esta idea es interesante, los robots siguen estando subyugados aunque ya no existan los humanos. También es muy buena la idea de las estirpes de máquinas, ya que de una matriz se pueden crear más y más robots con las mismas características pero cada uno con su propia personalidad. Como la base es la misma, entre hermanos se pueden compartir chips de personalidad y recuerdos.

El comienzo es prometedor, Stross tiene una prosa muy ágil y divertida que consigue arrancar más de una sonrisa, e incluso alguna carcajada al lector. La protagonista, Freya, es una robot sexual creada después de la desaparición del hombre, lo que da un nuevo sentido al término “obsoleto”. Pero no hay problema, ya que el resto de los autómatas tienen todo el equipamiento necesario para compensar esta ausencia. Al principio resulta curiosa y llamativa la importancia del sexo en toda la sociedad robótica (hasta su traje espacial aprovecha la ocasión para tener relaciones con ella) pero luego llega a cansar.

Y éste es el principal escollo de la novela, que llega a resultar repetitiva en su obsesión por las relaciones sexuales como motor de la narración, dejando en un segundo plano una trama de espionaje que podría haber dado más de sí. Además, conforme va avanzando la narración va perdiendo fuelle y lo que debería ser el clímax final se queda en agua de borrajas. Stross quiere llevar tantos hilos por delante, respetando la dilación temporal de los viajes en distancias astronómicas que al final se embarulla y nos confunde. Espero que Neptune’s Brood sea mejor.